Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Ghostbusters

Los desarrolladores del último juego de Cazafantasmas entran en bancarrota

Fireforge Games, parte del gigante chino Tencent, entró en el proceso tres días después del estreno.

Por / 87 comentarios
Ghostbusters

Una gran deuda, un supuesto fraude y un incumplimiento de contrato han acabado en bancarrota para la empresa Fireforge Games, creadores del último videojuego de los Cazafantasmas junto a Activision. Según ha descubierto la página americana Kotaku, la empresa hizo el videojuego en apenas 8 meses, pero no ha sido suficiente para salvarla del proceso de bancarrota, al que entraron tres días después del lanzamiento del software.


El estado del videojuego cuadra con las condiciones del desarrollo en sus últimos meses: la empresa se fundó en California en 2011 de la mano de un ex de Blizzard, Tim Campbell, que comenzó a trabajar en dos MOBA que acabaron siendo fallidos y produciendo importantes problemas a las arcas de la firma. El segundo, llamado Atlas, estuvo financiado por la propia Tencent, a la que debe unos 11,3 millones de dólares.


En el primer MOBA colaboraron con una empresa de Singapur llamada Min Productions, con la que también estaba enfrascada en un proceso de legal. Se le acusó a Fireforge de incumplimiento de contrato y de haber gastado parte de la inversión de su juego, Zeus, en el desarrollo de Atlas. Ghostbusters llegó a las tiendas el pasado 15 de julio, se puede jugar en PlayStation 4, Xbox One y PC.


Más sobre: Ghostbusters y Activision.