Juegos
Nintendo DSi XL

Nintendo DSi XL

Nintendo DSi XL

17 de febrero de 2010 / Página 1 de 2

Si siempre te han llamado la atención las dimensiones XL, Nintendo te ofrece por fin una portátil a tu medida. Con pantallas de 4 pulgadas, un diseño robusto y un gran interior, Nintendo DSi XL llega para ofrecer una alternativa para compartir y, a la vez, apreciar en todo su esplendor nuestros videojuegos favoritos. Te descubrimos la portátil donde el tamaño sí que importa....

En un mercado cuya inercia va ahora mismo hacia cada vez productos más compactos, ligeros y minimalistas, supone toda una sorpresa encontrarse con una portátil como la que Nintendo lanzará al mercado europeo el próximo 5 de marzo.

No obstante, y a pesar de ir a contracorriente fabricando una máquina más grande y vigorosa que la actual Nintendo DSi, la verdad es que los números siguen acompañando a la factoría de Kyoto. La mejor prueba son las 100.000 unidades que Nintendo DS XL ha sido capaz de meter en los hogares nipones durante sólo dos días después de su estreno (el cual se produjo el pasado 21 de noviembre de 2009).

¿La razón del éxito? El haber sido capaces, una vez más, de atender una demanda, la de los jugadores que, simplemente, querían unas pantallas más grandes para jugar. Eso, y el hecho de que Nintendo DS sea la plataforma más vendida de la actual generación, con 120 millones de portátiles que amplían sus horizontes numéricos con "las extraordinarias expectativas" que la propia Nintendo Ibérica tiene depositadas sobre esta máquina, y eso a pesar de que vaya a aparecer con un precio ligeramente superior (unos 10 euros más) al de la actual Nintendo DSi (que ahora tenemos por unos 170 euros).

Nintendo DSi XL es la cuarta versión de la portátil más exitosa de la actual generación, una máquina que tiene como buque insignia sus grandes proporciones y pantallas de 4,2 pulgadas.

Nintendo DSi XL es la cuarta versión de la portátil más exitosa de la actual generación, una máquina que tiene como buque insignia sus grandes proporciones y pantallas de 4,2 pulgadas.

La portátil XL
Nintendo DSi XL sorprende nada más sacarla de su embalaje. La portátil es un 61% más grande que su antecesora más directa, una cifra impactante que se completa con la de su peso (314 gramos), lejos de los 214 gramos de DSi y muy cerca, sin embargo, de los 300 gramos de la Nintendo DS original.

Con estos números, Nintendo pretendía crear una máquina más sólida y resistente, a la vez que robusta. La versión XL no está tan pensada para jugar en la calle como en casa, de manera que se ha ideado un diseño adecuado para que la portátil se fije perfectamente a las superficies típicas de cualquier hogar (madera, plástico, cristal...). Ese es el motivo principal de su mayor peso, aunque no hemos de menospreciar el hecho de que el acabado de la parte inferior de la máquina sea de pintura mate, destinada a potenciar el agarre.

Todo lo contrario que en la parte superior de la máquina, donde el acabado es brillante (y en consecuencia, un imán para huellas dactilares), el cual establece un nuevo precedente estético en la familia DS, que en el caso de XL se presentará en dos únicos colores: cereza y chocolate (en Japón existe también una versión en blanco natural que suponemos que con el tiempo acabará llegando a España).

Una de las principales ventajas de Nintendo DSi XL es que, al ampliarse la pantalla, se incrementa la legibilidad y visibilidad tanto de palabras como de imágenes, algo muy de agradecer en determinados juegos y aplicaciones.

Una de las principales ventajas de Nintendo DSi XL es que, al ampliarse la pantalla, se incrementa la legibilidad y visibilidad tanto de palabras como de imágenes, algo muy de agradecer en determinados juegos y aplicaciones.

Grande por fuera, enorme por dentro
Si exteriormente Nintendo DSi XL es una máquina de generosas dimensiones, el interior no iba a ser muy diferente. Esta nueva revisión comparte la arquitectura interna de la DSi original, aunque hay un importante cambio: la batería se traslada de lugar, así como de forma y tamaño, algo consecuencia directa de tener que alimentar a dos pantallas de mayores proporciones.

No obstante, esto no nos ofrece más que ventajas. En primer lugar, se incrementa la duración de la batería entre una y tres horas con respecto a DSi, dependiendo del nivel de brillo que establezcamos en la consola. Así pues, gozamos de 13-17 horas de juego continuado en el caso de que tengamos el brillo más bajo, y de 4-5 horas si activamos el brillo más potente.

Grandes noticias, sin duda, que se añaden a otra característica muy importante. Gracias a la mayor capacidad de batería, los ingenieros de Nintendo han podido aumentar la potencia de salida de audio, algo que se traduce en unos altavoces más potentes que, por cierto, cambian su diseño con respecto a la revisión DSi. Si antes necesitábamos unos auriculares para escuchar nuestros juegos favoritos en todo su esplendor, ahora podremos irnos a nuestra habitación, cerrar la puerta y empezar a disfrutar de la superior potencia sonora de Nintendo DSi XL.

La diferencia salta a la vista. DSi XL es una máquina pensada para todo tipo de jugadores, aunque la apreciarán más la población mayor y aquellos que nunca soportaron jugar en pantallas diminutas.

La diferencia salta a la vista. DSi XL es una máquina pensada para todo tipo de jugadores, aunque la apreciarán más la población mayor y aquellos que nunca soportaron jugar en pantallas diminutas.

El tamaño sí que importa
Las portátiles han estado orientadas desde siempre a un estilo de juego individual. Sin embargo, con el éxito de Nintendogs o Brain Training los de Kyoto se dieron cuenta de que Nintendo DS es una consola idónea para compartir experiencias de juego, pero... ¿cómo ayudar a los usuarios a conseguirlo? Muy fácil, dándoles pantallas más grandes.

Nintendo DSi XL ofrece dos pantallas de 4,2 pulgadas cada una (mucho más grandes que las de DSi y prácticamente idénticas a las de PSP). Es decir, un tamaño descomunal que, por desgracia, no viene acompañado de una mejora en la resolución. En otras palabras, seguimos viendo los juegos a 256*192 pixels, algo que se traduce en apreciar mejor las virtudes, pero también los defectos (efecto pixelado), de los videojuegos.

Hay que dejar claro también que las pantallas no han mejorado prácticamente nada su comportamiento frente al reflejo, en parte porque tampoco se ha pretendido optimizar su brillo. Nintendo DSi XL es capaz de mostrar los colores de una forma más viva y las imágenes se ofrecen de una manera más clara, pero no se ha incrementado el número de niveles de brillo preexistentes en DSi, por lo que se mantienen en cinco.

 
Sigue 3DJuegos en
Otros reportajes
Un Futuro de Miedo
Miedo, temor, sustos de muerte, inmersión, angustia. Doce videojuegos en los que el terror no se juega, se vive.
El póker de Wargaming
Consolas, ordenadores, móviles y tanques. El póker de Wargaming para la temporada 2014.
Memorias Retro - Resident Evil 2
Terror, suspense, sangre y zombis. Recordamos a Resident Evil 2, un maestro del survival horror.
Armas Míticas en Primera Persona
Grandes, pequeñas, extrañas, demoledoras, cómicas… Las más icónicas y míticas armas en primera persona.
Ofensiva MMO
Fantasiosos, mitológicos, post-apocalípticos o con magia oriental. Repasamos el magnífico futuro de los MMO.
Más reportajes especiales
Últimas entrevistas
Entrevista con Jonathan Morin

Entrevistamos al director creativo de Watch Dog, Jonathan Morin, para conocer nuevos detalles sobre el desarrollo y ejecución de su prometedor videojuego.

Entrevista con Jonathan Morin
Entrevista a Keiji Inafune y Yosuke Hayashi

Intenso, violento y excitante. Descubrimos más detalles de la nueva aventura de Team Ninja.

Entrevista a Keiji Inafune y Yosuke Hayashi
Entrevista: Kazunori Yamauchi

Piloto, diseñador y profundo amante del motor. Entrevista con Kazunori Yamauchi, creador de la serie Gran Turismo.

Entrevista: Kazunori Yamauchi
Anuncios Google