Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
ESPECIAL

Los saltos gráficos más impresionantes que hemos vivido en la industria del videojuego

Hay juegos que llegan destinados a marcar un antes y un después.

Por / 360 comentarios
Los saltos gráficos más impresionantes que hemos vivido en la industria del videojuego

En los videojuegos, como todo en la vida, hay nombres propios que llegan para cumplir su destino: dejar huella, marcar un antes y un después e influenciar a los demás de cara al futuro inmediato del medio. Hay títulos que representan la evolución instantánea de géneros enteros, y también los hay que logran desplegar un apartado gráfico que automáticamente se convierten en el camino a seguir.


Es por eso que hoy hemos decidido dar un repaso a esos videojuegos cuyo apartado visual rompieron con todo lo establecido hasta apenas unas horas antes de su llegada. Esos que un día vimos en una simple imagen y que nos hicieron pensar que nada sería lo mismo después de su estreno. Recordamos algunos de los saltos gráficos más impresionantes que se recuerdan. Tranquilos: Super Mario 64 y Gears of War no han querido perderse la fiesta.


Super Mario 64
1

Super Mario 64 La quinta generación trajo consigo muchísimos videojuegos que representaban un salto para diferentes géneros: Metal Gear Solid, Resident Evil, Final Fantasy VII, The Legend of Zelda: Ocarina of Time... Pero ninguno fue tan histórico como Super Mario 64. El juego que define el momento más importante durante la infancia de muchos jugadores de hoy. Su legado es eterno.

Virtua Racing
2

Virtua Racing El género de la conducción siempre nos ha dado muchas alegrías en lo que al apartado gráfico respecta, y posiblemente Virtual Racing fue uno de los títulos más espectaculares de la década de los 90. El título de Sega se estrenó en los salones recreativos en 1992 y se convirtió en una leyenda del género. Además, pocos pueden presumir de haber envejecido tan bien como él.

Gears of War
3

Gears of War Ha llovido mucho desde el famoso E3 2005, pero todavía no somos capaces de olvidar aquel momento en el que Xbox 360 mostró sus cartas con el anuncio de Gears of War. Un vídeo que justificó toda una nueva generación en poco más de sesenta segundos. Probablemente, el último gran salto gráfico que recordamos con respecto a todo lo que conocíamos antes de su llegada.

Half-Life 2
4

Half-Life 2 Hace apenas unos días, Half-Life: Alyx ha sido una revolución jugable. Hace mucho tiempo lo fue su primera entrega, pero el mayor salvo gráfico queda reservado para la segunda entrega, que debutó allá por 2004. El género FPS ya había crecido mucho en aquel entonces, pero todo lo que vimos a continuación le debe mucho a la segunda parte de la historia de Gordon Freeman.

Shenmue
5

Shenmue La obra de Yu Suzuki no solo supuso una auténtica revolución jugable que puso los cimientos de todo un género; también nos dejó un salto gráfico y técnico inolvidable. Sin Shenmue, sería imposible imaginar los videojuegos plagados de detalles, los ciclos horarios y las ciudades vivas que habitualmente vemos desde hace varios años. El tiempo no pasa por Ryo Hazuki.

The Elder Scrolls II: Daggerfall
6

The Elder Scrolls II: Daggerfall Actualmente nos morimos de ganas de ver algo de la ansiada sexta entrega de The Elder Scrolls, y cuando suceda habrá sido gracias a Skyrim, Oblivion, Morrowind... Y al título que consideramos que revolucionó el género en 1996: Daggerfall. Parece mentira que hace veinticinco años ya explorábamos entornos tridimensionales a lomos de un caballo.

Crysis
7

Crysis Crytek trata siempre de estar a la vanguardia, y lo demostró con Far Cry pero sobre todo con el fantástico Crysis. Un FPS adelantado a su tiempo con un despliegue gráfico y técnico sin precedentes. El entorno abierto y extenso, los efectos y partículas, o los ciclos día-noche nos dejaron alucinados a todos. Por no hablar de su inteligencia artificial. Otro de esos títulos que son eternos.

Resident Evil 4
8

Resident Evil 4 Nintendo GameCube recibió en 2005 uno de los títulos más potentes gráficamente que se han desarrollado jamás. Cualquier imagen publicada en una revista durante los meses previos a su lanzamiento nos dejaba boquiabierto ante lo que estaba por venir. Su influencia jugable marcó el devenir de todo un género, y técnicamente no tuvo rival en su generación.

Ryse: Son of Rome
9

Ryse: Son of Rome En pleno 2020, todavía logra impresionar a cualquiera, pero es que su lanzamiento tuvo lugar en 2013. Sí, parece mentira que Ryse: Son of Rome tenga nada más y nada menos que siete años a sus espaldas. Hay videojuegos que envejecen mal y muy pocos se atreven a desafiar al paso del tiempo. El título de acción que llegó a Xbox One de la mano de Crytek es uno de ellos.

Red Dead Redemption 2
10

Red Dead Redemption 2 Puede que la actual generación nos haya acostumbrado a ver títulos impresionantes. Tanto, que quizá la obra de RockStar ya no suponga un gran salto con respecto a lo que hemos visto durante los últimos años. Pero lo cierto es que su conjunto es el techo que tenemos ahora mismo; no existe otro capaz de superarle, y no aparecerá hasta PlayStation 5 y Xbox Series X.

Imagen 1 de 10