Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Ancestors: The Humankind Odyssey

Patrice Désilets, el creador de Assassin’s Creed, reconoce que el hecho de que 1666 no fuera sobre matar le trajo problemas

"La gente me preguntaba que qué estaba haciendo, yo sólo contestaba que me dejaran trabajar".

Por / 42 comentarios
Patrice DésiletsPatrice Désilets

El magazín norteamericano GameInformer ha informado en su último número de cómo fue el turbulento desarrollo de 1666 por parte de Patrice Désilets, el creador de Assassin’s Creed, y que fue un prometedor proyecto que no llegó a terminar pero que hace cerca de un año prometió acabar como fuera aunque, a día de hoy y tras el anuncio de Ancestors: The Humankind Odyssey, parece ya muy lejano.


"La concepción de un videojuego es algo muy áspero, y no todo el mundo está acostumbrado a eso", reconoció Désilets. "Están más cómodos al final, cuando ya has hecho todo el trabajo sucio y se les dan una serie de bloques de LEGO y se les emplaza a construir algo con ellos".


"Tenía a un puñado de gente así, y no entendían lo que estaba haciendo. Me preguntaba que qué estaba haciendo, yo sólo contestaba que me dejaran trabajar", relató sobre esta producción en la que comenzó en la ya desaparecida THQ. "Jason Rubin (el CEO de la editora norteamericana) me pidió que no enseñara el juego porque haría mucho ruido, y ellos temían que la gente estuviera más interesada en 1666 que en el juego que THQ iba a lanzar ese mismo año y que necesitaban para mantener la compañía a flote".


Más sobre: Patrice Desilets, Ancestors: The Humankind Odyssey y 1666.