La maldición de los faraones llega a Assassin's Creed Origins

Por
23 de febrero de 2018

Assassin's Creed Origins busca la manera de que no salgamos del Antiguo Egipto. Su segundo intento (The Curse of the Pharaohs) parece contundente, un DLC con cantidad de horas de juego y un enfoque más fantástico. Lo probamos durante unas horas para contaros cuáles son sus claves principales.

Probablemente, la mayor conclusión que hemos obtenido tras jugar al segundo DLC de Assassins Creed Origins es que mantiene el objetivo tradicional de este tipo de contenidos: alargar la experiencia de juego. Según Ubisoft, más de 15 horas en las que volvemos a controlar a Bayek, en esta ocasión cuatro años después de lo ocurrido en el videojuego original.


Assassin's Creed: Origins - La Maldición de los Faraones nos sitúa en Tebas, que antaño llegó a ser la capital del Antiguo Egipto, ciudad sagrada conocida por suponer la residencia de los faraones. Allí podremos ver los templos de Karnak y Luxor, así como explorar las tumbas del Valle de los Reyes. Destacamos especialmente a la campiña de Aaru, una de las localizaciones en que pasamos más tiempo, en pos de enfrentarnos a Nefertiti, tal y como se desvela en la portada del DLC.


Lo cierto es que el contenido, aunque conservador en su propuesta, tiene bastante que ofrecernos. Eso sí, está especialmente orientado a aquellos que se hayan quedado con ganas de más. Su aporte viene, sobre todo, en forma de nuevas localizaciones, misiones y enemigos a los que derrotar. También tiene exploración, así como el descubrimiento de nuevos detalles sobre la trama. Requiere la posesión de ACO, su precio unitario se sitúa en los 19,99 euros, y está incluido dentro del pase de temporada.



Centrado en la mitología egipcia

Uno de los mayores rasgos de este DLC es que se encuentra en mayor relación con la mitología egipcia. De hecho, nuestro objetivo es investigar una antigua maldición. Como consecuencia de ello, nos enfrentaremos a faraones no muertos y criaturas míticas, como escorpiones gigantes. Asimismo, hay otros elementos fantásticos que nos acompañan en la aventura y que nos reservamos para no estropearos demasiado la experiencia.



Más misiones principales y secundarias

Desde Ubisoft prometen 15 horas para este DLC, algo que no está nada mal si consideramos que el anterior DLC poseía una duración muy inferior. Es decir, nos encontramos ante un DLC de mayor envergadura, algo que se aprecia por sus misiones principales (que resultan bastante interesantes) y otras tantas secundarias.



Nivel de experiencia ampliado

Una de las grandes noticias de este DLC es que amplía nuestro experiencia hasta el nivel 55, con lo cual podéis esperar rivales de mayor exigencia. De hecho, desde Ubisoft recomiendan que no juguemos hasta que alcancemos un nivel de 45 en la aventura principal. No es necesario haber superado la campaña para disfrutar de este DLC.



Nuevas armas, equipamiento y habilidades

Los avances que hubiésemos conseguido en la aventura se mantienen en este DLC, pero la mejor noticia es que se incorporan novedades al árbol de habilidades, así como atuendos, armas raras y legendarias. Como hemos mencionado antes, y dada la temática especialmente centrada en la mitología de este DLC, estos contenidos poseen un aura mítica, procedente del Antiguo Egipto.



Lo que debes saber
  • En torno a 15 horas de juego adicionales a la campaña principal.
  • Ambientado cuatro años después de los sucesos narrados en ACO.
  • Más centrado en la mitología, con criaturas fantásticas, algo que da lugar a nuevos retos.
  • Nuevas armas, equipo, atuendos y habilidades.
  • Incremento hasta el nivel 55. Se recomienda el nivel 45 para comenzar a jugar.
  • Se requiere el videojuego original. El precio del DLC son 19,99 euros. Está incluido dentro del pase de temporada.

Outbrain