|
Inicio
PC
PS4
XOne
Switch
3DS
PS3
X360
Wii U
iOS
Android
Videos
Foros
eSports
  • Portada
  • Noticias
  • Videos
  • Imágenes
  • Análisis
  • Artículos y Reportajes
  • Hardware
  • Guías
  • Trucos
  • Todos los Juegos
  • Top100
  • Lanzamientos
nav1nav2nav3
Especial

¿Qué necesitas saber para comprar un monitor para jugar?

Estos son nuestros consejos para adquirir un nuevo monitor para tu escritorio.

Por / 54 comentarios
¿Qué necesitas saber para comprar un monitor para jugar?

Cada vez que encendemos nuestro PC o consola para comenzar a jugar interactuamos con un sinfín de periféricos, controladores, auriculares, dispositivos externos... De todos ellos, nuestro monitor o televisor es especialmente importante para nuestra experiencia de juego, pues sirve de ventana a través de la cual visualizamos todo lo que sucede en el título. Escoger el medio adecuado sobre el que ver dichas imágenes es una elección clave para cualquier jugador, por lo que es necesario saber qué necesitas y qué puede ofrecerte el mercado a la hora de adquirir una nueva pantalla.


Si hace poco os ofrecimos una guía de compra de monitores, el objetivo de este especial es esclarecer los términos y conceptos más determinantes a la hora de adquirir uno de estos productos, centrándonos especialmente en los monitores por su especial dedicación a satisfacer a jugadores.


I. El panel es la base de todo monitorEl panel constituye la base de todo monitor, es lo que llamamos coloquialmente "la pantalla" y existen un gran número de tecnologías y tipos de panel. Nosotros nos centraremos en los paneles LCD y OLED por ser los más comunes hoy día.


¿Qué necesitas saber para comprar un monitor para jugar?
  • Los paneles LCD reciben ese nombre de las siglas para liquid cristal display (pantalla de cristal líquido) que a su vez explica el funcionamiento de estos. Las pantallas LCD consisten en un panel trasero que ilumina pequeños cristales líquidos distribuidos a través de paneles de vidrio, estos cristales reaccionan a la luz y muestran los píxeles. Dentro de esta familia existen diferentes tipos de tecnología, que dan lugar a varios paneles con característica propias, los más comunes son:
    • Paneles TN: su nombre proviene de la posición de los cristales líquidos en su interior (twisted nematic). Fueron los primeros paneles LCD y son también los más baratos de producir actualmente. En estos paneles los cristales líquidos tienen más espacio para moverse entre sí, por lo que son los monitores con menor tiempo de respuesta dentro de la familia. Por desgracia esto también les aporta un pobre ángulo de visión y de representación del color.
    • Paneles VA: como en el caso anterior, sus siglas provienen de la posición de los cristales líquidos entre los paneles (vertical alignment). Se desarrollaron para solucionar los problemas para representar el color de forma consistente de los paneles TN y aunque lo consiguen, en el proceso pierden tanto velocidad de respuesta como refresco con respecto a su antecesor.
    • Paneles IPS: estos paneles son los más comunes actualmente, su nombre proviene del modo en el que interactúan los cristales líquidos con la luz (in-plane switching) con la que interactúa de un modo más agresivo. Los paneles IPS tienen por lo general una excelente representación del color y buenos ángulos de visión, pero a cambio tienen mayores tiempos de respuesta que los dos paneles anteriores y su producción es más cara que en sendas tecnologías, especialmente cuando buscamos altas tasas de refresco.
  • Los paneles OLED no pertenecen a la familia LCD y su funcionamiento es distinto ya que cada píxel tiene su propria iluminación LED que les otorga un contraste excelente. Por desgracia se trata de una tecnología muy cara y que aún necesita desarrollo para ofrecer monitores de alto refresco, por lo que no es muy habitual encontrar monitores basados en ella.

Es importante señalar que el nivel de contraste es el elemento que más llega a definir la calidad de la imagen de un panel si quitamos la resolución de la ecuación -a mayor contraste mejor calidad-. Así, entre los paneles mencionados, los OLED son los que tiene el mejor contraste, seguidos de los VA, mientras que los panales TN e IPS dependen bastante de la calidad del seleccionado.



¿Qué necesitas saber para comprar un monitor para jugar?

Escoger el tipo de panel que más se adapta a nuestras necesidades depende de nosotros, pero podríamos decir que los paneles TN son los más accesibles y versátiles para cualquier jugador y aquellos de buena calidad no tienen problemas en competir con paneles IPS mediocres, tanto en calidad de imagen como en precio, pero un panel VA o IPS de buena calidad se verá mejor. La elección depende de cuánto estemos dispuestos a pagar y de las características que busquemos.



II. La resolución: el factor determinante La resolución de pantalla es el número de píxeles que se muestran en pantalla. Viene determinada por el ancho y el alto. Generalmente, a mayor resolución, mayor nitidez en la imagen y mejor hardware hace falta para usarlo. Además, también está influida hasta cierto punto por la relación de aspecto determinado por el tamaño de la pantalla. Normalmente suelen encontrarse en formato clásico (4:3), panorámico (16:9) o ultrapanorámico (21:9).


¿Qué necesitas saber para comprar un monitor para jugar?

Escoger la resolución ideal para nuestro sistema es una labor crucial para cualquier jugador. Lo primero sería determinar a qué tipo de resolución máxima está capacitado para operar nuestro equipo sin dañar el rendimiento y una vez establecido, pensar si queremos mejor calidad gráfica (altas resoluciones) o mayor fluidez (priorizar la tasa de refresco y una resolución media). Además, la tecnología disponible y los precios variarán enormemente de resolución en resolución, por lo que también es un factor determinante.


NomenclaturaResoluciónPíxeles en pantallaGraficas que se comportan bien en esta resolución
HD1280x720921600GT 1030; RX 550
FHD1920x10802073600GTX 1060; GTX 1050/Ti; RX 590/80; RX 570; GTX 1650
QHD2560x14403686400GTX 1070/Ti; GTX 1080; RTX 2070; RTX 2060; GTX 1660Ti; Vega 56/64
UHD3840x21608294400GTX 1080 Ti; RTX 2080; RTX 2080 Ti; Radeon VII

III. La tasa de refresco del panel y el tiempo de respuesta La tasa de refresco determinará el número de fotogramas por segundo que es capaz de mostrar nuestro monitor. Lo ideal es que esté en consonancia con lo que es capaz de hacer nuestro equipo, o de un refresco mayor. El cómo afecta un mayor número de FPS o hercios al modo en el que vemos una imagen fue tratado con mayor profundidad en uno de nuestros especiales, por lo que no profundizaremos más en este aspecto.


Por otro lado, la latencia, si jugamos un gran número de títulos competitivos de forma asidua, es un factor clave en un monitor adquirido para jugar, donde el momento en el que realizamos cada acción es importante. Determina cuánto tarda en representarse cada momento en el monitor y cuanto tarde en representar lo que nosotros hacemos desde nuestro control.


¿Qué necesitas saber para comprar un monitor para jugar?

Normalmente, buscaremos que ambos valores sean bajos, preferiblemente de 5 ms o menor, para la mayoría de los escenarios, aunque latencias por debajo de los 9 ms no deberían ser de importancia fuera de un multijugador competitivo, páginas como DisplayLag hacen un buen trabajo de investigación para medir la latencia de diferentes modelos. Cabe destacar que a mayor refresco menor latencia producida de forma pasiva por el monitor, por lo que el escenario ideal sería encontrar un tiempo de respuesta lo más bajo posible y una tasa de refresco de, al menos, unos 60 – 75 hercios.



Consejos finales
  • No bases tu opción de compra en características como el FreeSync, G-Sync o HDR salvo que sean tu principal foco a la hora de adquirir un nuevo monitor. En el futuro hablaremos más en profundidad de dichas tecnologías.
  • Las altas tasas de refresco son siempre positivas si nuestro equipo puede alcanzarlas, por lo que lo ideal es priorizarlas si nos lo permite el precio. La excepción la aplican las resoluciones 4K y los paneles OLED.
  • Los paneles VA de alta calidad son los que ofrecen un mejor equilibrio entre calidad de imagen, contraste y tiempos de respuesta, pero también son algunos de los más caros de producir. La mayoría de los usuarios estarán conformes con un panel TN o IPS y será mucho más asequible.

Y hasta aquí nuestros consejos para hacerte con un nuevo monitor, si tienes algún consejo adicional o simplemente quieres compartir tus impresiones os invitamos, como siempre a dejarnos vuestros comentarios.


Más sobre: Monitores y pantallas.

Te recomendamos