Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Noticia

Jason Rubin, ex-presidente, explica que sólo las "malas decisiones" tomadas por THQ llevaron a su desaparición

"Todos los distribuidores Triple-A están bajo presión, pero THQ tenía todas las posibilidades de sobrevivir si no fuera por sus errores".

Por / 35 comentarios
Jason RubinJason Rubin

Jason Rubin, que abandonó las labores de presidencia de THQ en su momento, ha hablado con el portal británico MCV sobre los motivos que han llevado a cabo al colapso de la distribuidora norteamericana.


"Todos los distribuidores Triple-A están bajo presión, pero THQ tenía todas las posibilidades de sobrevivir si no fuera por sus errores", declaró Rubin, que no dejó pasar la oportunidad de recordar las "increíbles pérdidas" causadas por uDraw.


"Hay muchas cosas que se pueden decir sobre los desafíos de los negocios de distribución Triple-A, pero no creo que hacerlos coincidir con la experiencia de THQ sea de ayuda. Creo que la suerte juega un papel importante en el éxito o el fracaso, pero las decisiones y la ejecución de THQ fueron la principal causa de su fallo", reveló. "Sería falso decir que la mala suerte fue la fuerza predominante. ¿Pudo Homefront haber conseguido vender 10 millones de copias? Quizá sí, supongo, pero probablemente no sin una mejor producción".


"Se gastó una cantidad enorme de dinero en un MMO sin publicar que no llegó a acabarse, y se siguió trabajando en productos infantiles cuando los móviles y las tabletas habían matado el negocio. Además juegos inferiores como Homefront se lanzaron, y hubo un acercamiento ineficaz a la hora de llegar a acuerdos de negocio", aseguró. "Es difícil atribuir a la mala suerte la cancelación de un MMO. Sencillamente fue una mala decisión en un mar de malas decisiones".


Más sobre: THQ.