Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Opinión

¿Le pueden quedar tres años de vida al mercado físico del videojuego?

Una columna de opinión en 3DJuegos sobre los intereses de unos y otros en el mercado físico.

Por / 255 comentarios
¿Le pueden quedar tres años de vida al mercado físico del videojuego?

¿Se pasó David Braben el otro día en la GamesIndustry.biz Investment Summit Online? Aseguró que “probablemente pasen, más o menos, de dos a tres años antes de que el formato físico desaparezca”. Antes de cargar un comentario con odio y sin demasiado respeto hacia Braben, respira y recapacita: estamos hablando del tipo que hizo Elite en los 80 y una de las mentes tras el ordenador monoplaca Raspberry PI. No es que sea la opinión de un Juan Lanas cualquiera, ya me entendéis. Desde la total humildad os diré que me parece que dos o tres años aún me parece poco tiempo para ver desaparecer el formato físico, pero sí dijo algo que me gustaría subrayar: que las circunstancias actuales han provocado “una aceleración en la transición de lo físico a lo digital". No podría estar más de acuerdo.


Creo que no somos conscientes de la cantidad de jugadores que, ante el actual panorama de confinamiento, no han dudado en aprovechar las bondades del mercado digital y el acomodo que les ha supuesto no tener que ir a una tienda a por un videojuego físico. Según los últimos datos monitorizados por SuperData, hablamos de una subida del 42% sobre abril de 2019 en el territorio de las consolas, con 3,6 millones de copias vendidas de Animal Crossing: New Horizons y los 2,2 millones de Final Fantasy VII Remake y los 1,3 de Resident Evil 3, cifra que ya celebró Capcom en su día. ¿Qué han hecho las grandes tiendas en las últimas semanas? En el caso de GameStop, intentar hacer pasar la venta de videojuegos como artículos de primera necesidad.


¿Le pueden quedar tres años de vida al mercado físico del videojuego?

Cuando acabe la década, los juegos físicos serán muy distintos a lo que son ahoraA las grandes firmas de la venta minorista les pone de los nervios no tener la sartén por el mango y, a pesar de seguir siendo un socio capital en la industria del videojuego, ya no tiene el control de antes. Además, la relación de supervivencia de editoras y comercios hace años que no es la idílica relación de antaño. ¿Recordáis el fracaso de PSP GO? Tampoco ayudó que las tiendas, prácticamente, ocultaran las consolas para que la gente siguiera comprando el sistema que les garantizaba que sus clientes pasarían por caja para comprar software en su comercio. ¿Os extraña el vacío que hacen a servicios como Xbox Game Pass o PS Now? No hace falta que os cuente a qué se debe, ¿verdad? Más allá de las intenciones de ocultar o no vender cosas que puedan perjudicarles, lo que molesta a las grandes editoras, además, es no poder sacar tajada del mercado físico de segunda mano. Lo intentaron con todas sus fuerzas en su día, pero la cosa salió rana.


No estoy defendiendo ni a las unas ni a las otras, solo quiero invitar a la reflexión. No dudéis que las editoras, si pudiesen, romperían con las tiendas hoy mismo si el flujo de venta digital les garantizase los resultados que obtienen ahora, un momento en el que la relación con las tiendas es cada vez menos importante. Os diré más: ahora que a los jugadores no les ha quedado otra que tirar de juego digital, han aparecido descuentos obscenos como el de NBA 2K20 de hace una semana. ¿Casualidad? Yo pienso que las empresas están intentando mostrar el camino a los usuarios, y ese cambio de precio no se habría dado con las tiendas de videojuegos abiertas en todo el mundo. ¿Desaparecerá en dos o tres años el mercado físico? Yo lo veo difícil, pero sí apostaría que antes de terminar la década de los 20 (si sobrevivimos a 2020) los juegos físicos serán muy distintos a lo que son ahora.


Más sobre: Formato físico y Opinión.