Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Figuras y coleccionables de videojuegos lujosos y espectaculares, pero que jamás comprarías

Figuras y coleccionables de videojuegos lujosos y espectaculares, pero que jamás comprarías

Por  /  31 de enero de 2021       
14 comentarios
Recientes

¿Cómo, que te han regalado un Funko por Navidad? Pues es muy lindo, pero hoy nos hemos levantado exigentes y decimos no a lo fácil: repasamos los artículos de colección que no regalarías a nadie, porque todos y cada uno de los que hemos listado son raros y únicos como ellos solos, o se venden por un precio que hace temblar de miedo a tus riñones.

Recién terminada la época de regalar y ser regalado, puede que haya llegado a tus manos algún coleccionable de videojuegos: una lámpara, un patito de Tubbz o una figura molona de Assassin's Creed, tal vez. Pero si bien estas quedan de miedo en tu estantería (que no te tiemble la mano a la hora de compartir tu colección en los comentarios), hay otras que solo tendrías en una vitrina y bajo llave. ¿Por qué? Pues porque en este mundillo hay infinidad de artículos de colección muy especiales, y en este artículo vamos a recordar algunos de ellos.


Aquí no perseguimos compras mejores o peores, sobre todo porque algunas de las que vamos a mencionar quedan muy anticuadas o tienen un precio absurdamente alto, pero precisamente eso las hace especiales, diferentes; y en último término, interesantes. En otro especial os hablamos sobre ediciones coleccionista demenciales, pero este caso es diferente. Aquí vamos a la caza de aquellas piezas que tal vez nunca comprarías —algunas de ellas no se pueden comprar, de hecho— pero que desde luego tampoco te importaría tener.


Es hora de dejar atrás los límites monetarios, éticos y temporales; porque nos vamos de paseo por las figuras y coleccionables de videojuegos más especiales. Tal vez te inspiremos para poner el broche de oro en una sala dedicada de tu casa, o puede que solo te pongamos los dientes largos. Y si se te ocurre algún tipo de coleccionable que nos hayamos dejado en el tintero, no dudes en apuntárnoslo.


Aniversarios de metales preciosos

Imagen: Capcom.Imagen: Capcom.

Capcom ha desarrollado cierto gusto por celebrar los aniversarios de sus series más queridas con materiales de gran valor. Y si no, que se lo pregunten al bueno de Mega-Man. Cuando el bombardero azul cumplió 30 años, el editor nipón gestionó, a través de Imperial Enterprise, la fabricación de una treintena de figuras de oro de 24 kilates (99,99% del preciado metal). Había una versión de 10 cm por unos 18.500 euros, y otra de 6 cm por 5.330 euros. Imagina que se te cae al suelo y se rompe. Pues no te creas que es la única figura de este estilo.


Imagen: Capcom.Imagen: Capcom.

La saga Monster Hunter recibió un trato similar por su 15º aniversario, en 2019. Pero en lugar de ceder la figura de turno a un único cazador que represente a todos, le tocó el turno a Rathalos y Rathian, la pareja de wyverns más veterana y característica de la serie. El macho estaba hecho de oro y medía 15 cm, mientras que la hembra era de platino y tenía la mitad de su altura. Cada una de ellas costaba 80.000 dólares al cambio, pero alternativamente también se distribuyeron unas versiones de plata bañada en oro o rodio por unos 8.000 dólares de nada cada unidad. Toda una oportunidad desaprovechada de recrear las subespecies de Rathalos plateado y Rathian dorada en el sentido más puro del término.


Chaquetas de los protagonistas

Imagen: Capcom.Imagen: Capcom.

¿Te faltan algunas sagas clásicas de la compañía? Tranquilidad, que Capcom tiene para rato: Resident Evil y Devil May Cry también tienen su correspondiente dosis de amor coleccionable, pero esta vez, más flexible que rígido. Respectivamente, hablamos de la chaqueta de Leon S. Kennedy, y de la gabardina de Dante Sparda. La primera se puso a la venta en 2012, acompañando al lanzamiento de RE6 en una edición especial de más de 1.100 euros al cambio: toda la nómina para vestir bien en el apocalipsis zombi.


Imagen: Soul RevolverImagen: Soul Revolver

Como te puedes imaginar, la segunda de la lista se puso a la venta en paralelo al genial Devil May Cry 5: por unos 7.000 euros, sin contar con los costes de importación desde Japón, podías embutirte en una de las prendas más heroicas que pudieras imaginar. Y si te rascabas el bolsillo, también podías completar la colección con las gabardinas de Nero (5.800 euros) y V (4.600 euros). Como puedes ver, las mangas salieron caras. Bromas aparte, lo cierto es que estas réplicas tenían un nivel de detalle enfermizo y respondían en forma, colores y texturas a la perfección. De hecho, el propio editor había encargado prendas como estas para capturar sus movimientos en el juego, así que no es extraño que luzcan tan bien.


Oh, por cierto: unos meses atrás, Prime 1 Studio presentaba durante el Tokyo Game Show 2020 una figura de coleccionista de Dante a escala 1:2 vestido con ropa real, convenientemente escalada como es lógico, por unos 2.000 dólares. Por si la gabardina no te queda bien. Y hablando de aquel fabricante...


Fabricantes de figuras externos

Imagen: First 4 Figures.Imagen: First 4 Figures.

La sección que inspiró este especial en primer lugar: las figuras de estudios externos, hechas para coleccionistas en mente. Ojo, que no hablamos de las que se incluyen en las ediciones más caras de las producciones triple A; estas se compran por separado, y no suelen estar al alcance de todos los bolsillos. Entre las más populares están Prime 1 Studio, Sideshow —más orientada a películas, cómics y similares— Pure Arts, Gecco o First 4 Figures; pero otras como Damtoys, McFarlane o Level 52 también han firmado algunas figuras espectaculares. ¿Quieres algún ejemplo?


Imagen: Blizzard GearImagen: Blizzard Gear

Pues toma nota: una figura de Ornstein de 67 cm por 600 dólares; un diorama de 2B, 9S y A2 de 62 cm por 2850 dólares mínimo; o un V masculino de 30 cm por 230 dólares. Seguro que tienes en mente otros del estilo. Y poco se habla de las figuras que puedes encontrar en las tiendas de los propios desarrolladores. Blizzard es uno de los ejemplos más ricos en cantidad y variedad: ¿a quién no se le hace la boca agua con la figura de Lilith de 62 cm? El complemento ideal de Diablo IV sale por 560 euros de nada, pero tampoco se quedan atrás las figuras de Thrall de 62 cm por 750 y 600 dólares, dependiendo de si la quieres pintada o no. Hay otras realmente guays de Overwatch o Warcraft III, por ejemplo.


Ediciones de coleccionista… diferentes

Imagen: Activision.Imagen: Activision.

Vale, ahora sí que hablamos de las ediciones de coleccionista de los videojuegos de gran presupuesto. Pero en este caso en concreto, solo vamos a hablar de esas que se atreven con ideas un poco locas, ya sea porque sean muy caras o porque incluyan cosas de lo más singulares. En 3DJuegos ya hemos recogido en alguna ocasión varias ediciones de coleccionista caras como ellas solas. Entre ellas están la Mono Edition de GRID 2, que viene con un deportivo de más de 300 CV por unos 200.000 dólares, la Legends Edition de Captain Tsubasa y su futbolín por 2.000 dólares… y (frótate las manos) Dying Light: My Apocalypse Edition con un refugio para el apocalipsis zombi por 280.000 euros.


La Super Dangerous Wad Wad Edition de Saint's Row IV daba acceso a un viaje al espacioPero la que de verdad se lleva la palma es la Super Dangerous Wad Wad Edition de Saints Row IV: por un millón de dólares, te llevabas el juego más un Lamborghini Gallardo, una operación de cirugía estética, un viaje al espacio, una sesión de entrenamiento espía, vuelos de lujo a Dubái, una réplica precisa del Dubstep Gun y otras maravillas. ¿Tendrá el precio justo? Ni idea, pero de todos modos no suena al tipo de compra en la que la sensatez importe. De todos modos, hay también algunas ediciones de coleccionista originales que más personas se pueden permitir.


Piensa, por ejemplo, en Fallout 4, que vino acompañado de una edición especial con una réplica del Pip-Boy que te podías poner en el brazo. Curiosamente, Fallout 3 también tuvo una edición parecida, pero era exclusiva de Amazon y hoy vale entre 500 y 1000 dólares. Call of Duty tiene un gran historial de artilugios detrás por un precio más asequible: Modern Warfare (2019) vino con unas gafas de visión nocturna; Ghosts, una cámara táctica a 1080p; Black Ops 2, con un dron a control remoto… y la lista continúa.


Historia del videojuego en tus manos

Imagen: Zelda.netImagen: Zelda.net

Ni que decir tiene que, en el mundillo del coleccionismo, las mayores rarezas que existen son aquellas que tienen valor histórico, razón por la que las figuras de colección llevan un número y un certificado de autenticidad. Pero hay otros muchos videojuegos, consolas, accesorios y piezas de toda clase que no: tienes que comprenderlas para saber por qué cuestan lo que cuestan. Una consola descatalogada tiene cierto factor único, por supuesto, pero ¿qué me dices de las Nintendo DS del Pokémon WCS 2008, que se entregaron a los campeones de aquel mundial? ¿Y de los cien Big Daddy de Bioshock a tamaño real creados por Oxmox?


Puestos a pedir, tenemos figuras tan raras como los Link de 40 cm que Nintendo vendió únicamente a los visitantes del E3 1997 más ilusionados por Ocarina of Time; o los cartuchos de campeonato de Blockbuster World Championships II que Sega usaba a mediados de los 90, y que alcanzan miles de dólares de valor porque nunca se pusieron a la venta al público. Como ocurriese con la música o el cine, este hobby tiene una enorme profundidad y recorrido: parte de esa historia se puede tocar con las manos, y si bien hay partes en nuestros propios museos literales o figurados —la famosa Game Boy que sobrevivió a la guerra del Golfo es una de ellas— otras tantas pasan de mano en mano con grandes historias que contar.


Comentarios (14)
Comentarios