Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
ESPECIAL

Momentos de Overlord que parecen sacados de un videojuego

La nueva película de terror producida por J.J. Abrams tiene en los videojuegos un interesante reflejo estético.

Por / 29 comentarios

Que cine y videojuegos cada vez comparten más recursos estéticos y narrativos es más que evidente. Y todavía lo resulta más con estrenos como Overlord, la nueva película de terror y acción producida por J.J. Abrams estrenada el 9 de noviembre en cines. En ella se nos cuenta la emocionante aventura de un comando estadounidense durante la Segunda Guerra Mundial. Su misión es la de destruir una torre de radio alemana situada en una pequeña población cercana a Normandía. Pero durante su misión estos soldados tendrán que hacer frente a una inesperada y terrorífica amenaza.


Viendo último tráiler de Overlord, seguro que a los aficionados a los videojuegos les viene a la mente más de un momento vivido delante de la consola o el PC. Repasamos el último tráiler de la película en busca de algunos de estos momentos.


1

¿Cuántas veces hemos estado sentados con nuestros camaradas a bordo de un transporte aéreo a punto de ser desplegados cuando nuestra aeronave ha sido derribada por el fuego enemigo?

2

Teniendo en cuenta que la anterior situación se ha dado muchas veces, caer en paracaídas sobre una zona imprevista llena de peligros, y de ramas de árboles, también resulta de lo más esperable.

3

A la hora de afrontar las misiones, el jugador se prepara para lo peor, y espera, también, lo mejor. Si en medio del bosque empiezas a encontrar cuerpos colgados de los árboles, es que vas por el buen camino.

4

Si al llegar a un pueblo los lugareños te miran con el gesto torcido y en lugar del ayuntamiento, en la plaza del pueblo, se alza un siniestro castillo o una inexpugnable fortaleza de hormigón, estás en el sitio correcto.

5

Por cierto, el gesto torcido de los lugareños puede deberse a que, o bien es una población muy aficionada al contorsionismo, o a que se trata de un grupo de peligrosos mutantes. O infectados. O zombis...

6

Una fortaleza inexpugnable significa misión de infiltración. Cuando falla esquivar patrullas de guardias y el sigilo deja de funcionar, toca apretar los dientes, afilar la puntería y buscar cobertura.

7

Es inevitable, cuando exploramos una de estas fortalezas, que terminemos encontrando un laboratorio mal iluminado. Y en él, gente en bolsas llena de líquidos y jeringuillas con fórmulas de brillantes colores.

8

La gente de las bolsas suele mostrar cierta tendencia a salir de ellas y a perseguirte corriendo por oscuros pasillos para tratar de desmembrarte. Consejo para novatos: procura apuntar a su cabeza.

9

Cuando jugamos con experimentos médicos, lo normal es que alguien de nuestro equipo, o nosotros mismos, sea infectado por algún misterioso virus. Es el momento de los sudores y la venas hinchadas de color negro.

10

En el momento en el que el gran villano de la historia hace acto de presencia, siempre hay que dar por sentado dos cosas: que será terriblemente carismático, y que terminará gravemente mutilado antes de morder el polvo.

11

Si este gran villano, o alguno de sus subordinados se pone pesado y se niega a morir, siempre puedes confiar en el armamento especial. Un buen lanzallamas a mano supone una garantía de éxito.

12

Tras nuestro ataque especial, también debemos esperar que la criatura de turno contraataque con algún desagradable truco, que puede, incluir nuevos dientes, garras, ojos que disparan rayos…

13

Entre carreras y tiroteos, suele destacar un momento de engañosa calma en el que el protagonista, por algún motivo, decide mirar donde no debe, meter la mano donde no debe o abrir la puerta que no debe.

Imagen 1 de 13


Más sobre: Cine y videojuegos.