Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Inicio
PC
PS4
XOne
Switch
3DS
PS3
X360
Wii U
iOS
Android
Videos
Foros
  • Portada
  • Noticias
  • Videos
  • Imágenes
  • Análisis
  • Artículos y Reportajes
  • Hardware
  • Guías
  • Trucos
  • Todos los Juegos
  • Top100
  • Lanzamientos
Wolfenstein: The New Order

Ocho capítulos y un "número sustancial de horas de duración" para Wolfenstein: The Old Blood

"Se trata de una vuelta a la vieja escuela en la esencia de los mejores shooters pero con los elementos que esperas de un juego moderno".

Por / 34 comentarios
Wolfenstein: The New Order

Bethesda Softworks ha utilizado su blog oficial para dar una serie de pinceladas sobre un Wolfenstein: The Old Blood que está a la vuelta de la esquina pero del que todavía sabemos mucho menos de lo que suele ser habitual en este perfil de videojuegos.


The Old Blood se desarrolla a lo largo de ocho extensos capítulos y ofrece un sustancial número de horas de juego matando nazis. Los primeros cuatro capítulos conforman una historia independiente que nos lleva directamente a la segunda parte, que se ambienta fuera del castillo, en la pintoresca aldea de Wulfburg. Pero antes de llegar ahí, deberemos sobrevivir a `Rudi Jäger y la guarida de lobos´. Aunque el primer capítulo se base sobre todo en el sigilo, The Old Blood comparte uno de los puntos fuertes de Wolfenstein: The New Order: un ritmo excelente. Nunca jugaréis demasiado de una única forma".


"El capítulo siguiente está marcado por varios grandes tiroteos, seguido de elementos de exploración con resolución de enigmas y aún más tiroteos. Los dos capítulos posteriores presentan más enemigos nuevos, incluido un minijefe que acabó conmigo media docena de veces hasta que se me ocurrió cómo derrotarlo; y que proporcionó un desafío fabuloso y divertido en el juego conforme me iba encontrando con sus secuaces a lo largo del juego. Los entornos del castillo también son muy variados: niveles subterráneos mohosos en los que casi nos asfixiaremos con el aire enrarecido, catacumbas fantasmales que nos recuerdan a las pelis de Indiana Jones, habitaciones lujosas y bibliotecas acogedoras (con sus chimeneas crepitantes) y talleres de retrotecnología abarrotados de máquinas ruidosas y repletos de soldados nazis. Todo culmina en un combate explosivo y una emocionante fuga que están a la altura de lo mejor que nos ofrece The New Order. Después, B.J. aparece en la aldea de Wulfburg, y la experiencia de juego cambia radicalmente…", explican. "Aunque la variedad de entornos y jugabilidad de la primera parte es notable, es admirable el modo en que The Old Blood da un giro inesperado en `Los oscuros secretos de Helga Von Schabbs´, a la vez que sigue respetando el conjunto de la gran experiencia".


"Sin ánimo de desvelar demasiados detalles de la trama, es aquí en la aldea donde encontramos a los muertos vivientes. Tras un primer capítulo en el que nos movemos furtivamente por entornos al aire libre (los cuales tienen una paleta de colores completamente distinta, dominados por tonos castaños cálidos, pastel y vivos tonos rojizos y anaranjados), ocurre algo que hace que se libere a la horda nazi de muertos vivientes", relatan. "Y este es el punto crucial de The Old Blood. Se trata de una vuelta a la vieja escuela en la esencia de los mejores shooters, pero con todos los elementos que son de esperar en un juego moderno. Es una mirada atrás cargada de nostalgia a una franquicia con solera, pero presentada de una manera que llegará al corazón de todos los jugadores, hayan jugado a los originales o no. The Old Blood está cuajado de sutiles guiños a The New Order, pero aun así es un juego en sí mismo. Tanto es así que el juego desarrolla en profundidad dos personajes secundarios del Return to Castle Wolfenstein de 2001 (Kessler y el agente Uno), aunque no hace falta que sepamos por qué han vuelto para poder disfrutar de su presencia en el juego".


Más sobre: Wolfenstein: The Old Blood y Bethesda.