Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Especial

Tres razones para no montar un PC de gama baja y tres razones para sí hacerlo

Repasamos qué hace útil a estos equipos de presupuesto moderado mientras desentrañando también sus desventajas.

Por / 152 comentarios
Tres razones para no montar un PC de gama baja y tres razones para sí hacerlo

De todas las plataformas para jugar que podemos encontrarnos actualmente el PC es, probablemente, la que más se aleja del resto de propuestas. Ya sea por la amplísima oferta de componentes que podemos encontrarnos, la posibilidad de configurar equipos por nosotros mismos o por su concepto como plataforma abierta, es uno de los sistemas que más interés suscitan entre los usuarios y suele tomar papel como plataforma de juego principal o secundaria de muchos jugadores.


Sin embargo, adquirir un PC involucra cierto nivel de inversión, especialmente si está destinado a jugar o usos más avanzados, por lo que para los usuarios menos pudientes los equipos de gama baja suelen ser un reclamo más interesante que alternativas de mayor precio y potencia, y por ello es una de las gamas que cubrimos con más asiduidad desde 3djuegos. Pero hoy queremos dar una vuelta a nuestras recomendaciones habituales y profundizar en los que para nosotros son los pros y contras de esta gama baja de equipos PC.


Pro: una forma accesible de entrar en la plataforma


Aunque pueda parecer obvio, si tienes intención de entrar en el mundillo del PC es porque te interesa lo que tiene que ofrecerte respecto a una consola, y para ello un PC de gama baja te dará acceso a la mayoría de ventajas de la plataforma, independientemente de su potencia y a unos 400€ de media.


Tres razones para no montar un PC de gama baja y tres razones para sí hacerlo

Y así lo demuestra EEDAR, una de las compañías dedicadas al estudio y análisis de las tendencias de los jugadores de videojuegos, que ha realizado abundantes encuestas enumerando las que para los usuarios de PC son las mejores bazas de la plataforma. Un equipo de gama baja atiende a todos los puntos de interés de la encuesta salvo una: la búsqueda de un apartado gráfico superior.



Contra: la relevancia de los componentes es menos duradera


Si bien una de las ventajas de un PC es tener la posibilidad de ir actualizando las piezas de nuestros equipos gradualmente, esta renovación no tiene por que ocurrir de una generación a otra de componentes, siendo habitual mantenerse con las mismas piezas muchos años e ir cambiándolas sólo cuando existe una obsolescencia significativa.


Tomando como ejemplo los procesadores, los reemplazos y modelos superiores en la gama baja se suceden con rapidez, igualan o mejoran el precio del producto al que sustituyen y tienen mejor rendimiento.Tomando como ejemplo los procesadores, los reemplazos y modelos superiores en la gama baja se suceden con rapidez, igualan o mejoran el precio del producto al que sustituyen y tienen mejor rendimiento.

Por desgracia, esta obsolescencia llega normalmente con más rapidez a los componentes de gama baja, que se ven desplazados cada pocos años por la anterior gama media, ya sea a través del mercado de segunda mano (que suele ser una opción de mayor valor con respecto a los componentes de gama baja) o por nuevos lanzamientos. No por ello dejan de ser funcionales, pero sería muy ingenuo no tener en cuenta el ciclo de vida de estos productos.


Pro: una buena base para un equipo mejor


A pesar de la obsolescencia de la que hablábamos, lo cierto es que un equipo de gama baja construido con cierta anticipación al futuro puede ser una base estupenda sobre la que ir creando un equipo superior. Ya hemos escrito en otras ocasiones sobre cómo actualizar nuestro equipo, pero para resumir, la GPU es la clave y por suerte la mayoría de los procesadores de gama baja actuales no tienen problemas para trabajar con gráficas de gama media.


Tres razones para no montar un PC de gama baja y tres razones para sí hacerlo

Si la actualización requiere también de cambio de procesador, propuestas como la de AMD con su socket AM4 puede ser de nuestro interés. Al tratarse de un estándar en toda la serie Ryzen, adquirir una placa B450 junto a un procesador de gama baja para después cambiar a uno de gama media (si es necesario), no debería suponer mayor problema. Las placas son la base de nuestro equipo, pero si soportan bien nuestro hardware no tienen especial impacto en el rendimiento.


Contra: a precios más bajos las consolas ganan fuerza


Siendo francos, por mucho que adores el PC como plataforma, si sólo te preocupa jugar hay una barrera de precio impuesta por las consolas que es muy difícil de superar por un equipo tradicional aún haciéndote con las piezas más asequibles del mercado.


Tres razones para no montar un PC de gama baja y tres razones para sí hacerlo

Esta franja se sitúa en torno a los 300-400 euros, donde se acomodan tanto las consolas estándar como las intergeneracionales actuales, que ofrecen una calidad gráfica muy respetable por su precio. Por desgracia, en el proceso renuncias a algunas de las ventajas que hemos estado tratando a lo largo de este especial, pero si tu objetivo es buscar una plataforma principal asequible y tu presupuesto se mueve por esa franja, es probable que te interese más una consola.


Pro: un rendimiento acorde a nuestras expectativas


La calidad gráfica y la fluidez en el mundo del PC sube de manera conjunta aal precio del equipo, pero conforme más gastamos y más rendimiento adquirimos, más caro resulta superar dicho rendimiento, los gastos suben de forma exponencial.


Tres razones para no montar un PC de gama baja y tres razones para sí hacerlo

Pero si adquirimos un equipo de gama baja y somos consecuentes con sus capacidades, podemos encontrarnos sorprendidos con lo que pueden llegar a hacer a través de configuraciones de video adecuadas, ya sean dentro del propio juego o a través de las herramientas que ofrecen controladores de video, inyectores y otras configuraciones.


Contra: necesitas conocimientos para sacar el máximo partido


Sin embargo, alcanzar este tipo de configuraciones requiere de ciertos conocimientos y, en los casos más extremos, de la voluntad de eliminar elementos estéticos que pueden influir mucho en nuestros juegos.


Tres razones para no montar un PC de gama baja y tres razones para sí hacerlo

El primer punto podemos subsanarlo gracias a la información facilitada por la entusiasta comunidad que gira en torno al hardware de gama baja, especialmente fervorosa en foros y páginas especializadas o girando en torno a títulos de gran fama (por ejemplo, GTA V es uno de los juegos con más documentación al respecto). Pero, por desgracia, poco o nada podemos hacer por no perjudicar el aspecto visual de nuestros títulos si nuestra intención es jugar en un hardware que no está, en primera instancia, preparado para ello.