|
Inicio
PC
PS4
XOne
Switch
3DS
PS3
X360
Wii U
iOS
Android
Videos
Foros
eSports
  • Portada
  • Noticias
  • Videos
  • Imágenes
  • Análisis
  • Artículos y Reportajes
  • Hardware
  • Guías
  • Trucos
  • Todos los Juegos
  • Top100
  • Lanzamientos
The Legend of Zelda: Breath of the Wild
The Legend of Zelda: Breath of the Wild
Fecha de lanzamiento: 3 de marzo de 2017
 · Plataforma
SwitchWii U
  • Ficha
  • Análisis
  • Noticias
  • Artículos y reportajes
  • Videos
  • Imágenes
  • Trucos y Guías
  • Conexiones
  • Foro del juego
Análisis de los lectores (Zelda Breath of the Wild)
9,0

The Legend of Zelda: Breath of the Wild

“Magnífico”
(Nota media sobre 23 análisis)
¿Y tú qué opinas?
Escribe tu propio análisis
Análisis de Zelda: Breath of the Wild / Opiniones de Usuarios
  • Recientes
  • Por fecha de publicación
  • Más votados
SonicPy91 / 2 de abril de 2017
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
8,5
Excelente

Mi nota en Wii U

Sere breve, este es un muy buen juego pero no es un juego perfecto como lo venden sus notas, al menos en Wii U esta alejado de la perfeccion. Esto se debe a los problemas de rendimiento que tiene el juego, y me sorprende porque hay juegos que graficamente son superiores y no presentan este problema (Bayonetta 2, Xenoblade C. X). Por otra parte los graficos estan bien, es un juego muy hermoso en lo visual, pero a nivel tecnologico podia ser mejor ya que a simple vista se ven los pixeles de varios objetos. La jugabilidad es un 10, muy entretenido y desafiante. Y me sorprende que con solo tocar un boton en el gamepad ya se pase a modo portatil tan rapidamente (si mucho mas rapido que en Switch). En fin, igual sigue siendo un gran juego aunque ojala Nintendo aprenda de esto y saque sus juegos mas pulidos en terminos de rendimiento, y con la ultima actualizacion del Zelda en Wii U, no hubo muchos cambios respecto al framerate lastimosamente.
Pedir moderación
Adrianowski / 26 de marzo de 2017
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
7
Interesante

Un excelente Zelda, pero muy alejado de sus predecesores.

Llegó el fin de otro gran capítulo para la historia gamer. Zelda Breath of the Wild es una apasionante aventura en un inmenso escenario donde se desarrolla gran parte de la aventura. Aunque ( y ya empezamos con las críticas ) valga la redundancia, apenas podríamos explorar el 30% del mismo si nos centramos en ir a por las 4 bestias y luego Ganon, con ir a los 4 lugares del mapa bastará. Por no mencionar que una vez pasado el "prólogo", es decir, una vez que salgamos de la cámara y podamos explorar libremente el mundo, podríamos ir directamente a por Ganon y pasarnos el juego en apenas 2 horas si somos muy diestros a la hora de luchar. Pero al fin y al cabo esto es Zelda, habría que exprimir todo lo posible este magnífico juego, así que eso hice. Si bien solo descubrí 42 de los 120 santuarios, me fue suficiente para enfrentarme a cada bestia y al enemigo final. Consiguiendo la Espada Maestra, tanto como el escudo Hyliano dentro de los calabozos del castillo de Hyrule. Resumiendo este contenido, el juego parece algo pobre. Tanto espacio, tanto mundo por explorar, para usar apenas un 30% del mismo como ya comenté. Me faltó ese sabor de otros Zeldas. Exploración, misiones, obligarte a hacer mucho, mucho, mucho mas. Si tuviera que poner una nota independiente, es decir, si es la primera vez que juegas a este juego simplemente es un juego brillante, si vas a explorar todo o casi todo el contenido es realmente inmenso, aunque mayormente innecesario. La nota final no baja del 10 simplemente. Pero comparando con otros Zeldas... la cosa cambia, y mucho. Aceptamos el hecho de que es escenario mas grande jamás creado en todos los Zeldas, no me atrevería a decir que entran todos los Zeldas en este mismo... ( sin contar el espacio de agua y agua y agua de TWW obvio ), pero lejos seguro que no está. Pero al fin y al cabo, sucede casi como en TWW, muy grande y muy bonito, pero 0 interacción con el mismo, mas allá de quizás cazar ciertos animales, conseguir alimentos o piedras especiales. Es mas exploración para ver lo bonito que es y nada más. Eso es lo que falla mucho en este juego. Si comparamos con OoT, directamente este juego es muy simple no, lo siguiente. Incluso Majoras Mask le da un vuelta y vuelta. TWW para mi mucho mas especial que este, pese a que Link ni si quiera es Link y pese a que es un juego que podría aparecer en episodios en cartoon network. Pero ahí quedará, otra bonita película de Zelda para la historia. Mucho hype, mucho bombo, y al final resuena todo en una cámara llena de eco. Ni tan bueno ni tan malo. Eso si, acuérdense que lo estoy comparando con los otros Zeldas.
3 VOTOS
Pedir moderación
PabloTR22 / 21 de marzo de 2017
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
10
Inolvidable

El mejor juego de la historia, y al mismo nivel que Ocarina

Es ,simplemente, el mejor juego de la historia.La jugabilidad es increíble, todo lo que ves es explorable, todo puedes verlo, si no puedes, es porque no eres lo suficientemente bueno. Los gráficos son maravillosos, con un precioso nivel artístico , es como una mezcla del Twilight Princess y el Wind Waker.Pero el Breath of The Wild es notablemente más bonito que el Wind Waker. Funciona muy bien en Wii U.Recomendación máxima
2 VOTOS
Pedir moderación
Dolerto / 19 de marzo de 2017
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
9,5
Imprescindible

La gran aventura de link

Jamás he podido ver en mi vida un zelda tan bueno como este. Increíble en la aventura, una que tendrás que vivir con muchas ganas. Un juego en el que la explotación es muy importante, con un mundo abierto excelente. Sin llegar a dudas una de las mayores obras maestras de Nintendo. Si tienes una Wii U o una Switch, ¿a que esperas a comprarlo?, la aventura te espera. Mi más sincera enhorabuena a Nintendo por la creación de una obra maestra.
Pedir moderación
Samineitor / 18 de marzo de 2017
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
9,5
Imprescindible

Zelda vuelve por la puerta grande.

Creo que después de haberme pasado el juego (después de 70 horas jugadas), y sabiendo que no lo voy a jugar más, ya estoy en condiciones de ofrecer un análisis. Mi conclusión, viendo la nota que le puse y para el que no quiera leer más, es que es una auténtica burrada de juego. Entrando en detalles, diré que el mayor logro de este juego, y el motivo por el que es tan grande, es hacer que sea una experiencia única el explorar el mundo abierto. Lo consigue gracias a 3 puntos de vital importancia y en los que ha sacado un completo y rotundo diez; el primero de ellos es un control muy muy cómodo y fluido; da gusto controlar a Link nadando, escalando, corriendo, luchando, etc; el segundo se trata de un diseño artístico impresionante, el estilo gráfico que han elegido no podría sentarle mejor; y el tercero, y último, es una magnífica bso, el perfecto acompañamiento de esos grandes paisajes pero que, a veces, se alza como auténtica protagonista mediante tonadas épicas como en la del asalto al castillo. Es una auténtica maravilla, y claramente es el Zelda que ofrece una mayor mayor experiencia de inmersión, pues, el mundo, lejos de estar vacío (como creía en un principio), está lleno de cosas que hacer y que quieres hacer (muy importante esto último). Hay unos cuantos poblados muy cuidados y encantadores, hay más de cien santuarios, hay postas de caballos cada dos por tres, torres sheikah, laberintos, islas...Vamos, un montón de cosas que encontrar y explotar a lo largo de todo el recorrido. Un camino que uno mismo decide trazar como quiera; el juego te da libertad desde el inicio y es una genialidad, no por el mero hecho de tenerla, sino por ver como el juego no pierde fuerza por ello. Eso nos lleva a hablar de la historia; no nos vamos a engañar, es simple y siempre ha sido simple en todos los Zelda, pero eso no la hace mala ni mucho menos. De hecho, esa simplicidad es la causante de que toda la fórmula funcione, ya que gracias a ello (y la estructura elegida para contarla) enlaza a la perfección con el mundo abierto. El alimentar la historia a través de la exploración como si fuese un Dark Souls, lejos de quitarle fuerza a la misma la intensifica. El juego es un perfecto ejercicio de sutileza; sin llenar el relato de pomposidad, de eventos y de cinemáticas superfluas consigue contar una historia simple pero encantadora. Aunque es una grandísima obra, y no quiero ponerle pegas a semejante juegazo, no puedo evitar no ponerle un 10 en gráficos, pues sería mentir al que lea este análisis. Y la verdad es que le falta un buen trabajo de pulido; hay bajones de frames muy a menudo en acciones tan simples como girar la cámara, que se intensifican en según que situaciones, como por ejemplo al caminar por poblados o enfrentarte a enemigos de gran tamaño. En concreto, al realizar esto último, a mí se me ha llegado a parar en seco. Aparte de eso también se puede ver de forma muy poco sutil como aparecen elementos de la nada según avanzas, algunas texturas a corta distancia que dejan bastante que desear, y algún que otro bug concreto. Todo esto es suficiente como para no ponerle lo máximo en gráficos, pero ni de lejos para que el juego baje del sobresaliente. Pero bueno, tampoco quiero extenderme más. El juego es genial tal y como está, aunque puedo concebir formas en las que habría sido perfecto, como un cooperativo online (que eché mucho de menos al jugar con amigos), más variedad de armaduras o de equipo excepcional, o un motivo que te invite a seguir explorando el mundo una vez te lo has pasado, como jefes secretos de gran dificultad o mazmorras secretas desbloqueables. No sé, algo que me invite a seguir jugando más allá de completar más santuarios y misiones secundarias. Pero no es algo que yo vea como criticable, de hecho, los dos únicos puntos negativos que le veo al juego son los defectos técnicos y los dlc vía amiibo, eso de que no puedas conseguir a Epona en el propio juego o los diferentes trajes de Link clásicos pfff me sienta muy mal. Aparte de los añadidos en los futuros DLC como el puto modo difícil que debería de haber estado de entrada y gratis. Tras esto ¿es el mejor Zelda de todos? Bueno, yo no podría decirlo porque no he jugado a todos, y de los que he jugado no hay ninguno que pueda decir que es peor. Lo que sí puedo decir es que es el Zelda más largo y más cómodo/divertido de jugar, y el que ofrece la experiencia más inmersiva, que no es poca cosa. Mejor título de la generación, y uno de los mejores de la historia. Ese es mi veredicto final.
1 VOTO
Pedir moderación
Fenrir321 / 18 de marzo de 2017
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
7,5
Bueno

Un mundo lleno de contenido, pero...

Bueno hablemos de la historia principal, pues me ha dejado muy insatisfecho, una historia simple, falto de personalidad, siempre que juego a un zelda pues espero una gran historia que me emocione y me impulse a querer seguirla, cosa que no pasa con este zelda, el mundo abierto es muy bonito y lleno de contenido, pero no puedo perdonar una historia principal simple y sencilla, yo esperaba mas de ella, en los mundos que yo he jugado si bien es cierto que me gusta mucho explorar, pero si van acompañados de una buena historia, pues me ayuda a seguir adelante y querer ir a cada mision principal inmediatamente. Ese es mi principal descontento. Ya sabemos todas las grandes cosas de este juego voy a hablar de las que no me gustan. Jugabilidad: Aqui hay un problema que si me molesto mucho, la camara junto al sistema de apuntado, hay libertad de movimiento de la camara a la hora de apuntar es no me gusta, ya he estado acostumbrado a las anteriores entregas, a un sistema de apuntado, donde la camara se fija al blanco, pero aqui pasa todo lo contrario, es muy molesto a veces se pierde la camara en lugares cerrados. Graficos: Pues son muy buenos para ver la maquina en la que estan, todo en visual es increible, pero los bajones de frames son muy molestos, tanto cuando entras a los pueblos, muchos enemigos, estas dentro de las betias divinas e incluso en el castillo de hyrule, fue en el castillo donde sufre una cantidad brutal de bajones, muy molesto. Sonido: Esta parte fue la que me decepcione muchisimo, si bien el sonido ambiente es muy bueno, pero no hay melodias o pasan a un segundo plano, osea estoy acostumbrado a que en un zelda exista una melodia de cada lugar, y sean muy buenas. Aparte de todos estos apartados, hay que decir que los enemigos "jefes", pues son muy simples, y casi una copia solo con unas pequeñas variaciones, es un apartado que siempre me gusto de zelda, el diseño de sus jefes, ademas las grandes batallas finales, que en este caso no se dan, hay una batalla final muy simple y un ganon que es como que si no existiera. Los unicos enemigos que valen la pena son como 2 tipos nada mas, los cuales se encuentran afuera en el mapa, los demas es todo muy generico. Otra cosa que me ha llamado la atencion es la falta de templos como tal, solo son las bestias divinas y en 15 minutos ya estas afuera, hubiera preferido un poco menos de santuarios y unos templos o mazmorras mas elaboradas. Bueno ese es mi analisis, me he acabado la historia principal y me ha dejado un mal sabor de boca que no me dieron ganas de ir a por las misiones secundarias, no se por que.
3 VOTOS
Pedir moderación
Ceslick / 14 de marzo de 2017
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
9
Magnífico

The legend that became an adventure

Breath of the Wild por fin ha llegado, la larga espera desde el E3 2014 donde se anunció ha acabado y viene a significar mucho no sólo para la industria sino para la propia Nintendo. Marca el fin de WiiU y el principio de Switch pero también un cambio en la propia compañía, de la inmovilista, segura de si misma y arrogante Nintendo que salió de la época de la Wii/DS frente a una más humilde, con sangre nueva en sus equipos de desarrollo y, sobretodo, una empresa que por fin empieza a ver los cambios e innovaciones que se dan en la industria. Splatoon fue un primer paso en esta dirección, pero aquí se han tirado de cabeza, con una de sus franquicias más queridas e icónicas. Lo que han conseguido es su juego más grande y, probablemente, el mejor. La nueva aventura recoge influencias de occidente: las atalayas de Assassin´s Creed, los campamentos de Far Cry, el loteo y la supervivencia de Minecraft, esparcir trozos de contexto que tanto popularizo Bioshock o incluso la cámara de un ya clásico Beyond Good & Evil para captar criaturas y escenarios magníficos; pero también lo hace de oriente con un equilibrio entre ataque y defensa propios de un Bayonetta, los momentos de silencio y viaje de las obras de Ueda (especialmente de Shadow of the colossus) o la estética y mentalidad naturalista del estudio Ghibli. Sería fácil caer en un juego genérico tras meter tantas mecánicas, de sobra conocidas, pero como también ha demostrado Sony con Horizon: Zero Dawn, también puede hacerse bien. En el caso de Breath of the Wild va un paso más allá, no es Horizon, nueva IP que debuta y de la que nadie espera nada (en términos de cumplir con la esencia de una saga). Este nuevo The Legend of Zelda tenía que volver a la aventura, a ese juego de 1986. Es aquí donde Nintendo ha sido hábil pero, sobretodo, calculadora, reinterpretando las mecánicas para hacerlas óptimas para una sensación de aventura. No es algo que haya pasado desapercibido para la prensa, el ejemplo de las atalayas y su funcionamiento es el más habitual. Al igual que en los juegos de Ubisoft, revela información geográfica pero el cambio viene en que no te señalan absolutamente nada, debemos de ser nosotros, con la ayuda de un catalejo, marcadores y el mapa, los que busquemos y decidamos nuestros próximos objetivos. Es lo mismo para los campamentos, no son zonas que tras completarlas consigamos algún desbloqueable sino que habitualmente habrán tesoros y armas útiles para futuros enfrentamientos, volviendo al concepto de riesgo-recompensa del primer Zelda. De igual manera, el equipo de desarrollo no solo se ha dedicado a recoger ciertas mecánicas útiles para, de nuevo, conseguir un sentimiento de aventura, también han trabajado mucho en dos de las mejores partes del juego: el movimiento y un mundo verosímil. Empecemos por el movimiento. Una de las mayores sorpresas del E3 con respecto al juego fue ver como Link escalaba, gastando un medidor de energía ya visto en Skyward Sword, y resulta ser una de las mecánicas más importantes del juego ya no solo por el hecho de ser necesario para subir a puntos altos (como atalayas) sino porque hace del movimiento algo realmente libre, además hay que sumar una paravela que se consigue a las pocas horas de juego para recorrer largas distancias si nos tiramos de sitios elevados o como simple paracaídas. Y no es algo que se haya añadido a posteriori al mapa, las distancias que puedes escalar están muy medidas aunque se puede ampliar el medidor de energía y por lo tanto llegar a ciertas zonas de forma más holgada. El otro apartado, el mundo, es la estrella indiscutible de este juego, desde lo bello de sus escenarios hasta el clima dinámico, algo que tampoco se ha añadido por moda. Posiblemente el clima en Breath of the Wild sea de los más importantes en lo influyente a la jugabilidad, habrá zonas inaccesibles por el frío o el calor, a no ser que estemos equipados con las armaduras pertinentes (o elixires de resistencia en su defecto), la posibilidad de caernos un rayo si llevamos equipamiento metálico durante una tormenta o que la lluvia dificulte la escalada (Ganon no es el jefe final del juego, es la lluvia, en serio). Detalles como que alrededor de un fuego estemos resguardados del frío de la montaña o las sombras en un desierto ofrecen refugio frente al calor marcan la diferencia. Por supuesto no voy a dejar de mencionar las físicas o las animaciones, necesarias para alcanzar ese mundo verosímil. El juego está cuidado al detalle, algo tan tonto como que un Bokoblin quemando su arma para hacerte más daño, algo habitual, acabe pasándose y se queme él o que los enemigos aprendan a esquivar las bombas (o incluso devolverlas, ya sea cogiendolas o pegándoles una patada) muestran el mimo aplicado a las animaciones. Por descontado, el protagonista aquí es Link, con un abanico de armas amplio y sus correspondientes animaciones a cada una, o las luchas contra los guardianes. Las físicas, como probablemente ya habréis visto en unos cuantos montajes, también tienen gran importancia ya sea las de caída o efectos como la electricidad al chocar con el agua o piezas metálicas. Todo esto de la aventura está muy bien pero algunos os preguntareis si esto sigue siendo un Zelda en 3D, es decir, que siga la estela del OoT, con una historia guiada, combates, mazmorras y puzzles por resolver. Me dejaré la historia para la último si me permitís ese lujo, y sino también que para eso es mi análisis. Sí, hay puzzles y mazmorras convencionales. Nintendo ha procurado dar todas las herramientas para superar ambas sin la necesidad de un objeto en específico, los módulos de la piedra Seikah (bombas remotas, poder de hielo, palarizador e imán) y su uso situacional nos ayudarán a resolver todas ellas. Desde cierto punto de vista, los santuarios actúan como tutoriales, la mayoría muestran distintos modos de usar esos poderes y suelen contener jugosas recompensas por lo que es muy recomendable completar todos los que veamos, además que los símbolos de valía que se obtendrán tras resolverlos servirán para aumentar la vido o la energía. Lo que respecta a las mazmorras, son más cortas que otras entregas de la franquicia pero son mucho más interesantes. Me explico, estas mazmorras tienen partes móviles, que tras obtener el mapa podremos manipular a nuestro antojo, esto afectara, la mayoría de veces, a la distribución de la propia mazmorra pero también a los mecanismos de su interior resultando en un macropuzzle en si mismo. El combate, por su parte, también ha recibido su parte de renovación y protagonismo. Antes he mencionado Bayonetta y no por nada he hablado de la primera entrega y no de la secuela. Breath of the Wild es un juego exigente, cada golpe recibido suele acabar en varios corazones de daño durante gran parte de la aventura. No solo se fija en ese nivel de exigencia sino que adopta para sí una variante del tiempo brujo, si esquivamos en el momento justo podremos asestar varios golpes consecutivos mientras que el enemigo es ralentizado. También se ha recurrido al un sistema de equipamiento, ya mencionado en el clima con las armaduras, que también se aplica a las armas, las cuales tienen una durabilidad antes de romperse. No es algo demasiado complejo ni tampoco adopta grandes estadísticas del RPG, coge lo que necesita, esta vez, el daño de las armas marcarán en gran medida nuestro "nivel" y las posibilidades de salir airoso de los encuentros. Es una experiencia combatir con los enemigos más poderosos del juego, que no tienen porque ser los jefes de mazmorra. EL SIGUIENTE FRAGMENTO CONTIENE SPOILERS, NO ES NADA QUE NO EXPLIQUEN EN LAS PRIMERAS HORAS DE JUEGO PERO ALLÁ TÚ Este nuevo Zelda nos sitúa en un Hyrule desolado, en uno en el que ya hemos perdido, pero a la vez en uno en el que Ganon continúa confinado gracias a la princesa Zelda. Esto hace que la mayor parte de terreno este tomada por monstruos pero también permite unos pocos reductos de población y algunos viajeros, que la mayoría de veces acaban siendo atacados. Antes de todo ello, Link, la princesa y 4 elegidos de las diferentes razas estaban preparándose para el cataclismo (Ganon) con la ayuda de los guardianes y cuatro bestias mecánicas, apodadas divinas. Creyendo estar listos, llegó el conflicto. Los guardianes fueron poseídos y los elegidos cayeron, pasando la suerte de los guardianes a las bestias divinas. Ayudando a las diferentes razas conseguiremos recuperar las bestias divinas y dar reposo a los elegidos, para, al final, enfrentarnos a Ganon conforme al plan inicial. FIN DEL SPOILER A todo ello hay que sumarle una serie de recuerdos de un amnésico Link, previos al cataclismo, que ayudarán a ofrecer relaciones entre los diversos protagonistas de la historia. La historia de Breath of the Wild es simple, no por ello mala "per se", y funcional, es una historia ideada para el mundo abierto que se nos ofrece, un planteamiento muy de Nintendo en ese sentido. Los recuerdos con Zelda plantean situaciones interesantes y una evolución entre la relación de ambos personajes y los correspondientes a los elegidos, presentan su carácter y relación (no dejan de ser cliché por ello), para ser sinceros me habría gustado ver un par de escenas más para ver más interacción entre Link y el resto del grupo; y hay fragmentos de las razas que también resultan algo perezosas. Es una narrativa poco convencional en juegos de Nintendo y se nota que es la primera vez que lo intentan. Al fin y al cabo, dirigir una historia en un mundo totalmente abierto desde el principio resulta bastante difícil. En fin, hasta aquí es donde mis capacidades de redacción (no muy elevadas) me permiten intentar explicar el porque este nuevo Zelda merece la pena, aunque lo habríais comprado con o sin mi análisis. Es un juego bien pensado, innovador, lleno de sorpresas o detalles y esperanzador con el futuro de (los juegos de) Nintendo. Esta vez no hay chiste, The Legend of Zelda Breath of the Wild no es el juego que va aunar, por fin, jugabilidad, mundo abierto, historia y narrativa pero se queda increíblemente cerca. Es junto a The Legend of Zelda (1986), el cual me alegro de haber jugado un mes antes que el juego que hoy nos ocupa, la mayor definición de concepto de aventura en un videojuego y por ello, ambos han acabado siendo de mis videojuegos favoritos.
5 VOTOS
Pedir moderación
Siul85 / 14 de marzo de 2017
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
10
Inolvidable

Donde está la nota?

Que trato tan discriminatorio por parte de 3d juegos a este Zelda Breath of the Wild. de Wii U.Parece increible que después de tantos días aún no tengamos el análisis del mejor juego de esta consola y por el que muchos de nosotros nos compramos y aguantamos a Wii U. Debe ser que la gran N ha prohibido que lancen la nota y así potenciar la versión de Wii U,pero nosotros como usuarios nos merecemos esa información,3d juegos se os ve el plumero, cuantos millones os han dado por ese 10, asco d industria y asco d revista,ah!!un 10 para el zelda de wii u a pesar de esas enormes caidas d frame rate que se dan en bastantes momentos.
2 VOTOS
Pedir moderación
Nirvash / 13 de marzo de 2017
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
9,5
Imprescindible

El cambio que ha maravillado

Pues este TLoZ ha resultado ser una maravilla a su modo, comparado con otros Juegos Sandbox tipo fantasía medieval se queda corto, sin embargo en su propia linea se ha reinventado, ha perdido ciertos aspectos característicos de la saga pero ha ganado otros mas que me dejan maravillado. Me alegra mucho poder ser de los que realmente sienten como ha crecido esta saga y eso gracias a que he podido jugar uno a uno con forme han ido saliendo desde NES hasta mi WiiU, Siempre he pensado que uno de los placeres mas grandes dentro del mundillo, es ver evolucionar una saga y TLoZ ha dado el salto que le hacia falta. Lo siento por los que sera su primer Zelda, pero para los fans es una gozada, el solo echo de ver al Rey de Hyrule mencionar Kakariko Village me erizo la piel hahaha, y por lo mismo quiero saber mas de como nacio este gran juego, invito a todos los que puedan a jugarlo, no deja a nadie indiferente.
Pedir moderación
KimMinHee / 13 de marzo de 2017
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
10
Inolvidable

Un novato enamorado a primera vista de Hyrule.

Hace apenas una semana salieron las primeras críticas al título más ambicioso de la historia de Nintendo. La mayoría de ellas hechas por fanáticos de la saga y a día de hoy a prácticamente toda la gente que se considera fan de la saga y lo ha jugado o lo está jugando le está encantado. Pero,¿Qué pasa cuando alguien que no es fan de la saga o ni ha jugado a los clásicos de la saga juega a Breath of the Wild? Esa es la pregunta que voy a responder en este análisis, porque es mi caso, y supongo que el de muchos y muchas que tienen una WIIU o una Switch y no saben porqué. Para un novato, como yo, el juego inicia de una manera magnífica, eres Link, y has despertado 100 años después de una guerra y has perdido prácticamente toda la memoria, osea, no hay mejor manera para entrar. Acto seguido salimos al exterior donde nos dejan libres para hacer cuanto queramos. Aunque claro, en la primera meseta, pues necesitaremos completar una misión para poder disfrutar ya de todo el mapa. Es en este momento cuando sentimos libertad total para ir a donde queramos, acabar el juego cuando queramos, hacer los santuarios que queramos, en definitiva, explorar lo que queramos. En ningún momento estamos amarrados por un guión. Tanto es el nivel de libertad, que tú decides cuanta historia quieres saber, puedes ir recuperando la memoria poco a poco o sudar de eso e ir a tu bola. Sí, explorar podría ser muy aburrido, pero en este caso no. Nos encontramos ante un mundo muy vivo, con una inmersa cantidad de detalles, con un diseño artístico precioso, incluso en WII U, solo perjudicado por la gran cantidad de popping que hay y las texturas muy planas de las montañas, y nos dirijamos donde nos dirijamos encontraremos algo que hacer, ya sea encontrando un santuario, que la mayoría tienen un diseño de nivel muy cuidado, siendo exigentes pero sin llegar a ser un quebradero de cabeza. Encontrando un asentamiento enemigo, que realmente algunos combates son muy exigentes, no al nivel, por poner un ejemplo, de Dark Souls, pero sí moriremos mucho durante nuestra aventura. O simplemente encontraremos una prueba histórica, un jefe opcional o una postal que siempre tendrá una misión secundaria que darnos. La sensación de recompensa al explorar es máxima, y querremos explorar y explorar y explorar y explorar hasta que nos lo impida la batería del gamepad o que nuestros ojos caigan. ¿Un santuario? Dame más, quiero más, necesito más, es mi droga. Poder escalar casi cualquier muro, pared o montaña es otra muestra más de la libertad que disponemos, pudiendo llegar y escalar cualquier sitio que veamos en el horizonte. Aunque cuidado con escalar una montaña nevada si no vamos bien preparados. El clima es nuestro mayor enemigo del título, por encima de Ganon. La lluvia nos impedirá escalar fácilmente una montaña, la nieve nos quitará puntos de vidas si no tenemos un elixir contra el frío o ropa bien protectora, al igual que si nos encontramos en terrenos de mucho calor, que además puede quemar nuestro equipamiento de madera que estemos usando en ese momento. Por último, y el que en ocasiones es nuestro aliado, es la tormenta eléctrica. Esta nos tirará un rayo si poseemos un item acero, de igual forma si un enemigo dispone de ese equipamiento. Ver muchos terrenos de distintos tonos y climas, es algo que siempre aprecio, que no todo sea verde, algo que logra muy bien este Zelda. Todo esto sería una mera anécdota si no tuviera una jugabilidad sólida que nos haga disfrutar al realizar todo lo anterior expuesto. Por lo que voy a retornar el tema del combate. Como ya hemos dicho, el sistema de combate es muy sólido, bastante parecido al de Dark Souls, en el sentido que a un enemigo o jefe puedes adivinarle sus movimientos, haciendo que sea un ataca tú, yo esquivo y te ataco, porque si esquivamos en el momento justo dispondremos de una cámara lenta muy satisfactoria, en muchos momentos salvadora. También dispondremos de cámara lenta si usamos el arco a una altura considerable. No hay nada más placentero que saltar, usar la paravela, caer en una montaña inclinada, hacer esquí con el escudo, saltar y a cámara lenta, con una flecha ancestral, acabar con un guardián. Por desgracia, las armas se rompen con demasiada facilidad, con apenas diez golpes, más o menos, ya tienes que buscar otra arma porque esa ya la has perdido, por lo que estaremos cambiando de armas constántemente. También podremos atacar a nuestros enemigos con las habilidades de nuestra Piedra Seikah, derrotándolos de maneras muy ingeniosas, dignas de Dishonored, o simplemente tirarle una habilidad, como una granada y disfrutar de cómo interactúa la IA enemiga con ella. Estamos ante uno de los videojuegos con más detalles por metro cuadrado que hemos visto. Los encuentros con los NPCs, sus reacciones a los que haces, el sonido de tu caminar, el sonido del choque entre las armas y los escudos que según sean de acero o madera cambian y un largo etcétera que si lo digo será spoiler. ¿Teniendo una historia simple y teniendo todo lo anterior lo disfrutarás si no eres fan de la saga? Obviamente sí, es más, te enamorará sí o sí, pero si ya eres fan de Zelda sabrás el lore e historias anteriores por lo que te enamorará aún más. El título de los mil detalles, el sandbox que nunca te cansarás de explorar, el título que será recordado dentro de muchos años como uno de los grandes.
13 VOTOS
Pedir moderación
Escribe tu análisis
El análisis de los usuarios
Tienda
Zelda: Breath of the Wild

¡No busques más! te ofrecemos el mejor precio.

The Legend of Zelda: Breath of the Wild
Tienda
Plataforma
Precio
Wii U
59,95€
Wii U
56,90€
Wii U
64,99€
Valoración y estadísticas
10
Valoración 3DJuegos
“Inolvidable”
Sobre el sistema de valoraciónEscribe tu análisis
9,0
Análisis lectores
(23 análisis)
Popularidad:
Excelente
¿Qué es?
Ranking:511 de 32210 juegos
Top10 Global:218 días como número 1
Top10 Wii U:1201 días como número 1
En la comunidad:
Usuarios (1753) | Grupos y clanes (18) | Más
Expectativas / Valoración (1572 votos)
9,6
Tu voto:
12345678910
Foro del juego
¿Fragmentos de Estrella?
TakitoUwU
[Humor] Zelda: El Respiro del Meme
MAJADAHONDA
Ayuda Amiibo
Yamilka217
Problema con la medalla de Petrarock
DiegoCano94

Participa en el foro de este juego
Si eres un fuera de serie o todo un crack con “The Legend of Zelda: Breath of the Wild” de Nintendo Wii U, o simplemente quieres intercambiar tus trucos, guías o dudas sobre este juego, no lo dudes, pásate por su foro.

Y recuerda, si estás atascado en este videojuego puedes crear un tema de ayuda en su foro.