Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Halo: Reach
Halo: Reach
Fecha de lanzamiento: 3 de diciembre de 2019
 · Plataforma
PCXOneX360
Análisis de los lectores (Halo Reach)
9,2

Halo: Reach

“Magnífico”
(Nota media sobre 3 análisis)
¿Y tú qué opinas?
Escribe tu propio análisis
Análisis de Halo: Reach / Opiniones de Usuarios
  • Recientes
  • Por fecha de publicación
  • Más votados
Barbapapa / 10 de abril de 2021
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
9
Magnífico

Equipo Noble

Última entrega de la famosa franquicia programada por Bungie, sus creadores, y que es un gran homenaje y cierre de su visión del conflicto armado entre la humanidad y El Pacto. Si dejamos de lado los beneficios que aportan tanto la XONEX y el HDR actualmente, en 2010 tuvo que suponer todo un impacto visual su apartado gráfico. Y es que supone un salto demencial respecto a su anterior entrega. Predominan los temas melancólicos en su banda sonora, más acordes a la historia que nos cuenta. Incluso los diálogos son mas serios, doblados a la perfección por el estudio Synthesis Iberia. La trama no puede sorprender a nadie que sea seguidor de la saga, ya que es una precuela y su desenlace ya ha sido comentado en títulos anteriores, pero está bien narrada, y mantiene en todo momento un tinte de tristeza y despedida de los personajes que llega al jugador. Personajes a los que apenas conocemos pero cuyo carisma queda patente desde el minuto uno. Jugablemente mantiene el toque de la franquicia que a mí me ha enamorado, se siente suave al mando, con un tacto único. He aquí donde presenta sus mayores novedades, sobre todo gracias a lo que aportan el arsenal alienígena y algunos vehículos aéreos. Y si el manejo de las armas es cada vez más preciso no se puede decir lo mismo de los transportes terrestres, ya que el mapeado de los controles es arcaico y sigue sin adaptarse a los estándares actuales. El el Halo más corto al que me he enfrentado, pero también el más intenso, aunque he de decir que en el tramo final baja un poco el nivel. Siguiente parada, Halo 4.
Pedir moderación
Peddro19 / 30 de mayo de 2020
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
9
Magnífico

Una reseña más - Halo: Reach.

Entre las más destacadas desarrolladoras de videojuegos de disparos en primera persona, Bungie ocupa un puesto de honor. Su obra magna, Halo, durante la primera década del siglo XXI no solo se convirtió en la preferida de los jugadores, hasta el punto de dominar el género, sino que ascendió al podio de aquellas sagas que trascienden, que avanzan hacia la posteridad. Antes de disociarse de Microsoft en 2011 y por ende abandonar la franquicia, que hoy se encuentra en manos de 343 Industries, Bungie desarrolló Halo: Reach. El último videojuego que les entregaría a los usuarios bajo su inconfundible sello de calidad, en exclusiva para Xbox 360. En el presente análisis daré mi opinión acerca de Halo: Reach, en su versión de Halo: The Master Chief Collection. Se trata de una obra originalmente publicada en 2010 y cuyos acontecimientos son anteriores a los de Halo: Combat Evolved. El argumento es una de las piezas, entre otras, que hizo de Halo: Reach un videojuego muy importante para los fanáticos de la saga. Mientras que en la trilogía del Jefe Maestro la historia gozaba de interés pero pecaba de una irregular narrativa, la obra que hoy nos ocupa logra equilibrar ambos elementos. La narrativa acompaña las virtudes de la trama, mantiene el foco de la misma y otorga lugar al desarrollo de los personajes, tanto como para que verdaderamente resulte sencillo simpatizar con ellos. El jugador encarnará a Noble 6, el sexto integrante del equipo Noble. Su misión, y la del resto del grupo, será proteger al planeta Reach del ataque del Pacto, aquel deleznable gobierno extraterrestre en plena guerra contra la humanidad, ya conocido de anteriores entregas de la franquicia. Desde un principio es visible que la trama de Halo: Reach se aleja de la épica y megalomanía, para hacer del drama y la tragedia sus baluartes. Conserva las bases establecidas por sus antecesores, es cierto, pero a través de un prisma modificado. Lejos de la noción de un héroe capaz de aniquilar legiones de rivales por sí mismo, la obra que hoy nos ocupa ofrece una historia de pérdida y desgracia. Aunque el planeta sea un punto neurálgico para la humanidad en su batalla contra los alienígenas, ya que desde ahí se realizan avances tecnológicos de la más alta envergadura, y la tarea de protegerlo recaiga sobre un sexteto de supersoldados, Halo: Reach conserva el enfoque. La contienda no deja de ser apasionante, por supuesto, pero tampoco se torna, ni cerca está de ello, como una sucesión de éxitos para el bando de los terrícolas. El presente título trata la guerra como un acontecimiento que ineludiblemente conlleva dolor, muerte y sacrificio. Denota que ningún militar, por más asombrosas que fueran sus proezas, es invulnerable a morir de una puñalada por la espalda. Enseña lo mucho que la humanidad padeció antes de la llegada del Jefe Maestro; manifiesta una de esas historias que marcaron el rumbo de la batalla. Al fin y al cabo, ya era hora de que la franquicia exhibiera la faceta más cruel, triste, de aquella lid tan apoteósica. Claro está que la narrativa hace un muy buen trabajo a la hora de escenificar el conflicto. Conforme avanza la campaña, el jugador podrá observar la decadencia de Reach, cómo un planeta es destruido junto a sus habitantes sin importar el accionar de quienes intentan salvarlo. Durante toda la aventura prima una creciente sensación de urgencia, de desesperación, que va en perfecta sintonía con los sucesos y que el mismo usuario entenderá ya en los primeros compases. Es evidente que esto se transforma en un reto, porque el equipo Noble reacciona en función de una contienda que le es desfavorable, que le sorprende y obliga a cambiar de estrategia sin descanso, así que la narrativa debe adaptarse, sin abandonar las formas, para que el jugador no pierda el hilo de la trama. Por supuesto que lo consigue, y además logra que esta nunca se vuelva aburrida, es decir, le entrega un buen ritmo. Otro de los elementos que distingue a Halo: Reach de la trilogía del Jefe Maestro radica en que el protagonismo no encuentra su núcleo en una sola figura, pues se descentraliza y reparte entre los integrantes del equipo Noble. El aporte de cada uno a la historia es de importancia, sus arcos gozan de un buen desarrollo, y poseen personalidades marcadas junto a roles concretos dentro del propio escuadrón. Inclusive Noble 6, que está a la cabeza, adquiere un importante papel en ese rico juego de interacciones. Al fin y al cabo, que Halo: Reach encuentra una enorme virtud en sus personajes no es ninguna novedad. Presenta un elenco que se torna entrañable con el correr de las misiones, que integra por completo al usuario en la experiencia, y sin cuyo efecto el conjunto se vería muy desfavorecido, no únicamente la narrativa. La misma naturaleza del argumento hace de la obra que hoy nos ocupa un paso hacia adelante en la saga. Tanto porque exhibe la mejor trama de un videojuego de Bungie, lo que la vuelve única, como porque amplía muchísimo su universo. Enseñar de qué forma se desarrolló La Gran Guerra antes de la entrada del Jefe Maestro, a través de una epopeya tan conmovedora y memorable como la de Reach, expande el trasfondo de cada título de Halo. Por último, cabe destacar que Halo: Reach se encuentra traducido y doblado al español, y goza de un buen trabajo de voces. A diferencia del argumento, la jugabilidad de Halo: Reach es muy similar a la de sus antecesores. Claro que esto resulta perfectamente entendible, ya que con su tercera entrega la franquicia elevó hasta siderales cotas la calidad de su fórmula jugable, y la obra que hoy nos ocupa carece de mayores motivos para salirse de aquella línea de excelencia. El principal propósito de Halo: Reach es la construcción de un ritmo trepidante que consiga generar una sensación de aventura, de vértigo en el jugador para hacer de su andanza una más divertida. Con tal de ello recurre a una herramienta, si se quiere, inusual entre sus antecesores: La ludonarrativa. O sea, la acción conjunta del argumento y de la jugabilidad. A través de la narrativa el usuario podrá observar la creciente escala de la batalla de Reach, contemplar la desesperación de los terrícolas, la crueldad del Pacto. Sin embargo, solo por medio de la jugabilidad se percibirá como un soldado de élite, inmerso en una guerra que cada vez requiere más de sí y de sus compañeros, y no como un espectador pasivo. Por supuesto que desde los primeros compases la campaña de Halo: Reach resulta muy entretenida, sin embargo, me refiero a que su ritmo e intensidad aumentan junto a la escala del conflicto. Por ende, cada misión plantea batallas más apoteósicas que la anterior, algunas por aire y otras por tierra, pero siempre con la intervención de múltiples soldados, aliados y enemigos, en ocasiones a bordo de sus respectivas máquinas de guerra. No obstante, la obra que hoy nos ocupa tampoco pretende abrumar al usuario con lides de cotas inimaginables. Entre medio de una y otra se hallan, por ejemplo, frenéticas escaramuzas o secciones de sigilo. Su peso en la aventura no debe desestimarse, debido a que gracias a tales agregados y a las virtudes ya descritas, la travesía de Halo: Reach ofrece tamaña variedad de situaciones que se convierte en la mayor virtud del conjunto. Uno de los factores que intervienen para que susodicha variedad de situaciones, es decir, de estilos de batalla, resulte tan divertida es la baraja de enemigos. Una, de hecho, muy particular. La cuestión es que cada alienígena cumple una función específica en la pelea, o sea, goza de propiedades singulares. Por ejemplo, aquellos que atacan a distancia, aunque letales si le atinan al jugador, resultan muy endebles con respecto a los que se encuentran en la vanguardia; ágiles, veloces y capaces de utilizar las coberturas para defenderse, pero desposeídos de una temible y esplendorosa potencia de fuego. Casos similares al mencionado los hay en demasía, y le añaden un componente estratégico a las contiendas que termina sumándole enteros a la propia aventura. Que cada rival tenga su intríngulis, sus fortalezas y debilidades, y todos sean manipulados por una excelsa inteligencia artificial le otorga equilibrio. Asimismo, la campaña se vuelve más dinámica cuando los adversarios se complementan para explotar sus aptitudes particulares, por lo que el jugador deberá conocerlos si desea combatir manteniendo todos sus flancos en buen estado. Por si fuera poco, a las virtudes ya descritas se le suma un magistral diseño de niveles. Durante la aventura el usuario recorrerá toda clase de entornos; abiertos y cerrados, lineales y espaciosos; pero cada uno goza de la arquitectura adecuada, y de los recursos necesarios, no solo para ofrecerle múltiples opciones durante la batalla, sino también para permitirle moverse cómoda y ágilmente; explotar las posibilidades de un "gunplay" en verdad increíble. Sin embargo, no todos los apartados del aspecto jugable de Halo: Reach otorgan un rendimiento plenamente enriquecedor. Es el armamento aquella pieza disfuncional en el engranaje del conjunto, aunque sus imperfectos muy lejos se encuentran de empañar una experiencia repleta de bondades, claro está. Pese a que existe una gran diversidad de armas, cuyos matices las diferencian en la práctica a la vez que las sitúan en un balance semiperfecto entre sí, lo cierto es que no poseen la contundencia de anteriores entregas. Fiel ejemplo de ello es la mismísima escopeta, que tras ser disparada ya no deja en el jugador esa sensación tan satisfactoria de poder, de potencia. Todo lo contrario, inclusive se vuelve un arma prescindible, como casi todas las del Pacto en paralelo con la mayoría de fabricación terrícola. Por otro lado, el hecho de que a través de los escenarios se hallen dispersas tantas armas y tantas balas también es, bajo mi punto de vista, criticable. Hasta Halo: Reach, las campañas de la franquicia se caracterizaban porque el cliente, a partir de la escasez de munición, debía estar constantemente cambiando de armas, sustituyendo las propias por las de los enemigos caídos en combate. De esta manera, se creaba una dinámica que no solo le añadía un sutil reto a la experiencia en general, sino que también incentivaba al jugador a conocer las armas y sus mecánicas para salir airoso de cualquier traspié. Lamentablemente, la abundancia de balas y de recursos visible en la obra que hoy nos ocupa no deja sitio para aquella dinámica. En cambio, acontece un vacío, un incierto. Es el único punto en el que Halo: Reach se distancia de la misma esencia de la serie. De todos modos, no por ello deja de tratarse de un maravilloso título, cuya campaña, de alrededor de ocho horas, hará a las delicias tanto de los fanáticos de la saga como de los jugadores principiantes. El aspecto técnico de Halo: Reach se encuentra perfectamente a la altura de los otros dos ya descritos, lo cual no hace más que seguir encumbrando las virtudes del conjunto. Si bien para la fecha en la que fue lanzada, es decir, allá por el año 2010, la obra que hoy nos ocupa gozaba de un sólido acabado en lo que a gráficos respecta, lo cierto es que su motor no fue inmune al paso del tiempo y terminó atascándose, hasta el punto de, ciertamente, verse avejentado en fechas posteriores. Sin embargo, a la hora de añadirlo a Halo: The Master Chief Collection, 343 Industries realizó un megalómano trabajo de remasterización. Logró que Halo: Reach se viera muy bien aún diez años luego de su publicación. De hecho, existe tal multiplicidad de entornos y las texturas ofrecen resultados tan satisfactorios, que no sería de extrañar que el jugador hiciera un parón en su camino para contemplar el paisaje y tomar alguna que otra captura de pantalla. Refiriéndonos ya al apartado auditivo del presente título, considero que basta con aclarar que se halla al mismo nivel del de sus antecesores. Los efectos de sonido ambientales, de las armas y de los enemigos son un fabuloso medio para que el usuario se sumerja en la aventura. Sin embargo, todos los reflectores se los lleva una memorable banda sonora, que acompaña a la perfección cada momento de la campaña independientemente de su naturaleza. Por último, para coronar un estupendo trabajo, 343 Industries consiguió que Halo: Reach, en su versión de Halo: The Master Chief Collection, ofrezca en Xbox One S un asombroso rendimiento. No solo porque conserva impoluta su tasa de sesenta fotogramas por segundo, sino también porque carece por completo de errores de programación. Tal y como ya lo he dejado explícito a lo largo del análisis, considero a Halo: Reach un excelente videojuego y, encima, merecedor del podio entre sus pares de la franquicia. Claro está que por su espectacular argumento y su tan característica fórmula jugable, la obra que hoy nos ocupa se convirtió en un clásico del género, de aquellos que se tornan inolvidables. En 2011, Bungie dejó en manos de 343 Industries la saga que la catapultó a la fama, a la adulación de los seguidores, con la que escribió algunas de las páginas más gloriosas de la historia de los videojuegos. Y su despedida, como no podía ser de otra manera, fue por todo lo alto. Afortunadamente, 343 Industries a día de hoy continúa encargándose de recoger el legado, tan maravilloso, de Bungie. Gracias a Halo: The Master Chief Collection, la trilogía del Jefe Maestro y Halo: Reach se han vuelto inmortales. Jugadores de todas las generaciones podrán disfrutar, sin problemas, de la que es una de las más bellas aventuras de los videojuegos de disparos en primera persona.
Pedir moderación
Sack6 / 15 de diciembre de 2019
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
9,5
Imprescindible

Lujo Visual

Entre los Halos de la pasada generación, creo que después del 4 iría este en cuanto a buen trabajo visual. Va perfecto en una Xbox One X y no he encontrado ningún bug. Creo que solo he encontrado una pega, la personalización me da que sólo desbloqueas las partes de la armadura jugando online. Porque con lo que llevo jugado no me han dado ningún punto de esos para desbloquear nada. Cosa que en el Halo Reach original se desbloqueaba todo jugando a la historia. Se le puede cambiar el color de la armadura y el sexo gratis al menos. La historia es de las mejores de la saga, para mi gusto la mejor...vas acompañado de un pelotón igual que en Halo Guardians pero en este juego se comporta mejor la I.A. a mi parecer. Doblado todo al español. Y la banda sonora es de lo mejor en muchas escenas de combate. Como deberíais saber para jugar a este Halo Reach hay que disponer del juego Halo: The Master Chief Collection ( os aconsejo que paséis de la versión física, hay demasiados parches...más de 90 ). Y este juego Halo Reach está al mismo precio que el Halo 3: ODST que creo que eran los 2 únicos que se pagaban a parte dentro de la colección. El mejor Halo.
1 VOTO
Pedir moderación
Escribe tu análisis
El análisis de los usuarios
Valoración y estadísticas
Sobre el sistema de valoraciónEscribe tu análisis
9,2
Análisis lectores
(3 análisis)
Popularidad:
Inexistente
¿Qué es?
Ranking:33068 de 37644 juegos
En la comunidad:
Usuarios (16) | Grupos y clanes (0) | Más
Expectativas / Valoración (7 votos)
7,7
Tu voto:
12345678910
Foro del juego
Diferencia con el de la 360?
Diferencia con el de la 360?
Mrxavi

Participa en el foro de este juego
Si eres un fuera de serie o todo un crack con “Halo: Reach” de Xbox One, o simplemente quieres intercambiar tus trucos, guías o dudas sobre este juego, no lo dudes, pásate por su foro.

Y recuerda, si estás atascado en este videojuego puedes crear un tema de ayuda en su foro.
Suscríbete a nuestra newsletter:

Recibe un recopilatorio diario y/o semanal de las noticias publicadas:


Diaria (Recibe todas las noticias publicadas en las últimas 24h para no perderte nada)

Semanal (Recibe cada viernes las 10 mejores noticias publicadas desde el último viernes a modo resumen)


No es spam. No compartiremos su correo electrónico. Puede darse de baja en cualquier momento.