Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Tekken 7

Katsuhiro Harada no explicó a sus padres su trabajo con la marca Tekken

“Mis padres manifestaron alguna vez su preocupación por mi futuro”.

Por / 41 comentarios
Tekken 7

Japón es otro mundo. La relación entre padres e hijos es muy diferente a la que podemos tener en España, y lo que supone los estudios y el futuro de sus descendientes acaba siendo capital para sus familiares. Los padres del creador de Tekken, Katsuhiro Harada, estaban chapados a la antigua, circunstancia que costó alguna mentira al de Namco: "Ellos son funcionarios y ven en su empleo una forma de servir al país (…) Tengo dos hermanas mayores, soy su único hijo varón, por lo que tenían puestas muchas esperanzas puestas en mí".


El nipón ha confesado a Edge lo que imagina que deseaban los padres para el joven Harada y la preocupación de sus progenitores al saber de su entrada en la industria, que entonces era algo peculiar para personas de su quinta: "Creo que querían que trabajase en algún banco. Ya sabes, el típico oficinista. Mi trabajo en Namco es algo que mis padres no entendían. No es algo que existiese cuando eran niños y alguna vez llegaron a manifestarme su preocupación por mi futuro".


Para evitar mayores daños, ocultó el desarrollo de su juego de lucha a los padres, asegurando que trabajaba en videojuego de corte más amable: "Tekken es muy violento y he vivido en una familia estricta que me obligó a estudiar mucho y no involucrarme en peleas. Por eso les decía que trabajaba en otras cosas. Primero les dije que estaba haciendo Prop Cycle (un arcade de altos vuelos de Namco) y después que estaba haciendo Taiko no Tatsujin".


Más sobre: Tekken 7.