|
Inicio
PC
PS4
XOne
Switch
3DS
PS3
X360
Wii U
iOS
Android
Videos
Foros
eSports
  • Portada
  • Noticias
  • Videos
  • Imágenes
  • Análisis
  • Artículos y Reportajes
  • Hardware
  • Guías
  • Trucos
  • Todos los Juegos
  • Top100
  • Lanzamientos
Personajes Creíbles: Joel de The Last of Us

Personajes Creíbles: Joel de The Last of Us

Por  /  23 de diciembre de 2018       
159 comentarios
Recientes

En esta nueva entrega de Personajes creíbles nos centramos en un personaje que no podía faltar en esta sección: Joel, de The Last of Us. Naughty Dog logró ir más allá de lo conseguido con su serie Uncharted creando un drama post-apocalíptico que no dejaba indiferente, y todo gracias al dúo protagonista formado por Joel y Ellie. Te contamos por qué es uno de los personajes mejor construido de los videojuegos.

La máxima pérdida: ¿Cómo es su personalidad?

No hace falta jugar mucho a The Last of Us para conocer el conflicto de Joel, en apenas media hora de juego tenemos la respuesta. En 2013, Joel era un padre que vivía solo con su hija Sarah. De su mujer, no sabemos nada en específico. Ni si murió, ni si están divorciados. Trabajando como carpintero, Joel vive una humilde vida. Llegando a casa cansado, recibe un reloj por su cumpleaños de parte de su hija, justo el día en que su vida cambiará para siempre afectado por la pandemia del virus Cordyceps, que infectó a un amplio espectro de la población, convirtiéndolos en seres hostiles. Joel se ve forzado a huir con su hija, pero es detenido por un soldado, que recibe la orden de disparar. Aunque Joel intenta proteger a su hija, es demasiado tarde y Sarah muere durante la pandemia.


NombreJoel
OcupaciónCarpintero (antes de la pandemia)
EdadCerca de los 50 años
Color de peloNegro canoso
Color de ojosCastaños
Interpretada porTroy Baker

Joel nos demostró que la era de los héroes en los videojuegos estaba dando lugar a un nuevo paradigma Este hecho cambia radicalmente a Joel que se convertirá en un superviviente y ya sin nada que perder, dedicándose veinte años después al contrabando entre distintas facciones y conocido especialmente por su violencia y crueldad. Aún conserva el reloj roto que le regaló su hija Sarah, pero poco queda de él como padre, en un futuro infestado de monstruos, tanto humanos como convertidos por el virus Cordyceps, que le requiere lo peor de sí mismo para sobrevivir. Y como el juego nos demuestra en los primeros compases, no tendrá ningún problema para matar a sangre fría si es necesario. Todo hasta conocer a Ellie.


Abajo los héroes: ¿Qué le hace especial?En 2013, Joel nos demostró que la era de los héroes en los videojuegos estaba dando lugar a un nuevo paradigma protagonizado por personajes más maduros, pero sobre todo creíbles. Lejos de los arquetipos que han poblado los juegos de aventura, acción, supervivencia, ya sea en fantasía, ciencia-ficción o el marco post-apocalíptico, los personajes de The Last of Us están dibujados bajo un prisma realista. No solo Joel, sino todos los personajes que vemos en pantalla tienen sus intereses, sus miedos y sus conflictos. Joel, sin embargo, guarda el mayor de todo. La pérdida de su hija con la que, veinte años después, no ha empezado a lidiar ni por asomo.


Con ese conflicto latente, Joel conoce a Ellie. Aunque en un principio no es más que otro trabajo de contrabandista más, sus caminos se van entrelazando. Todo gracias, primero, a la promesa que hizo a Tess, pero poco a poco Joel va asociando el recuerdo de su hija con Ellie. Es en estos momentos de la aventura cuando vemos a los dos Joel mezclados. Por un lado, un asesino implacable, que no duda en hacer lo necesario para sobrevivir, mientras que a su vez tiene reminiscencias de aquel padre que fue y que haría cualquier cosa para proteger a su hija. Joel despierta así ese conflicto interno que había estado dormido. Es posible que, en vez de asimilar la muerte de su hija, vea en Ellie no un reemplazo, pero sí una segunda oportunidad. Protegerla como no pudo hacer con Sarah hace veinte años.


En ello, la fortaleza de Joel se va haciendo inquebrantable, luchando contra cualquier persona que quiera hacerle daño. En el capítulo de Invierno, de hecho, vemos cómo no sólo tortura a varios de los secuestradores, sino que una vez que consigue la información no perdona a ninguno de los implicados. Mientras tanto, a los mandos de Ellie podemos comprobar que ella ha ido asimilando todas las lecciones sobre la supervivencia que ha podido aprender de Joel, hasta tal punto que tanto en el juego como lo que hemos visto en su segunda entrega sus movimientos son muy parecidos a los de su mentor.


Alerta de SPOILERS: Sacrificarlo todoComo viene siendo habitual, no se puede terminar de reconstruir el perfil de Joel sin hablar de los capítulos finales de The Last of Us, por lo que en esta parte nos centraremos en los sucesos finales del videojuego, con SPOILERS.


Es difícil saber cuándo Joel empieza a sentir esa profunda conexión con Ellie, pero es fácil suponer que empieza antes de lo que él mismo cree. Ya en los primeros compases de su andadura, cuando van por los tejados de Pittsburgh, vemos a Joel pasar la mano por el reloj, aquel reloj que le regaló Sarah, en una de sus conversaciones con Ellie. Quizá sea un acto reflejo, un movimiento involuntario que realiza sin tan siquiera darse cuenta de ello. Para el jugador no pasa desapercibido. Sobre todo en el final del juego, cuando Joel, demostrando por última vez que es capaz de todo, hace cualquier cosa por proteger a Ellie, incluso mentirla.


La misión de Joel era llevar a Ellie con los luciérnagas en el centro de investigación de Salt Lake City, pues es inmune a la infección del virus Cordyceps, y por lo tanto la clave que podría salvar a toda la humanidad. Sin embargo, una vez que encuentran el lugar donde se está buscando la cura y termina la misión que prometió a Tess, Joel descubre que, en el proceso, Ellie debe morir. Esta es la última misión del juego y para entonces, podemos pensar que Joel sencillamente está eliminando a cualquiera que se interponga en su camino para rescatar a Ellie, pero lo cierto es que es más probable que Joel tenga pensado acabar con cada uno de los miembros del complejo para que no puedan ir tras ellos una vez escapen. Para este momento, Joel ya ha tomado una decisión. El mundo puede seguir como está, pero nadie le arrebatará a su segunda hija.


Joel rescata a Ellie, eliminando en última instancia a Marlene. Por si quedaba alguna duda de que no quiere dejar testigos que les persigan, se lo dice mientras le dispara a quemarropa. Ellie inconsciente, despierta en el coche. Al preguntar qué ha ocurrido, comienzan las mentiras. Había muchos más inmunes. Habían dejado de buscar una cura. Es un punto crucial de la personalidad de Joel que el jugador debe plantearse, porque surgen dos conflictos aquí. El primero, es el más debatido: ¿Salvarías la vida de alguien que quieres como tu propia hija, aunque esta sea la cura y un sacrificio para salvar a la humanidad? Tras los acontecimientos vividos por Joel, no parece haber ninguna duda para él.


Sin embargo, hay otra cara de la moneda, una que probablemente viviremos en la segunda parte del videojuego. En la última secuencia del juego, mientras que Joel intenta explicarse, acariciando su reloj roto por última vez, Ellie le dice: «Júrame que todo lo que me has contado sobre las Luciérnagas es verdad». Para entonces, a Joel no le cuesta seguir viviendo con la mentira. En el fondo, se lleva mintiendo desde hace mucho tiempo, desde que perdió a su hija en la pandemia y fue incapaz de superarlo. La segunda cosa que el jugador se debe plantear es no sólo si merece la pena salvar a quien quieres condenando al resto de la humanidad, sino sabiendo que a partir de ese momento deberás mentirle una y otra vez, construyendo una relación cada vez más inestable. Una que veremos poner a prueba, más que probablemente, en The Last of Us Part II.


También te puede interesar

Comenta este artículo (159)
Comentarios