Juegos
|
Inicio
PC
PS4
XOne
Switch
3DS
PS3
X360
Wii U
iOS
Android
Videos
Foros
eSports
Portada Noticias Videos Imágenes Análisis Artículos y Reportajes Guías Trucos Todos los Juegos Top100 Lanzamientos
GUÍA

Destiny 2: Cómo matar a Argos en La maldición de Osiris

En esta guía, repasamos todas las claves para acabar con el jefe final de la incursión del Devoramundos.

Destiny 2 - La maldición de Osiris

La maldición de Osiris, primera expansión de Destiny 2, nos deja con una nueva y curiosa actividad ‘endgame’: el cubil de incursión del Devoramundos que tiene a los usuarios más dedicados en busca y captura del nuevo conjunto temático. En esta guía, nos encargamos de explicar cómo derrotar al jefe final Argos, Núcleo Planetario. Se trata de la parte más difícil de la incursión, sí, aunque igualmente acompañamos la entrada con un vídeo donde se explica el resto del recorrido también.


Antes de nada, debemos recordar los requisitos de esta ‘raid’. Necesitamos al menos 300 puntos de poder para jugar, aunque es mejor si aprovechamos el equipamiento debutante del DLC para llegar al menos a 310. También debes tener una escuadra completa de seis guardianes formada previamente al encuentro, al igual que en el resto de puntos de guardado de la misión. Es necesario que un mínimo de tres personas hagan uso del micrófono, y por supuesto lo ideal es que lo tengan todos.



Primera fase: Romper el armazón En vídeo, a partir del minuto 6.10


El objetivo de esta fase consiste en destruir las cuatro partes del armazón que recubren al jefazo, aunque todavía no nos enfrentemos abiertamente a él. Para ello, será necesario dominar la mecánica de energía descrita a continuación.


La estancia tiene tres hornos que forman un triángulo. Cada horno produce un tipo de energía en concreto: vacío (la primera), arco (a su derecha) y solar (a la izquierda). Los cráneos vex que aparecen repartidos por la sala se pueden depositar en cualquiera de estos hornos, hasta tres a la vez, y una vez listos dispararán un rayo imbuido en el elemento del horno donde se preparase. Estos rayos se usan para destruir los cristales que aparecen en un lado del armazón de Argos. Si destruyes tres, el pedazo del armazón se cae. Es necesario repetir el proceso hasta liberar al jefe.


  1. Divide tu equipo en tres grupos, dos guardianes por horno. Al menos una persona de cada grupo debe poner un cráneo en su horno tan pronto empieza el encuentro.
  2. Cuando los cristales aparecen en un lado, la persona que esté en el horno más cercano debe decir qué cristales hay. El resto del equipo se divide para producir los cráneos de los elementos necesarios. A veces habrá varios de un mismo tipo.
  3. Deben romperse todos los cristales de cada parte del armazón para llegar a la siguiente fase. Una pista: la carga de cada cráneo da para romper un cristal… y medio del siguiente. ¡A veces eso puede salvar una ronda!

Segunda fase: Argos, Núcleo Planetario En vídeo, a partir del minuto 9


Llegado el momento de la verdad, mantenemos una mecánica similar a la que usamos en la fase anterior: sigue habiendo tres hornos y cráneos esparcidos por el escenario, pero en esta ocasión la dinámica pasa por romper un escudo elemental y dos turnos de daño por cada ronda. La mecánica se divide en tres pasos, y es la siguiente.


  1. Argos se protege con un escudo que tiene varios vértices. Para poder dañarle, es necesario romper los tres ejes iluminados con un rayo del poder adecuado. Justo antes de que caiga el escudo, disparará una red energética que capturará a un guardián si le toca. Le sacará del mapa si sus compañeros no rompen antes la red desde fuera.
  2. Comienza la fase principal de daño. Como suele ocurrir en estos casos, la barrera pequeña del titán, la grieta de poder del hechicero y la pistola dorada de un disparo del cazador son grandes ayudas para este punto. También son buenas opciones la Lente de Prometeo, el Corazón Gélido, el Obsequio de Uriel y la Bobina de Wardcliff. Los mismos cráneos elementales que te sobren también pueden hacer mucho daño al jefe.
  3. Cuando Argos cae aturdido, es necesario dividir al grupo en dos equipos de tres y disparar cada grupo a uno de los puntos débiles del jefe desde las plataformas que aparecen a su alrededor. Aunque vale cualquier combinación de ellos, lo más lógico es coger las que aparecen en los mismos puntos, es decir, los dos que salen sobre su cabeza, los dos que salen debajo de su cabeza y los dos que salen en sus apéndices.

Repite este proceso hasta que caiga el jefe, y reclama tu recompensa. Si lo haces realmente bien, deberías poder superar esta fase en apenas dos rondas, aunque puedes hacerlo en cuatro sin problema.


Más noticias de: Destiny 2

Lost Sphear
Nintendo Labo

Juegos© 3DJUEGOS S.L. 2005-2018. . SOBRE 3DJUEGOS |