Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Noticia

Intel actualiza su hoja de ruta, regresando a los ciclos de dos años

"In Moore we trust".

Por / 9 comentarios
Intel actualiza su hoja de ruta, regresando a los ciclos de dos años

En el último IEDM (International Electron Devices Meeting), Martin van den Brink, presidente de ASML, la principal fabricante de máquinas para la producción de circuitos integrados, subió al escenario para compartir su visión propia sobre el futuro de los semiconductores. Al hacerlo, Brink hizo un repaso al punto de vista de Intel, y en las diapositivas que mostró se pudieron ver detalles sobre la hoja de ruta de la azul en adelante: con planes para regresar al ritmo de fabricación de dos años y la puesta en marcha de prácticas de backporting a los nodos de fabricación anteriores.


Intel actualiza su hoja de ruta, regresando a los ciclos de dos años

Uno de los detalles más interesantes de la presentación es el hecho de que Intel está esforzándose para regresar a los ciclos de dos años y al modelo tictac. Con esto, podemos esperar que en el futuro —probablemente después de que haya resuelto sus problemas con los 10 nm— la de Santa Clara vuelva a sus tácticas de optimización clásicas. En la diapositiva que tenéis aquí arriba podéis ver bien grande ese "In Moore we trust", y eso nos da mucha información de los planes de la compañía, especialmente con esos nodos de 10 nm++ y 10 nm+++.


Centrándonos en estos dos nodos de fabricación, parece que Intel ya está trabajando en las versiones mejoradas del nodo 10 nm+ que se usa en los chips Ice Lake, de forma que se pueda dar un salto en rendimiento y frecuencias. Los 10 nm+ actuales no son capaces de llegar muy lejos justamente en frecuencias, quedándose en los 4 GHz, mientras que los 14 nm se permiten alcanzar los 5 GHz. Con transistores más veloces, se podría suplir esta carencia. Por otra parte, el backporting afectará a la fabricación, no solo a las IP. Es decir, que podría llevar IP diseñadas para los 10 nm a procesos de 14 nm, por ejemplo.


Por último, la azul está desarrollando nuevos nodos de fabricación que llegarán en los próximos 10 años. Ya veis ese nodo de 1,4 nm, que tendría una densidad de 1600 millones de transistores por milímetro cuadrado, algo inimaginable con la tecnología actual. De todas formas, esta hoja de ruta podría cambiar en los años venideros. Habrá que seguir atentos a la Intel de 2020, porque tiene mucho que cambiar.


Más sobre: Intel.