|
Inicio
PC
PS4
XOne
Switch
3DS
PS3
X360
Wii U
iOS
Android
Videos
Foros
eSports
  • Portada
  • Noticias
  • Videos
  • Imágenes
  • Análisis
  • Artículos y Reportajes
  • Hardware
  • Guías
  • Trucos
  • Todos los Juegos
  • Top100
  • Lanzamientos
Dragon Age: Inquisition
Dragon Age: Inquisition
Fecha de lanzamiento: 21 de noviembre de 2014
 · Plataforma
PCPS4XOnePS3X360
  • Ficha
  • Análisis
  • Noticias
  • Artículos y reportajes
  • Videos
  • Imágenes
  • Trucos y Guías
  • Conexiones
  • Foro del juego
Análisis de los lectores (Dragon Age Inquisition)
8,8

Dragon Age: Inquisition

“Excelente”
(Nota media sobre 63 análisis)
¿Y tú qué opinas?
Escribe tu propio análisis
Análisis de Dragon Age: Inquisition / Opiniones de Usuarios
  • Recientes
  • Por fecha de publicación
  • Más votados
Rethor / 26 de febrero de 2015
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
7,5
Bueno

Dragon Age: Inquisition - The Dawn Will Come

LA NOTA DE ESTE ANÁLISIS ESTÁ RESTRINGIDA AL TEXTO EXPUESTO Y SOLO SE ENTIENDE DE ESTE MODO, LEER PARA ENTENDER. Gracias. Después de más de 200 horas registradas, absolutamente todo desbloqueado (desde logros hasta coleccionables) y habiendo profundizado en el juego lo máximo posible con varias vueltas iniciadas con distintos estados de mundo (DA Keep) y clases, tomando decisiones muy variadas a lo largo y ancho del mundo y experimentado los diversos roles que ofrece el juego, por fin me dispongo a analizar este último Dragon Age: Inquisition con un café recién hecho al lado y habiendo madurando el juego durante mes y medio en el que no lo he vuelto a tocar para reflexionar bien sobre este nuevo título de la mano de Bioware. Iniciemos este análisis de la mejor forma posible, posicionándome correctamente en el lugar que me corresponde: soy un FAN acérrimo de la saga y carca pro-Origins a muerte, porque aunque me puedan criticar como a muchos de aferrarnos a esta primera entrega de la saga Dragon Age, me veo obligado a hacerlo ya que cuando se analiza un juego perteneciente a una serie debemos comparar y ver si ha crecido, perdido o madurado ya que sigue el mismo hilo de sus predecesores o eso pretende, de este modo las referencias a Origins y DA II van a estar presentes a lo largo de todo el texto que nos ocupa, y SI: Origins es mejor juego, le pese a quien le pese bajo mi punto de vista, lo adelanto para evitar sorpresas desagradables. Comencemos por los componentes de menos peso a mi juicio: gráficamente es un juego sobresaliente a quien le guste la estética evolucionada que ha sufrido la saga. El motor Frostbite ha hecho maravillas, pero quiero matizar: se ha perdido el encanto de la primera entrega que ya arrastró DA II al simplificar mucho los escenarios, y sobre todo, perder esa "oscuridad" que caracterizaba a Dragon Age. Ejemplifiquemos: cuando viajamos al pueblo de Risco Rojo por primera vez en Inquisition parece que estemos en otro juego o mundo, ha cambiado radicalmente todo siendo más colorido y brillante, pierde ese encanto decadente pero marca una evolución, no creo que sea nada terrible ya que seguiremos disfrutando de momentos de verdadera oscuridad de forma puntual que, por absurdo que parezca, abrillantarán la experiencia. El diseño artístico es soberbio aunque a los que nos gusta el arte si que hemos visto un pequeño paso atrás puesto que la arquitectura, y en general la ambientación bajo-medio medieval, se ha perdido mucho en pos de una jerarquización visual más llamativa, de igual manera resulta innovador ya que toman valores variados para crear los escenarios y el resultado sigue siendo sobresaliente, solo matizar el halo de brillantez que lo rodea todo. Las distancias de dibujado son abrumadoras, los efectos de luz preciosistas, y añadir que hay un pequeño componente de destrucción bastante chulo en momentos determinados que hacen que todo luzca aún mas espectacular. Encontraremos distintos ecosistemas, desde zonas selváticas hasta parajes desérticos marcados tanto por arenas sofocantes como por hielos perpetuos. Las ciénagas y los valles, las costas surcadas por acantilados, el propio velo reinventado con un gusto exquisito... todo entra por los ojos y ha sido mimado al detalle. Tengamos en cuenta también que este motor gráfico no es muy amigo de los mods y que a día de hoy hay muy poquitos y de menor relevancia, algo que en PC nos entristece mucho. A nivel de rendimiento ya es otro cantar, puesto que a pesar de no tardar demasiado en cargar los enormes escenarios que trataremos posteriormente, si que con equipos de gama alta como el mío (i7 3770k con OC a 4,2 Ghz / GTX 780 con OC del 17% sobre valores base / 16GB RAM 1866) el juego se resiente en ciertos puntos de forma inexplicable, especialmente teniendo en cuenta que los valores recomendados por el propio juego en base al hardware han sido reducidos (no sync, oclusión ambiental baja cuando recomendaba activar la primera y poner en HBAO la segunda, configuraciones especialmente exigentes para un PC) siendo este apartado un problema a mi parecer, puesto que la optimización ha sido un trabajo muy a mejorar desde la salida, aunque a día de hoy se han corregido muchos de estos problemas en el rendimiento. Los bugs también marcan la experiencia, aunque personalmente solo me los he encontrado en determinados momentos, eso si: eran escandalosos visualmente hablando, gracias al Hacedor que no te obligaban a cargar en ningún momento partida ya que una vez pasados no había problema en seguir adelante. A nivel de sonido el juego es de notable alto, buenas pistas de audio que suenan a su debido momento y de forma contundente, destacar no tanto las canciones a las que achaco una mala administración (en la taberna de Skyhold suenan verdaderas maravillas y en gran número, sin embargo nos encontraremos muchas veces explorando con el mero sonido de nuestros pasos y el entorno, ¿por qué no poner esas canciones de fondo? Solo suenan en la taberna, menudo desperdicio), sino los efectos tremendamente trabajados y sorprendentes que si destacan sobre el conjunto. Un mago se siente poderoso al escuchar como ejecuta un hechizo, un guerrero hará las delicias cada vez que desenfunde su arma y esta se envuelva en llamas con un chisporroteo en extremo placentero para nuestros tímpanos, un arquero se deleitará con el suave pero mortal sonido de las flechas al cortar el aire y el asesino paladeará cada instante que pase envuelto en sombras sintiéndose un verdadero fantasma antes de hundir su acero en la carne del enemigo con un sanguinolento sonido de desgarro. Un 10 en este apartado, consigue transmitir todo lo que somos y deseamos ser solo con efectos sonoros. A nivel de innovación, pues poco precisamente no podemos decir que haya, para bien y para mal. Ha habido una evolución, se han tomado los valores del combate de DA II mezclados con una gestión mas cómoda de todo pero manteniendo las ideas tácticas del Origins, perdiendo sin embargo una dimensión MUY importante y que a los fans nos ha decepcionado y es nada más y nada menos que la NECESIDAD de usar la cámara isométrica y poder personalizar la gestión de la IA de los compañeros. Es muy divertido destrozar a los enemigos nosotros mismos, pero por mi parte me he visto en la obligación de poner la dificultad al máximo desde el inicio para poder ver un verdadero desafío en todo el conjunto de la acción y usar la cámara y pausa táctica de forma obligada. Le falta "chicha" para que nos entendamos, está claro que Bioware ha querido acercarse a un público más general dentro del sector y nos ha dado un poco la espalda a los clásicos, y lo entiendo, al menos nos han devuelto características que exigíamos que no es poco. Desde luego el juego ha perdido mucho de su componente estratégico en pos de una acción mucho más directa, pero esta es muy satisfactoria también hay que añadir. Me ha gustado mucho la artesanía, las pociones, las granadas y todo lo que tiene que ver con la recolección y mejora del personaje a pesar de que no podremos elegir los atributos básicos cuando subamos de nivel. Lo que si que tenemos presente un generoso árbol de habilidades con muchas ventajas, pasivas enfocadas a la acción directa o a reforzar el equipo, así como las lógicas habilidades de acción. Las especializaciones están bien implementadas aunque les falta a mi gusto más espectacularidad y brutalidad, algunas son muy aburridas, pero en cada clase tendremos (dependiendo de lo que nos guste) una rama especial enfocada a nuestra manera de actuar. El equipamiento es una pasada en general, y aunque no hay muchas armas y armaduras "exóticas", todas ellas lucen muy bien con muchas características que podremos modificar al gusto cuando las creemos. Variaciones de color, ornamentos, detalles, materiales... decenas de valores tanto prácticos como visuales pasarán por nuestras manos a la hora de elegir un objeto, a veces no sabrás con que quedarte, si con la funcionalidad o con el diseño. Por otra parte, y lo más debatido, encontramos el mundo abierto: bien, lo primero de todo es que no es un mundo abierto al uso, no os esperéis un Skyrim. Es un juego multi-región como lo ya visto en anteriores entregas de la saga, donde a través de un mapa del mundo (y previa pantalla de carga) podremos desplazarnos a ENORMES áreas de libre acción (unas mas que otras) donde explorar y descubrir hasta el último secreto y rincón, ¡y me encanta! La verdad es que esos escenarios tan grandes llenos de cosas por las que fascinarse son algo que la saga demandaba, faltan misiones interesantes a mi gusto, pero la verdad es que todo está bastante trabajado y no nos veremos obligados a hacer de recadero casi nunca, especialmente cuando seamos nivel medio-alto donde los recados no pueden considerarse como tal pues consisten en matar a un bicho enrome, feo y con muchas patas y mala leche, algo que siempre gusta. Encontraremos mazmorras, cuevas, fortalezas, campamentos... de todo, y siempre como excusa para introducir un combate. Como añadido relevante el hecho de administrar nuestras posesiones e influencias a través del la mesa de guerra donde el consejo nos espera para darnos soporte y proporcionarnos ayuda, ya sea mediante misiones de agente que asignaremos a uno de nuestros consejeros o para tareas de recolección. Es una faceta del juego muy interesante pero tremendamente desaprovechada, ya que las decisiones que tomaremos en dicho lugar son irrisorias: nada más allá de conseguir algún arma, diagrama o dinero / influencia. Esperemos que lo mantengan y mejoren de cara a futuras entregas, por ejemplo, con eventos en los que si no se actúa instantáneamente conlleven una penalización, donde haya que tomar decisiones duras y un medidor indique las fuerzas que tenemos para variar el "previo-final" como en Mass Effect 3 o en la misión suicida de Mass Effect 2 (aunque en el primer caso también se desaprovechó, siendo el segundo mejor ejemplo de lo que quiero decir). Los juicios ni los voy a mencionar, son peor que inútiles. Y ahora vamos a lo importante de verdad: la jugabilidad. Se trata de un título divertido, engancha y es muy fluido en su combate y ejecución (recordemos lo anteriormente mencionado de un enfoque mucho más directo) pero con carencias, como la pérdida de ciertas ramas de habilidades que se han redistribuido en otras o directamente desaparecen en este Inquisition, como el hechizo de curación o muchas de las ramas que se han visto reducidas a la inexistencia. A pesar de que Bioware había pretendido hacer de este Dragon Age el juego más difícil de la saga, la verdad es que se han quedado por el camino, le falta profundidad y variedad, Origins era mucho más difícil ya que una vez demos con la configuración perfecta de equipo / habilidades seremos imparables, y con imparables digo que los combates dos o tres (incluso cuatro) niveles por encima del nuestro serán un mero trámite, algo imperdonable: muy MAL por parte de Bioware (y hablo de dificultad pesadilla, donde al principio sudaremos la vida para avanzar pero que luego se convierte en un chiste de mal gusto) aunque afortunadamente tendremos a los dragones para pasarlo mal independientemente del resto del juego ya que su gran capacidad de salud y habilidades nos obligarán a ir preparados específicamente para ese combate, algo que me ha encantado y espero que tomen como referencia otros juegos. Perdemos las tácticas y estas son sustituidas por una selección de habilidades de ejecución automática bastante plana, podremos distribuir al equipo por el mapa de una manera incómoda ya que la cámara isométrica resulta demasiado baja en altura, reduciendo a veces la visibilidad más que proporcionándonosla. La cámara no responde todo lo bien que debería en PC y se desaprovecha completamente lo que da de si un ratón y teclado, eso no me ha gustado nada ya que da la sensación de que estamos ante un port de calidad discutible pensado para mandos de consolas y no PC. Los aliados cumplen tus ordenes de movimiento y acción cuando quieren y a veces vuelven a su posición original (algo que no sucedía en Origins... imposible de entender), la supervivencia parece ser algo que los personajes no entienden tirándose de cabeza a la muerte cada dos por tres y forzándote a detener la acción en los combates más intensos o de mayor número y redistribuyendo las asignaciones manualmente, de este modo pierdes pociones o tónicos para enmendar los errores que la IA comete, agota muchísimo porque parece que realmente das las órdenes a zopencos con armas y armaduras más que a aguerridos combatientes de la Inquisición, eso si, una vez tienes todo desplegado el resto funciona a la perfección. A nivel de trama el juego podría haber dado más de si y no deja casi nada a la libre interpretación, cerrando todo de una forma muy Disney con un punto de madurez a medio lograr. La misión principal es cómicamente corta (NO NO NO Bioware) y nos sorprenderemos al ver como suben las horas de juego y parece que no hemos avanzado nada, pero esto será porque andaremos explorando el maravilloso mundo casi sin darnos cuenta y cerrando grietas, el problema viene cuando te pones a contar las misiones principales que hay realmente y te topas con el final de bruces. Los personajes son interesantes aunque no todos rayan a la misma altura ni de lejos, se nota que quieren que nos centremos en un grupo reducido de NPC's ya que el resto sobran y solo servirán para determinados diálogos y algún combate puntual, pero si algo me ha decepcionado sobremanera ha sido el estado de mundo que puedes introducir, que NO IMPORTA un carajo literalmente. Habrá guiños, pero esperaba diferencias notorias y salvo alguna sorpresa, nada ha cambiado en la historia a pesar de elegir tanto en Origins como en DA II decisiones radicalmente opuestas. MAL x 2 Bioware. Supongo que para noveles en la saga esto será un punto menos y lo disfrutarán igualmente, no entenderán lo que quiero decir, pero si eres fan seguro que te han sorprendido incongruencias o anacronismos históricos en base al Lore y trasfondo, o te sorprenderán si lo compras. Añadir que las relaciones sentimentales son algo flojas, por el momento solo me han gustado tres de ellas (dos especialmente), pero no llegan al punto que ya conocíamos donde verdaderamente los diálogos marcaban mucho el devenir de la relación, esto es un poco más simple, y aunque hay escenas bonitas se pierde todo lo demás, desde el ridículo e inexistente sexo hasta lo poco estimulante que resulta ir a tu fortaleza para hablar con esa persona especial de lo acontecido en la misión anterior. Había mucho terreno por cultivar pero la verdad es que no han sabido escoger bien, se han quedado en lo anecdótico y me da rabia porque argumentos tenían de sobra sobre los que construir. Otra cosa que no me ha gustado nada es que nuestras decisiones no importan gran cosa, las lineas de diálogo son muy estáticas y a veces aburridas, hay variaciones, claro, pero Dragon Age se jactaba de presentar un mundo de grises que le ha arrebatado la franquicia The Witcher, aquí sabes perfectamente al tomar una decisión lo que va a suceder a continuación y el impacto que va a conllevar, no solo porque lo intuyas, si no porque prácticamente te lo dicen. Por favor, eso no está bien un juego de rol... Bioware se está convirtiendo en el mundo de los colores primarios y un Dragon Age no puede tolerar algo así de primitivo y simplista. El multijugador es divertido, recordando a Mass Effect, dará horas pero no añadirá mucha mas profundidad al juego. No me quiero extender mucho aquí porque no es relevante en el juego. Podremos mejorar nuestro personaje previa selección de entre las pre-selecciones (valga la relación de palabras) con su propio árbol de habilidades, nivel y rasgos. Nada reseñable, divertido con amigos pero poco estimulante a largo plazo. Recapitulando: Dragon Age Inquisition es un portento en lo visual, lo auditivo, con un combate ágil y divertido aún lejos de recuperar los valores del Origins, pero que sabe hacer un balance correcto entre sus antecesores. Innova con ideas muy desaprovechadas como la mesa de guerra y la administración, y otras muy bien implementadas como la artesanía y en general Skyhold; varios personajes de notable presencia aunque lejos de los clásicos, una historia interesante que te picará por concluir aunque a su cierre puede dejarte algo frío, especialmente debido a la poca relevancia que tienen tus decisiones y la longitud de su campaña. Epicidad por los cuatro costados, momentos memorables y una sensación global de ser un sobresaliente juego... pero de ser un discreto notable para llevar escrito Dragon Age en su nombre, lastrando lo más importante en un juego así: la trama, el trasfondo, los personajes... el argumento en resumidas cuentas y todo lo que ello conlleva. Un magnífico titulo para desconocedores de la saga, un sabor mas agrio que dulce para los fans como yo, pero que igualmente ha resultado placentero de jugar. Un 7.5 para seguidores de la serie, un 9 para desconocedores. Podemos decir que está por encima de su predecesor directo pero claramente por debajo de sus raíces, siendo un juego muy a tener en cuenta fuera del contexto histórico pero decepcionante en muchos ámbitos dentro de este; de un modo u otro, Inquisition se las apaña para divertir mucho y puede tomarse como una promesa silenciosa de cara al futuro, o eso espero: The Dawn Will Come?
28 VOTOS
Pedir moderación
Davidsheron / 16 de febrero de 2015
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
9
Magnífico

The Elders of Dragon Age

Y así es como se tendría que llamar , y no es nada malo , simplemente ha cogido lo mejor de Skyrim , utilizado las posibilidades gráficas que aportan las consolas de nueva generación y los pc's actuales y han creado desde mi punto de vista el mejor juego de 2014 . Lo único que hace que no tenga un diez son los bugs , el popping y errores que hacen un poco menos excelente la propuesta pero que al fin y al cabo son relativamente menores . Si quieres un juego que se vea bien , no te va a decepcionar , así como su historia , no es The last of us , pero narra notablemente la trama , en la que vas a intervenir de forma crucial sobre su rumbo . La banda sonora es de lo mejorcito que te puedes encontrar en el juego , pero el punto más débil para mi es la innovación , aunque tampoco es determinante , si es verdad que no ha aportado nada nuevo al género . Simplemente se ha limitado a coger algo que ya funcionaba añadiendo un sistema táctico de combate , un lore bien desarrollado y un sistema de relaciones entre los personajes muy cuidado . Como conclusión , independientemente de si te gustan los RPG's occidentales o no , DA:I te gustará por lo bien construido que está , podrían haberlo pulido un poco más en cuanto a los bugs pero siendo realistas , hoy en día hasta el port a ps4 del tetris tiene lags .
Pedir moderación
Logo01 / 11 de febrero de 2015
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
8,5
Excelente

Tenemos un Ganador

Estamos sin duda frente al mejor rpg de este ultimo tiempo o al menos del 2014 sin nada mas que decir que ya no se haya dicho este goty cumple loablemente con todas las expectativas requeridas en este genero, no peca en ningún momento a nivel técnico ni a nivel de escenario, pero si no es 10 debido a la gran cantidad de bugs que aparecen tanto como a nivel de exploración libre como a nivel de misiones, por lo demás el mejor juego de rpg que he llegado a jugar hasta el momento totalmente recomendable vale lo que cuesta.
Pedir moderación
Eddyy91 / 7 de febrero de 2015
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
10
Inolvidable

Exelente

Uno de los mejores juegos muy entretenido y duradero, lo que me encanto es que las misiones son realmente crudas y realistas tal y como debe e ser, otra cosas es que el mapa de divide por secciones así es mas fácil hacer las misiones y no te pierdes tanto y eso de poner los dragones siempre a sido una pasada, voy en las primeras misiones ya soy nivel 20 y me enamore de el , aunque tiene un par de fallas en ciertos aspectos en otros es muy bueno para mi el único juego que le puede ganar es skyrim después de ese sigue este
Pedir moderación
Maryloza92 / 30 de enero de 2015
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
9,5
Imprescindible

Hermoso pero...le falta algo

Si bien soy fan fiel de la saga y de otros juegos de Bioware, debo decir que esta 3ra entrega de Dragon Age me dejo muy satisfecha y supero las expectativas de lo que esperaba, un mundo abierto, personajes con los que te llegas a encariñar y son profundos, kameos, dragones! si bien que lo hicieran tan mecánico y restandole importancia a misiones secundarias que parecen un poco monotomas, como en fable o cualquier juego de rol... dándote realmente igual lo que pase en esos lugares (por ello no le puedo dar 10). También debo mencionar que la historia la sentí un tanto floja pero lo compensa dejándonos tomar varias ramas y decisiones que no son tan cerradas a hacer el bien o el mal, porque no es tan obvia la opción "correcta" y es uno de los puntos que me hace la piel chinita(?). Espero que sigan la saga porque me dejo bastante picada de lo que va a ocurrir después.
Pedir moderación
Manel199 / 14 de enero de 2015
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
9,5
Imprescindible

Más Skyrim, menos Dragon Age

Dragon Age Inquisition, tenia una dura tarea: ser la redención de bioware después del desastroso Dragon Age 2, y recuperar el trono del rol. Lo ha conseguido? bueno, desde mi punto de vista, en algunas partes si, en otras no. Dragon Age inquisition, es una combinación del primero y del segundo, un hibrido que pretende ofrecer una mejor jugabilidad en consolas sin resentir demasiado a los jugadores de Pc. Y en este aspecto lo ha conseguido, he visto analisis en el que se critica mucho la jugabilidad en cuanto a la acción real y la camara táctica, y como estas se alternan, no lo entiendo, jugando en pc, la camara táctica funciona perfectamente y se intercala con la acción real de forma correcta. Eso si, el titulo esta claramente pensado para jugar con mando, ya no se tiene esa sensación de que estas perdiendo control si no juegas en con teclado y raton, algo que si pasaba en origins, y creo que en esta entrega han conseguido un intermedio que cumple en ambas partes. Si de alguna forma puedo definir este juego, es que en su intento de parecerse más a Skyrim pierda la esencia de origins, algo que es inevitable. Para mi Skyrim es un buen juego de rol, pero plano, ni de lejos se puede considerar un juego de rol profundo o de la vieja escuela, y por supuesto me parece absurdo ese trono que se le adjudica (OH!! blasfemia!!) pues si, la verdad es que Skyrim es mas un juego de acción que un juego de rol al uso. Inquisition es mas grande que ningun otro Dragon Age, el primer juego de bioware en ofrecer grandes espacios abiertos, pero mas vacio al mismo tiempo, pierde profundidad y empieza a tener los errores de Skyrim en toda regla: las misiones secundarias empiezan a ser encargos, los personajes no jugadores empiezan a perder profundidad, y se pierde esa sensación de personalidad muy definida que tenia todo en Origins, ahí es donde radica la gracia de ese juego. Origins era la union de esos juegos de rol profundos, complejos y personales de antes con una gran producción para los nuevos tiempos. Ahora, poco a poco, va convirtiendose mas en los juegos de rol actuales perdiendo la esencia de la vieja escuela por el camino. Aún así, Inquisition es de lo mejor del catalgo actual, des de mi punto de vista, muy superior a Skyrim ya que es mas profundo y complejo, y manteniendo algunos de los aspectos que han convertido la saga en lo que es. - HISTORIA - (Algún dia 3DJuegos espero que incluya esto como apartado a puntuar en los analisis) Esto cumple la regla del titulo: mas skyrim, menos dragon age. La historia, en relación con Origins, y en parte al 2, pierde profundidad, calidad y personalidad, para convertirse más en la tipica historia, predefinida, de heroe salva el mundo. No esta mal, pero pierde un poco la profundidad que caracterizaba a origins, principalmente, por la perdida de personalidad tanto del grupo jugable del protagonista como del resto de personajes no jugadores del juego. Aún asi, continua siendo muy superior a otros videojuegos de rol, y aún conserva ese aire bioware que tanto nos gusta. - JUGABILIDAD - La parte mas importante del juego, y la verdad es que se ha hecho un buen trabajo. Como he dicho antes el sistema de combate es un híbrido entre el primero y el segundo, mas ambientado a consolas por supuesto. Es normal, veo muchas criticas a esto, pero es lo que hay, es un titulo que recuerdo que aspira a un publico mayoritario, masivo, con lo que hasy valores, como los graficos o la espectacularidad que priman mas que otros, y lo digo yo, que me considero un jugador hardcore almenos en juegos de rol, para la esencia de la antigua escuela ya tenemos otros titulos, como Divinity, wasteland, pillars of eternity cuando salga, etc.....la verdad es que ha sido un buen año para el rol, pero admitamoslo, estos juegos no conseguiran las ventas que si obtendra este juego o lo que obtuvo Skyrim y compañia. En cuanto al sistema de combate matizar algunas cosas, no podemos decir que es una mierda, que no es como antes si jugamos en dificultad normal, si, en esa dificultad te vas a pasar el juego entero sin poner la camara táctica ni una vez, juega en el nivel de dificultad mas alto y hablamos, ahí es cuando la pausa táctica cobra sentido. Eso quiere decir que el juego es más facil que origins? No, quiere decir que en dificultad normal si lo es, en dificultades altas ya no estoy tan seguro. El hecho de disponer de mejoras de armas y armaduras, poder modificar el equipo, la mesa de la inquisición y demas, le otorga una variedad al juego que le sienta muy bien. Un aspecto claramente negativo, son los arboles de habilidades, ya pasaba en dos y aquí otra vez.....pero que es esto!! esta progresión de personaje con tan pocas habilidades, tan escueta y patetica es lo que me hace ver que el rol esta muriendo. En origins, los magos, por su sitema de tacticas, estaban claramente chetados respecto a las otras clases, pero habia muchos hechizos, y podias hacerte muchos tipos diferentes de mago. En los siguientes, en lugar de hacer arboles de habilidades completos, han puesto mini arboles con cuatro - cinco tecnicas y ale.....eso de rol tiene mas bien poco, y si la cosa sigue asi, pronto no tendrá mucho sentido gastar puntos para repartir en los juegos de rol. Me parece absurdo. Almenos aún tenemos juegos que respetan eso (Path of exile es un ejemplo) - GRAFICOS - Pues quiza no soy asiduo a juegos de grandes gráficos y la verdad es que no me importan mucho, la obsesion por ello actual se esta convirtiendo en algo sumamente absurdo y patetico, ya que cada vez veo mas juegos preciosistas pero vacios por dentro, para mi jugar es divertirme y pasarlo bien con un sistema de juego completo y complejo, no ver una pelicula interactiva, pero bueno, ya es cosa de gustos. Para mi modesto pc, que ya no aguanta al máximo como aguantaba el año pasado, el juego se ve increible, texturas, sombras, luces, todo me parece increible. He disfrutado viendo esos paisajes, tengo que reconocerlo, pero por encima de todo, lo que mas me ha cautivado es la sublime dirección artistica del juego, continua siendo bioware, sabiendo dotar a los escenarios de una personalidad y riqueza que muy pocos juegos han conseguido. - TECNOLOGIA - Parece ser que la new gen, es realmente la bugs gen, porque madre mia, esa falta de paciencia en sacar los juegos bien testeados y sin errores, no se a que se debe, pues si se retrasa un juego por algo será, prefiero esperar a encontrarme con un juego con muchos errores. Aunque no me he encontrado tantos como otros jugadores dicen, si que a veces he tenido que reiniciar el juego porque no me salia la opción de hablar con un personaje o alguna pared invisible y demas. No son especialmente graves, pero a estas alturas, parece que estamos retrocediendo. - SONIDO - En este aspecto es superior, a todos los videojuegos de la saga, y a la de la mayoria del mercado, una banda sonora magistral. Los efectos de sonido, tambien estan muy logrados, consiguiendo un conjunto muyy completo - INNOVACIÓN - Bueno, no se ha inventado la rueda, la verdad es que la estrategia ha sido fijarse bastante en un referente como es Skyrim (Aunque para mi no lo sea para nada) e ir hacia el, manteniendo parte de la esencia de la saga, consiguiendo, a mi opinión, un videojuego muy superior a este. Un buen juego de rol, que sin llegar a ser tan fantástico como en su dia lo fue Origins consigue convertirse en un gran titulo de rol, ambientado para un público masivo, que tampoco desmerece para los jugadores de toda la vida
2 VOTOS
Pedir moderación
Erobertix / 11 de enero de 2015
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
10
Inolvidable

Me ha encantado

El juego tiene de todo lo que me gusta, es impresionante, no hagan caso de los que no han jugado mas de 5h porque hay muuuuuuuuuchas cosas, la personalización de las armas y armaduras de TODO el grupo es bastante buena, lo único que echo en falta son mas peinados, sobre todo para los qunari, de resto los mapas son bastante grandes, tanto que al primer mapeado al llegar me quedé como...¿y a donde voy ahora? xD, lo recomiendo con creces :3, además de un apartado gráfico super detallado donde se puede apreciar cada copo de nieve cayendo individualmente y los brillos de cada grano de arena me enamora *-*, hay veces que me quedo quieto contemplando el sitio, en resumen, juéguenlo entero y opinen LUEGO, saludos :)
Pedir moderación
AlbertoNedved13 / 8 de enero de 2015
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
9
Magnífico

Los dragones vuelven de la mano de Bioware

NOTA: Si no te apetece mucho leer tanto, ya que me enrrollo como una persiana, puedes ir abajo del todo para ver las conclusiones y lo mejor y lo peor. Pero me haría mucha ilusión que te lo leyeses entero. Bioware vuelve con fuerza. Tras concluir la serie Mass Effect (por ahora) y enfrascarse en ese titánico proyecto que es el multijugador masivo en línea sobre Star Wars, el estudio canadiense tenía claro que quería quitarse esa astilla que se quedó clavada en su zarpa y que respondía al nombre de Dragon Age II. Han pasado tres años desde que el juego apareció, pero todavía se escuchan los ecos de los aficionados quejándose por el cambio de rumbo de la serie al perder con respecto la primera entrega la profundidad de juego. Conscientes de que esta continuación iba a ser mirada especialmente con lupa, se han atrevido a llevar este tercera parte tanto a las plataformas de la pasada generación como a las que apenas hace un año se pusieron a la venta, todo ello gracias al motor gráfico Frostbite 3 del que hablaré más adelante. No hace falta terminar las dos entregas precedentes para entrar de lleno en la historia de Inquisition (de ahí que hayan optado por no numerar este título), aunque como es menester, hacerlo ayuda para conocer a ciertos personajes y el universo medieval en el que todo se enclava. Incluso nos darán la opción de importar nuestro personaje si lo hemos subido a la nube o si lo jugamos en la misma generación que lo hayamos adquirido. Podremos crearnos un personaje desde cero, con las opciones disponibles de humano, enano, elfo y qunari (unos esbeltos individuos con una llamativa cornamenta que son la principal novedad de esta entrega) para las razas. Para las clases, repiten guerrero, pícaro y mago, aunque las dos primeras disponen de dos alternativas (con escudo o con dos armas y a distancia o cuerpo a cuerpo). Puede parecer poco para el género, pero los árboles de habilidades con multitud de posibilidades y la cantidad de personajes secundarios que tendremos a nuestra disposición mitigan a la perfección ese hecho. Nuestro "editable" y "personalizable" protagonista comenzará encerrado en una mazmorra. Totalmente desubicado al no recordar nada, la marca verde que brilla en su mano y que le atormenta es la única pista que le augura de que las cosas van muy mal. Al poco nos contarán que la guerra entre templarios y magos se ha visto frenada por unas enormes brechas de color verde que han aparecido en el cielo, de las cuales aparecen criaturas infernales que asolan el enorme continente de Thedas. Curiosamente y contra todo pronóstico, nosotros seremos los elegidos para cerrar esas brechas demoníacas con la luz de nuestra mano (algo que se puede ver desde la misma portada del juego), por lo que deberemos encaminarnos por todo el enorme mundo que se abre a nuestro paso mientras hacemos nuevos amigos, solventamos misiones secundarios, acabamos con los diez dragones que aterrorizan las regiones y clausuramos brechas, que para eso nos han nombrado el "Inquisidor" de Thedas. Realmente la historia no es que sea muy original, somos el elegido que debe recorrer todo el mundo para enfrentarse al mal allí donde se encuentre, pero en esta ocasión ese camino es realmente entretenido. Constantemente conoceremos nuevos personajes y nuevas ubicaciones que aportan condimento al desarrollo. De esta forma, se consigue que un planteamiento manido hasta la saciedad gane en profundidad, por muy esquemático que queden sus mimbres. A la postre, nos daremos cuenta que la trama es el punto más flojo de todo Inquisition, pero esto es algo que nos dará igual cuando llevemos varias horas de juego. Casi podría decirse que estamos ante un juego de exploración, con enormes campiñas que recorrer y situaciones de lo más variopintas. No es que se trate de un título abierto como puede ser Skyrim, aquí todo resulta un poco más encorsetado al tener que seguir la trama para descubrir la siguiente región, pero una vez "colonizada" podremos volver a ella una y otra vez para completar todos sus secretos y posibilidades. Y aseguro que son muchos y muy diversos. La estructura de juego se mantiene de anteriores producciones de Bioware, con nuestro personaje en una cómoda perspectiva en tercera persona al que acompañamos mientras explora los escenarios en busca de los objetivos que nos marcan, mientras se enfrenta a las oleadas de monstruos y rebusca los rincones para encontrar ingredientes y oro. Sí, como si de un clon de Minecraft se tratase, se ha añadido la posibilidad de hacer nuevos objetos y elaborar recetas con las cosas que nos encontremos, lo que aporta algo más de enjundia a si queremos un equipamiento de relumbrón. Claro que tan importante es hacer las misiones, como hablar con el resto de personajes. Nuestros compañeros hablan durante buena parte del camino, lo que puede resultar algo complicado de seguir ya que los subtítulos están en la parte alta de la campaña y el icono que indica el personaje que lo hace aparece junto a su nombre en el lado izquierdo de la pantalla. A todo se acostumbra uno, sobre todo cuando nos hagamos a su timbre de voz tras unos minutos. Tras su gran aceptación en Mass Effect, vuelve la rueda de respuestas en las que podremos elegir entre varias opciones, con un icono al lado que definirá el tipo de tono que le estamos dando. Podremos preguntar para saber más sobre ciertos temas antes de opinar, aunque al hacerlo normalmente veremos en pantalla si a alguno de nuestro grupo está de acuerdo o no con lo dicho. Estas conversaciones implican que tomemos unos caminos u otros, o que nos acompañen ciertos personajes que en otras circunstancias no lo harían. Como la vida misma. Pero lo verdaderamente importante de Inquisition es el combate, y en eso tengo que reconocer que se han lucido. Como cualquier juego de rol de acción (Diablo 3 mismamente), podremos movernos a nuestras anchas y golpear con nuestra arma al enemigo, además de utilizar una enorme ristra de habilidades según el tipo de personaje (con cuatro accesos directos que se transforman en ocho al pulsar el gatillo izquierdo). Lo mejor es que con la cruceta podremos pasar a controlar al momento a cualquier integrante de nuestro equipo, además de definir una serie de patrones para los que nos acompañan (que protejan a determinado personaje o que se curen al perder cierto porcentaje de salud). Para los más tácticos, se ha añadido la posibilidad de detener toda la acción para indicar cada movimiento y cada ataque que queremos que nuestro grupo realice, todo ello de forma intuitiva y con la posibilidad de alternar entre el modo normal y el pausado. De esta forma, se crea un sistema híbrido que permite contentar a casi todo tipo de usuarios, hasta el punto que podremos pasar de uno a otro según sean nuestros gustos o necesidades. Y la verdad es que no he tenido problemas con ninguna de las dos variantes. En esta ocasión, Inquisition trae una modalidad cooperativa para cuatro jugadores que nos recuerda de lejos a lo que vimos en la tercera entrega de Mass Effect. Si en aquella ocasión eran zonas en las que debíamos aguantar los envites de numerosas oleadas de enemigos, esta vez deberemos adentrarnos en mazmorras llenas de monstruos para saquear todo lo que sea posible. De esta manera, nos encontramos ante una variante de Diablo 3 (sí, otra vez él) con el que podremos pasar más horas de las recomendadas para nuestra salud a poco que encontremos unos amigos que se unan a la causa. Como es menester, podremos elegir entre diferentes clases y mejorar nuestro personaje, aunque no podremos utilizar el de la campaña principal. De hecho, no tendremos ninguna ventaja ni mejora por jugar primero en el multijugador y luego en la campaña (y viceversa) al mantenerse ambos modos totalmente separados. El crafting con elementos repite como base para mejorar a nuestro protagonista, con la posibilidad de llevarlo hasta el nivel 20 como máximo. Inquisition es un juego que entra por los ojos, pero más por la amplitud y variedad de su oferta que por los detalles a corta distancia. No es que sea un juego feo, ni mucho menos, la mayoría de escenarios son dignos de elogio y los efectos de iluminación son muy buenos, pero al tratarse de un título tan grande con tanto terreno por explorar, pesa entre sus virtudes el hecho de que después de decenas y decenas de horas siempre tengamos cosas y lugares por visitar. Basta con decir que las monturas para desplazarnos, una de las grandes novedades de esta entrega, son básicas para recorrer grandes distancias en el menor tiempo posible. Pero si tenemos que quedarnos con algo de este Dragon Age, es sin duda con los dragones. Diez enormes reptiles nos aguardan agazapados en las entrañas de Thedas esperando desencadenar un combate sin precedentes. Y eso que los personajes secundarios y los enemigos tienen su encanto, pero como los gigantescos dragones nada de nada. Quizás, la principal pega que encuentro al uso del Frostbite 3 (el motor gráfico de DICE que emplean la mayoría de estudios de Electronic Arts) es que pocos elementos son destruibles. Sí, veremos a un dragón romper una pared con sus ataques, pero cuando nosotros intentemos romper parte del mobiliario que encontramos alrededor veremos que nuestros esfuerzos por dejar mella son inútiles. Algo extraño si tenemos en cuenta que se trata de una de las características de la citada herramienta gráfica. Voces en inglés, francés y alemán, que se entienden a la perfección con los subtítulos en castellano (he hablado de ellos con antelación). La música por su parte, acompaña sin problemas y refuerza los combates con varias composiciones épicas. Conclusiones Inquisition es muy buen juego. Largo, bien estructurado y divertido. Encima su multijugador es un complemento bien estudiado que encaja casi a la perfección, ya que no condiciona en absoluto al modo principal y tiene la suficiente profundidad para aportar más horas de juego. Bioware consigue revitalizar una serie que se la miraba de reojo desde la segunda parte de la mejor manera posible, al ofrecer un sistema de juego lleno de posibilidades y una mecánica de combate robusta que se ajustará a nuestra habilidad mediante la dificultad que consideremos oportuna (podemos rebajarla si apuntamos muy alto de entrada). Toda una declaración de principios que espero que se mantenga con la futura nueva entrega de Mass Effect. De lo mejorcito que ha sacado Electronic Arts en todo el año. Lo mejor: El tamaño del mundo y las posibilidades que ofrece. El sistema de combate. El multijugador. Lo peor: La trama resulta simple, aunque funcione como hilo conductor.
3 VOTOS
Pedir moderación
Ofuskitel / 6 de enero de 2015
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
10
Inolvidable

Mas de lo que me esperaba

Me parece un juego de 10 ya que mejora mucho los gráficos en comparacion con los anteriores dragón age gracias a su nuevo motor grafico frosbite 3 popularizado en battlefield 4. El apartado acustico es espectacular, el hecho de usar auriculares de alta calidad incrementa exponencialmente la sensación de juego. Aunque sea parecido a Origin cabe destacar que han sabido atraer a todo tipo de publico.
Pedir moderación
Azote666 / 5 de enero de 2015
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
9
Magnífico

Ni tanto ni tampoco

Inquisition se queda a mitad de camino entre el segundo y el primero. Supera con creces al segundo y no llega al nivel del primero aunque se queda muy cerca. No cabe duda de que el éxito de Skyrim ha tenido una fuerte influencia en Inquisition, influencia por otra parte reconocida desde el propio estudio de Bioware. En los primeros gameplays del juego se podía ver incluso la famosa brújula de Skyrim, que al final han optado por no incluir en el juego. Esto ha hecho que se aparte de la filosofía rolera de Origins y se haya optado por un estilo más de aventura. Gráficamente luce muy bien y la música está a la altura de un buen título como este. El mundo es inmenso y el jugador puede escoger explorarlo todo o explorar solo una parte centrándose más en la historia principal, que por otro lado está muy bien trabajada. Si hay un aspecto negativo del juego a destacar ese es sin duda el técnico, pues son numerosos los fallos que los jugadores han sufrido. Para colmo, el último parche del juego ha venido a solucionar algunos pero ha traído consigo otros nuevos que han hecho que jugadores que hasta entonces no tenían problemas los empezaran a experimentar. En definitiva, estamos ante un buen título, uno de los mejores del 2014. Yo no voy a entrar a valorar si es el GOTY o no lo es, porque eso es cuestión de gustos. Lo que si está claro es que uno de los mejores y que ha hecho las delicias de mucha gente. Tan solo unos pocos a los que les gusta hacer mucho ruido y que no dejan de llorar diciendo que no es Origins y que no sigue la filosofía de juegos como Baldur Gate, dan la "nota". Para aquellos a los que les gusten los juegos con mundos fantásticos y con muchas horas, pero muchas horas, se lo recomiendo.
1 VOTO
Pedir moderación
Escribe tu análisis
El análisis de los usuarios
Tienda
Dragon Age: Inquisition

¡No busques más! te ofrecemos el mejor precio.

Dragon Age: Inquisition
Tienda
Plataforma
Precio
PC
19,99€
Valoración y estadísticas
9,0
Valoración 3DJuegos
“Magnífico”
Sobre el sistema de valoraciónEscribe tu análisis
8,8
Análisis lectores
(63 análisis)
Popularidad:
Excelente
¿Qué es?
Ranking:967 de 32385 juegos
Top10 PC:58 días como número 1
En la comunidad:
Usuarios (2186) | Grupos y clanes (12) | Más
Expectativas / Valoración (1961 votos)
9,2
Tu voto:
12345678910
Foro del juego
Ayuda con sera por fa
Panterra123
Jugar multijugador
Federeptilia2
Ayuda con mods
Diegokm
Coop DAII
GhostDead96

Participa en el foro de este juego
Si eres un fuera de serie o todo un crack con “Dragon Age: Inquisition” de PC, o simplemente quieres intercambiar tus trucos, guías o dudas sobre este juego, no lo dudes, pásate por su foro.

Y recuerda, si estás atascado en este videojuego puedes crear un tema de ayuda en su foro.