|
Inicio
PC
PS4
XOne
Switch
3DS
PS3
X360
Wii U
iOS
Android
Videos
Foros
eSports
  • Portada
  • Noticias
  • Videos
  • Imágenes
  • Análisis
  • Artículos y Reportajes
  • Hardware
  • Guías
  • Trucos
  • Todos los Juegos
  • Top100
  • Lanzamientos
nav1nav2nav3
Especial

Hablemos de Wooting y los teclados analógicos

Lo mejor de los dos mundos al alcance de tu mano.

Por / 26 comentarios
Hablemos de Wooting y los teclados analógicos

Parad unos segundos a pensar cuales han sido las mejoras introducidas en los teclados con la etiqueta "gaming" que sirven para verdaderamente eso, jugar. Seguro que muchos habéis pensado en RGB, tal vez algunos switches propietarios de alguna marca, pero no mucho más. Mejoras que contribuyen más a hacer que nuestro cuarto parezca una feria que a influir en nuestro juego. Pues eso mismo piensan los chicos que han creado Wooting, una pequeña empresa holandesa centrada en desarrollar teclados para jugar, pero no teclados mecánicos o de membrana, sino teclados analógicos. Una tecnología que trata de llevar la precisión del joystick a la hora de desplazarnos con el control que ofrece el teclado y su enorme layout.


Esta interesante propuesta ha llamado nuestra atención, y dado que hace muy poco que han acabado su segundo Kickstarter de forma exitosa hemos decidido hablar de dichos teclados en este especial, donde profundizaremos un poco en el funcionamiento de los switches analógicos y que los hace especiales con respecto al resto.



¿Qué son los switches analógicos?Los switches analógicos son unos interruptores mecánicos cuyo mecanismo de activación, mediante infrarrojos, son capaces de detectar no sólo cuando pulsamos la tecla, si no cuánto. Puede parecer algo banal, pero sólo necesitamos recordar el funcionamiento de un switch normal para ver su interés. Un mecanismo tradicional de cualquier teclado funciona cerrando un circuito que emite una señal, cuando pulsamos una tecla estamos diciéndole a nuestro dispositivo "A" si dejásemos pulsada esta tecla, nos limitaremos a emitir constantemente esta señal "AAAAAA"



Un switch normal tiene que cerrar un circuito para mandar una señal


Sin embargo, a través de los infrarrojos los switches analógicos detectan la profundidad y la rapidez a la que pulsamos la tecla, por lo que si hacemos esta misma acción la señal iría creciendo hasta que pulsemos completamente dicha tecla "AAAAAA" como si se tratara del gatillo de un mando de Xbox, por poner un ejemplo. Pero, además de esto, cómo es capaz de medir la rapidez de la pulsación podemos asignar diferentes funciones a pulsaciones rápidas (Pulsar lentamente emite "A" a diferentes intensidades, pulsar muy rápido emite "B").



Por el contrario, un switch analógico emite una señal constante.


Esto nos abre toda una ventana de posibilidades, la más básica permitir movernos con las teclas como si estuviéramos empujando un stick, con la mejora de precisión en el movimiento que eso supone. Pero también elementos más elaborados, como asignar macros a pulsaciones rápidas o acciones distintas en función del grado de pulsación. La primera idea que a muchos se les pasará por la cabeza son juegos de conducción, donde podemos controlar la intensidad del giro o la aceleración, juegos competitivos online con un buen número de comandos (¿Algún jugador de World of Warcraft en la sala?) o simulaciones y otros géneros similares, por poner varios ejemplos.



Esta tecnología no es nueva, lleva bastante tiempo con nosotros y ya ha sido probada en otros productos fuera de sendos teclados. Sin ir más lejos la mayoría de los teclados (musicales, no para escribir) utilizan esta tecnología para funcionar, pero tampoco tenemos que salir de nuestro hobby, la marca Bloody ha usado esta tecnología para hacer algunos de los teclados con mejor tiempo de respuesta del mercado.


Los teclados Bloody, con su estética agresiva y sus mecanismos de alta velocidad de reacción.Los teclados Bloody, con su estética agresiva y sus mecanismos de alta velocidad de reacción.

Sin embargo, la compañía holandesa ha desarrollado más el concepto a través de dos elementos: unos switches analógicos de fabricación propia y el poder del Software.



El poder del softwareEl verdadero cambio que podemos encontrar en el Wooting One y Wooting Two son los switches Prism. Desarrollados por la propia compañía, estos mecanismos son un concepto evolucionado del switch infrarrojo del que ya hemos hablado. Apoyándose en pequeñas piezas reflectoras


Así son las entrañas de los Prism. Como dato interesante, la forma en la que hacen contacto estos switches permiten sacarlos y reconectarlos con facilidad.Así son las entrañas de los Prism. Como dato interesante, la forma en la que hacen contacto estos switches permiten sacarlos y reconectarlos con facilidad.

Gracias a este sistema, los switches Prism logran tener una mejor lectura de nuestras pulsaciones que sus homólogos por infrarrojos, lo que nos da pie a todas las características de las que hablábamos anteriormente. Hasta el momento existen dos tipos, 55Red y 55Blue, uno lineal y una variante Clicky, términos sobre los que hemos hablado anteriormente en nuestro especial sobre teclados hace ya algún tiempo, pero aquí funcionan exactamente igual que en otros mecanismos.


Una comparativa de sensibilidad en las lecturas.Una comparativa de sensibilidad en las lecturas.

Estas mejores lecturas son geniales, pero no demasiado útiles por sí solas. Para terminar de rizar el rizo, la compañía holandesa ha colocado una memoria interna a ambos productos para que estos sean reconocidos como tres dispositivos diferentes por nuestro PC, un controlador, un teclado y un panel de botones analógicos. Gracias a esto podemos usar el teclado como cualquiera de estos dispositivos, o configurarlo a través de la Wootility (Software propietario de la compañía) a nuestro gusto para cada juego.


Más sobre: Teclados.

Te recomendamos