La frenética acción de Warhammer: Vermintide II en vídeo

Por
31 de enero de 2018

Fatshark vuelve con su fórmula en Warhammer: Vermintide II, una secuela que no pretende reinventar la rueda, sino añadir más profundidad a su sistema de clases y niveles. Jugamos la primera demostración en la que hacernos una idea de su propuesta jugable, mientras nos preparamos para los nuevos cambios.

Gameplay comentado

Lo cierto es que el primer Warhammer: Vermintide llegó sin hacer ruido, pero no tuvo que pasar mucho tiempo para que empezáramos a darnos cuenta de que estábamos ante una agradable sorpresa. Y el equipo de Fatshark no necesitó más que una buena dosis de acción cooperativa hasta cuatro jugadores y un montón de enemigos en pantalla para convencer. Sin embargo, y aunque la sorpresa fue bien recibida, había mucho trabajo todavía por hacer y eso es precisamente en lo que se ha centrado este Warhammer: Vermintide II, como ya citamos en nuestro reportaje: Los shooters en primera persona que nos esperan en 2018. Escuchar a la comunidad y todas las reclamaciones, sugerencias y quejas que tenían los jugadores ha sido clave para crear esta segunda entrega.


Entre sus novedades más destacadas se encuentra su sistema de clases. En esta secuela no se añaden ningún nuevo héroe a la aventura, lo cual nos hizo arquear un poco la ceja en un primer momento, pero por el contrario, sí que que ha expandido ampliamente a los cinco ya conocidos en el juego original mediante un sistema de profesiones bastante trabajado. Estas variaciones nos permitirán explorar un árbol de habilidades mucho más complejo, permitiéndonos configurar exactamente la forma de manejar a nuestro héroe. Por ejemplo, Kerillian, la elfa pícara de la aventura, posee una habilidad pasiva que le permite atacar por la espalda haciendo bastante daño o utilizar el siglo para salir de un atolladero y así preparar su ofensiva. Sin embargo, si no somos muy afines a este tipo de mecánicas, pero si nos gusta este personaje, podremos variar de profesión y habilidades para construir un héroe a nuestra medida.


Entre sus novedades más destacadas se encuentra su sistema de clasesLa otra gran implementación en esta secuela es el sistema de desafíos o Hazañas Heroicas, que nos permite modificar las reglas de una misma partida. En una fase de Vermintide, las hordas de enemigos se suceden siempre en el mismo orden, lo cual podía resultar algo monótono cuando queremos dedicarnos a conseguir botón. Con este nuevo sistema, podremos variar las circunstancias para cambiar, por ejemplo, el orden de las hordas, el límite de Héroes que nos acompañe en la aventura o el tipo de botín que encontraremos, haciendo mucho más dinámica las partidas para conseguir el botín avanzado.


Todavía nos queda mucho que ver en el juego, porque la demo que hemos podido probar no incluye ninguna de estas virtudes que caracterizan a esta segunda parte y, simplemente, como veréis en nuestro gameplay comentado, nos ha servido para hacernos una idea del acabado gráfico, del manejo de los personajes, así como los combates hasta llegar a uno de los primeros jefes. Lamentablemente ni siquiera hemos podido jugar en cooperativo con un amigo, así que tendremos que seguir esperando para descubrir todo lo que permite hay dos tiene que ofrecer.


Lo que debes saber
  • Acción hasta cuatro jugadores enfrentándonos a hordas de enemigos.
  • Un sistema de progresión y de niveles amplio y variado.
  • Las hazañas heroicas harán que cada partida sea única, cambiando las reglas del juego.
  • Multitud de armas y habilidades distintas, tanto pasivas como activas.
  • El sistema de profesiones que nos permitirá expandir las clases a 15 carreras distintas.
  • Lanzamiento el 2018 para PC, PS4 y Xbox One.

Outbrain