Ni-Oh - Análisis PC

El alma del samurái, ahora en PC

9,0
Twittear

Compartir

WhatsApp
Análisis por

Ocho meses después, NiOh llega a ordenadores con una edición completa que incluye todos los contenidos descargables lanzados hasta la fecha para el que fuera exclusivo de PlayStation 4. En este análisis, nos centramos en la versión para compatibles: ¿Qué tal es el port para PC realizado por Koei Tecmo?

Hace un mes escaso que nos enteramos de que NiOh dejaría de ser exclusivo para PlayStation 4 y llegaría también al mundo de los ordenadores, a través de Steam. Todo obedece a una nueva estrategia de Koei Tecmo, que tal como ha asegurado recientemente, quiere apostar fuerte por la plataforma de Valve, por lo que más que seguro NiOh será la primera de muchas ediciones de consolas que veamos en PC y le seguirán juegos como Attack on Titan 2 y futuros Dynasty Warriors.


Para el juego del Team Ninja, nos encontramos con una edición completa del título, que incluye el juego original más el contenido del pase de temporada, formado por tres capítulos nuevos: El Dragón Negro, Honor Sublevado y El Fin de la Masacre. Esta misma edición se ha lanzado a su vez en PlayStation 4 al mismo precio para aquellos jugadores interesados que no lo compraran en su momento. Para la versión de Steam, se ha añadido además un yelmo nuevo con la característica válvula de la tienda, mientras que las bonificaciones que obtuvieron aquellos jugadores que disfrutaron de las demos Alpha, Beta y Last Chance también están incluidas en el paquete.


Aunque los DLCs son algunos de los más difíciles que hemos encontrado en este tipo de juegos, que exigen un nivel muy superior al que tienes al terminar la campaña principal y una build de personaje muy bien planteada, tener estos contenidos desde el principio resulta una experiencia más completa para el jugador novato, ya que puede amoldar su estilo de juego a las nuevas armas que se han incluido: la Odachi y las Tonfas. La primera, siendo perfecta para guardar distancias y romper las guardias de los enemigos, y las segundas también para romper guardias, más débiles pero mucho más rápidas y enfocadas en el combate cercano.


Poder utilizar estas nuevas armas desde el principio te permitirá progresar en su árbol de mejoras sin necesidad de grindar por niveles ya recorridos para subir sus estadísticas y movimientos, permitiendo adaptarse a ellas desde el primer momento y, sobre todo, ampliando la variedad de armas que en el NiOh original quedaba relegada a Katanas, Katanas Dobles, Lanzas, Hachas y la espectacular Kusarigama.


NOTA: Este es un análisis técnico de la versión de PC de NiOh. Puedes consultar el análisis completo del juego que realizamos para PS4 aquí.


El código samurai en PC

El port de Ni-Oh que hemos encontrado para PC no es, en absoluto, el que más nos habría gustado, aunque eso no significa ni mucho menos que sea injugable (ni de lejos es el horrendo trabajo que se hizo en su momento con Dark Souls). Sin embargo, encontramos muchas cosas a mejorar si Koei Tecmo quiere realmente apostar fuerte por su catálogo para Steam.

Las distancias de dibujado se aprecian mucho más y la frecuencia de refresco en la distancia es mucho mayor.

Antes de iniciar el juego podemos ajustar las opciones gráficas, las cuales son algo limitadas. En vez de encontrarnos con la típica estructura de opciones Baja, Media, Alta y Ultra, aquí el equipo ha querido trasladar lo que ya hizo con la versión de PS4, ofreciendo una calidad de Acción, para mejorar los fotogramas por segundo y Cinemático, para ampliar al máximo las opciones gráficas limitando la tasa de cuadros a 30 fps. A estas opciones le acompañan una de Máxima Calidad y otra de Mínima Calidad.


No es la mejor carta de presentación, pues el PC no se comporta como un sistema cerrado de consola y cada jugador puede tener una circunstancias muy específicas, pudiendo sacar el máximo partido a la tasa de frames con distintas configuraciones gráficas. Afortunadamente, podemos personalizar cada uno de los valores escogiendo la calidad de las sombras, la oclusión ambiental, el nivel de detalle, los reflejos dinámicos y el desenfoque de movimiento.


Todos los contenidos que han ido apareciendo en el pase de temporada llegan con esta edición directamente a PC.

Opciones que a todas luces se antojan insuficientes y que además algunas de ellas no tienen grados de detalle, sino que simplemente se activan o se desactivan. Se echan mucho de menos algunas clave, como el antialiasing, que nos permitiría jugar mucho más con la escalabilidad según la potencia de nuestro ordenador. Además, los fotogramas están limitados a 30 o 60, por lo que aquellos jugadores que posean un monitor con una capacidad de refresco superior a estas tasas no podrán aprovecharlos.


Fue un gran juego en PlayStation 4 y lo sigue siendo en PC

La opciones de resolución están un poco más cuidadas. El juego está preparado para reproducirse en 4K y hacer downsampling si posees un monitor de menor resolución. Se ha incluido además la cada vez más clásica de Resolución de Renderizado, que permite ajustar la calidad global para conseguir un mejor rendimiento en tu resolución nativa. Malas noticias, sin embargo, para aquellos poseedores de monitores ultrapanorámicos, ya que Nioh no está adaptado a la cada vez más frecuente relación de aspecto de 21:9, y en palabras de la propia Koei Tecmo, "no hay planes de ajustarlo en un futuro cercano".

Las tres posiciones del guerrero

Las pruebas que hemos realizado en tres configuraciones en tarjetas gráficas NVIDIA han dado los resultados esperados (lamentablemente, no hemos podido realizar pruebas con una tarjeta AMD). El juego asegura una GTX 1060 como recomendado y una GTX 780 como mínimo. Para jugar a Nioh en las condiciones óptimas, hemos planteado jugar a un mínimo de 1080p y 60 fotogramas por segundo. Si bien el juego es manejable con 30 fps, la rapidez de los enfrentamientos hace más que recomendable la alta tasa de frames. En base a este listón, a partir de una GTX 970 y ajustando algunos parámetros hemos logrado este objetivo sin problema alguno. Con una GTX 1070, el juego es perfectamente capaz de moverse fluidamente al máximo en este estándar e incluso forzar jugando con las opciones una resolución algo superior, alcanzando los 4K nativos en una tasa de frames bloqueada a las 30 imágenes por segundo. Con una GTX 1080, los resultados sólo alcanzan los 4K y 60 imágenes por segundo retocando la calidad de resolución a media, quedando en los 50 para la calidad máxima y necesitando una 1080ti si queremos mover el juego al completo en 4K. No es difícil, ya que Nioh no es el juego más puntero en complejidad gráfica, utilizando mapeados de luz fijos para sus entornos, con el fin de conseguir la mayor fluidez posible.

El juego hace uso, además, de las últimas tecnologías de ShadowPlay. Ansel, para poder pausar la partida y sacar una foto moviéndonos a nuestro alrededor con total libertad, aplicando filtros y altas resoluciones al renderizado final de la captura; y Highlights, una opción que no conocíamos hasta el momento, que permite capturar directamente momentos de la partida automáticamente, por ejemplo, si acabamos con un enemigo final o morimos contra él. Cosa que ocurrirá mucho en NiOh, por lo que ya puedes prepararte para una buena colección de archivos de captura.


Estos resultados pueden no diferir mucho de lo que se consigue con una PlayStation 4 Pro, que en su modo de Acción alcanza los 1080p60 mientras que en el Cinemático se posiciona con unos 1440p30. Donde gana enormemente la versión para compatibles es en la distancia de dibujado. Nioh reducía mucho la calidad en las distancias en su versión para consola, pudiendo ver fácilmente a los enemigos con una disminución considerable de fps antes de acercarte a ellos y un bajón sustancial en los detalles gráficos de los fondos. En la versión de PC hemos observado una calidad de imagen muy nítida y completamente limpia, que ayuda mejor a localizar los objetivos y posicionarse en algunos entornos laberínticos. Realmente es un gustazo poder navegar por los peligrosos entornos de este mágico japón feudal con este rendimiento que nos permite permanecer más atento a todo lo que nos rodea.


Lo recomendamos principalmente si tienes un mando para jugar

Con todo, el port de NiOh por Koei Tecmo, cumple, pero a duras penas. Tiene lo suficiente como para poder disfrutar del juego sin problemas, pero queda lejos de la cantidad de detalles y parámetros que la comunidad de PC exigiría para cualquier videojuego. Además, el comportamiento del juego resulta irregular en algunos arranques ocasionales, en las que hemos tenido que reiniciar el PC para recuperar una tasa de frames que caía inexplicablemente. Además, hemos comprobado que el modo pantalla completa funciona mucho mejor que la ventana sin bordes, que puede llegar a dar algunos problemas. Una vez en el juego, eso sí, no hemos tenido mayores incidencias que alguna pequeña caída de 5 o 10 frames muy, muy ocasional.

Peores noticias para aquellos héroes que se quieran adentrar en este juego sin un mando. NiOh está pensado originalmente para jugar con un pad entre las manos, y aunque el teclado responde, su configuración es inalterable y muy, muy tosca. No nos atrevemos a decir injugable, porque hemos visto cosas que no creeríais, pero dado que ni siquiera hace uso de la combinación teclado+ratón como, por ejemplo, Dark Souls, nos vemos en la situación de recomendarlo principalmente si tienes un mando para jugar.


NiOh fue un gran juego en PlayStation 4 y lo sigue siendo en PC. Creemos que si Koei Tecmo quiere realmente volcar su catálogo futuro en PC, tiene que invertir más en él con más opciones y facilidades para los jugadores de esta plataforma. Lo que han hecho con este port cumple a duras penas y se puede jugar perfectamente, pero deja que desear muchas opciones extra. No nos extrañaría ver varios fix creados por la comunidad en los próximos meses que mejoren las opciones gráficas y adapten la relación de aspecto. Por el momento, si estabas esperando la ocasión para jugar a NiOh en PC, puedes lanzarte ya a por él, siempre y cuando mantengas bajo control al sibarita gráfico que hay en ti.


9,0
“Magnífico”
Valoración 3DJuegos - Ni-Oh
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:

Una edición completa del juego de samuráis que sorprendió en PlayStation 4 y que funciona correctamente en ordenadores. Eso sí, no esperes muchas opciones gráficas ni una buena adaptación al teclado. Koei tiene que trabajar todavía mucho para mejorar sus ports. Aunque es una versión perfectamente jugable de NiOh cuya calidad de imagen y distancia de dibujado supera ampliamente a su homónimo en consola, podría haberse adaptado con una mayor escalabilidad y mejor resultado.

Distancia de dibujado y calidad de imagen ampliamente superior

Todos los contenidos aparecidos hasta el momento incluidos

Pocas opciones gráficas para configurar y sin adaptar a monitores ultrapanorámicos

Pobre adaptación a teclado, sin uso de ratón y sin poder configurar las teclas

Duración: 60-80 horas

Jugadores: 1-2 (Competitivo: Sí, online / Cooperativo: Sí, online)

Idioma: Textos en español y voces en inglés/japonés

Requisitos del sistema

Escribe tu análisis
El análisis de los usuarios
Anímate y comparte tu experiencia con el resto de jugadores realizando tu propio análisis tras jugar a Ni-Oh. Tu análisis y opiniones se publicarán en la revista y serán leídos por muchos usuarios. ¡Lúcete!
Outbrain