Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Noticia

GameStop se prepara para reabrir en Italia y otros países europeos y anuncia recortes salariales

Reggie Fils-Aimé también se verá afectado por las medidas de ajuste y percibirá la mitad de su sueldo.

Por / 31 comentarios
GameStop se prepara para reabrir en Italia y otros países europeos y anuncia recortes salariales

Como parte de su reporte financiero de ayer, la cadena de tiendas de videojuego GameStop anunció la reapertura gradual de tiendas en Italia, Alemania, Austria y los estados de Carolina del Sur y Georgia, en Estados Unidos, así como recortes salariales en la cúpula directiva de la compañía, lo cual abarca al recién llegado Reggie Fils-Aimé. Esto, como parte de la baja en casos reportada en varios países, luego de la histórica crisis sanitaria de los últimos meses.


Un tercio de las tiendas en Estados Unidos, permanece cerrado"Un tercio de las tiendas en Estados Unidos, permanece cerrado, con dos tercios haciendo entregas en la acera. La compañía ha comenzado el proceso de reapertura en tiendas de Italia, Alemania, Austria y los estados de Carolina del Sur y Georgia, mientras se prepara la potencial reapertura de otros países y estados en las próximas semanas", explicó la minorista. En medio de protestas, Estados Unidos anunció, la semana pasada, un programa para reabrir paulatinamente el país.


GameStop se prepara para reabrir en Italia y otros países europeos y anuncia recortes salariales

Como parte de las medidas para mitigar el impacto de la crisis, GameStop también anunció un programa temporal de recortes salariales. El director, George Sherman, percibirá la mitad de su salario; el director financiero, Jim Bell, y el resto del equipo ejecutivo, sufrirán un recorte de 30%; la mesa directiva —grupo en el que está Reggie Fils-Aimé— sacrificará la mitad de su paga; y ciertos empleados adicionales tendrán un recorte de entre 10% y 30%. Reggie Fils-Aimé, antiguo director de Nintendo de América se incorporó a GameStop a comienzos de marzo.


Como era de esperar, la cadena reportó una reducción de 23% en las ventas durante el bimestre de febrero y marzo, pero aseguró tener liquidez suficiente como para seguir operando.


Sobra decir que la crisis sanitaria ha sido un obstáculo adicional para lo que ya había sido una espiral decadente para la minorista, cuyo modelo físico de negocios se ha visto seriamente afectado por el crecimiento cada vez mayor de la distribución digital. De hecho, la cadena se resistió a cerrar en varias demarcaciones de Estados Unidos, alegando que prestaba un servicio esencial.


Más sobre: Gamestop y Coronavirus.