Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Noticia

Crece la presión para que los desarrolladores de videojuegos formen un sindicato en Estados Unidos

El proyecto recibe respaldo del Sindicato de Trabajadores de la Comunicación.

Por / 61 comentarios
Crece la presión para que los desarrolladores de videojuegos formen un sindicato en Estados Unidos

El pasado martes, el Sindicato de Trabajadores de la Comunicación de Estados Unidos (Communication Workers of America) anunció el financiamiento de una nueva campaña para lograr que los desarrolladores de videojuegos formen un sindicato, bajo el nombre de Campaña para la Organización de los Empleados Digitales o CODE por sus siglas en inglés.


El proyecto es resultado de la alianza entre la CWA y la organización social Game Workers Unite (Unión de los Trabajadores del Videojuego) y busca dar cauce a los esfuerzos aislados de los desarrolladores por unirse para lograr mejores condiciones laborales, mediante la asignación de recursos y organizadores pagados que guíen a los empleados.


La gente está muy atorada por su falta de recursos, conocimiento legal y fondos"En mi experiencia organizando a la industria del videojuego, la gente está muy atorada por su falta de recursos, conocimiento legal y fondos, es muy duro.", explicó Emma Kinema, cofundadora de Game Workers Unite y ahora miembro de CODE. "Las décadas de experiencia y los recursos que vienen de la alianza con una organización como CWA pueden llevar esto al siguiente nivel."


Los actores de voz de la industria de los videojuegos en Estados Unidos están protegidos por un sindicato, pero el resto está expuesto a condiciones laborales cada vez más escandalosas, como semanas de 100 horas de trabajo y recortes frecuentes, sin mencionar prácticas que atentan contra la ética y que también serían vigiladas por un sindicato.


En meses y años recientes ha habido reportes sobre condiciones inadecuadas en Rockstar, Epic Games y BioWare, sólo por mencionar algunas.


Así las cosas, la idea sería formar sindicatos por compañía, aunque la campaña también contemplaría la formación de sindicatos por profesión. La interrogante es cuál sería la reacción de las editoras ante tal maniobra y cómo afectaría esto al desarrollo de videojuegos, toda vez que, en el pasado, hemos documentado casos donde la pertenencia de un empleado a un sindicato parece afectar su relación con ciertas empresas.


Más sobre: Rockstar Games, Epic Games y Bioware.