Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Inicio foros Noticias Nuevos temas Temas de Comunidad Ayuda Tienda
The Surge
The Surge
Fecha de lanzamiento: 16 de mayo de 2017
 · Plataforma
PCPS4XOne
Foro del juego
  • Trucos y Guías

Escribe tu análisis
Foro The Surge
Por 3DJuegos159210
Hace 2 años / Respuestas: 6 / Lecturas: 908

The Surge: El análisis de los lectores

¿Has probado el juego? Pues anímate y comparte tu experiencia con el resto de jugadores realizando tu propio análisis de The Surge. Diles lo que te gusta y lo que no del juego, sus puntos fuertes, si ha cumplido tus expectativas, las sensaciones que te ha transmitido. Tu análisis será publicado en la revista y leído por muchos usuarios, ¡Lúcete!
1 VOTO
HAL9000843Hace 2 años1
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
8,5
El placer de disfrutar un trabajo bien hecho
ESTE ANÁLISIS ES UN SPOILER EN MUCHAS OCASIONES, DE LO QUE OS ADVIERTO. Este es uno de los títulos que compré en Steam por 44€ con un DLC incluído y antes de su lanzamiento. Os seré sincero, al comienzo me pareció un batiburrillo infumable, que de aquellos polvos -entiéndase las críticas en páginas pseudo-fiables- vienen estos lodos. Calificación injusta en todas ellas y os voy a exponer el por qué de mi conclusión. Me falta un logro para tener el platino (Homo Machinalis), logro que podían haber sustituiído por cualquier otro como recolectar todas las armas, armaduras, mods del dron, implantes, etc . En muchas ocasiones los logros son bastante estúpidos y en este juego es así. La BSO me ha pasado totalmente desapercibida, posiblemente porque la silencié en el minuto 0:1. Me gusta sentir los sonidos del juego y en este caso, dado que se desarrolla en un complejo llamado CREO, los crujidos del metal, los lamentos lastimeros de algún enemigo depresivo, los cabezazos contra la pared de otro pobre desagraciado, los pasos sobre diferentes suelos, arena, metal, madera, cristales rotos o cajas de madera rotas, -en las que se pueden encontrar ítems de gran calidad cuando en otras ubicaciones de elevada dificultad encuentras ítems inútiles o de escaso valor.de tal magnitud que es muy complicado, son en muchas ocasiones espeluznantes. Yo había jugado toda la saga Dead Space porque el género me gusta muchísimo, un survival horror desarrollado con temática sci-fi, mi sueño dorado. https://www.3djuegos.com/comunidad.php?zona=comu_ver_analisis&id_perfil=161215&id_mensaje=7678099 Como decía, la saga DS me pareció una joya que se prolongó excelentemente en su segunda parte y poco conseguida su tercera entrega, en mi modesta opinión. He bebido de la fuente From Software y Miyazaki desde el Demon's, DS1, 2 y 3 con platino en el 1 en PS3 y casi en el 3 en PC; el Bloodborne con Sony detrás salió en exclusiva en PS4 así que no lo he podido jugar; luego intenté en varias ocasiones el Lord of the Fallen y ya sea por los problemas de renderización -puede que por mi equipo aunque en otros juego no me ocurre para nada-, por lo molesto de su estilo de combate, por la poca variedad de personajes y tal, pues lo abandoné y tal vez algún día le vuelva a echar un vistazo. Perdido tras acabar el DS3 me anuncian The Surge, leo análisis -injustos TODOS- y me decido a gastarme los 44 pavos que costaba. UNA JOYA, el juego es una joya. El sistema de combate resulta algo engorroso en un comienzo, poniendo por ejemplo que las esquivas resultan mucho más efectivas que los bloqueos, los distintos tipos de ataques: vertical, horizontal, en salto, en deslizamiento, en retroceso con respuesta, siento los move-set distintos para cada tipo de arma, que son -A una mano, -Bastones, -Pesadas, -Simple y acoplada y -Doble y acoplada. Al comienzo sueles jugar con una sierra a una mano o una simple y acoplada que encuentras en los primeros compases; después vas explorando y acostumbrándote a los tiempos de las demás armas y las disfrutas todas a cascoporro. El mapeado es absurdamente complicado por la cantidad de rutas posibles, atajos, ítems ubicados en sitios inverosímiles, exoascensores, pasillos, ascensores, más pasillos, veneno en el suelo, zonas de nieblas tóxicas -que se pueden evitar fácilmente corriendo un poco, o tranquilamente con un implante de antídoto. Los pasos de una sección a otra y los retornos se convierten en aventuras épicas, cuando no imposibles y eso rompe el ritmo de juego que, al contrario que otros del género, es un juego de estrategia ante los diferentes tipos de enemigos, porque todos ellos tienen su punto débil, o no tanto. El sistema que presenta el juego es el de poder seccionar las partes de los enemigos que estén al descubierto, o bien golpeando las blindadas con insistencia hasta que se presente el CQC en pantalla para cercenar esa parte con una cinemática que es, en muchas ocasiones, espectaculares por lo bien ejecutadas y por el gore que se ve en pantalla con baños de sangre, repito, espectaculares. El leveo de las armas, así como de los distintos componentes de la armadura -cabeza, tronco, brazos y piernas- se consigue farmeando a los enemigos de la zona, que una vez se conocen bien sus pautas resultan bastante predecibles la mayoría, aunque hay varios (Proteo, Crisálida, Trípodes escorpión, Guardas de seguridad de élite con lanzallamas) que son complicados de matar sin llevarse algún ataque o la muerte en muchas ocasiones. Porque sí, este es otro de los juegos en el que la pantalla "NO SE ENCUENTRAN SIGNOS VITALES" se ve tanto o más que la de "HAS MUERTO". La curva de dificultad es aceptable, aunque en algunas ocasiones y NO en los jefes, las pasas muy putas para atravesar una zona, o te quedas sin recursos justo antes de conseguir abrir el atajo, o encontrar la maldita ruta que te permita seguir avanzando. Uno de los defectos que le encuentro al juego es el poco mimo con el que han tratado a los bosses; ridículamente fáciles la mayoría y contados (son 5), en comparación con las muchas horas que hay que dedicar para encontrar vías factibles. Los gráficos son aceptables, aunque podrían haber limado un poco más algunos bugs que se procucen al quedar atrapado tras barandillas, contenedores, o simplemente caer por un precipicio insondable por torpeza, o por los ataques de muchos de los enemigos que se encuentran hábilmente agazapados para atacarte a traición y matarte con un par de golpes, o incluso instant-kills llegando a la parte final. Hay jefes con truco, hay jefes que te matan en un par de golpes o instant-kill con alguno de los interminables combos que pueden llegar a ejecutar, dando la sensación que para ellos la stamina es casi interminable, pero lo es; hay jefes coñazo, hay jefes que te dan las mejores armas del juego si ejecutas a la perfección el combo para conseguir su preciada arma. Resumiendo, este pobre tullido llamado Warren no tiene el carisma de Isaac Clarke, pero el juego acaba siendo satisfactorio y, lógicamente adictivo, por su alto nivel de dificultad, variedad de escenarios, variedad de enemigos, gran jugabilidad por sus muchos entresijos ocultos, además de poder disfrutar de NG+ y ++ y +++, etc, con el inteligente incentivo de poder levear armaduras, armas y encontrar mejores ítems, mejores implantes, mayor dropeo de chatarra -es la moneda del juego-, así como de gears y armas. Esta idea resulta tan novedosa como atractiva y adictiva, que te lleva a querer seguir repitiendo escenarios en lo sucesivos pluses, aunque no sé si se puede seguir leveando tras el +++, aún no lo he acabado. A quien le guste sufrir, que lo compre; a quien le guste disfrutar de un guión tan enrevesado como poco innovador -el estudio es alemán y, con todos mis respetos, "los alemanes son los alemanes" y pueden ser tan meticulosos y exasperantes como los japoneses -de los cuales fueron aliados-. Al juego le sobran pasillos y ascensores y le faltan un par de jefes que te pongan los huevos de corbata, con patrones heurísticos y que aprendan de sus propios errores mientras analizan tus pautas de juego para contrarrestarlas incluso con anterioridad a su ejecución. Le falta el macroboss, que podrían añadir en algún parche o DLC, a los que espero con ilusión porque pocas veces se da con juego realizado con gran talento y este lo es.
6 VOTOS
Macija22312Hace 2 años2
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
6
La máquina sin alma.
(Me he pasado Ninja Gaiden 2 en Maestro Ninja, The Last of Us en realista y The Evil Within en la máxima dificultad. Y también he completado el Desafío 6 de Vanquish. Esto no lo digo por presumir, solo lo digo para dejar claro que no me asusta que un juego me desafíe.) A estas alturas ya es una realidad que Miyazaki y su equipo crearon un nuevo subgénero con Demon’s Souls. Son muchísimos los equipos que se han basado en estos juegos para construir sus obras, algunos incluso introduciendo nuevos elementos y mejorando la fórmula de los juegos de From Software. Uno de los primeros juegos que siguieron la estela de los Souls fue Lords of the Fallen, de Deck13. Lords of the Fallen introdujo algunos elementos propios, como el multiplicador de experiencia, pero en general estaba varios pasos por detrás de los juegos de los que tanto toma, con una historia y ambientación genéricas, poca variedad de enemigos y un diseño muy lineal, pero no por ello dejaba de ser un juego disfrutable. Ahora Deck13 nos ofrece The Surge, que sigue la misma línea que Lords of the Fallen pero llevándonos a un mundo futurista, pero no por ellos menos distópico. La historia de The Surge comienza de forma muy prometedora. No quiero fastidiar la sorpresa a nadie, pero tiene un inicio realmente efectivo y hace que desde el principio te sientas implicado con Warren, nuestro protagonista. Además, el mundo del juego está muy bien construido. Las instalaciones en las que tiene lugar esta aventura son como serían en la realidad. La disposición de las salas, el diseño de los enemigos… Todo encaja para construir un lugar que podría existir perfectamente en nuestro mundo. Un detalle que me ha encantado es que en el juego encontraremos algunas puertas bloqueadas que se deben abrir desde otro sitio y todas estas puertas tienen un sistema de cableados que puedes seguir hasta dar con el interruptor, aunque se encuentre a varias salas de distancia. Pero por desgracia lo que nos cuentan en este mundo tan bien construido no es interesante, con una historia que ya hemos visto mil veces y un protagonista que no tiene el más mínimo atisbo de personalidad. The Surge no va a ganar ningún premio por su narrativa, pero ¿qué tal su jugabilidad? Jugablemente sigue el mismo esquema que hemos visto en otros juegos del estilo, pero con algunas diferencias. La mayor de ellas es que una vez que hemos fijado a un enemigo podemos seleccionar a qué parte del cuerpo queremos atacar. Esto nos permite atacar a partes desprotegidas de los enemigos para hacer un mayor daño o bien atacar a partes de su armadura para debilitarlas y así poder obtenerlas al realizar una ejecución. Además, podemos romper partes de algunos enemigos, pero esto apenas si se aprovecha. Las mencionadas ejecuciones se realizan cuando nuestro enemigo tiene poca vida, apuntando a una parte concreta de su cuerpo, cortándola y pudiendo quedarnos con la armadura que lleve. Este sistema es muy importante, ya que estas ejecuciones serán nuestro principal medio de conseguir recursos para crear y mejorar armaduras, además de poder otorgarnos otras mejoras si llevamos el implante adecuado. El problema con las ejecuciones, y es un problema muy básico, es que para realizar las ejecuciones hay que mantener pulsado el botón cuadrado durante un segundo. Un segundo puede parecer poco tiempo, pero durante ese segundo estás totalmente expuesto a los ataques del enemigo. No solo eso, si no que en ese tiempo el enemigo puede moverse y perder la oportunidad de realizar la ejecución. Esto es especialmente molesto en los combates en rampas o escaleras ya que tienes que estar exactamente a la misma altura para que la ejecución funcione. Y es un problema estúpido porque el botón cuadrado no se utiliza para nada durante los combates y bastaría con simplemente pulsar el botón en lugar de mantenerlo. Durante el combate también podemos utilizar a nuestro dron, que al igual que las ejecuciones consume parte de una barra de energía que se rellena al encadenar golpes, para que realice acciones como atacar, ralentizar al enemigo o aumentar nuestra defensa, aunque apenas si tiene una importancia real. Como viene siendo habitual, al derrotar enemigos ganaremos experiencia (aquí llamada chatarra tecnológica) que podremos usar para mejorar nuestro equipo y subir de nivel, aunque en este juego no elegimos qué atributos mejorar, si no que simplemente subimos de nivel y cada vez que subimos de nivel obtenemos núcleos que podemos utilizar para instalar implantes. Los implantes son una serie de habilidades activas y pasivas que podemos equipar. Algunas de ellas nos aumentan la vida o resistencia, otras nos sirven para curarnos y otras tienen otras funciones, como recuperar salud cada vez que ejecutamos una ejecución (valga la redundancia). Cada implante consume un número determinado de núcleos y además nuestro equipo también ocupa parte de estos núcleos, por lo que elegir bien nuestro equipamiento es muy importante. Al igual que pasaba en Lord of the Fallen, al ir derrotando enemigos iremos aumentando un multiplicador de chatarra que se reinicia al volver a los puntos de control, de forma que recuperan esa mecánica de riesgo-recompensa que tanto me gustaba de su anterior juego, aunque con un nuevo giro: ahora tienes un límite de tiempo para recuperar la chatarra cuando mueres. Esto en principio no es malo, el problema es que siempre te dan dos minutos y medio para llegar a tu chatarra, estés cerca o lejos. Con lo liosos que son los niveles, si te mueres lejos del punto de control en una zona que no conoces bien, puedes dar tu experiencia por perdida. Y es una pena, porque este sistema al final lo que hace es favorecer más al que juegue de forma conservadora, rompiendo ese equilibrio de riesgo y recompensa del que hablaba. En líneas generales, el sistema de combate funciona, pero no tan bien como debería. Las dos novedades que han introducido (las ejecuciones y el límite de tiempo) no están bien integradas, pero lo peor es la escasez de variedad. Solo hay seis tipos de armas (cada tipo mejora con el uso) que conseguimos desde el principio, sin que nos den grandes alicientes para ir alternándolas. En cuanto a los enemigos, espero que te gusten los que te encuentras en las tres primeras horas de juego, porque vas a seguir enfrentándote a ellos durante toda la aventura. Como dije, al avanzar en la aventura irás encontrando nuevas funciones para el dron, pero, de nuevo, apenas si importan y el combate acaba haciéndose muy repetitivo muy rápido. Por si fuese poco, los jefes finales (aunque con un buen diseño) son muy escasos. Gráficamente el juego me ha sorprendido positivamente, no es nada que te vaya a dejar con la boca abierta, pero es sólido. Además, el juego es bastante estable, sin ninguna caída de frames notable. La banda sonora acompaña sin ser nada destacable. He encontrado algunos bugs menores, como enemigos muertos que permanecen de pie, enemigos que no aparecen o una cámara que da más problemas de los que debería. El más molesto de ellos ocurría cuando esquivaba algunos ataques “por poco” y se activaba una cámara lenta durante un par de segundos, a pesar de haber desactivado esta opción en el menú. Por último, vamos con mi mayor problema con este juego. ¿Habéis oído alguna vez eso de “Dark Souls no es injusto, es exigente”? Pues The Surge es sumamente injusto. Todos los enemigos te quitan demasiada vida, no es normal que el enemigo más básico te pueda matar de dos golpes. Esto llega al absurdo con algunos jefes; como dije, en general los combates contra ellos son divertidos, pero casi cualquiera de ellos puede matarte de un solo golpe. El Cancerbero Negro es un auténtico grano en el culo, que ya no es solo que te pueda matar de un golpe, si no que son golpes muy difíciles de esquivar. Y esta es otra, casi todos los enemigos tienen ataques que son imposibles de predecir. No te dejan el más mínimo tiempo de reacción y la mayoría de los enemigos pueden atacarte, aunque tú les estés golpeando, por lo que si estas atacando a un enemigo y le da por hacerte uno de estos ataques, estás jodido. Por si fuera poco, al juego le encanta situarte enemigos en pasillos estrechos en los que no tienes el más mínimo espacio para maniobrar. Y sí, sé que esto también pasa en otros juegos, se me viene a la mente los soldados tortuga del Torreón de Hierro de Dark Souls 2, pero aquí nos pasamos demasiado tiempo en estos pasillos. Y hablando de pasillos, ya he dicho que el escenario está construido de forma realista, pero eso no quita que sean sumamente aburridos, repetitivos y confusos. Todas las zonas del juego, con dos excepciones, están formadas por pequeñas salas y pasillos conectados de forma enmarañada, haciendo que sea difícil orientarse y que dediques muchísimo más tiempo del que deberías a simplemente saber dónde tienes que ir. Y lo peor es que da la sensación de que este diseño confuso y esta “dificultad” artificial e injusta solo están ahí para retrasarte, ya que el juego es increíblemente corto y carente de contenido. Y este es el mayor problema que tengo con The Surge, que la mayor parte del tiempo que me pasé con el juego estaba frustrado, ya sea por lo lioso del diseño de sus niveles o por lo injusto del combate. The Surge tenía la oportunidad de desmercarse, de quitarse la etiqueta de ser “una copia de Dark Souls” y de proponer algo nuevo y de calidad como ha hecho Nioh, pero al final ha resultado ser un juego injusto, corto, repetitivo y poco inspirado.
4 VOTOS
AntaresJGA979Hace 2 años3
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
9
La rebelión Trascendence de los Terminator.
He querido colocar dos títulos de películas para resumir con ellos la propuesta argumental de La Oleada (The Surge). Quien haya visto la saga Terminator y el film Trascendence tendrá las respuestas de trasfondo argumental de este videojuego. Una muy buena opción para quien quiera más del estilo Dark Souls, Bloodborne y NiOh. La música es testimonial, no es gran cosa, de hecho recomiendo hacer como yo, bajar su volumen bastante para que cobre protagonismo los efectos de sonido. Gráficamente luce bien, no es un portento pero cuenta con muchos detallitos en los escenarios. Escenarios muy laberínticos en varias fases. Pocos jefes, probablemente porque se le ha querido dar igual de importancia a los enemigos comunes, muchos de los cuales te liquidan al protagonista de uno o dos golpes. Al igual que en Dark Souls más vale maña que fuerza, es importante gestionar la jugabilidad en plan atacar, retirarse, esquivar, atacar de nuevo. El futuro que propone The Surge resulta próximo y hasta probable, que no cierto, puesto que el futuro es un país desconocido. Yo no daba nada por este título, pero una vez me puse con él resulta que llevo unas 200 horas acumuladas sumando varias partidas en tres guardados. El más importante es uno partida plus 4, NG++++. Es decir, 5 rondas. Es una locura porque la dificultad es extrema y al juego le importa un pito que armaduras, armas y nivel de personaje estén por las nubes. Está trucado para que con solo un roce algunos enemigos fulminen a Warren. Me propuse conseguir todos los trofeos/logros y después continué y continué hasta NG++++. Parece mentira lo que me ha atrapado este The Surge cuya duración estimada es de 15 - 20 horas. Y voy camino de acumular tantas como en Overwatch o Dark Souls III (nivel 188). Abstenerse los que no quieran retos ni escenarios laberínticos; y sí quieran cinemáticas, diálogos, aventuras variadas a lo Tomb Raider o Uncharted. Aunque lo cortés no quita lo valiente y a mí me chiflan estas dos sagas y también este "La oleada". Sí, me he enfadado muchas veces con los programadores por la dificultad inicial, porque muchas veces la cámara te juega malas pasadas y porque se crasheó unas 6 veces. Pero... pero... pero... es que su novedoso sistema de combate tiene mucho gancho y me atrapa. Dejé de jugar a Overwatch, Mass Effect Andrómeda, El legado perdido, Hellblade el sacrificio de Senua... por pasar horas y horas con The Surge. Ya está todo dicho. Y es que más vale caer en gracia que ser gracioso.
4 VOTOS
Ivrz105Hace 1 año4
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
9,5
Apoteosis futurista
He tardado mucho en jugar a The Surge, principalmente debido a que Lords of the fallen no me dejo un buen sabor de boca, aunque no lo considero un mal juego. Estas navidades he pillado una buena oferta y me he comprado este juego que me ha borrado de un plumazo todas las dudas que yo tenia sobre Deck13. Puedo asegurar que no solo me ha sorprendido, sino que ha ido un paso más allá y se ha convertido en unos de mis videojuegos favoritos de esta gen. Antes de nada quiero dejar clara una cosa; el grandioso, magnánimo y todopoderoso Hidetaka Miyazaki San, profeta de Dios, enviado por Cristo para iluminarnos el camino, ha creado un nuevo género(o subgénero) en los videojuegos. Llamadlo Soulslike, estilo Souls o como queráis, pero es un hecho que ya es un nuevo género así hay que aceptarlo como tal. Ya va siendo hora de dejar de tirarse al cuello a cada juego que implementa las mecánicas base de esta maravilla de subgénero. Así pues empiezo. The Surge es un juego estilo Souls que implementa las maravillosas mecánicas de combate de este género, pero le da una vuelta de tuerca más e implementa de manera magistral un método de desmembramientos con el que puedes cercenar la parte del cuerpo del enemigo que tú quieras de manera sencilla con el joystick derecho. Esta mecánica es clave en el desarrollo del juego ya que permite conseguir los planos de las piezas de armadura de los enemigos que vayas cercenado y además, es imprescindible para farmear los materiales necesarios para aumentar de nivel tanto las armas, como las piezas de armadura. Esto hace del combate variado y dinámico, siendo además tremendamente rápido y satisfactorio. Por otro lado, el diseño de niveles de este juego es lo que me ha hecho definitivamente rendirme ante Deck13. Laberíntico, asfixiante, con múltiples caminos, atajos, salas bloqueadas que solo podrás abrir cuando avances en la aventura y tengas que volver sobre tus pasos. Un mundo por el que te perderás y nadie te dirá cual es el camino o donde tienes que ir. Esta es la esencia del género. Si además sumamos el increíble diseño artístico de corte industrial-futurista, con un sistema de luces-iluminación de un estilo sobre exagerado, hecho a propósito, donde cada luz ya sea de tu propio traje, de los focos, enemigos o múltiples máquinas que hay en el escenario, esos maravillosos juegos de luces que te dejan completamente ciego al mirar a ellos, es un auténtico espectáculo visual. Puedo asegurar que son varias(muchas)las veces que mientras jugaba me quedaba como un bobo mirando directamente a los fluorescentes del techo deleitándome con su luz mientras me quedaba cegato. Enemigos y bosses, muy bien diseñados tanto en el aspecto como en sus patrones de ataque. The Surge es una auténtica guerra, un campo de batalla infernal donde cada combate es una auténtica lucha en el fango por la supervivencia. Cada pelea es a vida o muerte. Cada sala, cada pasillo, es una trinchera llena de enemigos dispuestos para arrancarte el alma(perdón, los tornillos). Finalmente la historia la he seguido personalmente con mucho interés, poco a poco te va metiendo en su mundo hasta que al final te atrapa completamente. En este tipo de juegos no es realmente importante, te los puedes pasar sin enterarte de nada, pero Deck13 se ha esforzado en crear un buena historia apocalíptica de corte futurista, que bajo mi percepción, recoge muchos elementos de nuestra época actual y de lo que podría llegar a pasar en un futuro no muy lejano si seguimos así. Sin hacer ruido, con trabajo duro y buenas ideas, Deck13 se saca de la manga uno de los mejores juegos de esta gen para mí. Tenía dudas con este estudio, pero han quedado todas disipadas gracias a esta obra de culto que ha sido estúpidamente maltratada por la crítica “especializada”. A The Surge 2 solo le pido más duración, el resto es perfecto.
3 VOTOS
Oliverjoker560Hace 1 año5
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
7
Buen juego con buenas ideas pero...
Tiene carencias como un mapa monótono (se entiende que sea dentro de una fábrica pero igualmente podía tener algo más de variedad), sistema de armaduras de muchos tipos pero que al final se basan en defensa y agilidad y alguna cosilla más pero siendo esta última más prescindible. El sistema de combate es agresivo, muy agresivo, de hecho los bloqueos son inútiles. Dicho lo negativo el juego aún así es muy disfrutable, tiene una historia que sigues con interés, pocos pero buenos jefes y un sistema de progreso que engancha, con en los soulsborne. Merece un tiento y de paso te haces una idea de lo que puede venir con el 2.
2 VOTOS
Solidus5651940Hace 11 meses6
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
7,5
Mejor que Lords of the Fallen pero aún le falta.
He de reconocer que Deck 13 ha mejorado con respecto lo visto en su anterior obra ( Lords of the Fallen) y en algunos aspectos como la jugabilidad han empezado a dar con la tecla para crear una franquicia propia y auténtica dentro del sub-género Souls . Tal es así que me he llevado una grata sorpresa al jugarlo y que a las puertas de su segunda parte , pueden haber creado una franquicia con un buen futuro por delante. Pese a ello he de decir que está muy lejos aún en términos de calidad con respecto no solamente los Soulsborne, sino con otros juegos del estilo como bien podría ser NiOh. Para empezar hablaré de la jugabilidad que es lo que considero el mejor punto a su favor , especialmente si lo comparamos con su anterior obra.... Aquí tenemos un personaje ( Warren) con un exoesqueleto y un arma que podremos ir mejorando a la vez que buscando distintos exoesqueletos y armas en base a los enemigos derrotados principalmente, dado que la inmensa mayoría de los enemigos disponen también de distintos modelos de exoesqueleto de distintas características, los cuales podremos armarnos con ellos eligiendo que parte del cuerpo atacar , al igual que normalmente tienen partes del cuerpo descubiertas y que si las elegimos haremos mucho mas daño y podremos vencerles con mayor facilidad, eso si , no nos dejará pieza de exoesqueleto . Lo mejor del juego sin duda es este apartado que se complementa con la posibilidad de realizar unos golpes finales con unas cinemáticas espectaculares y que cambiaran dependiendo del arma usada y de la parte del cuerpo seleccionada al realizar dicho ataque, es realmente adictivo.... Lo peor en la jugabilidad es que prácticamente no se aprovecha la posibilidad de cubrirnos de los ataques rivales y da la sensación que cubrirse de los ataques no es nada práctico en combate, lo cual te incita mas a andar esquivando pero tampoco eso lastra su jugabilidad. Ahora hablaré del entorno en el que nos movemos y para mi uno de sus defectos que puede dar una cierta sensación de agobio e incluso de parecer repetitivo... Al tratarse de estar en una fábrica, el entorno acaba resultando excesivamente pasillero, excesivamente oscuro y un tanto laberíntico, es un defecto que ya aprecié en el Lords of the Fallen , dado que había zonas y mazmorras donde se te plantaba un tipo con un escudo de dos metros de alto en un pasillo de medio metro de ancho, donde se te hacía pesado no por difícil sino por lo mucho que costaba romperle la guardia y atizar al no haber espacio para flanquear. Pues bien, aquí esto se vuelve a repetir, no de forma tan exagerada como aquella puesto que los enemigos no disponen de esos escudos pero abusa de haber muchos mas pasillos , a fin de cuentas he de reconocer que la ambientación se corresponde a lo que sucede y en el sitio que sucede pero resulta a mi gusto todo muy repetitivo y sin grandes cambios entre zonas a medida que avanzamos... Como todo juego estilo Souls, aquí iremos recogiendo chatarra que es la moneda para mejorar nuestro personaje y como todo juego de este estilo tendremos una oportunidad de recogerla una vez muramos con la particularidad que tendremos un contador que irá contando hasta llegar a cero y en tal caso si no hemos podido llegar allá donde morimos y recoger la chatarra, se perderá para siempre, lo cual mete algo de presión añadida cuando morimos. También premia el ir avanzando y matando sin guardar en los puntos de control ( esto ya estaba en el Lords of the fallen) metiendo un multipilicador para recaudar mas chatarra por muerte realizada... El nivel de dificultad es perfectamente comparable a los Souls, incluso algunos enemigos son solemnemente complejos y requiere de estudiar bien su set de ataque porque pueden propinar golpes que prácticamente te arrancan toda la vida , se echa de menos algo mas de variedad y algún que otro boss más aunque los que hay son un reto digno del estilo y bien diseñados .... En definitiva según mi criterio un juego notable y el principio de lo que pudiera ser una saga interesante para el futuro, pese a ello es necesario hacer algunos cambios importantes especialmente en el apartado de la ambientación y de tener mas sensación de libertad y menos de andar siempre por distintos pasillos demasiado parecidos entre si y con mayor variedad de enemigos, eso si , tiene una jugabilidad decente y adictiva que no es poco...
1 VOTO
Escribe tu análisis
Subir
Foros > The Surge > El análisis de los lectores

Hay 6 respuestas en El análisis de los lectores, del foro de The Surge. Último comentario hace 11 meses.