Metal Gear Rising: Revengeance

Análisis - Metal Gear Rising: Revengeance

14 de enero de 2014 / Página 1 de 3
Acción vertiginosa

Tras pasar con éxito por PlayStation 3 y Xbox 360, los PCs de todo el mundo reciben el formidable y adrenalínico espectáculo de acción de Revengeance: la nueva entrega de la serie Metal Gear. Raiden encabeza una aventura potente desde el punto de vista visual y jugable, un lanzamiento que quizá siga resultando algo breve pero que resulta una experiencia intensa como pocas.

Análisis Metal Gear Rising: Revengeance
Ha pasado casi un año desde su debut con éxito en consolas, el tiempo que hemos tenido que esperar para disfrutar de la versión para compatibles de último Metal Gear: poco menos que una revolución para la franquicia en cuanto a género y forma de exponer su jugabilidad. La maniobra fue arriesgada, y eso es algo que no cabe objetar a pesar del éxito final que obtuvo la propuesta. El nombre Metal Gear es gigantesco en todos los sentidos, y su sombra podría acabar coartando la libertad creativa de cualquier estudio sin la personalidad necesaria para embarcarse en la gesta de llevar la emblemática marca de sigilo a un nuevo contexto. Pero al frente de Rising estaban unos chicos de Platinum Games que no conocían el miedo, y cuya valentía nos ha regalado en los últimos tiempos algunos de los videojuegos más imaginativos que recordamos. Es precisamente eso lo que fue este Revengeance, un lanzamiento de acción que dio el paso adelante de ofrecer algunas novedades apasionantes, pero que en esencia es un Hack and Slash rotundo, apasionante y que nos reconcilia con un estilo de juego que no siempre nos ha brindado cotas tan altas en los últimos tiempos.

Recordamos que inicialmente el juego iba a ser desarrollado por el Kojima Team liderado por el propio creativo, pero a finales de 2011 se supo finalmente que serían los responsables de Bayonetta o Mad World los que se ocuparían de su producción. Nos encantaría saber cómo hubiera sido el juego si lo hubieran creado Hideo Kojima y su séquito, sin embargo quedamos de veras encantados por el trabajo llevado a cabo por Platinum Games. ¿Por qué? Los motivos son numerosos y en su momento los desgranamos en su análisis.

Principalmente podríamos recordar que en lugar de hacer un título "de género", el estudio japonés subvierte casi cualquier norma imaginable y consolida uno de los mejores productos de lo que llevamos de 2013. El título es rompedor y salvaje, con un punto gamberro muy propio de los lanzamientos de este estudio, y que se sabe fuerte desde la perspectiva del carisma que aportan las creaciones de Kojima en cuanto a personajes, situaciones y contextos; y que además los explota con una jugabilidad divertida y alocada. Un juego decididamente nipón en todos los sentidos, con todos los tics de la industria oriental pero también con el sello de uno de sus mejores equipos de talentos de la actualidad.

Nota: Si ya lo leíste en su momento el análisis de Metal Gear Rising: Revengeance para Xbox 360 y PlayStation 3, puedes consultar directamente en la última sección, "Mechanical Beauty -Gráficos y Audio-", las diferencias con la versión de PC.

Tu voto:
Resultado:
(238 votos)

Hombre o Máquina
En el juego seremos Raiden, un personaje que ha tenido algunos momentos de mucha importancia en la serie Metal Gear, pero que aquí se encumbra como el auténtico protagonista y el verdadero motor que hace funcionar la narrativa. El argumento es más que interesante para hablar como lo hacemos de un Hack and Slash, un género que por desgracia tradicionalmente no ha cuidado demasiado sus guiones. No esperes la profundidad argumental de los trabajos anteriores de la serie, porque al fin y al cabo esto es un spin-off así que no sigue la saga propiamente dicha, pero sí habrá infinidad de cinemáticas y una cantidad de información ingente.

De hecho comenzamos nuestros primeros minutos en el modo historia visualizando una larga cinemática en la que se nos presenta el contexto. Como tenemos por costumbre vamos a procurar contar lo menos posible, pero sí vamos a dar un puñado de inofensivas y vagas pinceladas sobre lo que se nos cuenta. En el título ejercemos de escolta, junto a otros miembros de un robusto equipo de seguridad, en lo que parece ser una misión rutinaria de un importante VIP al que acompañamos, el más importante del panorama político mundial de hecho. Como no podía ser de otro modo la situación se tuerce por la irrupción de una serie de cyborgs que atacan el convoy y sacan a la luz el lado más peligroso del propio Raiden, el que parecía algo apaciguado y que desencadena su furibunda ira homicida.

Todo comienza poco menos que como un desagravio, pero a partir de ahí se comienza a construir una enrevesada trama que nos lleva por varios lugares del mundo conociendo a distintos personajes, e infiltrándonos en abundantes bases enemigas fuertemente defendidas. Revengeance funciona desde luego como celebración de acción salvaje y desatada, pero su guión no es ninguna estupidez y pese a que no alcanza cotas demasiado altas lo cierto es que con un mínimo de atención se puede seguir con desapasionado interés. Eso sí, si el lector consideró entrometida o cargante la cantidad de vídeos de Guns of the Patriots, la última entrega de la serie para consolas de sobremesa, aquí va a encontrar nuevamente una buena ración de éstas. Rising no presenta un metraje cinemático tan dilatado como el de Metal Gear Solid 4, pero los amantes de la acción descerebrada disfrutarán de la opción de omitir estas secuencias puesto que determinados perfiles pueden encontrarán excesiva e inoportuna la cantidad de CGIs... sobre todo en el primer tercio de la campaña.

Metal Gear Rising Revengeance

Desde la óptica narrativa, el videojuego es interesante. Se trata de un título que está, en términos de guión, por encima de la media del género.

¿El resto? Los demás nos encontraremos con un guión que se mueve con habilidad por varios lugares del mundo, y que nos presenta unos villanos que, como es tradicional, resultarán tan estrafalarios en cuanto a su aspecto como fascinantes en cuanto a psique. En la sección del apartado gráfico detallaremos la brillantez y el carisma de sus diseños, pero ya adelantamos que desde la óptica narrativa no están ahí porque sí: todos tienen sus motivaciones y su historia a sus espaldas. Todo se presentan con gran lujo de detalles, en escenas con incluso tanta información que dividirá nuevamente a los jugadores entre los que la considerarán superflua y los que la verán como imprescindible, pero que en todos los casos tienen en común esa obsesiva atención por los pormenores que siempre han tenido todos los personajes de esta serie... héroes o villanos.

Por otra parte durante el desarrollo ya nos llamaron la atención unas palabras de Atsushi Inaba advirtiendo que estaba de acuerdo en que la parte puramente jugable del título podía llevarnos unas cinco horas, pero que éstas no contarían las cinemáticas, así que la cifra garantizamos que se incrementa de forma notable. Así pues la duración del programa es relativamente cuestionable, pero ya aseguramos que como experiencia es de lo más intenso que se puede encontrar en estos momentos. Es un viaje que nos dejará exhaustos, y que puede no contar con multijugador ni ningún entretenimiento al margen de la historia más allá de unos prescindibles desafíos de entrenamiento, pero que es brutal y desmedido, demostrando bien a las claras el envidiable estado de forma que tienen los chicos de Platinum Games.

Metal Gear Rising Revengeance (PC)

Puede parecer que el juego está algo cargado de interfaces y rótulos, pero toda la información que se expone es necesaria.

Músculo Jugable
Revengeance es un juego fibroso, uno que aprovecha siempre que puede para marcar su abultada musculatura y que se regodea en una sensación de montaña rusa que tiene la sangre fría de comenzar su aventura con un combate contra una bestia mecánica de varias decenas de metros de altura, y que a partir de ahí no hace sino crecer. Platinum Games se ha tomado en serio esa máxima del cine de acción que recomienda "empezar una película con un terremoto y después ir aumentando la intensidad", y ha hecho eso precisamente con su videojuego: creando una experiencia que nunca nos deja descansar un minuto para tomar aliento, y que está de sobras capacitada para convertirse en una fenomenal descarga de adrenalina como pocas hemos visto en los últimos tiempos.

En el programa nuestros filos son nuestros únicos amigos. Todo lo que se mueve es susceptible de ser destruido en el universo que presenta el programa, y es que pocos aliados vamos a encontrar en un mundo amenazador y altamente tecnológico. ¿Cómo funciona todo? Generalmente presenciamos nuestra incursión en una zona comprometida o en una base enemiga mientras se nos cuenta cuáles son nuestros objetivos y cuáles los problemas que tendremos que afrontar, y a partir de ahí comienza el festival: un pistoletazo de salida para cortar todo y a todos.

Anímate y comparte tu experiencia con el resto de jugadores realizando tu propio análisis de Metal Gear Rising: Revengeance. Tu artículo será publicado en la revista y leído por muchos usuarios, ¡Lúcete!

Sigue 3DJuegos en
Valoración y estadísticas
8,5
Valoración 3DJuegos
“Excelente”
Análisis lectores (16 análisis)
7,3
Popularidad:
Notable
¿Qué es?
Ranking:730 de 19230 juegos
Top10 PC:12 días como número 1
En la comunidad:
Usuarios (239) | Grupos y clanes (2) | Más
Expectativas / Valoración (1334 votos)
8,9
Tu voto:
Grupos y Clanes relacionados
Clangamer 1294219

Grupo con 2 miembros

Los juegos son la razon de las consolas y pc
Ardantalas y Dracusy

Grupo con 1 miembro

Porque los juegos sacan lo mejor y peor de ti XD
Todos los grupos y clanes (2)
Foro del juego
Autor: Camor13
Participa en el foro de este juego
Si eres un fuera de serie o todo un crack con “Metal Gear Rising: Revengeance” de PC, o simplemente quieres intercambiar tus trucos, guías o impresiones sobre este juego, no lo dudes, pásate por su foro.
Y recuerda, si estás atascado en este videojuego puedes crear un tema de ayuda en su foro.
Universo relacionado
Anuncios Google