Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Análisis de los lectores (What Remains of Edith Finch)
8,6

What Remains of Edith Finch

“Excelente”
(Nota media sobre 15 análisis)
¿Y tú qué opinas?
Escribe tu propio análisis
Análisis de What Remains of Edith Finch / Opiniones de Usuarios
  • Recientes
  • Por fecha de publicación
  • Más votados
TheFreeManShill / 27 de enero de 2021
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
8
Muy Bueno

Está bien

Me habían hablado muy bien de este juego y ahora, sin nada que me motive del catálogo reciente, he visto la ocasión para hacerme con él y ver qué tal estaba. Suele ocurrirme con los juegos independientes que la mayoría me duermen o en el mejor de los casos me dejan indiferente. Este, sin embargo, me ha entretenido. La premisa es sencilla. Edith, la última superviviente de la familia Finch, viaja a la antigua casa de la familia. Una vez allí dará con las habitaciones de los difuntos miembros presentándose una pequeña historia con un pequeño reto a resolver para cada uno. Entra dentro del género que despierta la furia de los Angry Gamers, los llamados walking simulators. Es un juego bastante contemplativo y enteramente narrativo. Lo verdaderamente refrescante es cómo varían las mecánicas y la forma de fusionarse con cada relato. Y he de decir que ha conseguido mantener mi antención. Encuentro verdadero compromiso por aportar algo y hablar de algo difícil en la vida, como lo es la pérdida. Es una historia de imposible final feliz, también hay que decirlo. No me llega a cautivar en grado sumo porque la experiencia es testimonial. Son apenas dos horas y mi vínculo con la familia no llega a fortalecerse lo necesario como para que sienta la desolación que acompaña a Edith como debería. No obstante, valoro la elegancia y delicadeza con que están tratados todos los relatos y agradezco algo que me entretiene. Diría que es recomendable a secas.
1 VOTO
Pedir moderación
Bobyfischer / 14 de diciembre de 2020
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
8
Muy Bueno

Algo diferente

No soy muy de walking simulator, pero me recomendaron tanto este juego que decidí darle una oportunidad. Es bastante corto, no te dura ni 3 horas en una tarde te lo pasas de una sentada, en cuanto a la jugabilidad pues es bastante simple, los gráficos no son especialmente buenos pero si logran sumergirte en la historia. La verdad me pareció buen juego, hay que tener claro que es un indie, no esperes una gran producción, pero si logra transmitir más que muchos otros, no estoy de acuerdo con las grande calificaciones de sobresaliente o de obra maestra, pero si lo ves a un precio asequible si que le daría una oportunidad, según lo sensible que seas las historias que se cuentan te afectarán más o menos, lo que si es cierto que no creo que te dejen indiferente.
Pedir moderación
LoletinAlexis / 5 de noviembre de 2020
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
9,5
Imprescindible

El último miembro vivo de los Finch

What Remains of Edith Finch es una maravilla audiovisual, con una narrativa fantástica y un mensaje final muy potente. Tienes que jugarlo. *HISTORIA*: Edith Finch se propone descubrir el oscuro misterio oculto tras una maldición que azota a su familia, que desde principios del siglo XX hasta la actualidad ha visto cómo los integrantes del clan han muerto uno a uno en extrañas circunstancias. Un guion fantástico, una narrativa perfecta y una familia intrigante son los que hacen que esta obra sea tan imprescindible de jugar. **5/5 estrellas** *JUGABILIDAD*: Sencilla pero funcional, no es la baza principal de este género, si no el acompañamiento. Suele responder bien, pero hay momentos que no tanto. *GRÁFICOS*: Esta obra es una maravilla artística y no se diga más. *SONIDO*: La banda sonora es bastante escasa, pero todo está tan bien producido que no importa. Simplemente te sumerges. *INNOVACIÓN*: What Remains of Edith Finch es uno de los pesos pesados del Walking Simulator, presentando una obra revolucionaria que lleva a niveles nunca vistos al género. Muchas gracias, Giant Sparrow.
2 VOTOS
Pedir moderación
Kalas5119 / 22 de abril de 2020
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
9
Magnífico

Analisis What Remains of Edith Finch

Uno de los mejores juegos Walksimulator que he probado, junto con Everybody's gone to the Rapture. Cuenta la triste historia de los infortunios de una familia a través de pequeñas narraciones. Si vas investigando un poco los escenarios y parándote un poco, la duración ronda las 3 horas, algo menos quizás. Historia excelente. Graficos correctos. BSO excelente. Jugabilidad correcta. Muy recomendado si te gustan las buenas historias y los walksimulator.
1 VOTO
Pedir moderación
Dracula170228 / 2 de mayo de 2019
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
7
Interesante

Más que un videojuego: una experiencia narrativa

Primero, decir que los juegos cuya jugabilidad se reduce a caminar e interactuar con objetos no me gustan mucho, pero debo destacar que en este juego uno se sumerge en la historia y no se aburre nada, pues sabe contar la historia para que, aunque esta no sea extraordinaria, quieras seguir jugando. Que el juego sea corto creo que es positivo porque si lo hubieran extendido más, ya se tornaria aburrido. No lo compré, lo obtuve gratis de epic games así que no se si por su precio valga la pena, pero regalado si lo vale.
Pedir moderación
Emideadman / 23 de octubre de 2018
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
9,5
Imprescindible

La vida y la muerte

Abrís un cuaderno de notas y no sabés que esperar cuando, al leer las primeras palabras, el relato se materializa y nos ponemos en el lugar de Edith Finch y damos nuestro primer paso en una de las experiencias más increíbles y especiales de los últimos años. El género al que pertenece esta obra, denominada injustamente de forma popular como walking simulator, es uno donde las propuestas parecían haberse quedado en terreno conocido, el cual videojuegos como Gone home, Firewatch o The Stanley parable, supieron explotar con gran talento cuando otros se limitaron a proponer una experiencia plana. Plana por anteponer la narrativa, dejar de lado lo jugable y provocar una experiencia predecible y desaprovechada, pero la obra de Giant Sparrow, creadores del también mágico y particular The unfinished swan, han dado el paso adelante que el género necesitaba y han marcado una nueva forma de entenderlo. Incluso Ian Dallas, director creativo del estudio, confesó no estar seguro de que puedan volver a hacer algo igual, y en mi opinión… No lo necesitan. Han creado algo único que superó mis altas expectativas depositadas en ellos. Este es un relato sobre la vida y la muerte, sobre la fragilidad humana y sobra una familia que nos invita a conocer lo que queda de ella. Las puertas se abren y no podemos hacer otra cosa más que entrar y explorar porque el cuento ya empezó. La enorme casa de los Finch nos recibe, el contenedor de todas las historias que nos aguardan y a su vez el principal protagonista. Su diseño es muy particular y desde la lejanía se percibe su extrañeza, parece un collage de partes procedentes de orígenes muy diferentes, y cuando entramos esto se ratifica. Allí vivieron generaciones de Finch y allí también murieron a causa de una maldición. Pero al morir sus dormitorios fueron sellados y nunca desarmados, por lo que debieron de crearse nuevas habitaciones para los miembros posteriores mientras los cadáveres inmateriales de sus antepasados convivían con ellos poseyendo un espacio que no podían ocupar. Edith es la última de este árbol genealógico, que podemos visitar en su cuaderno, y junto con ella regresamos a la casa de su niñez para descubrir los sucesos que su madre le ocultó y que ahora le permite descubrir con la ayuda de una llave. Una única llave que abre el cerrojo del primer pasadizo secreto con el que nos encontraremos, para así ir moviéndonos entre un laberinto mientras visitamos las tumbas de recuerdos que son los dormitorios. Cada uno nos recibe con muchísimos detalles y elementos que hablan sobre el personaje antes de que demos pasó al proceso de revivir los últimos momentos de su vida y presenciar su desenlace. A veces trágico y triste, otras veces rápido e impredecible, y otras incompresible y jugando con lo surreal. Durante las dos a tres horas que dura la experiencia somos testigos del legado familiar. Como dije, la historia es interesante y tiene un enfoque particular que es fácil de dejar pasar. Todo se desarrolla como un cuento, la voz de Edith contándonos sus recuerdos sobre la casa y familiares y los textos aparecieron y mimetizándose sobre el escenario dan cuenta de ello. Y esta forma de tratar el guion es importante, no somos el protagonista ni estamos ahí para definir lo que va a suceder, somos arqueólogos de memorias y nuestro trabajo es simplemente explorar. Explorar historias muy diferentes, pero que nos muestran lo frágil que es el humano. Muchos aceptamos la muerte, es algo natural e inevitable y vivimos sabiendo esto, pero sin preocuparnos. Lo asimilamos. Pero la familia Finch tiene una maldición que los mata, tal como a cualquier humano, y viven con la incertidumbre de no saber cuándo morirán. Este miedo a algunos los condiciona, otros lo olvidan y otros le temen, pero cada una de sus muerte no es un golpe de efecto que llega para sacudirnos y crear drama fácil como muchas otras obras de muchos medios hacen. No, ellos mueren porque así es la vida. Al final, depende de nosotros aceptar lo que nos toca e intentar vivir, por breve y extraña que sea la existencia. Y lo hermoso de esta historia, y por lo cual su mensaje me llegó profundo, es que no intenta ser compleja ni extensa, sino tratar su narrativa de forma natural y cercana, hablarnos a nosotros y que lo que veamos sea tan humano que se sienta real. Cada relato y diálogo están muy cuidados, y así también sus escenarios y, sobre todo, la forma en la que nosotros participamos. Abrimos el cuaderno y el relato comienza. Mientras manejamos a Edith nos va hablando, los textos van aparecieron y cruzamos un sendero entre los arboles hasta llegar a la casa. El control que tenemos sobre ella es limitado, movernos, mirar e interactuar con los objetos con los que es necesario hacerlo o que guardan algún recuerdo que la joven rememora al exponerlo en voz alta. El escenario es interesante y los textos de diálogos que aparecen y nos conducen por la casa llaman la atención, pero hasta acá nos mantenemos en ese terreno conocido. ¿Dónde cambia What remains of Edith Finch? Cuando nos acercamos al cuaderno, documento u otro elemento que despierta el recuerdo del antepasado muerto, ahí es cuando cambia. Cada historia es diferente y la mejor forma de representarlo fue con experiencias jugables distintas para cada una de ellas, dotándolas de una unicidad que eleva toda la experiencia a un nuevo nivel. Están construidas sobre la misma base y perspectiva, pero las ingeniosas mecánicas jugables que el estudio encontró para ellas las convierten en el principal atractivo. No es mi intención exponerlas y analizarlas individualmente, apenas superan la decena y su descubrimiento es donde radica la mayor parte del encanto del título. Pero cuando una obra logra sorprenderte, después de tantos años de experiencia y centenares de videojuegos completados, es porque ha hecho algo bien y no todos pueden ostentar esa medalla. Hay ideas tan originales que me provocaron una sonrisa de sorpresa y felicidad cuando veía de lo que fueron capaces con la simpleza de los controles del género y sin necesidad de agregar nada ni complejizarlo, lograron un uso de las mecánicas que demuestra que hay mucho por donde explorar. Y esto adquiere mayor peso cuando vemos como algunas de ellas no solo se conforman con ir cambiando en propuesta y estética para dar variedad, sino que van un paso más allá y refuerzan lo que están contado, lo que buscan transmitir, con esa propuesta distintiva. Repito, no voy a hablar de ninguna de ellas, pero hubo una en particular que me ha parecido tan fuerte e inteligente (bueno, sí, me refiero a la de la fábrica de enlatados, pero no digo más), que multiplicó el valor de esa experiencia. Siendo critico tengo que admitir que no todas funcionan con la precisión que deberían, es probable que el control muestre pequeñas carencias al ir cambiando entre tantas formas de interacción, pero es un detalle que es fácil pasar por alto cuando todo el conjunto funciona tan bien y de forma tan medida. También me hubiese gustado que algunas ideas en particular se exploraran más ya que creo que su brevedad las limita, pero aquí entro en el dilema de que esa misma sensación efímera también forma parte de su encanto. El que sea tan valiente de no repetirse e ir cambiando en todo momento. Por eso, dejando de lado estos matices, el recorrer la casa de los Finch funciona excelentemente, su variedad y ritmo nunca se recienten, y lo hace casi todo bien para atraparnos con su enigmática magia. Algunas historias son breves y trágicas, otras más extensas pero cálidas o infantiles, cada una tiene su propia atmósfera y el apartado visual se encarga de reforzar este aspecto. Volviendo sobre mis palabras al comienzo de este texto, la casa de la familia es lo primero que vemos y llama nuestra atención, y desde ese momento sabemos que la dirección artística es muy particular y se aleja del realismo para agregar un toque de fantasía porque de otra forma no podría existir un edificio tan intrincado, deformado y lleno de estilos distintos como el que nos da cobijo. La cantidad de detalles, elementos y cuidado que tiene es asombrosa y miremos donde miremos vamos a encontrar algo que nos dice un poco sobre ese lugar y que, muy importante, lo hace sentir genuino. Una familia vivió allí, cada persona dejó su marca y sus firmas son sus dormitorios que gozan de un cuidado aún más grande y medido al milímetro en objetos y paleta de colores usados para cada uno. Y solo estoy hablando de la casa, porque, como si esto no fuera suficiente, los relatos de nuestros antepasados juegan con un enfoque visual para cada persona, variando escenarios y en algunos rompiendo con lo esperado y cambiando completamente de registro para, una vez más, prohibirme detallar cómo lo hace en pos de mantener la sorpresa para quién no lo haya descubierto. Cómo se abren los caminos secretos, cómo los textos acompañan nuestros movimientos, cómo la iluminación pinta las escenas de distintos tonos, y todos los detalles que mencioné, todo esto Giant sparrow lo logró sin tener un poderío tecnológico en lo visual que se nota si nos detenemos a observar, pero que alcanza una calidad general muy buena y que funciona para brillar con personalidad en cada rincón. Cada momento que vivimos en What remains of Edith Finch posee esa fuerza por su historia, jugabilidad y estilo visual, pero también por el aspecto sonoro. A quien más vamos a escuchar es a Edith y su forma de contarnos su vida y expresar sus sentimientos u opiniones son monólogos muy bien escritos. De nuevo, se trata de un cuento, pero uno cercano, un diario personal que se abre y se nos confiesa, y los demás personajes que aparecen en escena también lo hacen bien, con personalidad tanto para adultos como niños que recrean situaciones sumamente creíbles, pero al final es la gran actuación de Edith la que destaca. El mismo valor tiene la banda sonora ya que sin ella nada sería lo mismo y hay composiciones que calzan a la perfección con lo que estamos viendo en pantalla para que el mensaje que nos llega a través del control sea aún más fuerte. El misterio de la casa, la sorpresa de un evento, la tensión de un misterio, la magia de un relato o la tristeza de un desenlace, son situaciones que saben fusionarse con el aspecto musical. A veces puede pasar desapercibida, pero no puedo decir mucho más sobre ella, yo mismo me he encontrado volviendo a algunos de sus temas. Lo mismo sucede con los efectos de sonido que, correspondiéndose con el estilo del cuento que se nos narra, se desempeñan a su par desde el momento que caminamos sobre la madera hasta lo surrealista de un recuerdo. What remains of Edith Finch es de esas obras que se quedan en tu memoria, de esos videojuegos que llegan para demostrar que no todo está dicho y se abre camino en direcciones inexploradas. Tenía grandes expectativas en él y tengo que admitir que no solo las cumplió, sino que por momentos las superó a fuerza de originalidad, talento y pasión. Su forma de aprovechar las mecánicas jugables es maravillosa, el tema que trata su guion y cómo lo hace es digno de elogio, y su apartado audiovisual no hace más que acompañar este cuento de la mejor manera. Una vez más un pequeño estudio ha dado vida a una gran experiencia y me ha dejado un recuerdo que prevalecerá en mí. Como bien dice Finch, o quizás son mis palabras, el pasado siempre va a estar ahí y el futuro siempre va a ser incierto, por lo que solo de nosotros depende el cómo aprovechamos nuestro tiempo.
3 VOTOS
Pedir moderación
Baldingkun / 24 de febrero de 2018
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
10
Inolvidable

Quisiera no mirar atrás

Hay aspectos de la vida misma que uno ve normales. Normales porque siempre están ahí, nunca los echamos en falta y eso nos lleva a restarle importancia. A cualquiera seguro que le ha pasado que un hábito rutinario le parezca tan común que llegara a ser insulso en algún momento, incluso en determinadas circunstancias llegar a odiarlo. Puede parecer crudo, desde luego, pero la realidad es que el ser humano identifica como propio esa constante y por tanto piensa que simpre va a estar ahí. Hasta que desaparece. Es ese el punto de inflexión, el momento en que nos damos cuenta de lo poco que lo valorábamos, del papel tan superficial que jugaba en nuestra rutina. Ya no está, ahora empieza a ser importante y el autorremordimiento comienza a extenderse de una manera vertiginosa dentro de la psique de cada uno, para darnos cuenta de lo poco que sabemos valorar lo que tenemos. La vida continúa, y está en la mano de cada uno si aprender para seguir adelante, o vivir eternamente en la oportunidad perdida. Esta cuestión es la que plantea What Remains of Edith Finch, a través de una puesta en escena única, donde la armonía y la creatividad van de la mano en un viaje corto, pero que llega a transmitir como pocos títulos hacen en el medio. En este caso, sobre la pérdida y la cosa más importante que pueda haber: la familia. El viaje comienza a bordo de una barca, a lo largo de una travesía, donde se respira melancolía y soledad. Basta con pulsar el botón "start" para darnos hacernos ya un croquis mental de lo que está por venir, en forma de ilustración en este caso. Un árbol de genealógico de la familia Finch con todos los miembros que la componen donde aparecen sus respectivas fechas de nacimiento y defunción. Tan sólo queda Edith, a la cual encarnaremos en esta aventura, que volverá a la que antaño fue la casa de la familia con tal de descubrir respuestas. No se trata de una historia ni muchísimo menos compleja a nivel de guión, es más, es muy sencilla, pero eso no significa que que no sea grande. Donde reside su grandeza en en la originalidad con la que aborda este Walking Simulator la narrativa, mediante una coreografía de elementos que juegan un papel armónico, a la par que va cambiando constantemente de mecánicas jugables con tal de sorprender al jugador. Tendremos que ir avanzando por la casa e ir descubriendo diferentes las distintas historias de la familia Finch, todas ellas con una puesta en escena diferente y con una moraleja final. El elemento fundamental es sin duda el escenario, el uso de la narrativa ambiental que a través de fotos, objetos o simplemente los colores, nos dará detalles de los miembros de la familia, conforme vamos avanzando por la casa y con la presencia de un narrador omnisciente que nos lo relata como si de un cuento se tratase. No puedo ni quiero decir mucho más. Esta aventura que el equipo de Giant Sparrow nos ha traído merece ser descubierta por uno mismo. Es tal el nivel de creatividad que desprende que no puedo dejar de recomendar What Remains of Edith Finch, independientemente de su precio y género, lo considero un imprescindible de este pasado 2017, de esas experiencias que rara vez dejan indiferente y quedan en la memoria durante años. Un auténtico ejemplo de lo que es capaz de transmitir el videojuego como medio, trascendiendo más allá del entretenimiento para tratar temas y hacérselos llegar al jugador de una manera que otros medios como la literatura o el cine no pueden. Han sido tres horas lo que me ha llevado completar la aventura, pero qué tres horas más bien empleadas, reafirmando que el videojuego es Arte.
1 VOTO
Pedir moderación
Harpsichord / 8 de septiembre de 2017
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
8,5
Excelente

El sucesor espiritual de Super Rub 'a' Dub

¡Qué pesadilla! Leer los comentarios o "análisis" de este tipo de juegos en la red hace que a uno se le revuelvan las tripas. Me dan sinceras ganas de "potar" sobre cada párrafo en el que el usuario exprese sus sentimientos de forma tan...cutre. Algo así como: - Me hizo llorar porque su narrativa está muy bien expresada y los gráficos son muy realistas y hacen que me sienta dentro del juego :). - No es solo un juego, es algo que va más allá ¡Es una experiencia interactiva! ;) - Me gusta mucho porque trata los sentimientos humanos más profundos y esto no se ve muy a menudo en los videojuegos y por eso creo que los videojuegos son arte y por eso defiendo los videojuegos porque te pueden llegar al corazón. No todos son juegos violentos como dice mi família; no voy a convertirme en un psicópata ni voy a matar a nadie porque yo juego al...¡Dear Esther! :( Antes de que el jugador se sienta terriblemente engañado por este tipo de comentarios he de advertirle que jugar a "What Remains of Edith Finch" NO es la experiencia ultrasensorial y trascendente que se ha podido montar en la cabeza. Por ello me digno a enumerar, desde una visión más fría, ciertas características que SI que vas a encontrar en este juego. Así que... ¿De qué va el juego? Va de una chica, y si no te sientes identificado con su sexo o personalidad te tocará aguantarte, pues no podrás cambiarlo para una mayor inmersión narcisista. La chica camina, así que no puedes correr. No lo intentes porque no puedes. No hay botón. Va de leer cosas, o al menos fingir que lees. Hay un árbol de habilidades con muchos atributos relacionados con la metamorfosis, aunque no encontrarás un aumento de la velocidad para tu personaje chica. Hay violencia explícita y por ello está clasificado como (Pegi: +16). Lo primero era broma, ¿pero se tomaría con la misma seriedad un juego de (Pegi: +3)? Los combates son tan complicados como leer las páginas del diario. Ah claro, el diario. Hay un diario. Como en otros juegos similares, hay amistad entre dos chicas. SPOILER Hay una casa por explorar, pero no se te permite cocinar. Los personajes expresan sus emociones al jugador. El jugador no podrá cambiar esas emociones. ¿Cómo? Si es el jugador el que juega, no el espectador que observa. ¿Acaso somos espectadores? ¿Es esto un...videojuego? ¿Qué quedó de los vieojuegos? :(
2 VOTOS
Pedir moderación
Maduixeta / 18 de agosto de 2017
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
9
Magnífico

Mágico

Me encantan este tipo de juegos, el último que jugué fue Dear Esther y también me enamoro y me transporto en un nuevo mundo. Este consigue aún mas, transportarte, en un mundo mágico, pero triste. Cada historia, sus habitaciones llenas de vida, esos gráficos tan excelentes, tan bonitos, tan mimados, con tanta cura...pero lo que explica no es precisamente su vida, sino su muerte. La forma de narrar la historia y la música lo hace aún mas cercano. Cuando vives esas vivencias y te pones en la piel de cada protagonista aún es mejor, porque de esa forma no se hace monótono, es innovador, divertido y entiendes el porque de sus habitaciones tan vivas. El final me dejó con muchas ganas de mas, de seguir viajando con esa familia, de saber mucho mas. No lloré porque te lo explica de una forma que no te hace sentir pena por ellos, sino que te hace sonreír y ver que ellos vivieron con sus historias y sus mundos felices. Un buen walking simulator que aunque la duración sea corta lo disfrutas de principio a fin. Simplemente mágico.
Pedir moderación
Dubroc / 26 de mayo de 2017
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
9
Magnífico

Una experiencia deliciosa

¿Qué si recomiendo encarecidamente este título? ¡por supuesto!, ¿qué se le puede llamar juego?, bueno… está pregunta es algo más difícil de contestar. Y es que "What Remains of Edith Finch" no es el típico juego al que uno está acostumbrado, incluso podría no etiquetarse como "juego" si no como una "experiencia", un modo de contar y vivir/ir avanzado en una historia que es una delicia. Tanto el apartado visual y sonoro hacen de está "experiencia" una delicia, la cual desde el minuto solo quieres ir avanzado y degustando de cada instante, de cada parte de la historia que durante muchos momentos hará que nos quedemos observando cómo va transcurriendo delante de nosotros (sin apenas interacción, o no más de las necesarias para no interrumpir el flujo de la narrativa). Personalmente, solo le puedo achacar que el final te deja con ganas de más y que su precio de salida (20 €) tal vez es un poquito alto para las apenas 2 horas que dura.
Pedir moderación
Anterior
Escribe tu análisis
El análisis de los usuarios
Valoración y estadísticas
Recomendado
Valoración 3DJuegos
“Magnífico”
Sobre el sistema de valoraciónEscribe tu análisis
8,6
Análisis lectores
(15 análisis)
Popularidad:
Inexistente
¿Qué es?
Ranking:32116 de 39046 juegos
En la comunidad:
Usuarios (176) | Grupos y clanes (0) | Más
Expectativas / Valoración (56 votos)
8,9
Tu voto:
12345678910
Foro del juego
¡Hablemos del final!
¡Hablemos del final!
Kellniss

Participa en el foro de este juego
Si eres un fuera de serie o todo un crack con “What Remains of Edith Finch” de PC, o simplemente quieres intercambiar tus trucos, guías o dudas sobre este juego, no lo dudes, pásate por su foro.

Y recuerda, si estás atascado en este videojuego puedes crear un tema de ayuda en su foro.
Suscríbete a nuestra newsletter:

Recibe un recopilatorio diario y/o semanal de las noticias publicadas:


Diaria (Recibe todas las noticias publicadas en las últimas 24h para no perderte nada)

Semanal (Recibe cada viernes las 10 mejores noticias publicadas desde el último viernes a modo resumen)


No es spam. No compartiremos su correo electrónico. Puede darse de baja en cualquier momento.