Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Especial

¿Cómo funcionará el almacenamiento de PS5?

Indagamos sobre la expectación generada alrededor de la próxima consola de Sony, PlayStation 5.

Por / 79 comentarios
Imagen de PlayStation 5

Tras varios días de debate y especulación, Sony ha desvelado finalmente que no existe ninguna conexión entre su próxima consola PS5 y los misteriosos cartuchos que patentaron hace un mes. El medio neerlandés que originariamente se hizo eco de la noticia así lo ha confirmado.


Tal vez por la falta de noticias oficiales sobre las especificaciones de las consolas de nueva generación; los susodichos cartuchos han llegado a levantar cierta expectación entre los jugadores, que abrían debates sobre sus posibles usos y aplicaciones. Este entusiasmo general nos ha resultado muy interesante desde 3DJuegos, por lo que nos queremos aventurar a hablar sobre el porqué de este fenómeno, así como por qué creemos que una medida como los cartuchos de memoria podrían hacer bien a PS5.


PlayStation 5

¿Por qué tanta expectación por el almacenamiento de la consola?Tanto Sony como Microsoft han sido parcos a la hora de ofrecer nueva información sobre sus próximas consolas, PlayStation 5 y Xbox Scarlett, aún a pesar de que su presentación se estima para el próximo año (PS5 cuenta con anuncio oficial de lanzamiento). Sin embargo, tenemos algunas cosas claras gracias a las declaraciones de algunas desarrolladoras con acceso privilegiado; entre ellas se encuentra la confirmación del uso de una unidad de estado sólido como almacenamiento principal de ambas consolas.


Estas unidades de estado sólido llevan entre nosotros más de veinte años, de las cuales al menos 10 siendo una opción predominante en PC domésticos, no es el caso de las consolas. Las reinas del salón han sido lentas a la hora de asimilar los avances en almacenamiento que hemos podido apreciar en otras plataformas. De la hornada actual de consolas, sólo la Nintendo Switch usa almacenamiento flash y tanto Sony como Microsoft siguen enfrascadas en el HDD como medio de almacenamiento; en la mayoría de los casos en sus variantes más lentas, de unos 5.400rpm, cuyas prestaciones son fácilmente mejorables.


Imagen de PlayStation 5

Relacionado con este tema, hace bastante tiempo hablábamos sobre las implicaciones de sustituir el HDD por un SSD en nuestros equipos. En ese artículo comprobamos que, si bien la experiencia de uso mejoraba, la plataforma no estaba preparada para aprovechar las velocidades de estas unidades. Serían necesarios un buen número de cambios en cómo gestiona estos dispositivos el sistema operativo de la futura consola. En PS4 ahora, con Orbis OS, existen importantes limitaciones que no harían destacable el cambio.


Indagando en los cambios del SSD en PS5Y a pesar del párrafo anterior, medios internacionales como WIRED, con acceso privilegiado al hardware de la consola, han hecho hincapié en las mejoras sustanciales en la gestión del almacenamiento de la próxima consola de Sony.


El medio angloparlante se ha centrado en explicar cómo la consola de Sony daba especial libertad a la hora de determinar cómo y qué queríamos instalar cada título antes de jugar. Si sumamos esto a las declaraciones de Mark Cerny en las primeras presentaciones del hardware de PS5, sí que esperamos que estos cambios lleguen a nivel de software para aprovechar estas unidades más allá de la velocidad bruta.



Entrado en el terreno de la especulación, una posibilidad muy interesante es que la consola integre parte de la memoria del sistema con el almacenamiento, de una forma parecida a lo que hemos visto con Intel RST (Optane) o, teniendo en cuenta el hardware de la consola, AMD StorageMi. Esto permitiría a la consola acceder "al vuelo" a los crecientes assets de los juegos actuales y aspirar a mejorar la experiencia de juego de los títulos futuros en altas resoluciones.


En PS4 vemos como la consola tiene su propia DDR3 dedicada al SO y funciones básicas, dejando el resto de sus 8GB a expensas de juegos y aplicaciones, por lo que no sería una idea descabellada que viéramos cómo se integran ambos aspectos en PS5. Además, esto habilitaría el uso de almacenamiento externo como una medida de ampliación, tal y como tenemos actualmente en PS4. Aunque nos toparemos con dos inconvenientes importantes: una pérdida de rendimiento considerable si usáramos como medio externo un HDD y un disco de menor tamaño a lo que estamos acostumbrados.


Un ejercicio de imaginación: los cartuchos de Sony en PS5Teniendo en cuenta estas dos limitaciones y que Sony pretende mantener el precio de lanzamiento de PS5 en línea de su antecesora; nos parece un ejercicio de imaginación interesante pensar si la inclusión de un sistema de almacenamiento propietario, como el que se ha debatido estas semanas en torno a los cartuchos, es una buena idea.


Imagen de PlayStation 5

Primeramente, la consola tendría que contar con soporte de hardware para la pieza. Los cartuchos para la Sony Toio son un dispositivo de plug-in, es decir: un módulo capaz de conectarse y desconectarse con facilidad; la interfaz de conexión usará 12 pines en total para la transmisión y recepción de datos en un formato propietario de Sony. Por su distribución parece la configuración que encontramos en memorias flash u otros formatos de memorias de la empresa nipona, por lo que no sería (a priori) válido para PS5.


Esta interfaz de conexión debería, entonces, estar basada en PCIe (el mismo bus que usan los SSD NVMe), para mantener la velocidad y prestaciones con el almacenamiento base de la consola.


Otro aspecto importante es cómo gestionaría la consola estos cartuchos; deberían tratarse de unidades independientes, tal y como sucede ahora en PS4. Con la presencia de los cartuchos, podríamos instalar dentro de la memoria interna sólo el modo campaña de un título y reservar para el cartucho la instalación de modos adicionales, texturas de alta resolución, etc.


La principal ventaja de todo esto sería abaratar el coste inicial de la consola, al permitirle incluir un disco duro interno de menor tamaño, además de favorecer los juegos de descarga digital, una guinda especialmente dulce la para compañía nipona.


Imagen de PlayStation 5

Sin embargo, no todo sería esperanzador. El hecho de que sea un sistema de almacenamiento totalmente controlado por la compañía nipona nos lleva a pensar en cómo ha gestionado productos similares en el pasado. Un caso infame fue el de las memorias de PS Vita, cuyo precio y baja disponibilidad perjudicaron la imagen de la consola entre los usuarios. Evitar caer en estos errores de nuevo es vital si Sony pretende que este formato se extienda.


No nos queremos aventurar más en cómo la inclusión del SSD puede llegar a mejorar la experiencia de uso de los jugadores de la plataforma, o por qué nos parece interesante la posibilidad de un sistema de almacenamiento externo adicional; pero, como amantes del hardware y los videojuegos, estamos ansiosos por ver qué tienen que traer a nuestros salones tanto Sony como Microsoft.


Más sobre: PS5.