Dishonored

Dishonored

Fecha de lanzamiento: 12 de octubre de 2012
 · Plataforma

Análisis - Dishonored

9 de octubre de 2012 / Página 1 de 4
Análisis “Dishonored”

¿Quién dijo que había que tener miedo a lanzar nuevas IPs a estas alturas de generación de consolas? Con el genial Dishonored que nos ocupa, debemos a Arkane Studios uno de los debuts más ilusionantes de los últimos tiempos. Un juego de acción formidable, cargado de innovación y con una de las direcciones artísticas más llamativas de los últimos tiempos. ¿Estás preparado para ser el asesino definitivo que necesita Dunwall?

En los últimos tiempos, y ya a la altura de generación en la que nos encontramos, es habitual que diferentes estudios y distribuidoras aseguren que es arriesgado e incluso poco inteligente lanzar una nueva franquicia. Los motivos tienen que ver con un público poco dado a arriesgarse, entre otros razonamientos casi siempre relacionados con lo comercial. Sin embargo desconocemos qué suerte correrá lo nuevo de Arkane Studios en términos de ventas, pero por lo que respecta a su calidad Dishonored es una apuesta segura.

Se veía ya desde la distancia que lo que los creadores de Arx Fatalis estaban gestando podía ser un producto maravilloso, y Dishonored supera incluso las expectativas. Calificarlo de "sleeper" del año puede resultar algo aventurado teniendo en cuenta que la admiración que había despertado durante su fase de desarrollo era descomunal, sin embargo desde algunos prismas sólo puede etiquetarse así a un producto que sale prácticamente desde la nada y obtiene tan bellos resultados. Si con Arx Fatalis y la versión para PC de Dark Messiah of Might & Magic el estudio hacía un trabajo reconocible y de calidad, el equipo genera ahora su obra más redonda y nos ofrece un título no sólo muy llamativo desde el punto de vista artístico y de pulido, sino también apasionante desde lo jugable y acreedor de unos valores de producción asombrosos. Especialmente si tenemos en cuenta los escasos recursos con los que a menudo tienen que lidiar las nuevas IPs.

En definitiva un juego de acción brillante en el que tienen cabida muchos perfiles de usuario, pero que parece pensado para el aficionado al que últimamente la industria deja ligeramente de lado y que también es el más exigente con ella: el usuario hardcore. Dishonored es, si lo deseamos, un título difícil y cargado de una enorme profundidad, una propuesta que choca con los repetidos patrones de simplificación que vivimos en los últimos tiempos, y que pone toda su complejidad (que no complicación) al servicio del usuario.


Peste –La Historia-
La premisa de Dishonored es sencillamente fascinante. Los lectores familiarizados con el género Steampunk se sentirán como pez en el agua con el título que nos ocupa, ya que el proyecto desarrollado por Arkane Studios tiene que ser indefectiblemente enmarcado en este estilo. Los que no sepan en qué consiste deben estar al tanto de que se trata de universos ambientados en la Inglaterra Victoriana, donde la ciencia ficción se mezcla con la era de la Revolución Industrial gracias a infinidad de artilugios imposibles basados a menudo en la tecnología del vapor. Es exactamente el caso de este videojuego, que nos planta en una fascinante ciudad llamada Dunwall, trufada de artefactos fantasiosos, y todo ello potenciado por el Aceite de Ballena: el preciado combustible de la época y la piedra angular de su industria.

En este peculiar universo somos Corvo, el Lord Protector de la propia Dunwall, que regresa a esta enorme, sucia y grasienta urbe británica tras cumplir la última de sus misiones para su gobierno. En esta ocasión los máximos responsables de la ciudad habían rogado ayuda al exterior para tratar de solucionar la situación límite en la que se encuentran: desbordados por la peste que machaca sin piedad a su pueblo conducida por manadas incontables de ratas, y temiendo que todo ello acabe generando un bloqueo del exterior. Lamentablemente el héroe regresa con malas noticias que contar, y a los pocos minutos de tornar es testigo en primera persona de una sofisticada conspiración para que una élite adinerada se haga con el poder por encima de la regente actual. A partir de ahí el héroe es injustamente acusado como cabecilla de este desacato, y queda encerrado en la prisión local a la espera de ser ejecutado.

Lo que pasará a partir de ahí lo dejamos por completo al descubrimiento del espectador, que observará fascinado cómo se dibuja ante sus ojos una historia quizá no demasiado complicada pero sí con muchos giros y que se sigue con gran interés. Por este camino de huida y venganza conoceremos a un buen puñado de personajes que nos ofrecerán su ayuda a cambio de que desenredemos la complicada trama que se ha entretejido sobre nuestras cabezas, y que ha dejado a la ciudad descabezada y sin su líder: la querida Regente. Al principio nuestros "nuevos amigos" nos facilitarán sólo una máscara para pasar desapercibidos entre la multitud, pero luego se revelarán como valiosísimos aliados que, en algunos casos, incluso nos brindarán ayuda desde "otro mundo": un vacío fascinantemente retratado.

Dishonored

Una conspiración, un mundo de fantasía y una jugabilidad extraordinaria. Dishonored ya está aquí.

El juego estructura su narrativa en torno a misiones que nos va proponiendo este grupo de élite que nos socorre, pero también encuentra sitio para que si lo deseamos ayudemos a algunos civiles que encontremos por el camino. Si nos centramos en las misiones principales y nos olvidamos del resto hablamos de un título que puede durarnos unas 15 horas, una cifra bastante respetable teniendo en cuenta que si nos paramos a cumplir todos los encargos secundarios y a explorar todos los secretos que esconde Dunwall duplicaremos o incluso triplicaremos esta cifra, siempre en función de nuestras habilidades y del nivel de dificultad escogido al comienzo de la partida.

Por el camino somos nosotros mismos quienes vamos creando determinados aspectos de la historia, no tanto por nuestra libertad de elección, que es algo limitada en términos narrativos, sino más bien porque de ciertas decisiones que tomemos dependerán algunos aspectos. Así, en función de nuestro carácter iremos dibujando no sólo el final de la historia, sino también el propio aspecto que presenta la ciudad. Si somos un asesino metódico y exacto, que no mata más allá de lo estrictamente necesario, el final será ciertamente positivo y luminoso, y la peste que azota la ciudad se mantendrá más o menos controlada con una cantidad de ratas moderada y con unos infectados por ella (prácticamente zombis) menos numerosos. Si, por el contrario, somos crueles y no tenemos demasiado en cuenta las muertes innecesarias e incluso sacrificamos a civiles inocentes, el final será tenebroso y oscuro y por si fuera poco las ratas correrán a sus anchas en auténticas manadas, poniéndonos realmente difíciles las cosas con su agresividad.

Dishonored (Xbox 360)

La imaginería visual del programa es extraordinaria. Basta con echar un vistazo a las construcciones y a los soldados para darse cuenta.

Como hemos dicho la historia tiene sustancia sin llegar a ser innecesariamente compleja, y se traza exclusivamente en torno a nuestras conversaciones con los personajes. Todos los principales se concentran casi exclusivamente en las Zonas Seguras, pero los mapas son mucho más grandes que todo eso, y trasteando por las callejuelas de los barrios podemos descubrir a ciudadanos en apuros o civiles que necesitan que les echemos una mano. Casi siempre son encargos de búsqueda de algún familiar perdido, o de quitarles de encima a algún grupo de matones que les reclama alguna deuda pendiente; pero lo cierto es que contribuyen a engordar la historia y a dotarla de matices.

Lo mejor de todo el concepto argumental es, sin ningún género de duda, el trasfondo y su ambientación opresiva. Es fácil detectar elementos de Bioshock, de Half-Life 2 o incluso de la saga Fable en mucho de lo que nos rodea, pero Dishonored sabe encontrar en todos ellos meras inspiraciones que le ayudan a configurarse como una experiencia única. Todo está pensado hasta lo obsesivo, con detalles sencillamente geniales como los de las ballenas de las que se extrae el aceite en esos gigantesos barcos en perpetuo movimiento, y otros mucho más sutiles como los de una propaganda que roza el nazismo o un diseño de las viviendas cuidado hasta lo enfermizo. Estos detalles, y muchos más que iremos describiendo a lo largo del análisis, ayudan a sentirse parte de un mundo no sólo vivo, sino también apasionante y que siempre va a despertar curiosidad en el espectador.

Anímate y comparte tu experiencia con el resto de jugadores realizando tu propio análisis de Dishonored. Tu artículo será publicado en la revista y leído por muchos usuarios, ¡Lúcete!

Sigue 3DJuegos en
Valoración y estadísticas
9,4
Valoración 3DJuegos
“Magnífico”
8,7
Análisis lectores (81 análisis)
Popularidad:
Excelente
¿Qué es?
Ranking:330 de 19410 juegos
En la comunidad:
Usuarios (1213) | Grupos y clanes (5) | Más
Expectativas / Valoración (891 votos)
9,0
Tu voto:
Tienda
Dishonored
60,99  26,95 €

¡No busques más! te ofrecemos el mejor precio.

Oferta exclusiva: ¡Regalamos un código para desbloquear el Pack Shadow Rat con muchas extras!
Grupos y Clanes relacionados
Fans Dishonored

Grupo con 167 miembros

La venganza es un plato que se sirve frio
Gamecity

Grupo con 97 miembros

Vivir para jugar
-PlanetGamer-

Grupo con 87 miembros

El nacimiento de un nuevo mundo
Dishonored

Grupo con 45 miembros

La venganza se sirve fría.
Todos los grupos y clanes (5)
Foro del juego
Autor: Petroliagustin
Autor: Andresvegagalan
Participa en el foro de este juego
Si eres un fuera de serie o todo un crack con “Dishonored” de Xbox 360, o simplemente quieres intercambiar tus trucos, guías o impresiones sobre este juego, no lo dudes, pásate por su foro.
Y recuerda, si estás atascado en este videojuego puedes crear un tema de ayuda en su foro.
Universo relacionado
Anuncios Google