Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Especial

10 deseos para los videojuegos deportivos en la nueva generación de PS5 y Xbox Series X

Mejores gráficos, sí, pero también otros avances en animación, inteligencia artificial y opciones.

Por / 75 comentarios
10 deseos para los videojuegos deportivos en la nueva generación de PS5 y Xbox Series X

Aunque ya hemos visto algunos demos técnicas y escenas de gameplay, lo cierto es que imaginar juegos concretos de nueva generación resulta todavía un poco complicado, pero hay un género que, por repetitivo, se presta a mejores pronósticos de lo que la nueva tecnología permitirá: el deportivo. Una categoría con exponentes específicos que ya han hecho esta transición varias veces y de cuya experiencia podemos proyectar el futuro inmediato de los videojuegos. A continuación, nuestra lista de 10 deseos para los juegos deportivos que llegarán con PS5 y Xbox Series X.


1

Mejores gesticulaciones Las animaciones de videojuego han hecho mejoras cuánticas de los días del Magnavox Odyssey Baseball a los de MLB The Show, pero si hay algo que todavía deja que desear en la mayoría de los juegos deportivos, es el apartado de los gestos. Algunos como PES han mejorado mucho, pero otros como Madden o NBA 2K se han quedado atrás. Ojalá que la nueva generación arroje mejores resultados.

2

Mejores gráficos La más obvia de las expectativas para la próxima generación es que lo visual de un salto importante. Todo puede fallar, menos eso, pero esta vez, la evolución tiene nombre y apellido: Ray tracing, una nueva tecnología de renderizado de iluminación que debería dar un realce homologado a todos los títulos deportivos, cuando menos, en el frente de la luz, donde algunos como NBA y PES ya están, de por sí, muy avanzados.

3

Mejor inteligencia artificial Siempre existirá debate sobre lo que constituye una buena IA en un juego, pero lo cierto es que los porteros que se comen goles con facilidad, o los jugadores de baloncesto que pisan fuera de pista con demasiada frecuencia, o las jugadas que resultan excesivamente efectivas son cosas que ya no deberían ocurrir con la misma frecuencia, aunque aquí también juega la programación. Esperemos una mejora en la inteligencia artificial.

4

Mejor presentación televisiva y variedad de cinemáticas Pasan y pasan los años, y los fans de los simuladores deportivos tienen que comerse las mismas transiciones y cinemáticas una y otra vez, como si los desarrolladores no supieran que sus juegos se van a jugar durante meses. Algunas sagas ponen más esmero, como NBA 2K, pero otras padecen de un volumen de reiteración inaceptable, y qué decir de las celebraciones de campeonato que, en muchos casos, no han cambiado en años.

5

Temporadas en línea con amigos Las temporadas en línea con amigos constituyen una de las modalidades más inconsistentes y proporcionalmente anheladas en los juegos de deportes. Cada año, una nueva franquicia elimina esta opción y otra la reintegra, y lo cierto es que, considerando los sacrificios que suelen hacerse con la transición generacional, no nos extrañaría que esta opción de juego fuera nuevamente la primera víctima.

6

Más franquicia y carrera No fue sino hasta este último año que tanto PES, como FIFA imprimieron verdadera novedad a sus modos franquicia, pero esta suele ser una modalidad que no evoluciona mucho con el paso de las entregas y Madden es otro buen ejemplo de abandono. Ya veremos si el cambio generacional contribuye a una evolución más consistente de este formato y no sólo en equipo, sino también en su variable de carrera como jugador.

7

Mejor simulación de la física Cuando está mal, la simulación de la física puede dar pie a situaciones ridículas, pero también es cierto que los juegos deportivos basados sólo en captura de movimiento, cada vez se sienten más limitados y poco realistas, y lo mismo aplica a los títulos de carreras, donde el daño arcade ya es difícil de justificar. Madden iba por buen camino, pero hoy se siente anticuado debido a sus movimientos imprecisos. Lo mismo ocurre con WWE 2K.

8

Cross-play El punto álgido para muchos grupos de amigos es, cuando llega la nueva generación, elegir por qué plataforma van a apostar. Por eso, permitir el cross play eliminaría de la ecuación este problema, haciendo más fácil la transición entre los aficionados que gustan de compartir juego con amigos. La tecnología ya existe y se está implementando en franquicias de la talla de Call of Duty, así que los pretextos son cada vez menos.

9

Más atención a las categorías femeninas Esta fue la primera vez que NBA 2K incorporó la WNBA. La interrogante es cuánta atención recibirá la modalidad en años venideros, porque FIFA fue de los primeros en dar este importante paso a la integración, pero es una modalidad que, desde entonces, quedó totalmente olvidada y limitada a la competencia internacional. Ya veremos si PES da el paso y también, si EA decide expandir la modalidad al formato de clubes.

10

Nuevos deportes y alternativas No está supeditado a limitaciones técnicas, pero sobra decir que el universo deportivo va más allá del fútbol y, aunque PGA 2K y Tennis World Tour dan testimonio de cierta variedad, se extrañan los días en donde abundaban alternativas en el ámbito del baloncesto o el fútbol americano, y qué decir de Fight Night, una saga que no ha visto acción en casi una década, mismo lapso durante el cual UFC ha recibido tres entregas.

Imagen 1 de 10


Más sobre: FIFA 21, PES 2021, NBA 2K21 y Madden nfl 21.