Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar navegando entendemos que aceptas el uso de cookies
Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
nav1nav2nav3
Especial

¿Merecerá la pena la nueva RX 590?

Hablemos de qué nos puede aportar el nuevo miembro de la familia Polaris.

Por / 41 comentarios
¿Merecerá la pena la nueva RX 590?

AMD ha ignorado tanto los rumores sobre Navi, la arquitectura que sustituirá a Vega en el próximo año, como el lanzamiento de las nuevas Nvidia RTX para tomar un camino diferente. Recurriendo a su longeva arquitectura Polaris, la compañía ha lanzado la RX 590 una gráfica que aspira a convertirse en un nuevo referente para los equipos de la gama media, sin embargo, los tiempos han cambiado desde que se lanzara Polaris y la arquitectura comienza a quedarse muy atrás, lo que nos lleva a preguntarnos ¿Podrá cumplir su propósito?



Un pequeño salto en rendimiento y especificacionesAunque tradicionalmente Radeon reservaba la terminación en "90" para designar sus gráficas multi-GPU de gama alta, la realidad con la RX 590 es otra. Se trata, como ya hemos indicado, de una nueva iteración de la arquitectura Polaris, basada en GCN, que la compañía ha estado usando estos últimos años. Al tratarse de una arquitectura tan longeva, la nueva RX 590 no pretende coronar la gama alta de la compañía de rojo, este espacio queda reservado para Vega, si no mostrarse como un producto interesante para el jugador medio.


Para conseguir este propósito, han usado como base de nuevo su RX 480, una de sus gráficas más exitosas en los años reciente y que ya sirvió como base para su actual RX 580. De hecho, las especificaciones no distan mucho entre estas tres gráficas, mostrando a la nueva 590 con unas frecuencias ligeramente más altas manteniendo el mismo consumo.


¿Merecerá la pena la nueva RX 590?

Esto se ha conseguido por la utilización de un proceso de fabricación más avanzado, a 12 nm frente a los 14 nm usados hasta ahora, y a la larga vida que ha tenido la arquitectura, que ha permitido a la compañía mejorar los resultados de esta, aunque aún se mantenga muy similares a su hermana menor, la RX 580.


Antes del lanzamiento de la nueva gráfica se filtraron datos de la misma corriendo 3DMark Time Spy.Antes del lanzamiento de la nueva gráfica se filtraron datos de la misma corriendo 3DMark Time Spy.

Esta situación nos lleva a pensar que el nuevo proceso de fabricación supondrá la mayor ventaja de esta nueva gráfica, que debería permitir un mejor overclock que hará de los modelos de las ensambladoras un producto más interesante que el mostrado en las especificaciones base, aunque esto es sólo una estimación.



¿Resultará interesante la nueva gráfica al público que busca AMD?Si bien sobre el papel la RX 590 no despierta especial interés por sus números, la intención de la compañía es convertir a esta gráfica en la principal opción de los jugadores de PC con equipos de gama media. Para ello deberá atender a las demandas actuales de estos jugadores, que han mejorado enormemente sus expectativas desde la salida de la GTX 1060 hace ya dos años, a un precio interesante para mantener el presupuesto de estos, como ya logró en su día la RX 480.


Para AMD, los equipos de gama media deberían poder jugar a resoluciones 1080p con un buen framerate y buena estabilidad, e incluso aspirar a resoluciones mayores, como lo es 1440p, para títulos que quieran disfrutar sin altas tasas de refresco. Todo ello manteniéndose por debajo de la franja de los 300 euros de precio, y por ello se han centrado en cumplir todos estos aspectos en su nuevo producto.


¿Merecerá la pena la nueva RX 590?

Pero no todo es tan sencillo, y es que la RX 590 debe sobrepasar algunos puntos clave que, en caso negativo, la convertirían en un producto fácil de ignorar, más aún teniendo en cuenta que cualquier usuario que ya posea una GTX 1060 o una RX 580 difícilmente encontrarán atractivo el cambio. Los principales requisitos a los que esta nueva gráfica debe atenerse son, en mi humilde opinión:


  • Debe mantenerse en un precio similar o menor al de la actual GTX 1060 6 GB para competir contra ella directamente, ya que su aspiración es ofrecer un rendimiento superior a menor precio.
  • No puede existir un margen superior en precios al que existe en rendimiento entre la RX 590 y la RX 580, ya que entre ambas sólo hay en torno al 15% de diferencia y una gran variación en el precio harían más atractiva automáticamente a la RX 580 a pesar de su peor rendimiento.
  • Si la futura revisión de la GTX 1060 con memorias GDDR5X supera con creces a la RX 590 por un precio aproximado, para mantenerse relevante debe bajar su precio.

La ambición de la compañía de rojo es aprovechar el actual hueco existente en la gama media para coronarse como la mejor opción dentro de ella, sin embargo, con los retos a los que esta nueva gráfica debe enfrentarse la consecución de esta aspiración es incierta. Esta RX 590 debería salir al mercado entorno a mediados del presente mes de noviembre por un precio que rondará los 250 – 270 euros.


¿Qué os inspira la nueva gráfica de AMD? ¿Creéis que cumplirá su cometido? Como siempre, os invitamos a dejar vuestras impresiones en el foro.


Más sobre: AMD y Tarjetas gráficas.