Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Fez
Fez
Fecha de lanzamiento: 1 de mayo de 2013
 · Plataforma
PCPS4SwitchPS3X360VitaMacLinuxiOS
Análisis de los lectores (Fez)
8,1

Fez

“Muy Bueno”
(Nota media sobre 7 análisis)
¿Y tú qué opinas?
Escribe tu propio análisis
Análisis de Fez / Opiniones de Usuarios
  • Recientes
  • Por fecha de publicación
  • Más votados
LuisF-T / 7 de junio de 2017
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
10
Inolvidable

Poniendo a prueba tus perspectivas en 2D y en 3D

Saludos, 3DForeros. Llevo muchísimo tiempo queriendo hacer un análisis, y me gustaría exponer varios análisis de juegos que me he ido jugando y terminando, y los que me quedan. En esta ocasión, analizaré el juego de FEZ, un indie que salió para Xbox 360 en 2012, para PC en 2013 y para consolas de Sony en 2014. Para empezar, FEZ es un juego que se anunció en 2007, por Phil Fish, el diseñador y jefe de Polytron, la desarrolladora del juego. Se tenía previsto en salir a mediados de 2010, pero un gran retraso obligó a Phil Fish, a lanzar el juego 2 años después de su primera fecha de lanzamiento. FEZ se hizo famoso ya que se caracteriza, por además de ser uno de los indies que más tiempo han estado en desarrollo, por usar el concepto del 2D y el 3D, y combinarlos a la gran perfección en todo su esplendor. Es un juego que combina el 2D de los 16 bits con el 3D de las perspectivas y las ilusiones ópticas, y lo hace tan bien, que hasta ahora, lo considero, posiblemente, el mejor juego que me he terminado en este 2017. Para ello, voy a ir yendo paso por paso sobre los apartados del juego. HISTORIA En cuanto a historia, no hay mucho que comentar. Básicamente, Gómez, un muñeco (un kodama de La Princesa Mononoke, por decirlo así) que vive en un mundo en 2D, recibe la llamada de un aldeano que le pide que vaya a verle. Cuando lo ve, se encuentra con el hexaedro, un artilugio que le da a Gómez el poder de percibir una tercera dimensión gracias al fez que recibe (el sombrerito que lleva en la cabeza). Una vez obtiene el fez, Gómez debe recolectar 32 cubos y 32 anticubos para restablecer la paz en el mundo antes de que se destruya. Ese es simple y básicamente el argumento del juego, por eso no hay mucho que comentar. JUGABILIDAD FEZ, como dije, se caracteriza por combinar el 2D de los 16 bits con el 3D de las perspectivas e ilusiones ópticas. ¿Qué quiere decir esto? A que para coger un objeto o saltar una plataforma a la que no puedas llegar desde un punto de vista, siempre puedes cambiarlo con el poder del fez para cambiar de posición y de dimensión el entorno, y así recoger los 32 cubos, los 32 anticubos, los 4 coleccionables y los mapas ocultos que hay repartidos por los numerosos mundos que compone el juego. En este juego no mueres de ninguna manera salvo cayéndote al vacío, de una gran altura, cayéndote en agua (de las cloacas), o tocando los espacios dimensionales que ocasionalmente aparecen por los niveles, haciendo que desaparezcas. Una vez mueres, reapareces en el mismo sitio donde saltaste, lo cual si bien puede ponerle puntos negativos al juego, realmente, la idea de FEZ no es la de sobrevivir, es simplemente, recolectar cubos. Ese es el objetivo. Los 32 cubos y los 32 anticubos los iremos consiguiendo o bien mediante 8 minicubos para formar un cubo, o bien mediante los cofres del tesoro que tendremos que abrir con llaves. A medida que avanzamos en el juego, más compleja será la búsqueda de los cubos. Que conste una cosa. En este juego no hay 100% de progreso, sino un 209,4%. Hay que reunir 16 cubos o anticubos para abrir la última puerta accesible al último mundo para terminar la trama principal. Una vez completada la historia podremos continuarla y seguir nuestra búsqueda pero con un añadido especial: gafas tipo MLG (no va en broma) para poder mirar nuestro entorno en primera persona. Para conseguir el 209,4% del juego recomiendo que busquéis una buena guía en YouTube ya que la búsqueda de los cubos no solo se basa en reunir minicubos y abrir cofres, hay mucho más... Pero mucho más que eso. Recuerda mucho a Echochrome. Completarlo la primera vez (el recorrido principal) puede tomarte una tarde, y el 209,4% puede durarte entre 4 y 8 horas, a mí por lo menos, es lo que me ha durado cuando me lo acabé por primera vez. GRÁFICOS Los gráficos, son en 2D de 16 bits. Homenaje a los juegos de Super Nintendo o Game Boy Advance, para mí, por lo menos. Sin embargo, también se añade el 3D por el tema de las perspectivas y las ilusiones ópticas para cambiar de punto de vista el lugar donde nos encontramos. Los mundos son muy coloridos la gran mayoría, y otros un poco oscuros. También se hace uso de códigos de error y bugs gráficos (puestos a propósito) para darle un aspecto propio y único a algunos niveles del juego. En general, el juego se ve muy colorido y bonito. SONIDO En cuanto a sonido, no es que destaque mucho en efectos de sonido, pero sí en banda sonora. Muchos temas se me han quedado guardados en la cabeza durante varios días. INNOVACIÓN FEZ es un juego que si bien las mecánicas son muy propias y típicas de un plataformas de la época de SNES, cabe destacar que el detalle de la combinación del 2D con el 3D le ha venido de fábula. Es un juego que no se ve precisamente todos los días, y es único en su género, por decirlo así. No encontrarás apenas juegos parecidos a este, salvo Echochrome, fuerte inspiración para FEZ. CONCLUSIÓN Teniéndolo pendiente desde el año pasado, y haberlo acabado dos veces, en PC y en PS4, FEZ probablemente sea el mejor juego que me he terminado en 2017. Es un juego que destaca en lo jugable y en lo visual, por hacer uso del 2D y el 3D para darle un toque de movilidad a los niveles, y por hacer homenaje a los juegos de SNES con su apartado gráfico de 16 bits. Es un juego que recomiendo muchísimo a todos los amantes del género indie. Es un juego que requiere paciencia y dedicación, a pesar de poseer una duración de entre 4 y 8 horas para acabarlo al 209,4%. Hay concretamente 4 anticubos que se me hicieron pesados las dos veces que me he acabado el juego, exacto, los del reloj. Puede parecer simple y sencillo porque básicamente es buscar y recolectar cubos, sí, puede parecerlo, pero conforme se avanza en el juego, la cosa se vuelve más compleja y confusa. Si os gustan los indies, este juego merece mucho la pena. Por lo que me ha costado en PSN y en Steam (2,99 cada versión), ha valido más que la pena. + Diseño totalmente muy llamativo y cariñoso en 16 bits. + Gómez es muy kawaii. :3 + Jugablemente original y único en su género. + Adictivo y rejugable. + La versión de PlayStation ofrece cross-save, cross-buy y cross-play, pudiéndose jugar en PS3, PS4 y PS Vita. + Duración aceptable, de entre 4 y 8 horas, para lo que ofrece. + Buen soundtrack. - No recomendado para jugadores que solo quieran pasarse el recorrido principal. - Algunas zonas y coleccionables puede complicarte la búsqueda por su complejidad.
Pedir moderación
UnTipoCualquiera / 4 de agosto de 2014
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
8,5
Excelente

Jump into the truth

Phil Fish es un egocéntrico asqueroso. Yo lo sé, todos lo sabemos y hasta él lo sabe. Y eso produce en mi interior una extraña mezcla entre pena y frustación porque a la vez es un hombre con talento. Quizá alguno piense que eso es lo que debería importar: su trabajo, pero cuando su reprochable actitud se cruza en su vida profesional está perdiendo y no ganando. Al adquirir una negativa reputación no le resultará fácil vender sus obras, pues la opinión pública dirá que el creativo no merece esa suerte. Y aun con todo, compré Fez en las rebajas de Steam. No esperaba mucho del juego, pero a priori era una propuesta curiosa, directa y desenfadada. Fish no me gustaba, y sigue sin gustarme, pero en ese momento únicamente pensé en la obra y en mi satisfacción personal, y realmente me alegro de haber actuado así porque, de lo contrario, me habría perdido un título que, sin ser el juego de juegos, es bastante recomendable y oculta mucho más de lo que muestra. Fez posee un argumento, pero al igual que en el caso de Mario o, qué demonios, de la mayoría de juegos de plataformas, su exposición es prácticamente nula y sirve como pretexto. Fez no es una mentira, sino un misterio, pero realmente la historia de Gómez, basada en su periplo por recomponer el Hexaedro, es un motivo para darnos jugabilidad y nada más. ¿O sí? Dejemos las cosas claras: Fez es una obra con mucha sutileza. El argumento principal no importa en absoluto, es cierto que es un mero pretexto para dar lugar a un juego de plataformas, pero la creación de Fish trata a la vez temas profundos con tanta sutileza que resulta complicado comprobar que están ahí. Fez es un juego para todas las edades, en efecto, y simultáneamente demuestra que en dicha categoría podemos esconder muchas sorpresas solo aptas para los más curiosos y avispados. El primer tema que salta a la vista es la diferencia en la sociedad, que me lo descubrió un buen compañero de este nuestro foro porque, como no hay Starbucks en mi ciudad, juego en desventaja al no poseer los estímulos hipsters precisos para diseccionar esta obra en profundidad. Gómez obtiene un fez (un sombrero con nombre raro) que le permite cambiar de dimensión. El mundo en el que él vive se encuentra en 2D, y al jugar con las perspectivas, siendo el único capaz de hacerlo, se siente diferente. Nos sentimos diferentes. El protagonista de esta obra es nuestro avatar, pues no habla y expresa lo que queremos dentro de los límites del título, y esa sensación de diferencia proviene del propio jugador. Tras cambiar de perspectiva por primera vez, podemos hablar con los habitantes del poblado y comprobar como ellos no conocen la sensación que se experimenta al poseer tal capacidad. Algunos incluso siguen sin creer en ello, siguen pensando en una única dimensión. Cuando llegamos a otro pueblo y hablamos con su gente esta reproduce un idioma distinto, que no entendemos. Somos un extraño individuo en un universo que no nos entiende. Cualquiera diría que no pertenecemos a dicho universo por esa diferencia tan abismal entre Gómez y el resto de personas, y en nuestra mano queda decidir si tal diferencia es positiva o negativa. En cualquier caso, esto enlaza con el siguiente y quizá más interesante tema de la obra: la realidad y la crítica a la historia de la humanidad. A priori suena muy descabellado, pero si lo pensamos detenidamente cuadra a la perfección. En Fez vemos que la gente cree en la existencia de una sola dimensión. Al principio nos venden esa mentira para que nos la creamos y vivamos felices y comamos perdices en una absoluta ignorancia. Nosotros nos abrimos paso entre esa niebla que ha interpuesto la sociedad entre nosotros y la realidad pero, como comenté, la gente mira con ojos extraños a Gómez. Es un perfecto reflejo del mundo real. Quizá no nos lo cuestionemos habitualmente, ¿pero cuántas de las historias que nos han contado son falsas? ¿Quién mueve los hilos de nuestra trayectoria a placer? ¿Por qué cojones Phil Fish es tan egoc¿Por qué mentir sobre datos históricos? Como dije, nosotros nos abrimos paso entre esas mentiras para conocer el verdadero mundo. A través de la narración visual somos capaces de juntar las pistas que forman cada pequeña historia de cada escenario. Por ejemplo, en la recta final llegué a un mundo pequeño, una suerte de ciudad lúgubre y vacía en la que se podían explorar pequeñas habitaciones. Así, encontré una escuela, una habitación con literas, un baño... Y la libre interpretación me llevó a deducir que tal escenario era una suerte de campus universitario, un internado o algún centro educativo. Esas pequeñas tramas carecen de función aplicadas a la práctica, pero logran crear un trasfondo sutil, interesante y carismático. Pero antes de terminar de exprimir la naranja argumental para que los que estén leyendo esto puedan beber su zumo, me gustaría comentar el final de la obra. El desenlace de Fez es una perfecta demostración de la actitud de Fish, pues da la sensación de que está ahí única y exclusivamente para que el título parezca profundo, haciendo que se sienta superior al resto de obras en el mercado. Esa profundidad es completamente falsa, un intento por alcanzar una superioridad inmerecida. Concretamente, trata de romper la cuarta pared para demostrar con desesperación que es un gran videojuego. Y en efecto, logra echar abajo dicho muro, pero eso se encuentra en un vacío, pues el final de Fez carece de propósito argumental. Phil Fish se ha tirado en bomba a la piscina de la abstracción como ya lo hizo nuestro amigo Ken Levine con Bioshock Infinite, pero este último lo hacía con la intención de dejarnos boquiabiertos para luego atar cabos sueltos que quedaron ahí de manera intencionada. El salto de Fish es innecesario, pues no está aportando nada sobre la aventura de Gómez, y lo único que logra es dejarme frío e indiferente. Parecerá una minucia, pero el desenlace de un videojuego tiene mucha repercusión en nuestra opinión final porque, al fin y al cabo, es la última sensación que recibimos, por lo que no comentaría este defecto si no fuera verdaderamente relevante. Fez podría haber transmitido un mensaje con su final, no únicamente romper una cuarta pared porque sí, ya que de tal modo la última impresión que nos deja recibe el nombre de "pretensión". Más allá de esos factores, el argumento se resume en lo dicho: un pretexto para la jugabilidad, la cual, a pesar de poder resultar un tanto tediosa a lo largo del desarrollo de la obra, es sumamente original, llevando el concepto de Super Paper Mario, a su propia manera, hacia un nivel muy superior. Fez posee una identidad única gracias a su planteamiento de las dimensiones, dando lugar a situaciones ciertamente variadas que, junto a un aire clásico, resultan refrescantes. Cuando digo que Fez maneja el concepto de Super Paper Mario de manera propia me refiero a que, en la obra de Nintendo, jugamos con las perspectivas en 2D y 3D, estando todo más enfocado a la aventura. En Fez, la acción ocurre siempre en 2D, cambiando solamente el punto de vista. Y al igual que la trama, esto parece simple en un principio, pero cuando lo experimentamos nos damos cuenta del dolor de cabeza de tuvo que suponer a los desarrolladores el diseño de niveles, pues es complejo y a la vez elaborado. Nada está ahí por estar, sino que posee una función jugable. Así, cada escenario se convierte en un puzle basado en las plataformas que requiere habilidad y precisión. A medida que avanzamos, el reto aumenta y debemos ser cuidadosos a la hora de efectuar cada salto. Aunque bien es cierto que se nos trata demasiado bien, pues si caemos desde una altura poco recomendable reaparecemos en el último punto donde pisamos, lo cual se traduce en que nunca, y cuando digo nunca significa NUNCA, se nos castiga por nuestros errores. Y teniendo en cuenta que Fez se centra mayormente en sus mecánicas su condescendencia es innecesaria, ya que resta credibilidad a la aventura que vivimos. Sin embargo, puedo entender el motivo por el cual el ego de Fish ha dirigido así la obra. Al fin y al cabo, Fez posee una consonancia ludonarrativa digna cuanto menos, ya que no descubriríamos las pequeñas historias del juego ni la verdad de su universo si no propusiera la exploración como el motivo por el cual realizar sus mecánicas. Esto queda patente cuando comprobamos que esta creación no muestra ninguna forma de representación de la violencia. El rico universo de Fez es inmenso. Tenemos una especia de mapa en caso de perdernos, pero nunca se nos guía, no se nos lleva de la mano de un punto a otro, sino que es el propio jugador quien se pierde en un montón de escenarios con la intención de buscar algo que valga la pena. Es entonces cuando comprendo por qué Fez es una obra apta para todas las audencias, pues recupera la ilusión de un niño. El juego nos trata como adultos cuando activamos el modo filósofo, pero también ansía recordarnos lo que sentíamos de pequeños, esas ganas por conocer más y más, por maravillarnos con cada descubrimiento que realizamos, ese misterio causado por el desconocimiento. No puedo hablar de esta cualidad tan valiosa sin una mención especial al motor del juego: el Trixel Engine, que ha logrado que los escenarios fluyan en las transiciones de una dimensión a otra, sin interrupciones de ningún tipo, y que, además, ha logrado dotar a sus escenarios de una naturalidad que potencia la inmersión hasta un nivel alto. Porque, sin duda alguna, el escenario en Fez no es un mero trasfondo estético: está lleno de vida. Siempre hay algo que ver, como unas cascadas, unos animales, personas con las que interactuar... Logra que el mundo sea más creible y que las sensaciones que trata de transmitir nos lleguen. Cuando estoy en el mundo del cementerio respiro tensión en el ambiente: sé que no va a pasar nada, pero el tono lúgubre, la lluvia y, bueno, el cementerio en sí me dan la sensación de no querer estar ahí por mucho tiempo, mientras que en localizaciones más coloridas y alegres se respiran paz y tranquilidad, lo cual, sumado al estilo visual y la gama cromática, consigue que deseemos estar ahí. No obstante, tampoco podría hablar del escenario sin mencionar a la banda sonora. No es nada del otro mundo, no posee los temás épicos de Ni no Kuni, pero siempre cumple con su función como pocas bandas sonoras, acompañando a las sensaciones transmitidas por la imagen. Si bien es cierto que Ni no Kuni cumple mejor dicha función, porque ese juego es DIOS. De las bandas sonoras, quiero decir... NO SOY UN FANBOY DE LEVY cuando el silencio llama a la puerta, hay que dejarlo pasar. En serio, esta obra maneja muy bien su tono y su ritmo, y la experiencia se ve mejorada por ello. Además, como buen obra hipster-pretenciosa que es a causa de su autor, Fez se propone innovar y, al contrario que su propio final, logra cumplir tal propósito dando un giro complejo al género de las plataformas. Es como el Super Mario Galaxy de las dimensiones: otorga un enfoque fresco y original al género, creando puzles inteligentes y mundos imposibles y variados. _________________________________________ Lo mejor de Fez: · Es una experiencia apta para todos los públicos, pero madura e inteligente si el jugador lo desea. · Aún no se ha inventado todo: Fez es innovador. · El escenario es un personaje más. · El juego se siente cohesionado, en vez de tener apartados separados entre sí. Lo peor de Fez: · El final es pretencioso y vacío. · Se trata de forma blanda al jugador. _________________________________________ Phil Fish es un egocéntrico asqueroso. Yo lo sé, todos lo sabemos y hasta él lo sabe. Y eso produce en mi interior una extraña mezcla entre pena y frustación porque a la vez es un hombre con talento. Fez lo demuestra. No es la experiencia perfecta, y sin ese final habría ganado en calidad en vez de haber perdido en honestidad, pero luego compruebo que hay trabajo detrás de él, que su autor se ha empeñado en publicar una obra fresca, con un sentido unitario y un tratamiento del público excelente. Por ello me enorgullezco de haber jugado a un videojuego con todas las de la ley, hecho no por afán económico sino artístico. Y hipster, mucho afán hipster.
4 VOTOS
Pedir moderación
Fez- / 21 de abril de 2014
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
10
Inolvidable

U juego épico

Que tendrá Fez que ha hecho que miles e incluso millones de personas nos haya enamorado con solo jugar unos minutos. Graficos sorprenentes, jugabilidad tremenda y un protagonista adorables: Cosas buenas: -Los graficos -Su jugabilidad -Innovador e original -Facil de controlar y barato Cosas malas -Un poco simple Simplemente impresionante, excelente y si quisiera decir todas las cosas buenas me pasaría toda la tarde es simplemente... Epico.
Pedir moderación
Sepherim / 17 de diciembre de 2013
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
5
Flojo

Entretenido pero repetitivo

El planteamiento de Fez es muy bueno, con un juego de plataformas que juega de forma muy resultona con la perspectiva. El problema es que, en gran medida, eso es prácticamente todo lo que hace a lo largo de sus muchísimos mapas, introduciendo como mucho algunos elementos adicionales en el mapa para modificar ligeramente la fórmula jugable. Y esto, al final, hace que el juego acabe volviéndose entretenido, pero realmente repetitivo. Algo a lo que no ayuda su aspecto gráfico, variado pero que da la sensación de ser siempre torres más o menos similares, ni su apartado sonoro, que es repetitivo y poco variado. Por tanto, en resumen, es un juego entretenido para matar unas horas, pero a la larga acaba cargando.
1 VOTO
Pedir moderación
Kougami / 16 de septiembre de 2013
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
8,5
Excelente

¿De qué perspectiva ves el mundo?.

Si a algo hemos asistido con mucha alegría en esta generación, entre otras cosas, es al boom que han tenido los pequeños desarrolladores en el crecimiento de la industria, recordando a la época de los 80 tan manoseada por muchos de nosotros en la que el mundo de los videojuegos pivotaba en compañías pequeñas muchas veces basadas en grupos de amigos realizando un proyecto común. De nuevo, este tipo de grupos tienen la oportunidad de crear juegos que alcancen al gran publico. Este mundillo – que no era inexistente ya que en PC siempre ha habido este tipo de iniciativas – se ha visto inmensamente reforzado por las nuevas plataformas de distribución digital como Steam, Xbox LIVE Arcade, Wii Ware o Playstation Network. Y gracias a ellas hemos recibido títulos de inmenso calibre. Todo este rollo, que muchos ya conocemos, lo quiero usar como introducción al título que he tenido el placer de jugar estos últimos días: Fez, un juego que no creo que hubiese sido posible sin la existencia de estos soportes dada su naturaleza y sobre todo poderosa personalidad, que hacen de él un título único, aunque tome prestadas mecánicas de otros, como es inevitable. A pesar de parecer un juego simple, sin embargo, cabe destacar que el título lleva unos cinco años en desarrollo, y se ha tenido que crear un motor gráfico específico para combinar adecuadamente su aspecto estético con las funciones 3D del título. Brevemente explicado, Fez aparenta ser un plataformas en dos dimensiones relativamente convencional con gráficos estilo retro, que están muy de moda últimamente, al que se le añade una interesante mecánica con las perspectivas de juego para cambiar las plataformas a las que tenemos acceso. Si habéis jugado al Crushed (o Crush3d) o al excelente Echocrome podréis intuir por dónde van los tiros. Y sin embargo, Fez nos aporta cuando lo jugamos mucho mas que esto. Su mayor virtud, lo mas sorprendente de este juego, es lo misterioso que resulta navegar por su universo. Los mundos que se nos muestran son entornos enormemente atractivos muy diferenciados entre sí a los que en poco tiempo iremos asignando información que el juegos nos da con cuentagotas…o mejor dicho, nos deja intuir, porque la información y “la verdad” en este juego no se nos dan de forma explicita. Así, iremos dándonos cuenta de que no estamos ante un plataformas cualquiera en el que solo hay que ir recogiendo cubitos, y que hay muchos detalles, puzzles y misterios que resolver para entender lo que pasa en el juego y llegar a estar siquiera cerca de conseguir el 209,4%, el porcentaje máximo de secretos encontrados. Mientras tanto, aquellos de espíritu más aventurero disfrutarán descifrando los secretos de esta absorbente aventura. Y es que Fez es uno de esos juegos que te harán tener un bloc de notas al lado en todo momento. Mi primer rato de juego me recordó al Legend of Zelda original – del que por cierto hay un guiño en la habitación del protagonista, Gómez – , donde nos veíamos sumergidos en un mundo sin guía ni referencias. Recuerdo la fascinación que aquél causó en mí, al igual que otros juegos de misteriosa naturaleza, como Another World. Al igual que en aquellos, las herramientas de las que disponemos para resolver estas incógnitas son, de hecho, muy pocas, lo que hará que mas de uno acabe tirándose de los pelos a la hora de intentar encontrar la resolución a cada estancia. Os puedo asegurar que vais a ver pistas en sitios insospechados y puzzles sin solución aparente. más de uno se pasará el juego sin haberlo encontrado todo…y no hará mal, ya que la aventura tiene un modo “new game +” que nos permitirá encontrar pistas y soluciones a las que antes no teníamos acceso mediante un nuevo objeto. Quizás nos encontramos en este caso con un par de problemas que pueden suponer que no disfrutemos de este título todo lo que deberíamos. El primero es que al estar desarrollado en ingles puede que algunos no entiendan uno de los grandes elementos de misterio del juego como es el alfabeto “secreto” al estar en la lengua de Shakespeare. Es difícil culpar a nadie, ya que son casi todo elementos gráficos integrados en el juego, pero desde luego es un problema. De hecho, la clave para poder traducirlos será bastante difícil de deducir, puesto que se basa en un pangrama, es decir, una frase que usa todas las palabras del alfabeto, y evidentemente es muy diferente en ingles y en español (La más típica en español suele ser “El veloz murciélago hindú comía feliz cardillo y kiwi”, que os sonará si habéis instalado alguna fuente en vuestro ordenador). Esto nos lleva a pensar en el otro gran inconveniente del juego, y es que parece un juego prácticamente imposible de completar al máximo si no usamos una guía. La desarrolladora Polytron ha superado unos límites muy extremos en algunos de sus puzzles. Si logramos pasar estos dos aspectos por alto nos encontraremos con un título con mucho encanto, un apartado gráfico que nos hará disfrutar a aquellos que vivimos la era de los 8 bits, con un ritmo muy tranquilo y relajado, referencias a su naturaleza de videojuego muy curiosas, un mapeado inmenso y variado, una excelente banda sonora que encaja como un guante – y que podeis escuchar y comprar aqui -, transmitiendo relax o tensión según lo que corresponda, multitud de guiños a juegos “de época”, y en general, una travesía altamente disfrutable que exprimirá nuestro cerebro como pocos juegos lo han hecho últimamente. Creo que Fez dejará cierta huella en la industria reservada a unos pocos. Su planteamiento es muy valiente en contra de lo que vemos en todos los best sellers recientes. No es sencillo, accesible o fácil de entender. Aparentemente no cuenta una gran historia de villanos emblemáticos y grandes decisiones; aquí elegimos si jugar o no, elegimos mirar, girar la cámara y probar nuevas combinaciones. Elegimos aceptar, o no, el enorme misterio que entraña su mundo. Pero mas allá de eso, elegimos compartir este misterio con otros, buscar una salida en foros y redes sociales para así obtener finalmente la recompensa del conocimiento, del puzzle resuelto y del descubrimiento de cada nuevo espacio. Posiblemente ese sea el mayor logro de Fez, que es tan complejo en ocasiones que cada solución que obtenemos se convierte en una inmensa satisfacción. Esa satisfacción es, en definitiva, la que me enamora de Fez. La delicia de jugar a un juego complicado, pero no hablo del desafío que supone una dificultad exagerada, sino del ánimo explorador que promueve entre usuarios, de la verdadera sensación de aventura y descubrimiento, de la satisfacción de realizar hechos que son difíciles no por una cuestión de habilidad manual o suerte, sino por el desarrollo de un proceso mental, del uso de la deducción. Te hacen sentir mas listo, y eso es un reto para el que no muchos videojuegos están a la altura. Y es que aún puede haber algún lugar que puede que seamos los primeros en descubrir en el juego. Solo espero que Fez no haya cruzado demasiado la línea entre lo difícil y lo absurdo, o me temo que muchas Xbox acabarán volando por la ventana. Y creo que la caída a ellas si les supondría un problema más grave que al bueno de Gómez.
4 VOTOS
Pedir moderación
Fedex18 / 15 de agosto de 2013
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
7,6
Bueno

FEZZZZZzzzz

Gran juego de puzzle, me gusto la jugabilidad, el motor del juego y los sonidos estan bastante bien. PD: Aprobado:)
Pedir moderación
Qszz / 30 de julio de 2013
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
7
Interesante

Un juego relajante

Un juego de plataformas, que si bien resulta relajante y jugable tampoco me parece que sea indispensable en nuestro catalogo. En tecnologia le puse muy baja nota ya que presenta fallas graves en algunas tarjetas gráficas y también sus requerimientos son algo elevados en hardware lo que indica que el juego ha sido mal adaptado a pc. sobre todo tomando en cuenta que es un juego de plataformas gráfica y técnicamente muy básico.
Pedir moderación
Escribe tu análisis
El análisis de los usuarios
Valoración y estadísticas
Recomendado
Valoración 3DJuegos
“Excelente”
Sobre el sistema de valoraciónEscribe tu análisis
8,1
Análisis lectores
(7 análisis)
Popularidad:
Inexistente
¿Qué es?
Ranking:33231 de 37644 juegos
En la comunidad:
Usuarios (322) | Grupos y clanes (0) | Más
Expectativas / Valoración (173 votos)
7,4
Tu voto:
12345678910
Foro del juego

Participa en el foro de este juego
Si eres un fuera de serie o todo un crack con “Fez” de PC, o simplemente quieres intercambiar tus trucos, guías o dudas sobre este juego, no lo dudes, pásate por su foro.

Y recuerda, si estás atascado en este videojuego puedes crear un tema de ayuda en su foro.
Suscríbete a nuestra newsletter:

Recibe un recopilatorio diario y/o semanal de las noticias publicadas:


Diaria (Recibe todas las noticias publicadas en las últimas 24h para no perderte nada)

Semanal (Recibe cada viernes las 10 mejores noticias publicadas desde el último viernes a modo resumen)


No es spam. No compartiremos su correo electrónico. Puede darse de baja en cualquier momento.