The Wheelman

The Wheelman

Fecha de lanzamiento: 27 de marzo de 2009
 · Plataforma

The Wheelman - Impresiones jugables y entrevista

11 de marzo de 2009 / Página 1 de 3
Impresiones jugables y entrevista

El incombustible Vin Diesel vuelve a protagonizar un videojuego bajo las premisas de acción, grandes dosis de espectacularidad y mucha adrenalina; una auténtica carta de presentación de este salvaje The Wheelman que pudimos probar a fondo junto a su productor.

Por
1 comentario
A tan solo unas semanas del lanzamiento oficial del videojuego, que lo hará en PS3, Xbox 360 y PC el 27 de marzo, hemos podido probar en profundidad la nueva propuesta de Midway gracias a Atari, encargada de su distribución en nuestro país, y la atenta mirada de Joe Neate, productor del juego de Midway Newcastle.

A los mandos de la programación del juego está el propio estudio creado por el actor Vin Diesel y que ya tiene a sus espaldas el aclamado The Chronicles of Riddick: Escape from Butcher Bay y el próximo remake The Chronicles of Riddick: Assault on Dark Athena. Por lo tanto no es de extrañar que Tigon Studios haya colaborado expresamente con Midway para ofrecernos este gran cóctel de balas, chicas, persecuciones y homenajes a la pirotecnia fácil.

Nosotros en el papel del espectacular actor seremos un agente secreto infiltrado en los bajos fondos para desmantelar una red mafiosa que opera en Barcelona. A pesar de ser un argumento ya trillado y visto en bastantes ocasiones, cierto es que The Wheelman se sustenta bajo las premisas de la espectacularidad tanto gráfica como jugable.

Tan real como Barcelona misma
La ciudad de Barcelona aparece representada fielmente en el videojuego, de hecho esa fidelización resulta hasta enfermiza por momentos pero gratificante a su vez. Podemos destruir todo los que nos encontremos en Las Ramblas, pasar junto a la estatua de Colón, provocar pánico por el paseo marítimo o poner patas arriba la Plaza de Cataluña. La oferta turística en el juego nos llevará a hacer un turismo salvaje con los únicos límites marcados por el propio videojuego.

The Wheelman

La primera misión mostrada fue a los mandos de un remolque, que tenía como habilidad la posibilidad de engullir todo el mobiliario urbano y de lanzar por los aires a todos los coches mafiosos que se pusieran por delante. Un primer atisbo de la enorme adrenalina que desprende el título por los cuatro costados.

En todo caso esta bella y perfecta recreación tiene un aspecto negativo, y es básicamente que aparece excesivamente vacía, sin apenas tráfico y transeúntes. Es evidente que la propuesta de juego pregona acción desenfrenada sin límites y para ello el tráfico debe ser lo menos extenso para no afectar el ritmo trepidante del título, pero al menos en la versión previes nos queda esa sensación de vacío, de arquitectura de juguete, de ciudad fantasma, en pocas palabras: una ciudad a la que le falta algo de vida.

Vuelve el clásico Bullet Time
Pudimos jugar bastantes fases, cada una de ellas con un funcionamiento similar pero bajo distintos prismas. En la primera de ellas protagonizamos el robo de un camión rumano, un mastodóntico remolque que solo por su tamaño podía destruir el paisaje de la ciudad Condal y exprimir las carrocerías de los vehículos que intentaban hacernos frente. Es un primer ejemplo de acción sin pausa ya que durante toda la persecución no tuvimos ningún momento de respiro y recorrimos media ciudad en un mar de disparos y de explosiones que más quisieran ciertas películas de gran presupuesto.

The Wheelman (PlayStation 3)

Cuando entremos en el famoso “bullet time” la vista cambiará y la cámara se acercará mucho más al personaje ralentizando la acción brevemente. Un buen momento para ver cómo se la gastan las físicas en el juego.

En esta fase apreciamos varios puntos importantes a destacar que marcan el devenir del juego, como por ejemplo la sencillez en los derrapes de los vehículos dando un toque arcade directo al conjunto; la posibilidad de usar una cámara trasera para ver lo que sucede tras nosotros, o la posibilidad de ralentizar la acción durante unos segundos para facilitar el acierto sobre los enemigos. En este último punto, bautizado como golpe ciclón o popularmente como “bullet time”, la vista se acerca lo suficiente al personaje para poder ver como dispara, facilitándonos un punto de mira y un objetivo sobre los puntos débiles de los enemigos, sean sus extremidades, las ruedas o depósitos de los vehículos. Otro movimiento es la posibilidad de disparar haciendo un giro de 180º sin perder el control del vehículo, para acertar sobre objetivos que estén tras nosotros. Sin duda un guiño al protagonismo y al espectáculo que Midway y Tigon Studios han decidido ofrecer en el juego al señor Diesel.

Este empacho de efectos espectaculares nos da como resultado un esperpento de físicas a destacar. Los efectos de partículas son contínuos, dándonos un ejemplo del concepto destructible del escenario. No será extraño ver como salen volando personas de los vehículos, o como un coche da media docena de vueltas de campana y explota en el aire mientras nuestro personaje pasa por debajo del recién creado mar de fuego. Está claro que con Wheelman el realismo queda supeditado al espectáculo desmesurado y gratuito.

The Wheelman

Peculiar forma que tiene el amigo Diesel de cambiar de vehículo, hecho heredado de la filosofía de película espectáculo que ya nos tiene acostumbrado el actor en sus anteriores aportaciones en el cine.

Espectáculo garantizado
Dejando de un lado el mastodóntico camión rumano pudimos ver otra fase enfocada a las carreras callejeras -ya reconocidas de otros juegos como Need for Speed o Midnight Club-, pero con la diferencia de que en Wheelman usamos la diplomacia de escopeta y los acentos sobre el poder balístico para ganar posiciones.

Independientemente de correr a lo loco destrozando mobiliario urbano y dejando los coches enemigos listos para la barbacoa, la gran novedad es que el juego nos permite cambiar de vehículo sobre la marcha y a toda velocidad, y eso sin bajarnos del coche. Este proporciona quizás uno de los momentos más espectaculares, ya que si nos encontramos con otro vehículo frente a nosotros podemos literalmente saltar sobre él, entrar por la ventana y lanzar por los suelos al conductor para así tomar nosotros el mando del coche. Y todo esto a 200 Km. por hora, con gran agilidad y mucha mala leche.

Sigue 3DJuegos en
Valoración y estadísticas
6,4
Valoración 3DJuegos
“Curioso”
Análisis lectores (15 análisis)
7,2
Popularidad:
Escasa
¿Qué es?
Ranking:3155 de 19230 juegos
En la comunidad:
Usuarios (58) | Grupos y clanes (0) | Más
Expectativas / Valoración (873 votos)
7,6
Tu voto:
Tienda
The Wheelman
69,95  66,95 €

¡No busques más! te ofrecemos el mejor precio.

Foro del juego
Participa en el foro de este juego
Si eres un fuera de serie o todo un crack con “The Wheelman” de PlayStation 3, o simplemente quieres intercambiar tus trucos, guías o impresiones sobre este juego, no lo dudes, pásate por su foro.
Y recuerda, si estás atascado en este videojuego puedes crear un tema de ayuda en su foro.
Anuncios Google