Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Personajes Creíbles de videojuego: Jonathan Reid de Vampyr

Personajes Creíbles de videojuego: Jonathan Reid de Vampyr

Por  /  24 de noviembre de 2019       
43 comentarios
Recientes

Volvemos con nuestra sección de Personajes Creíbles. En esta ocasión hemos querido regresar con un perfil mucho más desconocido, pero igual de sugerente, el del médico Jonathan Reid, del videojuego Vampyr. Un vampiro cuya caída o salvación dependerá única y exclusivamente de nuestra habilidad para hacerle resistir la tentación a la sangre.

Antes de la sangre: ¿Cómo es su personalidad?

Profundizamos en la figura de Jonathan Reid, el protagonista del videojuego Vampyr. Ambientado en una siniestra Londres dominada por la gripe española, este médico deberá descubrir una cura mientras como vampiro, tendrá que la tentación a beber sangre, o dejarse llevar por los instintos más primarios.


NombreJonathan Emmet Reid
OcupaciónMédico (y Vampiro)
Edad32 años
Color de peloNegro
Color de ojosAzules
Interpretado porAnthony Howell

La vida de Jonathan Reid, protagonista de Vampyr, no fue para nada aburrida antes incluso de convertirse en vampiro. Se alistó en el ejército inglés cuando dio lugar la Gran Guerra. Ya entonces era considerado un eminente cirujano e investigador. Su especialidad eran las nuevas teorías sobre la transfusión de sangre y el trasplante de órganos. En 1918 es mandado de vuelta a Londres y a su antigua vida. Nada más llegar se dispone a buscar a su familia. Pero, antes de dar con ella, se topa con un siniestro ser que se alimenta de su sangre y lo deja tirado en la calle como una víctima más de la por aquel entonces masiva y descontrolada gripe española.


Logra mostrarnos que todos nuestros actos tienen consecuenciasAsí, Jonathan Reid es convertido en un vampiro. Un Ekon, para ser exactos. Pero su descontrolada sed de sangre termina en el peor de los acontecimientos, ya que terminará alimentándose de la sangre de su propia hermana que había ido a buscarlo al puerto de Londres. Sin tiempo para percatarse de lo que estaba ocurriendo, el doctor Reid tendrá que oír y refugiarse en el hospital Pembroke dónde será aceptado como médico para luchar contra la epidemia mientras a su vez tendrá que averiguar qué es lo que ha ocurrido consigo mismo y hasta donde alcanza su nueva y siniestra condición.


Reinterpretando el mito del vampiro: ¿Qué lo hace especial?Pese a que el doctor Reid es un vampiro, estará en manos del jugador decidir hasta qué límites llegará a la hora de desatar su sed de sangre. Esta es una de las mecánicas más importantes del videojuego, ya que, si nos alimentamos de algunos de los personajes que pueblan este distrito de Londres, conseguiremos mayores facilidades para avanzar en nuestras investigaciones. Resistir la tentación de beber la sangre de inocentes hará las cosas algo más complejas, pero sin duda también más interesantes ya que tendremos que encontrar otras vías para lograr nuestros objetivos. Aunque la decisión final la tiene en todo momento el jugador, podemos perfectamente empatizar con la condición del doctor, que en todo momento mostrará este debate interno a medida que va explorando su nueva condición de vampiro.


El dilema moral al que se enfrenta el doctor Reid comienza rápidamente, ya que él como practicante ha jurado proteger y ayudar a todo aquel que se encuentre en necesidad. A su vez, el hecho de ser un vampiro hace que tenga que arrebatar una vida para poder sobrevivir. Sin embargo, pronto descubrirá que muchos de los males que asolan la ciudad son igual de antinaturales que él mismo y muchos de ellos son los que realmente están creando el caos por todo Londres.


Tomando una decisiónComo un vampiro neófito, Jonathan Reid sabe poco del mundo de tinieblas oculto a ojos de los humanos. Como mortal, su elevada moral era fácil de aplicar, pero en este mundo sobrenatural las cosas a menudo no son tan blancas o negras. Descubrirá que en las sociedades vampíricas también hay jerarquías, que van desde las más altas élites, como el Club Ascalón, que impone sus reglas y criterios por doquier o los skals, vampiros considerados menores, que han mutado debido a la gripe española.


Algunos vampiros se han entregado por completo a la Bestia y con ello, han perdido por completo todo rastro de humanidad que le quedaba. Así, el camino de Jonathan Reid transcurre en una mezcla de los dos tipos de vampiros que hemos visto en diversos medios, desde el más monstruoso al más romántico. Seres informes y mitológicos y también con la más refinada sensibilidad y la capacidad de amar.


A través de Jonathan Reid, Vampyr cuestiona al jugador sobre sus acciones. En algunos momentos de nuestro viaje vampírico, por ejemplo, tendremos que investigar una serie de asesinatos y juzgaremos a otros por sus actos. Pero a la vez, nosotros también somos juzgados, ya que también tenemos la libertad de matar a placer para obtener los ansiados puntos de experiencia que vienen con la sangre de las víctimas. Quizá en este aspecto, Vampyr podría haber sido aún más cruel con su protagonista y, por tanto, con nosotros mismos, creando un verdadero desafío en la aventura a través de un única e implacable modo de dificultad. Uno que prácticamente no permitiese superar los desafíos sin caer en la tentación de morder algunos cuellos a nuestro paso. Así, nos hubiera obligado aún mejor a cuestionarnos nuestras acciones y, por lo tanto, cómo juzgamos a los demás.


Vampyr logra mostrarnos que todos nuestros actos tienen consecuencias. El mínimo desvío del camino de virtud que persigue Jonathan Reid tendrá implicaciones en las conclusiones del videojuego y es ahí donde tendremos que rendir cuentas de todas nuestras acciones, buenas o malas. Pero Vampyr, en el fondo, no nos juzga. Nos deja contemplar el camino que hemos elegido para Jonathan y reflexionar sobre él a través de decisiones, no solo a través de un árbol de diálogos, sino de mecánicas de juego. Si hemos sido un médico preocupado por sus pacientes, manteniendo nuestra sed de sangre a raya, se abrirá un camino. Si no, las tinieblas pueden ser mucho más oscuras. En definitiva, la vida de Jonathan Reid nos muestra que incluso un vampiro no está condenado, aún. Todo depende de nuestros actos.


También te puede interesar
Comentarios (43)
Comentarios
Relacionados con este artículo
VampyrPC  PS4  XOne  Switch
Ver todos (1)