Juegos
|
Inicio
PC
PS4
XOne
Switch
3DS
PS3
X360
Wii U
iOS
Android
Videos
Foros
eSports
  • Portada
  • Noticias
  • Videos
  • Imágenes
  • Análisis
  • Artículos y Reportajes
  • Guías
  • Trucos
  • Todos los Juegos
  • Top100
  • Lanzamientos
Cuphead
Cuphead
Fecha de lanzamiento: 29 de septiembre de 2017
 · Plataforma
PCXOne
  • Ficha
  • Análisis
  • Noticias
  • Artículos y reportajes
  • Videos
  • Imágenes
  • Trucos y Guías
  • Conexiones
  • Foro del juego
Análisis de los lectores (Cuphead)
9,7

Cuphead

“Imprescindible”
(Nota media sobre 8 análisis)
¿Y tú qué opinas?
Escribe tu propio análisis
Análisis de Cuphead / Opiniones de Usuarios
  • Recientes
  • Por fecha de publicación
  • Más votados
SeRuNo / 11 de abril de 2018
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
10
Inolvidable

Indispensable

Hola gentes,bueno...lo primero es lo primero buenas tardes a tod@s .....y ya que estamos tod@s saludad@s comienzo el análisis,que será breve pero amigos creedme que a veces lo breve puede ser muy bueno!. CUPHEAD,..¿me lo compro?¿Te lo estás pensando?..mal,mal...pillatelo,pero así de claro. Vale ¿pero que te ofrece el juego para que yo te diga que ni te lo pienses? Enfados,enfados increíbles,enfados tipo Dark Souls pero...como nos gustan eeh....A eso súmale el apartado artístico,simplemente sublime,de verdad de la buena es un juego muy bonito. Seguido te diré que tiene una OST maravillosa y que acompaña al juego perfectamente en todas sus fases. Controles fáciles pero ser bueno en Cuphead no es tarea sencilla hay bosses que te vas a acordar de ellos toooda tu vida. Todavía no lo tienes claro?vale pues te lo diré bien claro sólo tiene tres mundos y tu dirás ehm menuda xxxxx ..si,si...pues de xxxxx nada amig@s crees que te lo vas a pasar en una tarde?lo mismo alguno de ustedes son maestros de los mandos y lo consiguen no lo sé,lo que si que sé después de pasarmelo y querer romper el mando más de una y diez mil veces es que es un juegazo,curva de dificultad muy buena,visualmente precioso,música pegadiza de la que te hace tararear mientras juegas,bosses difíciles y con extras dentro del juego que alargan su vida útil o le dan otro enfoque visual. Que quieres más por lo que vale?Además la gente de ese estudio pasó las mil y unas para llegar a sacarlo,y hago hincapié de nuevo ES UN GRAN JUEGO,si tenéis oportunidad de jugarlo ni os lo penséis,os va a encantar. Pd.Le he puesto sólo 3 en innovación porque la jugabilidad la hemos visto mil veces en otros juegos,pero que no empañe lo anterior vuelvo a decir que de manejo es sencillo pero pasartelo todo con la mayor puntuación o los run'n'gun sin matar a nadie para mi al menos ha sido difícil.
Pedir moderación
Belanner / 25 de enero de 2018
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
9
Magnífico

Y lo mejor de la One de este año es...¡Un indi!

Cuphead se trata de una mezcla de run&gun al más puro estilo Contra, pero con mucho de boss rush. Este es además un juego indi de esos que ya no suelen abundar en consolas: es decir, juegos indis de 10. En la anterior generación no nos habría sorprendido, ya que la cantidad y calidad de trabajos independientes era enorme, pero curiosamente en esta generación que cuenta con una tecnología que facilita mucho más su desarrollo, algo ha pasado que cada vez hay menos juegos de este tipo.... y quizás por eso destaque tanto Cuphead. Su jugabilidad es casi de 10. A veces el juego puede resultar injusto en ,omentos puntuales en los que los ataques son realmente inesquivables, igual que al principio cuesta a hacerse a las diagonales, ya que solo hay 4 como si de una cruceta de Megadrive se tratara. Por lo demás, en este apartado es impecable. Es un juego que en cierta medida te da flexibilidad a la hora de elegir el orden en que pasarte los jefes, pero es cierto que el juego es rígido y ni si quiera te permite pasártelo en modo facil para los que sean más novatos. En la parte artistica todo es sobresaliente. Diseños, animaciones, música e incluso el humor de la época. Muy recomendable si eres de los que les gusta sufrir con juegos dificiles a base de ensaño y error como en la vieja escuela; así como si te gusta el estilo de juego lineal de las antiguas recreativas. Si crees que no vas a tener paciencia (porque requiere de ella y mucha), entonces no es tu juego.
1 VOTO
Pedir moderación
JohnPitt / 21 de enero de 2018
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
10
Inolvidable

Diabólicamente divertido y desafiante

Por fin llega Cuphead a nuestras vidas. El título de machacar enormes jefes de Studio MDHR se hace realidad para Xbox One después de sufrir varios retrasos en su lanzamiento. Cierto es que ese este tiempo extra se ha utilizado para mejorar el juego ya que estaba causando una gran expectación y no es para menos, sus escenarios son preciosos, coloridos y desencadenan sensaciones de nostalgia de una época que no hemos vivido. Nos transporta a otro tiempo y lo hace de una manera magistral. Cuphead es un juego run & gun de corte clásico, el objetivo principal será derrotar a los jefes que encontraremos repartidos por el mundo de estas carismáticas tazas. Cuphead y Mugman son nuestros dos protagonistas, llevaban una pacífica vida hasta que decidieron saltarse las normas y hacer burbujas sordas ante las advertencias del sabio Elder Kettle, ambos se plantaron en las puertas del Casino del Diablo y ahí lo perdieron todo. La codicia hizo que apostaran sus almas y las perdieron en el acto, tras muchas súplicas Cuphead y Mugman consiguen un pacto en el que tendrán que ir recolectando las almas de los deudores del Diablo. Así nos metemos en faena y comenzaremos a pasear por un colorido mapa en el que tendremos que aceptar algunos retos. Pero primero conozcamos las habilidades de Cuphead, que es el personaje principal, Mugman es el del segundo jugador en caso de disfrutarlo en cooperativo. Nuestra taza tiene varias capacidades y poderes que podremos desarrollar a lo largo de la aventura, podemos disparar, saltar, deslizarnos rápidamente para esquivar, agacharnos y utilizar la habilidad de parry con la que podremos llenar nuestro medidor de ataque fuerte. Para aprender los movimientos tenemos a nuestra disposición tutoriales interactivos muy eficaces. Al atacar a los enemigos que se ciernen contra nosotros iremos rellenando una barra de cartas, al conseguir las cuatro podremos efectuar un ataque poderoso que quitará más vida al enemigo. Además, tendremos que tener en cuenta que si saltamos sobre los objetos de color rosa, habilidad parry, ganaremos una carta entera. Cuphead cuenta con un precioso y trabajado apartado técnico. Pintado y dibujado a mano es toda una obra de arte en movimiento. La banda sonora es sencillamente una delicia para los sentidos, los años 30 en la más pura esencia de la década. Uno de los fallos es que por el momento no se encuentra traducido al español, es decir, los textos los encontraremos en puro inglés aunque parece que Studio MDHR tiene planes para un paquete de idiomas. El apartado sonoro es una maravilla, el sonido y la música de la época encajan perfectamente, como un guante, en Cuphead. Cuphead es un título indispensable si te gustan los desafíos. Horas y horas de pruebas te esperan si decides hacerte con este juego tan esperado por los usuarios de la marca Xbox. No es un título de plataformas, se centra en enfrentamientos que nos costarán sangre y lágrimas en su dificultad más alta. Si no eres de esos que disfrutan repitiendo e intentando una misma fase para superarla te va a costar echarle horas y podrá parecerte repetitivo. Un juego diferente de esos que hacen falta en un catálogo, además está hecho con mimo y cuidado al máximo detalle. Puedes hacerte con Cuphead para Xbox One y Windows 10 en la store oficial de Xbox por 19,99 euros.
1 VOTO
Pedir moderación
TermiRos-DaBoss / 7 de diciembre de 2017
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
10
Inolvidable

La obra maestra que te devuelve a la infancia

Tras acabarlo me siento como un niño pequeño que apenas ha empezado a jugar y tiene la satisfacción de haber terminado un juego que le ha costado mucho esfuerzo, Cuphead es un juego que penaliza el más mínimo fallo, un mal cálculo de salto, despistarte un segundo y no estar atento de todos los elementos en pantalla por fijarte en algo en concreto, tienes que estar controlando todo en casi cualquier momento. El juego se compone de niveles Boss en el que tendremos que derrotar a un jefe con varias formas y ataques en un escenario fijo, en algunos mientras la pantalla va subiendo poco a poco o aéreos donde manejamos una avioneta, dichos jefes lanzan a veces un ataque rosa que saltando sobre él y dándole a la A rellenas una carta del super ataque, para hacerlo son un total de 5 que se llenan a medida que disparamos o dando a estos elementos. Luego están los niveles Run and gun donde tenemos que ir como bien dice el nombre corriendo, disparando y cogiendo las monedas que hay en el nivel para comprar en la tienda mientras muchos enemigos van apareciendo para que no logremos llegar al final, estos niveles están muy bien estructurados con mucha variedad de plataformeo y algún mini jefe al final. El mapa esconde alguna moneda secreta y algún personaje puede que nos de una por hablar con él, en la tienda podemos comprar desde armas hasta objetos que te dan una vida pero reducen el daño o una bomba de humo con la que midiendo bien puedes evadir un enemigo cuando te hacen un sándwich. Jugando en cooperativo todo el juego no he tenido ningún problema salvo algún crashazo en cierto jefe y que a veces confundes a tu personaje con el de tu amigo si no estás muy atento, lo destacable de jugar cooperativo es que aparte de ser mucho más divertido el juego cambia mucho ya que puedes ingeniar estrategias muy chulas, una vez terminado el juego nos darán la dificultad experto que hace que los enemigos tengan más patrones y sean más complicados.
1 VOTO
Pedir moderación
Peddro19 / 14 de noviembre de 2017
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
9
Magnífico

Vanguardia artística, diversión, y exigencia = Obra maestra

Cuphead además de ser uno de los proyectos independientes más ambiciosos, exitosos, y mejores llevados a cabo también es, claramente, uno de los videojuegos más esperados por la comunidad de jugadores tras su increíble anuncio en el E3 de 2015, donde se anunciaría también su exclusividad para Xbox One y PC. Destacó entre las otras propuestas dadas a luz en la conferencia de Microsoft gracias a un tráiler de algunos segundos que dejó maravillada a la industria debido a un aspecto gráfico inspirado en los dibujos animados de la década de 1930, lo que daba un soplo de aire fresco a un mercado demasiado enfocado en el poder de las texturas y dejando de lado el diseño artístico, llevándolo Cuphead a la enésima potencia. Pero semejante "boom" de ventas no fue nada fácil para los desarrolladores, y esta es una historia que vale la pena contar más que nada por el hecho de que hoy en día pocos videojuegos son confeccionados con tanto amor como este que estamos analizando: los responsables de Cuphead son los hermanos Chared y Jared Moldenhauer, que para completar su obra debieron hipotecar sus casas durante el desarrollo porque de lo contrario no llegarían a completarlo, y gracias a ello nació la firma que hoy conocemos como casa desarrolladora del famoso plataformero: StudioMDHR. Hoy cuenta con veinte personas gracias al esfuerzo económico de sus programadores, que también pasaron horas y horas diseñando los personajes que harían al juego final. De no haberse realizado esta acción quizás el proyecto hubiese sido cancelado y no dudo de que estuvo cerca de serlo, ya que desde su presentación hasta su lanzamiento oficial el 29 de septiembre de 2017, sufrió múltiples retrasos que aún así no apagaron la llama de la ilusión entre quienes lo teníamos visto. Pero, como si esto fuese poca magia, cabe destacar que Cuphead es un sincero homenaje a todas aquellas obras de animación (tanto videojuegos, como series) que marcaron un antes y un después hace tiempo. Un título que lleva la mística retro en la sangre y la trae a tiempos actuales con una excelencia que hasta representa un soplo de aire fresco dentro del catálogo por su temática, un encanto visual por su diseño y un enorme atractivo por la dificultad sublime con la que fue programado. Siendo este un texto que tenía muchas ganas de escribir, me dispongo a realizar una de las críticas más significativas que redacté. Vamos a desglosar Cuphead comenzando, como siempre, por sus gráficos, rendimiento y sonido, continuando por su historia, trama y narrativa, y cerrando con su jugabilidad, mecánicas y datos de color. Si bien puede sonar una metodología sistemática creo que es la mejor forma de detenernos en cada detalle para que quien lea esto esté informado del que, para mí, es uno de los videojuegos del año. Gráficamente Cuphead destaca por un diseño artístico obsesivo que es, claramente, uno de los mejores que se pueden ver en un videojuego a lo largo de la historia. Hasta antes de apreciarlo por primera vez era imposible, inclusive en el imaginario colectivo de la comunidad de jugadores, creer en la posibilidad de que tomemos el control de una caricatura como las de Disney, en sus inicios. Además, no logra dicha característica tan peculiar únicamente en el dibujado de los personajes y de los escenarios, incluyendo los múltiples objetos que hay en pantalla, sino también en el color del juego que, cabe destacar, está pintado a mano. El diseño de los jefes también merece un párrafo aparte en conjunto con todos los enemigos, sumando a los más insignificantes, para terminar abarcando una parte muy importante y quizás la principal en cuanto a lo que diseño artístico respecta. Nuevamente, el hecho de estar ante una animación 2D tradicional, llevada a cabo manualmente cuadro por cuadro, hace que semejante esfuerzo en un trabajo cuya finalización fue increíble, sea aún más meritorio. Es que del solo hecho de ver a los enemigos más imponentes hacer una gran cantidad de movimientos meramente estéticos, más la espectacularidad con los que cada combate es presentado teniendo como aliado al fondo que ayuda a la inmersión, hace que nos demos una remota idea del obsesivo perfeccionismo con el que Cuphead fue creado, y todas las dificultades en su desarrollo. Como si esto fuera poco para lograr una atmósfera casi perfecta, la música de Cuphead juega un rol importante en la inserción del jugador dentro de su mundo: grabada específicamente para el título desarrollado por StudioMDHR, nuevamente emula a los temas de aquella época, grabada por una orquesta. El disparo de cada arma, junto a otros movimientos del personaje, tiene un sonido asignado y si bien no destaca por una variedad de sonidos abundante, sí lo hace por su banda sonora. La canción de la pantalla de inicio es fiel reflejo de todo lo que iremos escuchando en cada boss fight y en ciertas pantallas, que incluso harán que nos quedemos un rato en ellas sin hacer absolutamente nada para seguir oyendo su musicalización. Cuphead, a nivel técnico, es una delicia. El darle cinco estrellas incluso me parece injusto porque dio un soplo de aire fresco a la industria del videojuego en el año 2017, trayendo un espíritu retro a tiempos actuales. No es un portento gráfico, está lejos de serlo y que bueno que sea así, su apariencia tan artística, trabajada con tanto cariño, hace que no le haga falta ningún motor gráfico más que el de un papel y lápiz de un diseñador con puro talento. Como datos específicos, en la versión que estamos analizando que es la de XBOX One el título corre a 60 FPS sin sufrir, asombrosamente, ninguna caída de frames que recuerde. Cuphead tiene una trama muy sencilla, pocas líneas de diálogo y rápidamente nos hace entender quienes somos, qué hicimos y qué tenemos que hacer, presentándonos una serie de diapositivas dentro de un libro que iremos pasando a nuestro antojo en determinados momentos, y nos ayudará a comprender el argumento. La historia nos habla de los hermanos Cuphead y Mugman, que un día en busca de aventuras salieron de su hogar en Inkwell Island, donde eran supervisados por su abuelo: The Elder Kettle. El dúo se desvía del camino y encuentra un gran casino dirigido por King Dice (personaje por cierto, excepcional), donde deciden entrar para probar suerte y lograr una fortuna. Ambos terminan en un estado de adicción por el juego, que los lleva a ganar múltiples apuestas y por ende, grandes cantidades de dinero. Llegado tal punto, el dueño del casino que no es ni más ni menos que el mismísimo diablo les propone a Cuphead y Mugman una última apuesta en la que si ganan se llevarán el casino, pero de lo contrario la entidad maligna se adueñará de sus almas. Cuphead, cegado por la avaricia, acepta el reto y como es lógico, pierden. El dúo suplica por sus almas, y llegan a un acuerdo con el diablo en el que este les pide que recuperen los contratos de sus deudores para llevárselos al casino, para obtener nuevamente sus espíritus. Tienen un día para lograrlo, y aquí comienza nuestra aventura en la que, derrotando jefes, iremos recolectando susodichos contratos para llegar a la última pantalla, donde optaremos entre dos finales posibles. Los personajes que componen el videojuego tienen un carisma increíble, lo cual es de destacar porque dicha virtud se consigue durante la experiencia meramente jugable, sin la necesidad de frenar el gameplay para que podamos empatizar con Cuphead, Mugman, King Dice o quien sea. Esto se debe a muchos factores y una manera de englobar todos ellos es hablando, nuevamente, del aura innata y única que el título presenta ante el jugador. Todos los personajes están... Bailando. Es que literalmente, está tan cuidado cada detalle gesticular de los enemigos e incluso del propio Cuphead, que termina por ser una gran coreografía donde todos generalmente están sonriendo y en constantes movimientos rítmicos en armonía con la música. De hecho, si nos ponemos a mirar a los contrincantes más débiles y pequeños observaríamos acciones producto, una vez más, del obsesivo trabajo de StudioMDHR por hacer un producto más que carismático, aunque posea narrativa sea demasiado simple y una historia a la que se le puede adjudicar el mismo adjetivo. Es por este cúmulo de virtudes que también estamos ante un éxito de merchandising. Jugablemente encontramos uno de los puntos más fuertes de Cuphead, aunque también un núcleo de polémicas donde se critica al juego por tener una "desmedida" dificultad, cosa que creo firmemente nace desde la frustración de quien redacta su propio análisis. Sin embargo, sí es verdad que con el correr de las horas y al enfrascarnos en una misma pantalla, podemos llegar a la sensación de que estamos ante un reto injusto, pero vamos por partes. La obra ideada por los hermanos Moldenhauer tiene una jugabilidad sencilla, pero con un control muy responsivo y que además de divertido, lo vuelve adictivo. Consiste en disparar, saltar y esquivar, teniendo a nuestra disposición dos casillas de disparos, otra de habilidades y otra de super poderes que harán a la parte más rolera del videojuego y a lo único que nos permitirá personalizar lo más cercano a una "build". Las habilidades especiales y los disparos, que modifican la manera de afrontar el gameplay e inciden en nuestas acciones durante el combate, los conseguiremos en la única tienda que tiene el título, intercambiándolos por monedas que conseguiremos durante los Run & Gun, secciones cuya existencia se debe a la insistencia del público porque Cuphead no sea una máquina de matar jefes y haya más variedad, y se basan en un nivel donde deberemos ir avanzando abriéndonos paso entre múltiples rivales y haciendo gala de todas las mecánicas aprendidas durante la experiencia. Por su lado, los super poderes los conseguiremos en mausoleos distribuidos por las tres islas donde se desarrolla Cuphead, realizando "mini-juegos" donde nuestro objetivo será siempre el mismo. En cada isla encontraremos un mausoleo, dos pantallas Run & Gun y varias peleas contra bosses que son el único requisito obligatorio para ver los créditos. En cuanto a sus mecánicas, Cuphead tiene las propias de un juego de plataformas 2D clásico. Además de las mencionadas anteriormente, también contamos con el "parry" y el "dash", ambas muy importantes en el desarrollo de la jugabilidad, teniendo el suficiente peso para que la simpleza propia de su género no pase a ser insuficiencia. El parry consiste en realizar un contraataque a los objetos rosas que los enemigos nos lanzan, saltando sobre ellos y realizando un nuevo salto al impactarlos, lo que evitará que perdamos una vida, hará daño al jefe y colaborará, junto a cada impacto que proporcionemos, a que se llene una barra representada por cartas de poker que una vez lista nos permitirá hacer un ataque especial y demoledor, que también provocará que esa barra se vacíe nuevamente. Si bien parece sencilla, es una mecánica que en determinadas situaciones puede ser complicada de llevar a cabo con éxito por los múltiples proyectiles que se dirigen hacia nosotros en todo momento. Aún así, es completamente imprescindible para poder llegar al final del juego por lo menos, en condiciones. Por otra parte, el dash funciona como un movimiento en el que el personaje se desplaza rápidamente por el escenario con el fin de esquivar los ataques del enemigo, lo cual también nos hará salir de muchos apuros aunque claro está, nos encontramos ante una mecánica que da menos que hablar con respecto a la anterior. Refiriéndonos meramente a los jefes, además de su espectacularidad, son máquinas de lanzar objetos en cantidades a veces demenciales, cosa que en ciertos momentos se combina con golpes del mismo jefe, y es aquí donde radica la dificultad de Cuphead: hay muchísimas cosas de las que estar al tanto y más de una vez no sabremos ni siquiera qué nos impactó, pero si a esto le sumamos la aleatoriedad con la que el oponente ejecuta sus patrones de movimiento, tenemos la base de la fórmula por la que este título tiene fama de sadomasoquista. Además, cada jefe final se puede jugar en dos dificultades: simple o regular, pero de jugar en simple no obtendremos su contrato correspondiente, por lo que no podremos llegar entonces al final del juego. Creo que este es un desacierto grande por parte del pequeño estudio, ya que deja a los jugadores que buscan un reto menor sin la posibilidad de ver los créditos. Cada boss tiene varias fases, entre tres y cuatro, cada una muy bien diferenciada de la anterior. Quizás sea un poco desesperante para algunos jugadores el hecho de no tener la barra de vida de nuestro rival como parte de la interfaz del combate, ya que a cambio de eso se nos mostrará una recta con el progreso conseguido en la batalla tras haber muerto, donde podemos comprobar cuántas fases nos quedan por delante y la longitud de las mismas. Aclarado esto, también es importante tener en cuenta que nuestro protagonista tiene de forma predeterminada tres vidas, y que cada golpe recibido consistirá en una vida menos, por lo que lo de saber esquivar es importantísimo. Teniendo todos estos factores en cuenta que hacen de Cuphead un buen reto, hay que aplaudir a StudioMDHR por la maestría con la que la curva de dificultad fue diseñada. En cada nivel, sea boss fight o run & gun, avanzaremos de manera constante. Con esto me refiero a que cada vez que fallemos en nuestro intento de triunfar y veamos la recta de progresión, nos daremos cuenta de que lentamente estamos avanzando más y más, lo cual reprime el sentimiento de frustración, hace que sigamos pegados al joystick, y nos incentiva a seguir adelante. Obviamente, no significa que en más de una ocasión nos cueste mucho superar el reto al que hagamos frente y estemos más de lo habitual llevando a cabo un prueba y error que dará la sensación de ser interminable, quizás por la cantidad absurda de focos de atención que nos azotan o por las peculiares mecánicas de algunos bosses, ya que dicho sea de paso, cada uno es muy diferente del anterior en todos los sentidos y ninguno desentona con respecto a los demás en ningún aspecto, por lo que jugando Cuphead no sentiremos que la experiencia se está volviendo un camino monótono. Una vez finalizada cualquier pantalla se puntuará nuestro desempeño desde un A+, siendo la mejor calificación posible, hasta un C-, siendo la peor. Para lograr la mejor nota deberemos terminar la pelea en determinado tiempo haciendo tres parrys, sin perder vidas, y realizando seis golpes especiales. En Cuphead, nuevamente, tanto las boss fights como los niveles run & gun pueden ser rejugados ilimitadamente tras ser concluidos con éxito, y si terminamos el videojuego se nos desbloqueará una dificultad llamada "experto", donde únicamente los jefes finales se vuelven mucho más desafiantes y en caso de realizar un combate perfecto, obtendremos calificación S. Claro está que todo este tema de las puntuaciones invita mucho a la rejugabilidad y convierte a Cuphead en un reto mucho mayor en caso de querer completarlo a la perfección. Vale la pena aclarar que Cuphead tiene niveles en los que nuestro protagonista se sube a un avión y el combate se desarrolla desde allí, lo cual representa un poco de variedad aunque en lo personal, siempre me quedaré con el cabeza de taza teniendo los pies sobre el piso. La obra de StudioMDHR se puede jugar en cooperativo local de a dos jugadores, encarnando el segundo piloto del joystick al personaje Mugman. A día de hoy, 14/11/2017, no contamos con un modo cooperativo online, pero no sería de sorprender que se incluya en futuras actualizaciones. Además y como dato de color, Cuphead recompensa al jugador por su habilidad, cosa que muy pocos videojuegos hacen a día de hoy, en un mercado donde el dinero en manera de micropagos ha sustituido al talento como moneda de intercambio para recibir ciertos premios especiales. Por ejemplo, en caso de superar los seis run & gun sin dañar a ningún enemigo desbloquearemos un modo de juego completamente en blanco y negro, que le dará un toque aún más clásico al título, adáptandose inclusive la música a esta modalidad. Detalles así son los que agradezco profundamente, ya que superficialmente es algo innecesario y que pocos jugadores llegarán a conseguir porque el requerimiento para lograrlo es bastante exigente, pero me asombra que hasta este aspecto esté muy cuidado. No es simplemente un filtro monocromático sobre el juego original, sino que tiene un trabajo delicado detrás, y eso hay que valorarlo mucho, como se merece. Para el que todavía no se dio cuenta, estoy enamorado de Cuphead, inclusive de su lore. Me encanta, lo haría correr simplemente para escuchar su música, pero después me acuerdo de que tiene los mejores gráficos que jamás vi, ya que en lo personal priorizo el diseño artístico por sobre las texturas de un motor millonario. También recuerdo que tiene una jugabilidad excelente, muy divertida, desafiante, que al conseguir esa meta pautada genera en el jugador un sentimiento de euforia propio de los juegos difíciles. Además, siempre voy a tener algo por hacer, un rango aún más alto que conseguir en tal o cual combate, o desbloquear su modo más clásico. Todas estas razones hacen que, un juego cuya campaña es bastante corta, tenga una vida útil más que aceptable. Y sí, Cuphead tiene cosas por mejorar. El título debería poder completarse en modo simple, no debería caminar en la delgada línea entre reto e injusticia por momentos, pero no existe un videojuego perfecto y el que estamos analizando no será GOTY porque en su mismo año salieron Zelda: Breath of the Wild y Super Mario: Oddisey. El estudio independiente tiene mucho mérito, Cuphead está lleno de referencias a juegos y series antiguas, su desarrollo fue muy difícil pero su éxito es merecido, sobre todo, por el resultado final que a mí manera de entender termina por ser una obra que todos deberían jugar. Ojalá semejante obra maestra vuelva a ver la luz con todavía más fuerzas en el futuro, porque tras terminar Cuphead y tras un breve descanso después de tanta tensión, por lo menos para mí, su secuela se volvió un gran deseo en la proximidad. Y recuerden... ¡Don't deal with the devil!
1 VOTO
Pedir moderación
Alejandrou011 / 18 de octubre de 2017
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
9,5
Imprescindible

Belleza Visual

Por fin, por fin he podido jugar a uno de mis juegos más esperados. Esa sensación de los dibujos animados de los años 30 es buenisima. La música, los dibujos ... Todo absolutamente todo te hace estar inmerso en los dibujos animados de los años 30. El juego dura entorno a las 8-9 horas pero yo me lo he pasado en 17 horas en total (Si, el juego es muy dificil). El juego está compuesto por 3 mundos y un mundo final.En cada mundo encontraremos diferentes Bosses y niveles "Shoot And Gun", que son niveles como su nombre indica de correr y disparar. En niveles "Shoot And Gun" iremos encontrando varias monedas que podremos utilizarlas en la Tienda y comprar mejoras como por ejemplo: Vida Extra, Diferente Disparo, nueva habilidad...etc Lo vuelvo a repetir, visualmente es una pasada. Como estan hechos los Bosses y diferentes enemigos son una currada, y se nota muchisimo mimo por parte de los creadores. El sonido también es espectacular, hay cada cancion o melodia que impresiona. Te sumerje de lleno en los años 20-30. Conclusión: Cuphead es una nueva propuesta que a logrado ser un exito. Esto nos enseña que no hace falta un presupuesto millonario para un buen juego. En fin, personalmente lo rejugaré bastante. Saludos ;)
2 VOTOS
Pedir moderación
Thrashermania / 17 de octubre de 2017
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
10
Inolvidable

Mejor juego indie del año

El juego es muy bueno en todo aspecto: graficos, efectos, historia, animación, habilidades y a demas es bastante complicado, cosa que no te da lugar a pasartelo tan rapido, también trae pantalla dividida a lo vieja escuela, cosa que ya estan sacando de todos los juegos y es una lastima que juegos como el forza 7 quiten este modo de pantalla dividida, o halo 5... juegos que jugarlos con algún amigo o conocido al lado se hace mucho mas divertido. No tiene online eso si... pero a mi me da igual... mientras tenga multijugador local. La verdad es un juego espectacular, no tengo criticas contra el, imposible verle algún defecto, tal vez algún que otro bug pero nada que con unas actualizaciones no se arregle. En fin, tal vez algunos dirán "eee pero no es un call of dutty" ... no todo en la vida son graficos realistas muchachos. SALUDOS! y disfruten de este juego y de la musica que viene acompañada con el (otro punto que olvide destacar)
1 VOTO
Pedir moderación
Buen456 / 13 de octubre de 2017
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
10
Inolvidable

Hasta en el marketing son clásicos

Este videojuego está yendo en contra de la tendencia actual de que se debe pagar por las partes del mismo juego que se separaron apropósito después de comprarlo para posteriormente venderlo. No hay DLC, ni micropagos, ni otra tontería. La industria de videojuegos está buscando más la rentabilidad que ofrecer un buen producto. Más bien, los consumidores deben ser los que obliguen a las empresas a que se vuelva a como era hace 10 años cuando los juegos se vendían completos.
2 VOTOS
Pedir moderación
Escribe tu análisis
El análisis de los usuarios

Anímate y comparte tu experiencia con el resto de jugadores realizando tu propio análisis tras jugar a Cuphead. Tu análisis y opiniones se publicarán en la revista y serán leídos por muchos usuarios. ¡Lúcete!

Valoración y estadísticas
9,0
Valoración 3DJuegos
“Magnífico”
Sobre el sistema de valoraciónEscribe tu análisis
9,7
Análisis lectores
(8 análisis)
Popularidad:
Notable
¿Qué es?
Ranking:1479 de 30148 juegos
En la comunidad:
Usuarios (156) | Grupos y clanes (3) | Más
Expectativas / Valoración (81 votos)
9,3
Tu voto:
Foro del juego
Ayuda, no encuentro solución.
Jesu3mota
Busco gente para cooperativo en youtube
DamperYT
Se me "crashea" en las ranas (isla 1)
Edersai

Participa en el foro de este juego
Si eres un fuera de serie o todo un crack con “Cuphead” de Xbox One, o simplemente quieres intercambiar tus trucos, guías o dudas sobre este juego, no lo dudes, pásate por su foro.

Y recuerda, si estás atascado en este videojuego puedes crear un tema de ayuda en su foro.
E3 2018 Microsoft: ¿Qué juegos anunciará y veremos?
Solo

Juegos© 3DJUEGOS S.L. 2005-2018. . SOBRE 3DJUEGOS |