9,5

Análisis Celeste - PC, PS4, Xbox One y Nintendo Switch

La cumbre de los plataformas 2D

Análisis por
30 de enero de 2018

Sabíamos que tenía potencial para convertirse en un gran videojuego de plataformas en 2D, pero jamás imaginamos que lo nuevo de los autores de TowerFall Ascension fuera capaz de sorprendernos como lo ha hecho. En el análisis de Celeste nos rendimos a los encantos de una auténtica obra maestra; uno de esos títulos que gracias a su potente base jugable, pero también al precioso mensaje que transmite, será difícil de olvidar.

Vale. Sí. Todavía es pronto, que acabamos de estrenar el año, pero no lo puedo evitar; ¡no me puedo callar! Celeste es una auténtica maravilla; un videojuego memorable, de los que dejan huella, que está llamado a convertirse en uno de los más grandes del presente año. Así de espectacular es el nuevo trabajo de los autores de TowerFall Ascension, que han dado vida a una de las mejores y más emocionantes aventuras de plataformas 2D de los últimos años. Su acción es trepidante, ¡no hay ni un segundo de respiro!, pero la mayor virtud de este juego de estilo retro es su capacidad para sorprenderte una y otra vez con nuevos desafíos... ¡y su propia historia!, que aquí ejerce un protagonismo fuera de lo común sin entorpecer por ello al videojuego. Al contrario. El equipo de Matt Makes Games ha realizado un trabajo soberbio integrando la narrativa en el propio diseño de escenarios, en la propia concepción de los desafíos a los que te enfrenta, haciéndote partícipe de las desventuras de la pobre Madeline, que sin saber muy bien por qué, se ha propuesto escalar una peligrosa montaña.


No diré más; no quiero estropear las muchas sorpresas que guarda un videojuego que, de bueno, lo reconozco, me deja sin palabras. Completar sus cientos de niveles ha sido una experiencia dura, sí, pero increíblemente maravillosa. No he dejado de sonreír durante las cerca de siete horas que me ha llevado completar la aventura, y eso que acumulo ¡casi 1800 muertes! Pero en Celeste perder la vida no se siente como un castigo sino, más bien, como una enseñanza. "La próxima vez lo haré mejor", te repites a ti mismo una, otra y otra vez... hasta que lo consigues, ¡gritas de alegría!, y te das de bruces con un desafío todavía mayor; de esos que parecen imposibles. Ninguno lo es; ni tampoco sientes que se aumente la dificultad de forma artificial. Si algo adoro de este videojuego es que todo depende enteramente de tu habilidad; de tu capacidad de esquivar trampas y sortear obstáculos a velocidades de vértigo sin recurrir por ello al método del ensayo y error, ¡que está presente!, pero no de una forma tan inamovible como en otros títulos del estilo. Puedes cometer errores y aun así, con destreza, sobrevivir a tales desmanes.



Escalada MortalEs sorprendente. Celeste nunca deja de reinventarseMadeline cuenta con dos habilidades especiales que lo son todo en Celeste: la escalada, su capacidad de trepar por superficies verticales hasta que se le agoten las fuerzas; y el impulso, con el que se desplazará a toda velocidad en cualquier dirección, ¡aunque con limitaciones!, pues hay que pisar suelo, o ciertas superficies especiales, para recargar este movimiento acrobático. No necesita mucho más el videojuego de Matt Make Games para reinventar la fórmula una y otra vez presentando desafíos cada vez más enrevesados, cada vez más espectaculares, con los que es difícil no exclamar gritos de admiración mientras sonreís como niños. Trampas oscilantes, ráfagas de viento, proyectiles, caminos atestados de afiladas estacas y ni una sola superficie donde posar los pies... cada nueva región que exploras en la montaña te descubre nuevas formas de morir, ¡y lo haréis!, pero lejos de frustrar, Celeste te anima a seguir adelante.


Si la partida se complica demasiado, puedes activar el modo asistencia, que te confiere ayudas como un doble salto o resistencia infinita.

Por momentos he perdido la vida en un mismo nivel decenas de veces y cada vez que ocurría, ¡gritaba!, pero no de ira sino, más bien, como aquel que sabe que está a punto de lograr una proeza y solo necesita un poco más de tiempo, una oportunidad más para alcanzar el éxito. Por eso nunca dejas de sonreír ni de asombrarte con la trepidante acción de un videojuego que, sí, es difícil, pero no hasta el punto de desesperar. Todo depende de vosotros, del reto que os impongáis pues podéis completar la historia y ya está, o bien probar fortuna y conseguir también los fresones repartidos por cada región del juego, y que ya os aviso en algunos casos puede ser una hazaña durísima. No es el único reto adicional de Celeste, que también oculta en algunos de sus niveles unas cintas de casete que dan acceso a versiones muchísimo más duras de las gran regiones que conforman la montaña que da nombre al videojuego. Es aquí donde la aventura de Madeline se convierte en un auténtico infierno; pero uno igualmente disfrutable.


La banda sonora, compuesta por Lena Raine, es realmente buena. Las melodías son pegadizas y casan perfectamente con la acción.

Completar sus cientos de niveles es una experiencia dura, sí, pero increíblemente maravillosaMe fascina cómo con sutiles cambios, con burbujas que te permiten ganar un impulso especial, o barreras mágicas que te lanzan a toda velocidad en una dirección fija, o escapando de fantasmas en una casa encantada, o jugando con la oscuridad en las ruinas de un templo ancestral, Celeste nunca deja de reinventarse. Y es sorprendente; más cuando te ves sorteando un sinfín de trampas sin poner un pie en tierra ni por un segundo gracias al exquisito sistema de control de un videojuego que, también en lo audiovisual, resulta fantástico.


Celeste oculta muchos secretos, entre ellos una consola ¡aún más retro! que muestra el proyecto del que nació este videojuego de plataformas.

Cada una de las regiones por las que avanzamos desprende un aura especial que las hace únicas, muy distintas entre sí, con un toque retro que le sienta fenomenal. El diseño de niveles raya a un nivel sobresaliente y qué decir de los protagonistas, a los que es difícil no coger cariño cada vez que hablan en perfecto español ¡porque se sienten muy humanos! De nuevo... no diré mucho más, porque al igual que Madeline, este es un viaje de descubrimiento y lo que vais a encontrar por el camino es simplemente maravilloso. Celeste es una obra maestra que aun cuando termina, ¡no lo hace del todo!, pues abre ante ti nuevos retos que te harán disfrutar más si cabe del que ya es uno de los mejores videojuegos de 2018.


9,5
“Imprescindible”
Valoración 3DJuegos - Celeste
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:

Una obra maestra. Sin más. El equipo de Matt Make Games ha dado vida a una aventura de plataformas 2D simplemente maravillosa. Su trepidante acción, su increíble diseño de niveles, ¡lo adictivo que resulta! son solo una pequeña parte de Celeste. Con una historia muy personal, que va directa al corazón, este videojuego de estilo retro se va a convertir, sin dudarlo, en uno de los grandes de 2018. ¡Un imprescindible!

Acción trepidante y muchos desafíos con los que poner a prueba nuestra habilidad

La historia que cuenta, cómo lo hace, y los personajes protagonistas

Increíble diseño de niveles que rara vez deja de sorprender

Solo en el tramo final el videojuego pierde algo de frescura

Duración: 6-12 horas

Jugadores: 1

Idioma: Textos en español

Sé el primero en escribir un análisis
El análisis de los usuarios

Anímate y comparte tu experiencia con el resto de jugadores realizando tu propio análisis tras jugar a Celeste. Tu análisis y opiniones se publicarán en la revista y serán leídos por muchos usuarios. ¡Lúcete!

Outbrain