Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar navegando entendemos que aceptas el uso de cookies
Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
nav1nav2nav3
Especial

Videojuegos y música: las colaboraciones más curiosas entre artistas y compañías

Dos de las principales industrias del entretenimiento unidas. ¿Cuánto dan de sí sus colaboraciones?

Por / 56 comentarios

Música y videojuegos de la mano, ¿puede haber algo mejor? Dos sectores que se han dado la mano en muchas ocasiones, deparando colaboraciones muy curiosas que han hecho las delicias de los seguidores de grupos y músicos en sus títulos favoritos. ¿Cuáles son las más peculiares protagonizadas por las estrellas más imponentes del firmamento musical? Te contamos nuestras favoritas en 3DJuegos:



Destiny y Paul McCartney: Hope for the Future

Desde su mera confirmación, se sabía que el plan de Activision y Bungie con Destiny era uno de los más ambiciosos que se habían dado en la industria del videojuego. Por ello, ninguno de los involucrados dudó en tirar la casa por la ventana y firmar una colaboración de lujo para su banda sonora: la del beatle Paul McCartney y su Hope for the Future.


La recepción de la canción no fue todo lo buena que se esperaba (se tildó Silly Song, haciendo un juego de palabras con su Silly Love Songs de Wings), pero la colaboración del músico con Marty O'Donell y Mike Salvatori fue una cuestión que parecía apoyarse más en el prestigio de contar con McCartney que el valor musical. Meses después del estreno, McCartney reconoció haber jugado a Destiny y haber tenido una experiencia no demasiado buena a sus mandos. En todo caso, a nosotros no nos disgusta la canción... ¿y a ti?



Sega y Michael Jackson: Moonwalker

Moonwalker es una producción irrepetible en la industria del videojuego. La relación entre Michael Jackson y Sega era excelente, y la empresa japonesa no dudó en diseñar los juegos de arcade y consola según los deseos de Jacko. De ahí nació una producción rarísima cooperativa para tres jugadores en máquinas recreativas y una suerte de Shinobi con ínfulas pop en sistemas de 8 y 16 bits de Sega que, a su vez, se basaban en la película del mismo nombre.


El primer juicio por la acusación de abuso sexual a Jordan Chandler echó por tierra la relación entre el músico y la empresa, lo que parece que acabó dejando en nada la colaboración musical que Jackson y su equipo preparaban para Sonic 3, el gran éxito de Mega Drive en 1994. Las pruebas de la participación del equipo del Rey del Pop en Sonic 3 son evidentes, pero nunca se ha llegado a confirmar la colaboración al 100%. La siguiente aparición de Michael en un juego de Sega se efectuaría en Space Channel 5.



Call of Duty y Eminem: Survival de Ghosts

Call of Duty siempre ha tenido colaboraciones con músicos y artistas famosos. Nos hemos quedado con la colaboración que firmó Activision con Eminem para el estreno del videojuego Call of Duty: Ghosts en noviembre de 2013. El disco Marshall Matters LP 2 y el software de Infinity Ward compartieron fecha de lanzamiento, y uno de los videoclips del rapero, Survival, tomó imágenes del título para ilustrar el vídeo.


En los meses previos al estreno de la obra y el disco, Survival se convirtió en el himno de todo el contenido promocional que se lanzó, protagonizando el multiplayer reveal que se celebró en Los Ángeles en 2013. No fue el único artista que trabajó en Ghosts: Snoop Dogg prestó su voz para un pack de sonidos DLC para el multijugador.



Midway y Aerosmith: Revolution X

Uno de esos videojuegos que por su mera creación y control con una pistola montada en la máquina, solo se podía disfrutar de la forma correcta en salones recreativos. Los Estados Unidos se encuentran en una dictadura que ha prohibido la música, la televisión y los videojuegos. Helga, la dictadora de la New Order Nation (interpretada por Kerri Hoskins, que poco después tomaría el papel de Sonya Blade en Mortal Kombat 3), debes acabar con la amenaza a golpe de balas y discos compactos… y salvar a todos los miembros de Aerosmith, que han sido arrestados tras dar un concierto ilegal en el Club X.


En lo jugable podría decirse que es una suerte de secuela del legendario Terminator 2 de Midway; en lo sonoro y visual, con las voces de Aerosmith y un buen puñado de temazos seleccionados de su catálogo de clásicos, no tiene igual. Nació como un videojuego de Jurassic Park, pero Sega acabó haciéndose con los derechos y Midway supo cómo darle la vuelta al proyecto con un toque musical. Tuvo ports en consolas de 16 y 32 bits y PC, pero ninguno de los juegos estuvo a la altura de la recreativa.



2K y Justin Bieber: NBA 2K

Lo comentó recientemente la propia 2K: la música es parte de la experiencia de NBA 2K. Por ello, lleva años firmando con estupendos artistas para promocionar la banda sonora de cada entrega. En 2013 la cosa era algo distinta: sí, Jay-Z puso las melodías de la entrega lanzada en el año 2012, pero lo que se recuerda de NBA 2K13 es la presencia del cantante pop Justin Bieber como personaje jugable del juego.


La apariencia del artista era idéntica a su homónimo real, por lo que tenía poco que hacer con la colección de baloncestistas y leyendas que se daban cita en el título de 2K. Un reclamo para las Beliebers que se quisieran acercar al videojuego de 2K por un motivo ajeno al propio baloncesto americano.



EA y Queen: The Eye

Puede que sea difícil encontrar un proyecto más surrealista, musical y jugablemente hablando, que The Eye de Queen. Un videojuego de Electronic Arts lanzado en el año 1998 para PC que contó con las melodías del grupo británico y una ambientación digna de sus más extraños videoclips. Como la saga Resident Evil, utilizó fondos prerrenderizados con personajes poligonales y elementos poligonales.


Según avanzaba la historia accedías a contenido audiovisual del grupo, que servía de hilo conductor para su grotesca historia, una retorcida realidad que bien podría responder a un abuso de ácidos por parte de sus desarrolladores. A pesar de sus buenísimas intenciones y lo arriesgado del proyecto, The Eye es un videojuego completamente olvidado por los fans del grupo y los jugadores de videojuegos.


Más sobre: Videojuegos.