Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Dark Souls: Remastered
Dark Souls: Remastered
Reedición · Fecha de lanzamiento: 25 de mayo de 2018
 · Plataforma
PCPS4XOneSwitch
Foro del juego
  • Trucos y Guías

Responder / Comentar
Foro Dark Souls: Remastered
Por Pichcas2
Hace 1 año / Respuestas: 0 / Lecturas: 63

Dark Souls: Remastered: Siegmeyer capítulo 1

Decidí iniciar a trabajar en un pequeño proyecto, agradecería un momento de su tiempo para que puedan leerlo y decirme lo que opinan, eventualmente pienso seguir con la historia si hay algo de aceptación de los lectores, gracias.

Podía observarla a través de la ventana, me encantaba ver como el sol relucía en su cabellera color dorado, la hacían ver como un sol radiante. Se encontraba barriendo el polvo del pórtico de nuestro cálido hogar. A su lado se observaba como un chorro de agua regaba las plantas, no pude ver bien quien era pues el yelmo obstruye bastante la visibilidad.
Hey tú! Escuché desde el otro lado de la pared - deja de estar bobeando y ándate a hacer guardia
- Mmmm hmm Vale vale en un momento capitán.
Un dos tres cuatro izquierda, un dos tres cuatro derecha- repetía para mí en voz alta.
De pronto de la puerta del pequeño torreón salió el capitán, quien lucía una armadura brillante color negro azabache y al cinturón, atado el estoque típico de la alta guardia.
-Venga deja de hacerte el chistoso- respondió el capitán con voz molesta -No queremos más caballeros holgazanes, tenemos suficiente con el borracho de Siegward 
-Mil disculpas capitán no volverá a suceder- llevé mi mano al borde de mi Yelmo y salude con la seña de Catarina De la pared tomé el pesado espadón del que me había deshecho por un largo rato y a dos manos lo monté sobre mi hombro Mucho mejor- Ahora a lo que venía, voy a necesitarte como guardia en la próxima asamblea ,se llevará a cabo en la sala principal del castillo, contaremos con la presencia del mismísimo rey Alionor, hay una situación terrible proveniente de Lordran... 
El capitán se quedó quieto sin pronunciar una palabra por un buen rato 
- Capitán aa.. Se encuentra b.. 
-Pero venga que son cosas que no te incumben- interrumpió - 
Te pido seriedad por esa misma razón. Hasta luego Sig, te veo en dos soles a primer rayo del alba –
El capitán se despidió mostrando la señal de Catarina y se adentró de vuelta en el Torreón.
Realmente no se para que nos piden hacer guardia, Catarina siempre ha sido conocido como un reino pacífico, la mayoría de las personas son agricultores amantes de las cebollas. Otros más son aventureros que se lanzan de ves en cuando a vagar por el mundo para traer después historias increíbles que nuestros músicos puedan cantar, estos alegran nuestras calles por las noches y las llenan de vida. 
Los problemas más recurrentes nunca son para tanto, no pasan de algún muchacho vago que pisotea los surcos o algún incendio causado por los novatos pirománticos que van camino a Lordran a ver a Izalith. Un pequeño empujón me sacó de mis pensamientos, sentí como alguien o algo agarraba mi pierna derecha, pero la curva de la armadura y el yelmo no me dejan mucha visibilidad. 
Dejé de vuelta el espadón en la pared y traté de sacarme el yelmo, una risilla se escuchó a mis pies seguido de un empujón más fuerte
Wow wow quien anda ahí? Dije después de tambalear y casi caer.
Jijiji Era el sonido de una dulce y tierna risa de una niña, como música para mis oídos.
El empujón más fuerte vino después, inevitablemente caí de bruces y rebote en el suelo 
-Mmm hmmm auch auch eso si que dolió- dije 
Me quitaron el yelmo y aún medio atontado por el golpe pude divisar como se esclarecía la cara de mi pequeña Sieglinde justo frente a mi 
-Papi- dijo ella sonriendo justo antes de darme un cálido abrazo 
Rodeo con sus brazos mi cuello y soltó un beso tierno en mi cachete 
Hola pequeña – contesté y acto seguido correspondí su abrazo 
-Qué haces por aquí?- Papi tiene trabajo que hacer 
- Te vi marchando muy chistoso papá- dijo evadiendo mi pregunta 
-Oo así que estabas espiándome? ¡Pequeña traviesa! 
Espero no haya visto como me regaño el capitán, pensé.
Papá ¿Podemos seguir con las lecciones por favor? - me comentó entusiasmada
Mmm hmmm Estaba de guardia... Pero no creo que el capitán se eche otra vuelta por este lado del torreón, no almenos en un buen rato - pensé para mi

Hmm mmm no lo sé Sieglinde es que tengo que..

-Porfavor porfavor porfavor - me interrumpió aferrada - Solo un momento, es que quiero aprender ese movimiento secreto del que me contaste hace días
-Jojo pero si solamente los diestros caballeros de Catarina como yo pueden lograr la ejecución de esa maniobra - dije orgulloso 
-Pero sí que puedo papá, te prometo que voy a esforzarme si?
Mmm hmm ¿Cómo podía negarme a esos ojos azuldaos? 
-Muy bien- terminé diciendo, te veo en un rato dentro del bosque ,ya sabes dónde, abajo del árbol que da al gran prado. Cuidado con los ojos de tu madre. recuerda que no le agrada mucho que aprendas esas cosas. 
- Siii!! - gritó feliz mi pequeña
Se puso de pie y salió corriendo sin chistar 
Oye espera!! No te llevas mi yelmo!!- Grité, pero ya era muy tarde. 
Ahí iba Sieglinde, corriendo agitadamente como una linda cebollita.
Hmm mmm un momento...es ese también mi escudo?!
Responder / Comentar
Subir
Foros > Dark Souls: Remastered > Siegmeyer capítulo 1

Hay 0 respuestas en Siegmeyer capítulo 1, del foro de Dark Souls: Remastered. Último comentario hace 1 año.