The Escapists 2 - Análisis PC / PS4 / Xbox One

Planes de fuga

7,5
Twittear

Compartir

WhatsApp
Análisis por

El éxito que llevó a la primera parte de esta saga a ser disfrutada por más de cuatro millones de usuarios ha permitido a sus desarrolladores crear una segunda parte quizá menos original y sorprendente pero más completa. Análisis de The Escapists 2.

Fue una de las sorpresas independientes más llamativas de las que nos brindó el año 2015. The Escapists conquistó a muchos de nosotros por su planteamiento tan atractivo en el que nos instaba a fugarnos de diferentes prisiones, y todo bajo un toque old school total reflejado en un apartado visual retro y pixelado. Bien, pues la fórmula de juego de dicha obra consiguió arrastrar a miles (o millones, mejor dicho) de fans de la escena indie, lo cual ha permitido a sus creadores originales dar vida a esta segunda parte que nos llega a PS4, PC y Xbox One, con la versión de Nintendo Switch también en preparación.


En mi opinión The Escapists 2 es lo que debería ser cualquier continuación, es decir, una especie de más y mejor que expande la mecánica de juego y la propuesta original pero que además añade un par de elementos novedosos que aportan frescura al conjunto. No se trata de una secuela revolucionaria ni pretende serlo, pero sí de un juego mucho más trabajado y ambicioso en muchos de sus apartados como ahora mismo os explicaré.


Lo que no ha cambiado nada es su idea central, lo cual es normal porque sigue resultando bastante atractiva. Nuestra meta consiste en huir de la manera que creamos oportuna de diez centros de encarcelamiento diferentes, algunos de ellos tremendamente especiales, lugares que vienen a ser los niveles principales que posee la aventura. Y a estos diez escenarios hay que añadir el que sirve como tutorial, Precinct 17, un recinto perfecto para conocer los entresijos básicos y el funcionamiento global del juego.


¿En qué consiste éste? Pues como os he dicho hace un momento, se trata de una aventura que combina diversos elementos de juego de manera única y muy efectiva, ofreciéndonos además bastante libertad de acción (aunque esto último suene a paradoja teniendo en cuenta que estamos siempre enchironados). Y lo mejor de todo es que todo funciona perfectamente, como un reloj, siendo uno de esos títulos que si bien al principio puede hacerse algo lento, al cabo de las horas te atrapa sin remedio.



Pienso, luego… escapo

Planificar un plan de huida y ejecutarlo con éxito. Esa es la clave y el resumen más barebones o escueto que puedo realizar acerca de The Escapist 2. Ya sea en la prisión Rattlesnake Springs, Área 17 o en la compleja USS Anomaly siempre es lo mismo. Lo suyo es trazar la forma de escapar del lugar en el que estamos encerrados y huir de la manera que creamos oportuna.

La aventura nos permite disfrutar de modos multijugador cooperativos y competitivos, así como online y offline. Una novedad muy llamativa.

Justamente, una de las virtudes que más me atraen de este título es que no nos lleva de la mano (o, al menos, no de manera agónica) para realizar los pasos oportunos en cada momento. Para nada. Es cierto que siempre existe una forma de escapar más convencional, si me permitís dicha expresión, pero lo cierto es que como sucede en otros muchos juegos que se me vienen a la cabeza (sobre todo las sagas Hitman y Deus Ex, que me encantan), la aventura nos anima a ser creativos y hallar otros planes alternativos para salir de la trena. Todo depende de nuestras intenciones, de cómo se nos vaya dando la faena y de cada escenario.


Como si se tratara de un título de infiltración o sigilo, género con el que este videojuego guarda alguna que otra similitud, lo suyo es pasar desapercibidos y sin levantar sospechas, tratando de que tanto los guardias como los reclusos (salvo aquellos que nos interesen, por supuesto) no se percaten de lo que estamos tramando. Para ello es muy aconsejable respetar las normas generales, es decir, presentarnos cuando llaman al orden, pasarnos por el comedor cuando llega la hora de comer, etc. Pero toda acción tiene sus consecuencias, por pequeñas que sean.


Combina diversos elementos de juego de manera única y muy efectiva

Si no comemos, por ejemplo, nuestra salud y resistencia se verá mermada, lo cual puede perjudicarnos cuando queramos llevar a cabo alguna actividad física como picar una pared. Pero hay más. Si nos pasamos por la biblioteca podremos mejorar nuestra inteligencia leyendo libros, si "chanchulleamos" es posible adquirir dinero y si nos mezclamos con los reclusos pertinentes es posible obtener ciertos objetos que probablemente necesitemos… aunque sea como base. El crafteo está muy presente en el título y es posible crear una amplia variedad de artilugios que pueden parecer algo "chapuceros" de inicio, pero que pueden terminar siendo fundamentales en nuestro plan de huida.

Es posible efectuar multitud de acciones y crear objetos de todo tipo para conseguir romper una pared, cortar una alambrada, etc.

También es fundamental interactuar tanto con lo que nos rodea (armarios, encimeras, estanterías, canales de ventilación…) como con el resto de los "inquilinos", guardias incluidos. Engatusar a algunos, dejar fuera de combate a otros, distraer a ciertos personajes en momentos puntuales o tratar de conseguir algo de ellos es habitual en el día a día de nuestra estancia en las diferentes prisiones que se dan cita en el juego. Este toque rolero le sienta fenomenal al título, y ya os avisamos que es posible coger cariño o un asco tremendo a ciertos personajes.


La jugabilidad es, por lo tanto, más variada de lo que pudiera parecer y si bien al comienzo me ha parecido demasiado lenta, luego es casi imposible dejar de jugar. Y eso que desde mi punto de vista la interfaz de control, muy similar a la registrada en la primera entrega, me sigue pareciendo demasiado vetusta y no especialmente intuitiva, siendo uno de los pequeños defectos que presenta el juego en mi opinión.


Novedades entre rejas

A pesar de que se trata de una producción bastante continuista en gran parte de lo que nos ofrece, lo cierto es que The Escapists 2 también posee ciertas innovaciones destacables, siendo una de ellas el editor de personajes. Sin ser nada que no hayamos visto antes mil veces, es posible escoger el aspecto de los protagonistas y recrearlos a nuestro gusto, algo que siempre se agradece. Y no sólo hablamos de la apariencia del protagonista, sino de la que presentan los guardias y el resto de los reclusos. Más importancia adquieren el diseño de varias cárceles, tres concretamente: Cougar Creek Railroad, HMS Orca y Air Force Con. La razón es que cada uno de ellos son móviles (un tren, un barco y un avión respectivamente), modificando bastante el transcurso de la acción por razones evidentes, entre ellos el factor tiempo, mucho más apremiante.

Es posible diseñar la apariencia del protagonista y del resto de tipos gracias a un completo editor de personajes.

Sin embargo la novedad más destacada de todas tiene que ver con la inclusión de sendos modos multijugador tanto locales como online, así como en plan cooperativo como competitivos. Y al tratarse de opciones drop in / drop out, no condiciona demasiado el desarrollo de la aventura a dicha vertiente multijugador, lo cual me ha parecido un gran acierto. Es un título perfectamente disfrutable tanto en solitario como con amigos (o rivales), eso tenedlo presente. Un detalle de calidad que siempre es muy agradecido.


Para terminar con las novedades, también es justo señalar la evolución técnica experimentada por esta continuación. Sin perder la esencia retro que caracterizó al original, en esta segunda parte todo se ve más limpio, más detallado y más “condensado”. Es como si se hubiera pasado de los 8 a los 16 bits (es un ejemplo, no lo toméis al pie de la letra), lo cual personalmente me ha gustado mucho. El sonido, en cambio, se ha quedado más o menos como estaba, con melodías funcionales y efectos meramente ambientales que cumplen sin desmerecer el conjunto.


7,5
“Bueno”
Valoración 3DJuegos - The Escapists 2
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:

Los planes de fuga más pixelados regresan con una continuación que presenta una fórmula de juego bastante continuista pero que sabe cómo introducir elementos jugables clave como para refrescar dicha propuesta, como por ejemplo la adición de sendos modos multijugador online y offline tanto locales como online. Pero lo mejor del título sigue siendo su cuidada mecánica de juego, que nos brinda una especie de simulador con toques de aventura, sigilo y rol que hará las delicias de los usuarios que siempre buscan títulos diferentes y que se alejan de los convencionalismos ya establecidos.

El planteamiento sigue resultando muy interesante

Muchas posibilidades de acción y de superar cada nivel

Los modos multijugador añaden más chicha

Las primeras horas pueden resultar un tanto pesadas

La interfaz de control podría ser más intuitiva

Duración: 8 horas (mínimo)

Jugadores: 1-4 (Competitivo: Local y Online / Cooperativo: Local y Online)

Idioma: Textos en español

Sé el primero en escribir un análisis
El análisis de los usuarios
Anímate y comparte tu experiencia con el resto de jugadores realizando tu propio análisis tras jugar a The Escapists 2. Tu análisis y opiniones se publicarán en la revista y serán leídos por muchos usuarios. ¡Lúcete!
Outbrain