Juegos
|
Inicio
PC
PS4
XOne
Switch
3DS
PS3
X360
Wii U
iOS
Android
Videos
Foros
eSports
Inicia la sesión Únete a la comunidad Ayuda Tienda
Rincon inconformista
Grupo / Formado por 50 miembros
Temática:

Gobierno y política

Rincon inconformista
El ignorante afirma, el sabio duda y reflexiona.

Unirme al grupo

Reportar abuso

Ficha
Foro del Grupo
Actividad
Miembros
Videos
Eventos
Foro del grupo

Responder / Comentar
Foro Rincon inconformista
Por Epiktetos3834
Hace 2 años / Respuestas: 0 / Lecturas: 505

Demian: historia de la juventud de Emil Sinclair. - Hermann Hesse.

Demian: historia de la juventud de Emil Sinclair. - Hermann Hesse.


Demian es una obra mágica, reveladora, reflexiva, individualista, transgresora, única, especial... hay muchos adjetivos para describir qué es Demian y también qué transmite, pero lo que sé, es que leerlo cambia la perspectiva del lector de manera radical; le proporciona una nueva visión y le hace cuestionarse todas sus creencias religiosas pero también las metas, los sentidos, los destinos y las relaciones sociales. 



Introducción:

Como ya hablé brevemente de la biografía de Hermann Hesse en otra reseña, la de Siddhartha, en esta reseña del mismo autor me centraré solo en lo que trata el libro.

¿Y de qué trata?

La historia de la juventud de Emil Sinclair, es una novela que relata la niñez hasta la madurez de este complicado personaje del escritor alemán Hermann Hesse. La obra fue publicada por vez primera en 1919. En esta Emil Sinclair es un niño que ha vivido toda su vida en lo que el llama el Scheinwelt (mundo de ensueño o mundo de la luz), pero una mentira lo lleva a ampliar sus visiones del mundo y a conocer un personaje enigmático de nombre Max Demian que lo llevará por los senderos del auto-razonamiento destruyendo paradigmas materialistas que antes le rodeaban. La novela refiere y utiliza conceptos del Gnosticismo, particularmente el demiurgo (entidad que, sin ser creadora, es impulsora del universo imprimiendole movimiento) Abraxas, mientras muestra la influencia del sistema de psicoanálisis de Carl Jung.



Análisis:

Demian es un libro singular y especial que al principio, con la introducción sobre todo, se muestra algo místico y "raro" (se podría decir) pero en solo esas dos páginas de introducción ya dice un montón de cosas que son auténticas genialidades y verdades fruto de las experiencias de un gran escritor como son las de Hermann Hesse. Esta obra empieza siendo reflexiva, sencilla, transgresora y crítica. Como se puede ver en ciertas partes del libro, es una crítica y una rebelión contra el sistema que homogeneiza a las personas desproveyéndolas de su esencia única, de su individualidad, convirtiéndolas en marionetas y borrego que se tragan todas las historias y todas las mentiras. Hay que entender que la obra nace de un periodo de crisis existencialista del autor, que se veía impotente y desgarrado después de cuatro años de gran guerra, de guerra mundial, y esta obra que sirvió para reflexionar y criticar en 1919, cuando fue publicada, también vale para el momento actual y presente puesto que la sociedad se ha aborreguizado aún más, y gran parte de la gente se encuentra alienada y sin su esencia, sin su individualidad, sin ser hombres y mujeres como tales. 

El estilo de H. Hesse es sencillo, profundo, lento, asombroso y mágico. Como ya demostrara en Siddhartha, su manera de escribir es única, puesto que llega al alma con la mayor sencillez, experiencia, sabiduría y magia. Leer cualquier obra suya es un deleite y un placer para los ojos y para la mente; cada página que escribe es única, cada reflexión es producto de un hombre independiente, que ha sufrido pero que sabio y no se ha dejado vencer, y cada crítica es un ataque contra algo injusto y deshumanizador que a él también lo atenazó y amenazó. Él sabe combinar la profundidad psicológica de sus personajes con la búsqueda de un camino, con la espiritualidad, algo de encomio. Cada personaje que ha creado del ya inmortal Demian es único y especial, incluso el abusón Franz Kromer, y todos ayudan a moldear y hacer crecer a Emil Sinclair. Las descripciones de la obra no son muchas ni largas pero sí precisas, evocadoras y realmente oportunas. Esta obra se centra  sobre todo en la reflexión y el avance psicológico de los personajes más que las descripciones y también que la historia, que no por ello está descuidada. Huelga decir que esta obra es muy metafórica, sobre todo en alusión con el pájaro que rompe el cascarón del mundo, el gavilán, e incluso sea también Abraxas ciertamente metafórico; esto puede dificultar las cosas en el sentido de que no hay que leer y ya está y entender literalmente lo que se va contando, sino que hay que saber leer más allá de las letras, que esconden algo, una verdad, escondida pero presente. Quizás por esto no sea una obra para todo el mundo, pero si se le da una oportunidad puede enseñarte muchas cosas.

La historia es magistral, sencilla igualmente y con un final cuanto menos espectacular. Empieza con la infancia de Emil Sinclair, un niño de familia de clase media, religiosa, que conforma el mundo luminoso, protector y a salvo de la infancia pero también de la propia protección y guía de los padres. Y un suceso acaba llevándole a sufrir, a arrastrarse por el mundo cruel, frío y oscuro de los adultos, del crimen, de la mentira, donde acaba conociendo a Max Demian su guía y amigo. Cabe decir que Emil Sinclair es un personaje solitario y lo es durante casi toda la obra, en la cual sus amigos son muy pocos pero especiales, cada uno único. Aquí se va presentando ya el estigma de Caín como una nueva visión y teoría diferente a la que se cuenta en la biblia y que se refleja en la marca que tienen aquellos despiertos, individualistas y audaces que a cambio de todo esto se ven arrastrados y acaban pagando el precio de la soledad. Porque se basa en renegar de las historias que te han contado y creíste verdad, de aquello que enseñan los profesores, de lo que la sociedad espera de ti, una búsqueda y un camino que pasan siempre por ti, lo hagas bien o mal, te equivoques o aciertes, todo lleva al sendero de tu yo. También se reflexiona sobre el amor, el sexo y los instintos del ser humano sin tapujos, lo muestra como algo natural del cuerpo y sin tabúes, en pleno siglo XX, a principios. 

Emil Sinclair alguien que al principio aceptaba como verdad todas aquellas historias y enseñanzas que le habían contado y transmitido se ve en una fuerte crisis, en una deriva, llega a plantearse el suicidio, está perdido y no ve el sentido de nada, solo un castigo, un yugo que lo persigue día sí y día también. Hasta que Demian lo libera. Pero no solo lo libera del yugo, sino que le enseña algo que no viene en ningún libro, en ningún padre, en ninguna experiencia más que la de Max; le enseña a ser él mismo. Lo guía y protege, fuera de yugos, mediante unas conversaciones que serán claves, como todo el personaje, en la formación personal, espiritual y filosófica de Sinclair. Es un vínculo mágico que no se rompe ni deteriora, y pueden llegar hasta a comunicarse a distancia, solo deseándolo. Es alucinante y verdaderamente espectacular. No es solo él quién le enseña a Abraxas, sino que va más allá. Le descubre y le muestra quién realmente es él, Sinclair, y porqué se ha hecho amigo del mismo. El tiempo acaba llevando a que Sinclair se separe de Demian y se enfrente al mundo oscuro de la realidad él solo, teniendo que caer para ver y contemplar quién va siendo, por qué, de qué manera, qué es lo debe hacer, su boceto del sendero, su destino. Y va pasando por diferentes personas que a cada cual más interesante, le van enseñado un poco, como si cada persona le diera un trozo de su espíritu y su yo, para volver a reencontrarse al final con Demian y ser todo más especial y unido que nunca. 

La extensión del libro son poco menos de 190 páginas, es decir, para lo que realmente engancha y todo lo que aporta, corto; te quedas con ganas de más. Y eso debe hacer una buena novela, ser tan mágica y hechizante que te haga desear leer y aprender más de sus páginas, como el que quiere saborear una buena bebida y se echa sobre su boca la botella, de la cual solo emanan algunas gotas dulces como vestigios de lo que has bebido, de lo que te ha llenado eso. Y quieres sentirlo aún más, quieres beber más. Eso es Demian, en este caso. No obstante, aunque sean 190 páginas, puedes releerlo otras veces, con más años, con más experiencias, y sacar nuevas reflexiones y nuevas enseñanzas que no viste cuando la leíste por primera vez. Porque un libro como este no es de leer una vez y luego dejarlo en tu biblioteca, es de leerlo cuando puedes, cuando lo tienes sobre tus manos, y también cuando necesitas una respuesta, una guía, un consejo; cuando estás en crisis. Pero hay que tener la mente profundamente abierta, no hay que cerrarse a lo que dice por muy raro o descabellado que parezca, y saber interpretarlo de manera adecuada, ya que es un libro fuerte. Un libro donde se trata el dolor, la búsqueda de uno mismo y su identidad, la transición entre dos mundos, el suicidio, la amistad, el amor... sin tabúes algunos. Esto es lo que hace grande a cualquier obra, tener contenido, tener alma, tener mensaje. Algunas oraciones del libro son dignas de citas a esculpir en estatuas, muros y cualquier lugar donde puedan perdurar por años y años, lustros, décadas, siglos. 

Es un libro muy recomendado para aquel que tenga inquietudes, que busque algo audaz pero también reflexivo, alguien que necesite ayuda, que no encuentre el sentido a la vida, a las cosas. Es un libro para el atormentado, pero también lo es para alguien que no sufre estas cosas y quiere cuestionarse y reflexionar. No lo es para quién quiere leer una historia simplemente para reflexionar. La historia entretiene, pero no es entretenimiento por entretenimiento, es entretenimiento por aprendizaje y valoración. 

No puedo darle una nota numérica a esta obra, es inconmensurable. 


Opinión personal:

Empecé a leer esta obra con la impresión, tras alguna opinión, de que era rara, muy rara, y peligrosa. Pero ya solo la introducción me enamoró y me enganchó a devorar el libro con pausa, intentando pensar todo y sin que se me escapara nada de lo que me decía, quizás sí que se me haya escapado algo a esta edad, es normal. Debo decir que esta obra me ha encantado, hechizado, enamorado, ilustrado... muchos, muchos adjetivos. Es una obra como la copa de un pino, como el Olimpo mismo, majestuoso, elevado y magnánimo. Me ha gustado sobre todo porque, no solo me ha dado una nueva visión mediante el estigma de Caín y Abraxas, sino que también porque me ha ofrecido respuestas para mis inquietudes existenciales, sociales, personales y amorosas. Respuestas que no pensaba ni mucho menos que me ofrecería Hesse en su libro, pero que así ha sido. Me muestro muy encantado con la obra y ciertamente deseoso de empezar El lobo estepario.

Recomiendo con vehemencia leerla, es imprescindible, te cambia la vida y la percepción de esta.
1 VOTO
Responder / Comentar
Subir
Grupo > Rincon inconformista > Demian: historia de la juventud de Emil Sinclair. - Hermann Hesse.
Temas Populares
NORMAS Y RECOMENDACIONES

Guía de conducta / Normas / Ayuda

Moderadores: DoctorCucaracha

Análisis The Swords of Ditto
Análisis Frostpunk

Juegos© 3DJUEGOS S.L. 2005-2018. . SOBRE 3DJUEGOS |