Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Noticia

El Gobierno de España da un paso más en su lucha contra las cajas de botín y las incluirá en la Ley del Juego

Desde el ejecutivo buscan poner freno a estas "transacciones compulsivas e impulsivas" vista en videojuegos.

Por / 66 comentarios
El Gobierno de España da un paso más en su lucha contra las cajas de botín y las incluirá en la Ley del Juego

El director general de Ordenación del Juego, Mikel Arana, ha anunciado hoy los planes del Gobierno de España para la inclusión de las cajas de botín (o loot boxes) en la Ley del Juego de 2011 estos próximos meses según recoge la Agencia EFE.


Con esta medida el ejecutivo busca poner freno a las "transacciones compulsivas e impulsivas" que generan algunos videojuegos y que el ministro de Consumo, Alberto Garzón, explicó en sede parlamentaria hace unos meses, definiendo la práctica como más propia de máquinas tragaperras y de especial preocupación al afectar a menores de edad. Garzón, eso sí, recordaba que no se ha de criminalizar al resto de la industria por este tipo de acciones puntuales que inducen al consumo compulsivo de los usuarios.



De esta forma Alberto Garzón, Mikel Arana y sus respectivos equipos van un paso más allá en los planes anunciados durante todo este año en la prensa. Resta por ver cómo se articula concretamente la regulación de las cajas de botín y si afectan a otras acciones de monetización habituales en la industria.


España no es el primer país de Europa en actuar contra las cajas de botín, y posiblemente no sea el último. En este sentido, fue noticia la petición de la Cámara de los Lores al gobierno de Reino Unido de actuar de inmediato contra esta práctica.


Las loot-box han tomado protagonismo estos últimos años a raíz del éxito de algunos juegos free-to-play, si bien no son exclusivos de estos títulos. Desde las autoridades de diferentes países preocupan especialmente por estar presentes en lanzamientos disfrutados por menores, generando de vez en cuando noticias de un consumo desmedido como las 3.000 libras gastadas por un adolescente en Reino Unido.


Más sobre: Cajas de Botín y España.