Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
ESPECIAL

8 personajes de videojuegos a los que jamás invitaríamos a cenar por San Valentín

Hay personajes con los que llevamos muchos años disfrutando, pero no por ello estaríamos dispuestos a pasar con ellos el día del amor y la afectividad.

Por / 34 comentarios
Resident Evil 7

Todos hemos crecido disfrutando de la compañía de un sinfín de personajes de videojuegos. Algunos nos han marcado tanto que difícilmente podremos olvidarnos de ellos. Para bien y para mal. Y es que todos tenemos nuestras preferencias; hay personajes que nos dejaron una huella imborrable y otros a los que no tenemos en especial estima. Hoy es 14 de febrero, día del amor y hemos tachado de nuestra agenda a todos aquellos a los que bajo ningún concepto invitaríamos a cenar por San Valentín.


Esto no quiere decir que nos caigan mal o que no nos gusten los videojuegos en los que aparecen. De hecho, casi todos aparecen en grandes títulos. Simplemente, hemos decidido quedarnos con algunos cuya personalidad resulta bastante peculiar. Si tenéis pensado celebrar San Valentín junto a alguien, os damos motivos de peso para que no sea con ninguno de los siguientes personajes.


1

Farkas Ni ochenta actualizaciones bastarían para hacer que fuera menos impertinente. Farkas es un miembro del Gremio de los Compañeros y dice vivir en Carrera Blanca, pero realmente vive en todos sitios. Concretamente, en cualquier lugar en el que se encuentre el jugador. Y es que no nos olvidamos del molesto bug que hacía que su línea de texto apareciera en pantalla cada dos segundos debido a su perseverancia por acompañarnos hasta el fin del mundo. No nos dejaría ni ir al baño tranquilos durante la cena...

2

Gordon Freeman Sí, hemos seleccionado una figura suya, pero ¿acaso importa? ¿qué diferencia habría entre eso y tenerle de cuerpo presente al otro lado de la mesa? Gordon Freeman nunca ha sido muy hablador. De hecho, pertenece a ese selecto club de personajes mudos en el que figuran nombres como Link (The Legend of Zelda), Jak (Jak & Daxter) o Jack Wynand (BioShock), entre otros. Tal vez sea un hombre muy reservado. O tal vez no esté dispuesto a comentarnos nada acerca de Half-Life 3...

3

Fay Tras repasar nuestra agenda, igual no sería tan mala idea invitar a Gordon Freeman. O a su figura. Dicen que el silencio es oro, aunque parece que Fay no está de acuerdo con el dicho. Durante los viajes a lo largo y ancho de Hyrule hemos contado con la ayuda de Navi, Tael, Mascarón Rojo, Midna... Todos estos personajes nos han ayudado en alguna ocasión. Sin embargo, la deidad que nos guía en The Legend of Zelda: Skyward Sword es capaz de acabar con la paciencia del más pintado. Y hablar con la boca llena es de mala educación.

4

Nathan Drake Hay bromas que tienen gracia una vez. Y dos. Incluso tres, pero tampoco nos vengamos arriba. En toda celebración siempre hay alguien que se sienta en la mesa con la única intención de convertirse en el alma de la fiesta. Hay personas que tienen la gracia suficiente para conseguirlo, y el bueno de Nathan no es uno de ellas. Seamos serios: sus bromas pasaron de moda hace diez años. De todos modos, si se compromete a narrar historias de sus viajes en lugar de contarnos chistes, quizá nos los pensemos.

5

Patches Seguro que se ofrece a echarnos una mano en la cocina y justo cuando nos demos la vuelta nos empuja por el balcón ¡Y luego se disculparía para pedirnos que le invitemos a una copa! Patches es un personaje de lo más peculiar, concebido por la parte más "troll" de la mente de Hidetaka Miyazaki. Aparece en prácticamente todos los títulos de From Software y siempre trama algo contra nosotros. Lo único bueno de invitarle sería que, al igual que en los juegos, apenas opondría resistencia en el caso de que decidiéramos acabar con él...

6

Claptrap Vale, reconocemos que este simpático robot nos ha sacado alguna que otra sonrisa durante nuestras aventuras en Pandora. Sin embargo, hay veces en la que su peculiar sentido del humor se le va de las manos. Además, se trata de uno de esos personajes que nos cogen el brazo en cuanto le tendemos la mano. Seguro que no hemos llegado ni al segundo plato y ya está insistiendo en que viajemos al fin del mundo para conseguirle unas entrañas de Hormigaraña o unas latas de aceite para limpiar sus circuitos.

7

Lucas Baker No vamos a poner en duda el amor sincero que se respira en la familia Baker, pero no tenemos nada claro eso de sentarnos en una mesa con sus miembros. Lukas sería capaz de colocar minas antipersona en el WC, su madre Marguerita se empeñaría en obsequiarnos con un menú "marca de la casa" y su padre, Jack, que igual nos amputa un brazo si le ganamos una ronda jugando a la Brisca. Además, seguro que luego nos veríamos en el compromiso de repetir en su casa el año que viene.

8

Waluigi Le hemos dejado para el final de la lista porque no tenemos intención alguna de invitarle a cenar. Ni nosotros, ni la propia Nintendo. Y es que Waluigi no cae especialmente bien ni es tenido en cuenta a la hora de "armarla". En alguna ocasión le han invitado a jugar al tenis e incluso a participar en carreras de karts, pero parece que lo hizo tan mal que ni sus propios creadores están dispuestos a llamarle de nuevo. Antes que recurrir a su compañía seríamos capaces de avisar a Wario y permitir que hiciera de las suyas en nuestra mesa.

Imagen 1 de 8


Más sobre: Resident Evil 7, Zelda: Skyward Sword, Bioshock: The Collection, Half Life 2, Dark Souls, Uncharted 4, Borderlands 3 y Mario Tennis Aces.