Juegos
|
Inicio
PC
PS4
XOne
Switch
3DS
PS3
X360
Wii U
iOS
Android
Videos
Foros
eSports
Portada Noticias Videos Imágenes Análisis Artículos y Reportajes Guías Trucos Todos los Juegos Top100 Lanzamientos
GUÍA

Assassin's Creed: Origins - Encuentra y derrota a la diosa Sejmet

Las Pruebas de los Dioses nos presentan un nuevo conteniente. Te ofrecemos una guía para plantar cara a Sejmet.

Por
 -  9 comentarios

Assassin's Creed: Origins da un nuevo paso adelante en la idea del juego como servicio, ofreciendo eventos temporales y misiones diarias. Los asesinos más curtidos de Egipto ya le han plantado cara a Sobek y Anubis en anteriores Pruebas de los Dioses, pero también está disponible ahora, y sólo hasta el 12 de diciembre, el desafío de Sejmet, diosa de la fuerza y el poder. En esta guía, te mostramos cómo derrotarla y conseguir el escudo Protector de Tumbas en recompensa.


La Prueba de Sejmet se puede encontrar en el Desierto de Desheret, y tiene un requisito de nivel 40, el más alto del juego, para poder participar. Al igual que ocurría con los anteriores dioses, deberías procurar tener un mínimo de nivel 35 para tener posibilidades de ganar. Y, si te cuesta demasiado, no hay ningún problema en bajar la dificultad del programa: la recompensa es la misma en cualquier grado.


Assassin's Creed: Origins - Acaba con todos los Phylakes


Como muy probablemente esperaras, el punto débil de Sejmet es la gema brillante que tiene en el pecho. Para dañarle, tendrás que echar mano de un arco y flechas puesto que ella está constantemente rodeada por un círculo de fuego impenetrable. Por esta razón es recomendable que lleves arcos que recuperen salud por golpe. Recuerda, cuanto más rara sea un arma, más habilidades tendrá; y procura también tener mejorado el carcaj para aprovechar al máximo los pocos suministros que el juego te ofrece durante el enfrentamiento.


Sejmet invoca soldados de nivel 40 de vez en cuando durante el combate, por lo que no es mala idea llevar un arma maldita o que cure al matar para limpiar estas oleadas. El resto del tiempo, te acosará con bolas de fuego que puedes esquivar en horizontal y con círculos de fuego de los que te puedes salir sin mucha complicación, así que se trata principalmente de área. Bastará que mantengas un buen control sobre estos ataques para que aguantes el resto de la partida, si bien es inevitable sufrir pequeños daños puntualmente. El otro ataque de Sejmet con el que debes tener cuidado es un rayo dirigido que emite desde la joya de su cabeza. Puesto que te desplazas despacio mientras apuntas con el arco y que este rayo hace mucho daño, lo mejor que puedes hacer cuando lo lance es dejar todo patas arriba y correr hasta que deje de disparar.


Más noticias de: Assassin’s Creed: Origins.

Análisis Secret of Mana
Dragon Ball FighterZ: El Veredicto Final

Juegos© 3DJUEGOS S.L. 2005-2018. . SOBRE 3DJUEGOS |