|
Inicio
PC
PS4
XOne
Switch
3DS
PS3
X360
Wii U
iOS
Android
Videos
Foros
eSports
  • Portada
  • Noticias
  • Videos
  • Imágenes
  • Análisis
  • Artículos y Reportajes
  • Hardware
  • Guías
  • Trucos
  • Todos los Juegos
  • Top100
  • Lanzamientos
Especial

Signos que indican cuando debes cambiar los componentes de tu equipo

Evita los cuellos de botella y mantén a tu equipo en buenas condiciones.

Por
108 comentarios
Signos que indican cuando debes cambiar los componentes de tu equipo

El PC es una plataforma abierta, personalizable y modificable. Gracias a los estándares dentro de mundo del hardware, un equipo con más de diez años a sus espaldas aún puede renovar sus componentes, manteniendo la base del equipo, sin problemas de incompatibilidad. En el caso del PC Gaming esta característica es especialmente útil, ya que nos permite hacer una inversión inicial y modificar nuestro equipo a lo largo del tiempo para mantenerlo relevante, adecuándose a nuestras necesidades. Sin embargo, muchos usuarios desconocen cuándo deben realizar estos cambios, este especial pretende ser una pequeña guía sobre cuándo saber que debemos renovar nuestro equipo.



¿Cuándo debería actualizar mi equipo?Sólo existen dos motivos reales para modificar los componentes de nuestro equipo: por reparación, o porque queremos actualizar nuestro hardware. El motivo del primero es obvio, nuestro equipo ha dejado de funcionar y necesitamos una sustitución parcial o completa. Sin embargo, el segundo motivo es más subjetivo, y nos obliga a plantearnos la pregunta que determina cómo será dicha actualización: ¿estoy contento con el rendimiento de mi equipo? Dentro de nuestro hobby, si no podemos jugar a los próximos lanzamientos, a nuestra última adquisición o a parte de nuestra biblioteca, lo más probable es que busquemos una actualización. También habrá usuarios que, simplemente, quieran una mejor experiencia que la ofrecida por su equipo actual, impulsandonos a mejorar lo que ya tienen. Sea cual sea nuestro objetivo, es primordial determinar cuál es el alcance de nuestra actualización y, si queremos que esta sea lo más eficiente posible, localizar los componentes que impiden en mayor medida que nuestro equipo alcance el rendimiento que deseamos.


Signos que indican cuando debes cambiar los componentes de tu equipo

Comprueba dónde está el cuello de botella No existe un equilibrio perfecto en el mundo del hardware, siempre habrá software que se apoye más en componentes específicos de nuestro PC mientras ignora hasta cierto punto las capacidades de otra pieza. A este fenómeno se le llama "cuello de botella", que viene a significar que el rendimiento de alguno de los componentes de nuestro equipo se ve lastrado por otro hasta cierto punto. En los casos más extremos esta situación puede mermar en gran medida la experiencia de uso en nuestros equipos, por lo que reducirlos en estos casos extremos será uno de nuestros principales objetivos a la hora de actualizar nuestro PC.


Sin embargo, y a pesar de lo que he escrito en el anterior párrafo, el cuello de botella no es algo necesariamente negativo. Todo equipo sufrirá de este fenómeno independientemente de la configuración de hardware que tenga, y en el caso de componentes específicos puede ser una señal de que hemos invertido bien nuestro dinero, al funcionar en el entorno para el que lo hemos adquirido. Por ejemplo, una GPU con una utilización de >80% en la resolución y calidad gráfica a la que queremos jugar es una buena noticia.


Signos que indican cuando debes cambiar los componentes de tu equipo

Cómo localizarlos de manera sencillaPero si ese no es nuestro caso, y el cuello de botella está afectando negativamente a nuestra experiencia, querremos saber cómo detectarlo y eliminarlo. Para ello podemos apoyarnos en varias herramientas que nos ayuden a obtener y leer información, como programas y overlays que midan nuestro rendimiento en vivo o calculadoras y bases de datos online.


Uno de los programas más útiles y extendidos que se utilizan para medir en rendimiento de nuestro equipo es MSI Afterburner, del que ya escribimos hace un tiempo para nuestro especial de overclock en GPU, aunque existen infinidad de alternativas igual de válidas, como Riva Tunner o Fraps. A través de su monitorización (En sus respectivas páginas podemos encontrar información de como activar el monitor de forma sencilla) podemos leer en pantalla los porcentajes de uso de los diferentes componentes que influyen en nuestro juego, muy útiles para encontrar cuellos de botella.


Signos que indican cuando debes cambiar los componentes de tu equipo
  • A la hora de jugar el componente con mayor utilización debería ser la GPU, aunque existen títulos ‘CPU-demandantes’ en el mercado que cargarán más nuestro procesador.
  • La amplia mayoría de títulos están optimizados para jugar en procesadores de 4 núcleos, siendo 6 núcleos lo máximo que podemos encontrar en un título convencional. Por esto, la mayoría de CPU con más núcleos de los citados tendrán un porcentaje de uso muy bajo, salvo mala optimización.
  • Altas resoluciones son mejores para detectar cuál es el cuello de botella de nuestra GPU (Porcentajes de uso de más del 95%), mientras que resoluciones bajas nos ayudarán a medir el rendimiento de nuestra CPU o comparar el rendimiento de dos GPU diferentes.
  • Si el juego demanda pocos requisitos, el uso de nuestros componentes debería ser acorde. De no ser el caso tendremos un cuello en alguno de ellos, prueba varias resoluciones y configuraciones gráficas y comprueba el uso de los diferentes componentes para detectarlo.
  • Si nuestro equipo no mantiene los mismos FPS que hercios tenga nuestro monitor, y no disponemos de G-Sync/FreeSync y similares podemos experimentar problemas y no detectar el cuello de botella, limitar los FPS nos ayudará a tener mejores lecturas.

Si queremos una alternativa más cómoda, pero que nos otorgue una respuesta más homogénea, podemos hacer uso de una calculadora online. Una que sirva de ejemplo puede ser The Bottlenecker que hace uso de su base de datos para estimar el nivel de cuello de botella en nuestro equipo, y si este es aceptable.


Llegó la hora de renovarIndependientemente de si lo hacemos por necesidad o por capricho, a la hora de actualizar o renovar los componentes de nuestro equipo debemos atender a la información que hayamos obtenido en nuestras lecturas y pruebas. Una vez tengamos detectado el componente que nos da problemas y procedemos a cambiarlo podemos hacerlo con piezas nuevas o de segunda mano -especialmente recomendable en equipos con algunos años o cuando el dinero es un problema, el mundo del PC tiene uno de los mercados de segunda mano más activos y abiertos-, pero siempre teniendo en cuenta que dicho cambio no genere otro cuello de botella.


Quiero decir que, por ejemplo, si nuestro cuello de botella lo genera nuestra gráfica y tenemos un Intel Core i5 de primera generación, tal vez sea mejor idea hacernos con una R7 580 o una GTX 970 de segunda mano, antes que una GTX 1080 ti, aunque nuestro bolsillo nos lo permita. Para el caso de las gráficas hemos creado esta tabla de equivalencias que nos permite, groso modo, comprobar cuál sería un buen reemplazo para nuestra vieja gráfica.


Signos que indican cuando debes cambiar los componentes de tu equipo

En el caso de los procesadores el procedimiento es algo más complejo, dada la compatibilidad limitada de la mayoría de los sockets, por lo que suele ser mejor idea renovar. Otro cuello de botella muy habitual, especialmente en uso diario antes que, en videojuegos, es el almacenamiento. Ya hemos escrito sobre ello en varias ocasiones, pero, aunque un cambio de disco duro no mejore drásticamente el rendimiento de nuestro equipo en la mayoría de los casos, sí que puede mejorar nuestra experiencia de uso en nuestro equipo.


Más sobre: PC Gaming.

videojuego
comentarios
Comentarios
Te recomendamos

Far Cry New Dawn

Análisis RIDE 3

Juegos© 3DJUEGOS S.L. 2005-2018. . SOBRE 3DJUEGOS |