Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Inicio
PC
PS4
XOne
Switch
3DS
PS3
X360
Wii U
iOS
Android
Videos
Foros
eSports
  • Portada
  • Noticias
  • Videos
  • Imágenes
  • Análisis
  • Artículos y Reportajes
  • Hardware
  • Guías
  • Trucos
  • Todos los Juegos
  • Top100
  • Lanzamientos
El arma secreta de The Last of Us 2 y Gears 5: ¿Qué tienen en común?

El arma secreta de The Last of Us 2 y Gears 5: ¿Qué tienen en común?

Por  /  25 de noviembre de 2018       
387 comentarios
Recientes

Son dos juegos de los mayores responsables de tirar del carro de sus respectivas consolas, los dos con acción en tercera persona como principal género, pero con acercamientos distintos. Uno brillará en Xbox One, el otro hará lo propio en PS4. ¿Qué tienen en común dos propuestas tan diferentes?

Es curioso, pero dos de los principales abanderados de Sony y Microsoft para los próximos tiempos tienen una cosa en común. Ambos han presentado un importante cambio en su política de personajes protagonistas para sus próximas entregas y, aunque lo han hecho por motivos diferentes que entraré a describir después, lo cierto es que los dos han apostado ahora por poner a mujeres al frente de sus narrativas. The Last of Us Parte 2 lo hace dejando a Ellie al mando tras ser la secundaria en el original, y Gears 5 lo hace con Kait después de que ésta fuera un miembro más del grupo en el juego anterior.


No es algo nuevo, desde luego, pero sí es sintomático de cómo están cambiando las cosas en los últimos tiempos. Buena noticia para un arte, el nuestro, que tiene que ir virando hacia la normalización, a pesar de la reticencia de los retrógrados. Más allá de explorar la importancia social de esto y lo relevante que es para nuestro mundillo en términos de igualdad y diversidad, que lo dejamos para otros, queremos quedarnos en este texto con los motivos que han llevado a unos y otros a apostar por este importante cambio en los roles que, además, ha coincidido en el tiempo y que, en realidad, oculta algo más en su interior. ¿Por qué? ¿Qué motivos hay? ¿Hay alguna vinculación entre uno y otro caso?


Porque The Last of Us 2 y Gears 5 llegarán pronto y tienen a mujeres al frente de sus campañas tras apostar en juegos precedentes por hombres. ¿Qué hay detrás de esto?


Los Motivos del Cambio: Naughty DogVamos a empezar por lo fácil, ¿vale? Por ejemplo, en el caso de The Last of Us: Parte 2 las causas del cambio son más sencillas de entender. Si has jugado al original seguro que estás al corriente de que ya había una parte de la campaña en la que manejábamos a Ellie, a pesar de que el equipo de Naughty Dog había jurado y perjurado que sólo íbamos a ser Joel durante toda la aventura.


Lo de la segunda parte es un cambio muy natural en el proceder del estudio californiano; no en vano, y desde que ha llegado Neil Druckmann a lo más alto de la dirección y supervisión narrativa de sus proyectos, ha habido una creciente progresión en este sentido. Left Behind, el DLC del juego original, ya nos permitía saber mucho más de Ellie a base de manejarla. La aceptación fue excelente, y eso a pesar de que se trataban temas tabú para una cultura que todavía está en sus primeros pasos y que aún es algo tímida y titubeante para tratar determinados asuntos. ¿Los motivos de la acogida tan positiva? La sensibilidad para entender y valorar el añadido no es algo que siempre abunde en el panorama del consumidor medio de los Triple-A, sin embargo para comprarse el DLC hace falta que te haya gustado el original y para disfrutar de aquel a todos los niveles ya era necesaria una persona sensible. La criba ya estaba hecha antes incluso de que Left Behind saliera a la venta.


Si el contenido descargable de las aventuras de Ellie llevaba unas tres horas superarlo, el siguiente añadido que crearon para uno de sus videojuegos fue el de El Legado Perdido para el último título de Uncharted. Ahora unas diez horas de mujeres al frente de la narrativa, en esta ocasión Chloe y Nadine, de un juego enteramente independiente. Una falsa expansión. La semilla estaba plantada y el interés del estudio por explorar otro tipo de héroes tras años de Nathan Drake también quedaba patente. Si en el pasado la saga Crash Bandicoot y la serie Jak and Daxter se caracterizaron por tener trilogías y, después, una cuarta entrega en forma de juego de coches, ahora el patrón era el siguiente: Videojuegos de protagonismos más o menos corales pero con un gran héroe masculino al frente y, acto seguido, contenidos descargables o juegos independientes protagonizados por mujeres que ya conocíamos de papeles secundarios.


Uncharted: El Legado Perdido y God of War.Uncharted: El Legado Perdido y God of War.

Así que encaja en Sony. Encaja por un lado porque nunca han temido poner a mujeres al frente de sus exclusivos (Horizon o Heavenly Sword, entre otros) y, por otro, porque los creativos cada vez son más mayores y, como dejó patente el último God of War, su casi adolescente ansia por destruirlo todo y rebelarse contra el mundo de las primeras entregas del espartano se ve sustituida por lo que viven. Tienen familia, y eso se traslada al último videojuego, con un Kratos igual de duro pero con un carácter mucho más moderado y empatizable y, ahora, acompañado además por su hijo Atreus; un reflejo en forma virtual de lo que Cory Barlog, el director del monumental hack and slash, había vivido en su propia casa.


Por su parte Neil Druckmann, el guionista y director narrativo de The Last of Us, tuvo una hija durante su desarrollo, y siempre ha dejado claro que la preocupación de cómo pueda ser su relación con su descendiente ha sido una gran influencia para él en aquel. En el momento en el que se lance la segunda parte habrán pasado seis años desde el original, es lógico que a efectos jugables y argumentales también quiera explorar ahora otros temas con una Ellie más madura. Al fin y al cabo, será también su siguiente paso como padre.


Los Motivos del Cambio: The CoalitionLa situación de The Coalition es igual de clara, pero algo más complicada de explicar. El estudio asumió el control de la saga Gears of War tras quedarse Microsoft con la marca, y con Epic Games dedicada ahora a otros millonarios menesteres como Fortnite. Si en el caso de Naughty Dog hemos hablado de una repetición de patrón en sus obras anteriores, con el estudio canadiense también hay una forma de actuar reconocible. En los últimos tiempos algunos estudios han salido del abrigo de los acuerdos con Microsoft, pero han dejado sus marcas en manos de los de Redmond. Así que eso ha obligado a algunos cambios importantes en quién está al frente de los nombres más importantes de la consola, y todos ellos han tenido que hacer ver su capacidad antes de asumir el reto.


Por ejemplo, si antes de lanzar Halo 4, 343 Industries demostró su valía con Halo: Combat Evolved Anniversary; The Coalition hizo lo propio y se fogueó con la extraordinaria remasterización del primer Gears of War, uno de los shooters más importantes e influyentes de la década pasada. Y, además, si los herederos de Bungie en las aventuras de Jefe Maestro hicieron un juego bastante conservador como cuarto episodio y no se soltaron creativamente hasta desarrollar Halo 5: Guardians, su segunda incursión original en la franquicia; parece que el camino de Gears 5 es parecido.


Gears of War 4 resultó bastante moderado en cuanto a añadir novedades jugables y, a pesar de hacer desaparecer al Pelotón Delta de los personajes principales, acabó recurriendo a la descomunal presencia de Marcus Fénix como secundario de lujo para arropar a su nuevo héroe: JD, su hijo. Posiblemente dudaban de su carisma a pesar de que, sobre el papel, tenía algunos elementos clave para repetir el éxito: un personaje tan desarrollado muscularmente como sus antecesores y de un imponente metro ochenta y siete, pero con algunos pequeños toques de humor e ironía en su actitud para tratar de mejorar la empatía.


Lamentablemente, nada de eso funcionó. Ni él, ni el más testimonial Del, el tercero del grupo, acabaron de ser buenos motores para la historia. Sin embargo, todas las miradas se desviaron rápidamente hacia Kait. Más personalidad, también buen carisma estético y, además, el hecho de ser una de las pocas mujeres que han hecho acto de presencia en la saga Gears of War en el bando CGO, apenas Anya Stroud o María Rodríguez al margen. Su potencia narrativa en el tercio final del videojuego hizo el resto. Teníamos nueva heroína en potencia.
Así que, con cambio de protagonista incluido podemos establecer otro paralelismo. ¿Gears of War 4? Toma de contacto con la serie. ¿Gears 5? Seguramente un título mucho más parecido a lo que The Coalition quiere hacer y hacia dónde quiere llevar la marca. Ya lo sabes, sin riesgo no hay recompensa.



¿Por Qué Ahora?En los últimos tiempos Microsoft se ha especializado en los videojuegos como servicio. Sólo así se entiende el estreno de juegos como Sea of Thieves o State of Decay 2, lanzamientos de historia muy exigua pero de mucha vida postlanzamiento en forma de añadidos para mantener su público, y el futuro que pinta Crackdown 3, con una experiencia tan centrada en el cooperativo. Sin embargo, con las third-parties tan centradas en los últimos tiempos en crear producciones de este tipo en un mercado cada vez más volcado en este tipo de propuestas, los de Redmond también se han dado cuenta de que hace falta proponer también en otros ámbitos: por ejemplo, unas historias que estaba abandonando. Doble recompensa. Por un lado, recuperar sus marcas con narrativa y, al mismo tiempo, recurrir a sus pesos pesados: Gears of War y Halo que, al fin y al cabo, sólo han tenido un episodio cada uno durante esta generación. Ambos pueden ser un buen broche para los últimos años de Xbox One.


Tras la controvertida presencia del Spartan Locke en Halo 5, y su discreta acogida como coprotagonista, no había más ánimo para experimentos en esa franquicia. Halo Infinite tendrá a Jefe Maestro como único personaje principal, pero con Gears 5 sí había más margen para probar cosas nuevas. Aloy de Horizon: Zero Dawn demostró poder tirar del carro incluso para los más cargados de prejuicios, y se convirtió en una vendeconsolas para PS4. ?Por qué no repetir con Kait y lograr un estandarte femenino para Xbox?


Además, en el pasado ya ha habido abundantes mujeres que han demostrado su gancho para protagonizar grandes marcas, como las veteranas Samus Aran de Metroid o Lara Croft de Tomb Raider. ¿Por qué no convertir a Kait en un símbolo de que los nuevos tiempos también llegan a Xbox en forma de la diversidad de sus protagonistas? Al fin y al cabo, desde Joanna Dark en el Perfect Dark Zero de Xbox 360 no hemos visto un gran referente femenino en los exclusivos de Microsoft. Además, sin ánimo de caer en spoilers, sí que es cierto que la herencia familiar del personaje es muy importante. ¿Por qué no explorarla a fondo visto que el filón de los Fénix parece agotado?


Por parte de Sony, por otro lado, hay una política muy claramente definida en cuanto a su software en lo tocante a la importancia que tienen las familias y las relaciones de adultos. Llevamos ya varios años viéndolo. La saga Uncharted ha convertido a Nathan Drake en el líder de un grupo que no tiene lazos de sangre en común entre todos sus miembros, pero cuyo equipo forma una gran familia. God of War ha conseguido lo improbable, convertir a Kratos en un padre creíble. Spider-Man también nos ha descubierto el lado más vulnerable de Peter Parker en sus relaciones con su tía o Mary Jane. En Horizon, la ya mencionada Aloy tenía por meta la búsqueda de su madre… Es un elemento temático común entre todos los videojuegos exclusivos de Sony, y no es casual. Shuhei Yoshida dijo hace un par de años que buscaban que todos sus videojuegos tuvieran un componente emotivo, uno que nos tocara dentro y fuera capaz de emocionarnos. ¿Qué mejor forma de hacerlo que con la temática más universal? La familia.



En la primera parte de The Last of Us vivimos una imposible, en un entorno tremendamente difícil, desde la perspectiva del “padre”. Todavía no sabemos exactamente qué rol va a tener Joel en la secuela, pero lo imagino como lo que he descrito antes de Marcus Fénix en Gears of War 4. Una presencia fuerte en segundo plano para acompañar (no necesariamente en un sentido literal) las andanzas de la nueva protagonista, una sombra que se cierna sobre toda la campaña y que ayude a darle empaque.


De hecho, estoy completamente seguro que Naughty Dog está guardándose el enseñarlo por primera vez como una medida para elevar todavía más la expectación por el videojuego. Un poco más sabio y un poco más viejo, seguramente Joel haga acto de presencia con más arrugas y más canas. Casi oigo ya los vítores y el clamor en las redes cuando se deje ver en el primer tráiler en el que aparezca clara y nítidamente. Al fin y al cabo es el padre, aunque no sea biológico, y una figura tremendamente querida y carismática para la franquicia en particular y para los amantes de los videojuegos en general. ¿Cuándo se dejará ver? Hace unos meses lo hubiera tenido claro: Una feria o un evento a corto-medio plazo, pero ahora que sabemos que Sony no irá al E3 2019 y que este año no habrá PlayStation Experience ya no sé exactamente qué pensar sobre eso.



Así que sí, hay un punto en común entre The Last of Us 2 y Gears 5, pero es un nexo doble. A primera vista lo más obvio es pensar que se trata del cambio de mujeres por hombres como principales protagonistas de sus historias; sin embargo, si miramos un poco más en profundidad, nos damos cuenta de que hay también otro tema subyacente. Ellie y su relación paterno filial con Joel, y Kait con el ánimo de desenmarañar el misterio de sus parientes. Ambos tratan sobre familias, más fácil empatizar… más fácil emocionarnos.


Comenta este artículo (387)
Comentarios