Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Inicio
PC
PS4
XOne
Switch
3DS
PS3
X360
Wii U
iOS
Android
Videos
Foros
  • Portada
  • Noticias
  • Videos
  • Imágenes
  • Análisis
  • Artículos y Reportajes
  • Hardware
  • Guías
  • Trucos
  • Todos los Juegos
  • Top100
  • Lanzamientos
¿Has visto HiScore Girl? El último anime de videojuegos de Netflix

¿Has visto HiScore Girl? El último anime de videojuegos de Netflix

Por  /  9 de abril de 2019       
68 comentarios
Recientes

La rivalidad entre un chico y una chica de primaria en Street Fighter 2 es el eje principal del manga más famoso de Rensuke Oshikiri. Su anime, recientemente estrenado en Netflix, ha cautivado a jugadores de videojuegos clásicos y contemporáneos. ¿Por qué? Te lo contamos en nuestra crítica de Hi-Score Girl.

El último anime del estudio J.C. Staff ha llegado a Netflix. ¿Qué tiene que ver eso con 3DJuegos? ¡Todo! Los animadores de legendarias series como Utena, Slayers o Bakuman han hecho realidad HiScore Girl, un manga en el que los videojuegos son, prácticamente, uno más de sus protagonistas. Aunque en la publicación original nunca se dudó en mostrar elementos reales de los juegos en los que se basa la historia, la adaptación ha salido ganando en su traslación animada, sirviendo para mostrar un viaje nostálgico a los clásicos de los años 90 y su evolución del 2D al 3D. No es lo único que ofrece, puesto que la historia de Haruo Yaguchi muestra muchos valores que nos transportará a nuestra infancia y adolescencia.


No es extraña la existencia de la serie y su relación con los videojuegos si tenemos en cuenta el origen de la revista que la acogió: se trata de Gangan Comics, fundada en el año 1991 y creada por la mismísima Enix y, posteriormente, la fusión Square Enix. Gangan, no ha dudado en aprovechar las licencias de las dos firmas para lanzar en sus páginas mangas inspirados en obras como Kingdom Hearts, Star Ocean, Soul Eater, Final Fantasy o Dragon Quest. Sus páginas han recibido incluso la visita de series inspiradas en producciones de Nintendo u otras empresas del sector como The Legend of Zelda, Fire Emblem o The Idolmaster. HiScore Girl comenzó a publicarse en la revista Monthly Big Gangan en 2010 y concluyó en septiembre de 2018 con diez tomos.


La serie llegó a gozar de cierta polémica al enfrentar a dos de las principales empresas de la industria japonesa en su día: SNK denunció a Square Enix por el uso indebido de los personajes de sus videojuegos The King of Fighters o Samurai Shodown en el manga. Según contabilizó la propia SNK, se llegó a usar hasta 100 veces a sus personajes sin su consentimiento, y aunque la desarrolladora de Fatal Fury pidió explicaciones a la de Final Fantasy en numerosas ocasiones, Square Enix hizo caso omiso hasta que la policía de Osaka se personó en sus oficinas para obtener pruebas de la obvia infracción. Tras el altercado legal, ambas empresas llegaron a un acuerdo y se cerró el caso un año después.


Una historia de adolescentes y videojuegos


Una de las bondades de HiScore Girl es convertirse en una ventana a muchas circunstancias de la niñez y los propios títulos olvidadas por el jugador clásico y desconocidas por el usuario contemporáneo. Una de ellas, la importancia de los salones recreativos en la industria de los juegos en los noventa; otra sería la de mostrar la cara japonesa del arcade, con sus particularidades y circunstancias que lo convierten en el único mercado en el que las máquinas recreativas siguen siendo rentables. Diría, incluso, que hay una tercera ventana: la de cómo tres adolescentes disfrutaban de los videojuegos en lo que para muchos ya sería la prehistoria de nuestro ocio.


La representación de las recreativas japonesas resulta también muy interesante: ¡Bienvenidos a tierra de Sanwa y Seimitsu!La representación de las recreativas japonesas resulta también muy interesante: ¡Bienvenidos a tierra de Sanwa y Seimitsu!

HiScore Girl es un encuentro entrañable con una época pretérita de los jugadores más veteranos: su juventud. Nos lleva de nuevo al tiempo en el que nuestra colección dependía por completo de nuestros padres y los malabarismos con las ofertas y saldos en los que gastábamos nuestras pagas semanales para seguir sumando nuevos títulos a nuestras estanterías. También muestra una guerra de consolas más cándida e inocente, en la que su protagonista, Haruo, no duda en anteponer su PC Engine a los estrenos de Super Famicom por puro amor a la plataforma. ¡Hasta vemos un poco del éxito de Sega Saturn en Japón o consolas prácticamente desconocidas en Occidente como la Turbo Express!


Koharu no se conforma con su talento innato: ¿qué hará para mejorar sus habilidades en sus juegos de lucha favoritos?Koharu no se conforma con su talento innato: ¿qué hará para mejorar sus habilidades en sus juegos de lucha favoritos?

Es una serie refrescante para el amante de los videojuegos clásicosLa historia de Haruo Yaguchi, Akira Ono y Koharu Hidaka nos hace reflexionar sobre cómo se entendía nuestro hobby en los noventa, en un momento en el que portales como 3DJuegos eran aún una utopía, pero ese no es su mayor mérito. HiScore Girl logra lo que otras superproducciones como Rompe Ralph, Pixels o Ready Player One no han conseguido: que la aparición de videojuegos en la serie no sea un mero escaparate de banales y vacías referencias sobreexpuestas. ¿Las viviste y las entiendes? Las disfrutarás más. ¿No las viviste? No importa en realidad. Aunque la obra se enriquece de los juegos homenajeados, conocer o no las referencias no hace peor a la serie.


Los videojuegos, en su más pura esencia, son un elemento imprescindible para la historia de HiScore Girl. Acompañan y evolucionan de forma paralela a sus protagonistas durante toda la trama. La virtud de su presencia radica en que su autor sabe explicar en pocas líneas cada decisión argumental para que los juegos sean el cuarto protagonista de la historia. Sin incordiar, sin estar gritando al espectador al oído "eh, mírame, soy un clásico y voy a cortar la narración con una nueva referencia". No, no es necesario entender quién es Genan en Samurai Shodown o por qué Omega Rugal y Saisyu Kusanagi son tan poderosos en KOF 95: en apenas unos segundos se justifica la presencia de cada acción de forma ágil y con soltura.


Juego nocturno y otras malas ideas


HiScore Girl no es solo eso: también es una historia sobre amistad, amor no correspondido y la más pura pasión. El destino, la distancia y la inmadurez juegan un papel cruel para sus protagonistas durante la historia, en la que los videojuegos y la superación personal ayudan a hacer madurar a sus protagonistas. El crecimiento de Haruo, Akira y Koharu se acompaña de la evolución de los propios títulos, iniciando la historia poco después del estreno de Street Fighter 2 y avanzando hasta la llegada de los juegos tridimensionales y la llegada de las consolas de 32 bits a las casas de los usuarios.


¿Veremos a Ono hablar en la próxima temporada? Su silencio suele decir más que cualquier soliloquio de Haruo¿Veremos a Ono hablar en la próxima temporada? Su silencio suele decir más que cualquier soliloquio de Haruo

Desgraciadamente, HiScore Girl acaba inconclusa en Netflix. No temas: recientemente se ha confirmado que habrá una última tanda de capítulos en octubre de 2019, lo que servirá para finalizar la historia de nuestros tres protagonistas y su andadura por los recreativos japoneses. Es una serie refrescante para el amante de los videojuegos clásicos, pero también para los usuarios que quieran disfrutar de una historia en la que los juegos cobran un protagonismo capital más allá del cameo de segunda división. Una excursión por una época y un país que vivió el mismo hobby que nos apasiona a su manera, tal y como sigue haciéndolo ahora.


Comentarios (68)
Comentarios