Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Delfines

Juegos de Delfines (Xbox One)

  • Todos
  • PC (7)
  • PS4 (3)
  • XOne (3)
  • Switch (2)
  • 3DS (2)
  • PS3 (1)
  • Wii (5)
  • DS (5)
  • PS2 (1)
  • Mac (3)
  • Android (2)
  • iOS (2)
  • DC (1)

Videojuegos en los que aparecen delfines, unos animales marinos o criaturas más inteligentes conocidas por el hombre y que, casualmente, producen simpatía a todo el mundo. En nuestra selección de juegos de delfines podrás disfrutar de juegos en los que controlar a este mamífero marino, jugar en el océano, realizar trucos fuera del agua y bucear en aguas profundas.

En estos juegos de delfines de Xbox One verás títulos en 2D, 3D y para todas las edades. Juegos serios de buceo, otros en los que ganar por realizar trucos o capturar peces, y otros en los que debes escapar de los tiburones.

  • Populares
  • Nuevas altas
  • Ya a la venta
  • Más esperados
  • Valoración

ABZÛ

Xbox One
Acción > Acción y aventura > Delfines, Tiburones y Fantasía
(6)

Los chicos de Giant Squid Games, encabezados por uno de los artistas de Journey, lanzan en PC y PlayStation 4 una muestra más de su incontestable talento artístico y valiente propuesta jugable con un producto tan inclasificable como ABZÛ, un videojuegos de épicas aventuras bajo el mar, cargado de misterios y lleno de vida y de color. La propuesta invita a descender a las profundidades del océano, donde

9,0

Subnautica

Xbox One
Aventura > Aventura interactiva > Animales, Delfines, Tiburones y Moderno
(17)

Fascinante propuesta independiente de supervivencia submarina en la que nos encontramos en planeta alienígena tras estrellarse la nave que nos transportaba. Perdidos, solos y sin nada que nos permita tener un mínimo de esperanza, tenemos que comenzar nuestras sesiones de buceo tratando de dar con los primeros recursos que nos permitan salir adelante.

Hungry Shark World

Xbox One
Otros > Minijuegos > Humor, Tiburones, Delfines y Animales
(2)

Hungry Shark World es un juego de Ubisoft que desafía a los jugadores llegar a lo más alto de la cadena alimenticia, comenzando el juego como un pequeño tiburón con una mordida poco potente que irá desarrollándose poco a poco, hasta convertirse en el mayor depredador del océano.