Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis

Análisis de Mario Party DS

Análisis por  /  23 de noviembre de 2007       
Comentar
Recientes

Nintendo DS tenía ya ganas de fiesta y Mario ha llegado para dársela. No obstante, no ha sido como los famosos personajes de Nintendo hubieran deseado, y es que Bowser los ha encogido tras haberlos pillado por sorpresa en una trampa. Ahora tendrán que recorrer tableros, tirar dados y protagonizar decenas de minijuegos que les lleven a convertirse en superestrellas capaces de derrotar al malvado Bowser. Prepara tu stylus y fíjate bien en no tapar el micrófono porque la última fiesta portátil de Mario es la más completa y divertida hasta la fecha.

Si algo teníamos claro era que Mario no podía dejar pasar la ocasión sin montar una fiesta a doble pantalla en la última portátil de los de Kyoto. Y es que Mario ya tiene tradición en esto de organizar reuniones de personajes con el único objetivo de hacernos pasar un rato divertido a los mandos de nuestra consola. Lo hizo en Nintendo 64, lo hizo en Gamecube, lo hizo en Game Boy Advance y llegó a hacerlo también en Wii. Así que la única consola que quedaba era Nintendo DS, una máquina que siempre es especial a la hora de recibir importantes franquicias como Mario Party.


Hudson Soft, desarrolladora japonesa involucrada en la serie desde aquella primera versión para Nintendo 64, vuelve para traernos un videojuego que logra recoger los mejores elementos de la serie a la vez que propone nuevas formas de entender las fiestas de Mario y compañía a través de las capacidades únicas que nos ofrece la "dual screen". El stylus, el micrófono y la doble pantalla son empleados con acierto en un título que ha sido desarrollado teniendo en cuenta tanto al jugador solitario como al que le gusta más jugar en compañía. Teniendo sólo esto último en cuenta, Mario Party DS ya sale ganando con respecto a anteriores títulos de la saga.


Una fiesta con mucha historia La fiesta del fontanero para la portátil de Nintendo ha sido una grata sorpresa. No sólo rompe con la cierta línea de decadencia tras el último Mario Party 8 de Wii, sino que nos vuelve a ofrecer una trama que, aunque simple, sirve para dar paso a la principal modalidad dentro del videojuego: el Modo Historia. Dentro de esta opción, jugaremos en individual a lo largo de cinco tableros de distinta temática que nos llevarán a diversos escenarios como un jardín, un conservatorio o el típico mapeado basado en la jungla de Donkey Kong. Todos ellos volverán a recorrerse a través de unos dados que, una vez lanzados, nos harán visitar las muchas casillas de las que constan los tableros de este videojuego.


Mario Party DS análisis¿Invitados por Bowser a una comida? Los famosos personajes de Nintendo no se lo creían, pero al final decidieron aceptar la invitación y acudieron a la cita. Gran error. El malvado quelonio les había tendido una trampa para encogerlos en tamaño. Ahora ya nada podía pararlo a no ser que usaran el poder de las estrellas para volver a su estado normal. El problema es que tendrán que recorrer tableros, tirar dados y jugar minijuegos, pero… ¿es eso realmente un problema? La fiesta acaba de comenzar.

Como en una partida de parchís, tendremos que seguir una determinada dirección para intentar llegar antes que los demás hacia cada una de las estrellas que se irán colocando sobre el tablero. Obtener estrellas, como ocurría en anteriores videojuegos de la serie, será la verdadera motivación de los ochos personajes que podremos seleccionar al principio de cada partida. Todos olvidarán por un momento sus amistades y se adentrarán en el reto de convertirse en verdaderas "superestrellas" capaces de deshacer el hechizo que Bowser ha lanzado sobre cada uno de ellos.


Los enemigos de la fiesta No obstante, y como viene siendo habitual en los títulos de Mario, el objetivo final será acabar con el malvado quelonio, no sin antes haber completado los tableros y haber derrotado a sus respectivos jefes de nivel, como es el caso de una enorme planta piraña que estará deseosa de absorbernos. Como la aventura será más o menos larga, un detalle importante es que se nos dará la posibilidad de guardar la partida hasta en dos ranuras, ideal por si queremos dejar por un momento el Modo Historia para centrarnos en las otras muchas opciones que nos propone Mario Party DS.


Una de ellas será el Modo Fiesta, un lugar donde recorrer de una manera libre cada uno de los tableros presentes en el título. Desde aquí podremos seleccionar personajes, escenarios y ciertos aspectos relativos a la manera en que queremos jugar: todos contra todos (Batalla Real), dos contra dos (Batalla por Parejas) o el clásico uno contra uno (Batalla a Duelos). Sin embargo, puede que lo que estemos buscando sea una acción rápida de minijuegos, algo que encontraremos en una de las opciones habituales en todos los Mario Party: el Modo Minijuegos.


Festival de minijuegos Aquí no sólo nos encontraremos con cada uno de los minijuegos que hayamos desbloqueado, sino que también hallaremos algunas opciones adicionales como Poco a Poco (un pequeño reto basado en la superación de minijuegos con el fin de llegar a lo alto de una escalera), algunos torneos (tanto por puntos como por victorias) y una especie de Time Attack donde vencer a cada uno de los enemigos finales del videojuego en el menor tiempo posible.


Adicionalmente, tendremos un Modo Puzles, un verdadero regalo para los amantes de los juegos de ingenio al estilo Tetris, y (cómo no) el Modo Descarga DS, que nos invitará a jugar en compañía de otros amigos a pesar de que no cuenten con una tarjeta del título. En total, un gran conjunto de recursos jugables que impedirán que nos aburramos fácilmente de un Mario Party DS que incluirá en su interior cerca de 100 minijuegos, a cada cual más ingenioso, que harán un excelente uso de las capacidades de Nintendo DS.


La mejor fiesta portátil de Nintendo Este videojuego no hubiera sido el mismo si Hudson no hubiera trabajado realmente la clave de cualquier Mario Party: los minijuegos. En Wii cometió el error de darnos pruebas poco inspiradas y que no lograban sacar el máximo partido al wiimote. Sin embargo, con Nintendo DS ha sucedido todo lo contrario: usaremos el stylus, la doble pantalla y un micrófono en unas pruebas tan ingeniosas como divertidas, con la ventaja adicional de que tendremos tantos minijuegos por ver que será difícil que se repitan constantemente.


Mario Party DS DS¿Quién saldrá primero? En los tableros de Mario Party DS el orden de salida se volverá a decidir por el número obtenido al lanzar los dados. A partir de ese momento, la carrera por conseguir las estrellas antes que los demás habrá comenzado. Pero no todo será tan sencillo. Tras cada ronda tendremos que disputar un minijuego para ganar unas monedas que nos servirán para comprar las estrellas una vez que lleguemos a ellas.

Lanzar fichas deslizantes con el stylus para golpear a nuestros adversarios, soplar al micrófono para hacer que caiga un muro de piedra sobre nuestro oponente, aprovechar la visión que ofrece la doble pantalla para esquivar los balones que nos lanza un goomba... No habrá prácticamente ningún minijuego que no nos apetezca jugar, ya que incluso los que no usan las características únicas de Nintendo DS siguen siendo igual de entretenidos. Hudson ha realizado esta vez un gran trabajo tanto desde el punto de vista cualitativo como cuantitativo, algo difícil de ver últimamente en un Mario Party.


La calidad llega a la jugabilidad, pero también al resto de apartados, como es el caso de los gráficos. Representados en unas correctas tres dimensiones, los personajes de esta nueva entrega se mueven con fluidez y soltura a lo largo de unos escenarios y unos minijuegos tan coloridos como bien culminados gráficamente. Todo se encuentra cuidado, desde la presentación hasta el más simple de los minijuegos. Hay robustez gráfica y también sonora, dando un conjunto muy apetecible tanto para ser disfrutado en compañía como en individual.


“Muy Bueno”
Mario Party DS
9,0
Lectores
(36)

Si en los últimos tiempos no podíamos recomendar Mario Party por su desconsideración hacia el jugador solitario, hoy ya podemos reconsiderar esta posición para afirmaros que la última fiesta de Mario será también muy divertida aunque seamos el único invitado. La nueva entrega de Hudson para DS ofrece una larga duración en forma de un centenar de minijuegos, cinco tableros, ocho personajes seleccionables y un largo repertorio de modalidades con los que es imposible aburrirse. Mario Party DS es una de las fiestas más completas que ha vivido una consola Nintendo hasta la fecha.

Jugadores: 1-4, 4 online

Comprar

Seguir juego
Escribe un comentario
Escribe tu análisis
El análisis de los usuarios
Comentarios
Valoración y estadísticas
Valoración 3DJuegos
“Muy Bueno”
Sobre el sistema de valoraciónEscribe tu análisis
9,0
Análisis lectores
(36 análisis)
Popularidad:
Inexistente
¿Qué es?
Ranking:31734 de 37505 juegos
En la comunidad:
Usuarios (1174) | Grupos y clanes (11) | Más
Expectativas / Valoración (1903 votos)
7,4
Tu voto:
12345678910
Tienda
Mario Party DS

¡No busques más! te ofrecemos el mejor precio.

Mario Party DS
Tienda
Plataforma
Precio
DS
36,95€
Media
Videos (4)
Mario Party DS: Vídeo del juego 2
0:34
Mario Party DS: Vídeo del juego 28 de noviembre, 2007
Mario Party DS: Trailer oficial 2
0:16
Mario Party DS: Trailer oficial 25 de noviembre, 2007
Imágenes (65)
Mario Party DSMario Party DSMario Party DS
Más videos  |  Más imágenes
Foro del juego

Participa en el foro de este juego
Si eres un fuera de serie o todo un crack con “Mario Party DS” de Nintendo DS, o simplemente quieres intercambiar tus trucos, guías o dudas sobre este juego, no lo dudes, pásate por su foro.

Y recuerda, si estás atascado en este videojuego puedes crear un tema de ayuda en su foro.
Universo relacionado