Crusader Kings II
Crusader Kings II
Fecha de lanzamiento: 14 de febrero de 2012
 · Plataforma
PCMacLinux
Análisis de los lectores (Crusader Kings II)
9,1

Crusader Kings II

“Magnífico”
(Nota media sobre 10 análisis)
¿Y tú qué opinas?
Escribe tu propio análisis
Análisis de Crusader Kings II / Opiniones de Usuarios
  • Recientes
  • Por fecha de publicación
  • Más votados
Guxman / 24 de mayo de 2019
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
9
Magnífico

Los reyes que miraban fijamente a los mapas

La primera vez que intenté acercarme a Crusader Kings II, reboté como una pelota contra un muro. Lo adquirí en agosto de 2013, año y medio después de su salida, gracias a una oferta Humble Bundle que incluía varios juegos de Paradox, incluyendo el presente título y algunos de sus contenidos descargables. Había leído historias muy interesantes sobre cómo se podían desarrollar las partidas en este juego, ampliando dinastías, conquistando Europa y apuñalando a familiares por la espalda. Así que me decidí a instalarlo y darle una oportunidad. Tras un par de horas, abandoné. Aquello era una vorágine de menús dentro de menús, llenos de números e iconos abstractos que te llevaban a más números. No entendí nada, y aunque sentía que debajo de todo eso había unos sistemas que parecía que funcionaban y que podían hasta ser divertidos, no quería dedicarle tanto tiempo como para llegar a entenderlos. La segunda vez que intenté acercarme a Crusader Kings II, volví a rebotar como una pelota contra un muro. Esta vez aguanté más, llegué a las cinco horas o así, sumando las tres o cuatro partidas que empecé. Entre ellas, el tutorial que ofrece el juego. Iluso de mí, pensé que jugándolo ya me enteraría que cómo funciona. Nada más lejos de la realidad, el tutorial es un reflejo de cómo era el juego cuando salió, y para entonces (2014) el juego era ya totalmente diferente. Para este intento, venía armado con un par de DLCs más, que había leído que eran imprescindibles para disfrutar el juego porque mejoraban totalmente algunos de sus sistemas básicos. Pero, aunque empecé a entender lo que hacía en cada momento, ni así consiguió atraparme. Sabía qué se podía hacer, pero no cuándo o cómo hacerlo de forma óptima, y al final trataba de hacerlo todo muy rápido y de forma muy belicosa, y me estrellaba, o esperaba mucho tiempo sin hacer nada, y tampoco sobrevivía. Lo dejé frustrado, pensando que era un juego complicadísimo que no merecía la pena. La tercera vez que jugué a Crusader Kings II, algo cambió, y el juego hizo click. Y tras ese primer click, el juego se ha convertido en el que más horas acumula de todos los de mi biblioteca de Steam, y uno de los que más he disfrutado en mi vida. Que ese click haya llegado quince o veinte horas después es una prueba de lo obtuso que es este título, y de cómo suele echar para atrás a los que intentan acercarse a él. Pero quien persiste y lo consigue encuentra una joya. Voy a intentar compartir con vosotros en este análisis por qué merece la pena aguantar y buscar este click. Es difícil explicar cómo se juega a Crusader Kings II a alguien que no conoce los juegos de estrategia, o incluso a alguien que sí ha jugado a varios pero nunca a uno de esta vertiente, "grand strategy". En todo momento veremos un mapa de la Europa medieval (y partes de África y Asia), dividido en cientos de provincias. Estas tierras están gobernadas por nobles feudales de diferentes rangos, con diferentes relaciones de poder entre ellos. Cada provincia de Inglaterra, por ejemplo, está gobernada por un conde, y se agrupan en conjuntos de dos o tres que están al cargo de un duque, ante el que responden los condes. Cada duque a su vez tiene como superior al rey de Inglaterra, que gobierna cada uno de estos ducados indirectamente, más algunas otras tierras directamente, ya que no tienen ni conde ni duque propio. Si el rey de Inglaterra se hiciese rey, además, de Irlanda, Escocia y Gales, podría convertirse en el emperador de Britania, un rango aún por encima. Nosotros manejamos a uno de estos personajes, que pueden comprender desde el conde más humilde hasta el emperador con más dinero y territorios. A lo largo de nuestra vida, combinaremos acciones de gobierno en nuestras tierras (construir edificios en las ciudades, aprobar nuevas leyes, conquistar nuevas provincias...) con otras personales propias de un noble medieval (contraer matrimonio, tener herederos, destapar conspiraciones, asesinar a rivales, sobornar a la Iglesia...). Esta segunda faceta es la diferencia clave entre este juego y otros de estrategia similares como Stellaris, Civilization, Total War (fuera de las batallas)... Aunque el control siempre es indirecto a través de menús, por momentos parecerá que estamos jugando a una versión macabra de los Sims: meteremos a nuestro noble en una fiesta, donde se pasará con la bebida y acabará peleándose con otro asistente, al que desfigurará el rostro y se convertirán en enemigos de por vida, así que éste tratará de asesinarnos, pero nuestro jefe de espías lo descubrirá a tiempo y nos dará un motivo para arrestarlo, aunque nuestros guardias no lo conseguirán y éste escapará, y ahora es un fugitivo del ducado, pero con un ejército de fieles que ha reunido nos declarará una guerra civil, que parecerá que vamos a ganar tras dos años de contiendas para que al final lleguen los refuerzos de Italia, porque resulta que un noble de allí es su primo, y con esas nuevas tropas la balanza cambia y perdemos la guerra, se quedan con nuestras tierras, nos apresan y en la mazmorra nos quedamos, donde al poco morimos y... ¿Fin? No, en este juego la muerte no es el final. Si nuestro personaje tiene un heredero de su dinastía, cuando muramos pasaremos a tener el control de éste. Igual es sólo un niño, o igual ya es adulto y con varias tierras en su haber. Tendremos que recuperar las provincias que hayamos perdido en la transición, volvernos a ganar el favor de nuestros súbditos y señores, y empezar de nuevo. Si nuestro objetivo con este noble es el mismo que con su antecesor, quizás ahora sea más fácil, pues nos apoyaremos en los avances de éste. Pero quizás sean otros, ya que este personaje nuevo es otra persona, con otros intereses y aspiraciones, y quizás los enemigos de su padre no tienen por qué ser los suyos, y prefiere dedicar sus esfuerzos a otra cosa. Así, generación a generación, iremos creando la historia de toda una dinastía, que se extenderá durante siglos ganando y perdiendo tierras, riquezas y aliados (poder, en definitiva) hasta que el juego se acabe a finales del siglo XV o muera uno que no tenga herederos. Durante este viaje, el juego se controla mediante diferentes menús e interfaces. Siempre está de fondo el mapa de Europa, sobre el que pueden aplicarse diferentes filtros para ver información relativa a la economía, el desarrollo cultural o las religiones de cada zona, por citar algunos. En cuanto pinchamos sobre alguna región, pestaña o personaje, aparecerá un menú sobre éste. Si es un personaje, podremos ver quiénes son su familia, sus vasallos, qué edad tiene, a qué aspira, cómo es de hábil en combate... Estos menús llevan a otros menús, y rápidamente pueden volverse un caos hasta que el jugador sepa qué está viendo y dónde tiene que mirar para encontrar cada cosa. Así, el juego no tiene mucho poderío gráfico que mostrar, ya que apenas hay gráficos en primer lugar. El mapa es bonito, y con un buen nivel de detalle, y los menús cumplen su función, aunque hasta que no les echas unas horas no empiezan a ser intuitivos. Esta simpleza permite, por otro lado, que el juego no requiera de un PC descomunal para jugar, aunque el hecho de que saliera hace más de un lustro también ayuda. Conforme la partida avanza y el número de personajes, relaciones y sucesos se multiplica, el programa empezará a resentirse y, aunque no llega a ser injugable, si llegamos a acumular muchas generaciones empezaremos a echar de menos un buen procesador para nuestro ordenador si es que no lo tenemos. En cuanto a lo sonoro, el juego tampoco muestra un músculo descomunal. No tiene voces, ni en nuestro idioma ni en ningún otro, y los efectos de sonido también son escasos. Si tiene una muy buena banda sonora, que te sumerge de lleno en ese mundo medieval que simula, alternando temas tranquilos ideales para los momentos de paz y gestión con otras piezas épicas impresionantes para cuando estemos en batalla. El juego viene traducido al español, aunque la traducción no termina de funcionar siempre, a veces algunos menús emergentes aparecerán en inglés o, peor aún, al ser el texto español más largo que el inglés no saldrá entero. Si no es un problema el idioma, recomiendo dejarlo en el inglés original para ahorrarnos estos disgustos. No puedo terminar este análisis sin hablar de los contenidos descargables que el título ofrece. Desde que salió en el 2012 el juego ha aumentado sus contenidos con numerosos parches gratuitos y DLCs de pago. Estos últimos son muchísimos, y hacerse con todos supone un desembolso de más de cien euros. Crusader Kings II se acerca a lo que ahora se suele llamar "juegos como servicio", y los DLCs que tiene se entienden mejor si se comparan con las suscripciones de un MMO. Las características más importantes de cada expansión están en los parches gratuitos, y en los DLCs grandes se quedan otras más secundarias, que suelen enfocarse en un tipo de personajes concretos (musulmanes, repúblicas venecianas, nómadas esteparios...) o alguna característica específica del juego (las cruzadas, las enfermedades, el consejo regente...). Los primeros sólo merece la pena adquirirlos si pretendemos jugar con alguna de esas facciones, ya que si no ni notaremos su ausencia. Los otros sí que se notará siempre si están o no, pero tampoco son necesarios para empezar a disfrutar del juego. La única expansión que creo que es indispensable, a mi parecer, es Way of Life, ya que cambia y aumenta las opciones personales de los personajes (ambiciones, aspiraciones, relaciones entre ellos...) y eso es una de las cosas más interesantes y características del juego en sí. No es cara y suele estar rebajada, así que no supondrá un gasto extra muy grande, y permitirá al novato hacerse una mejor idea de qué puede ofrecer el juego. Si le gusta, pues ya podrá adquirir alguna de las otras, y si no, pues tampoco habrá sido tanta la inversión. Además de estos DLCs más cercanos a las expansiones tradicionales, existen numerosos packs de contenidos estéticos, como retratos, unidades para el mapa, música adicional... Aunque son baratos individualmente, son muchísimos, y no creo que nadie excepto los fans más dedicados los echen en falta en sus partidas. El juego tiene un componente online del que no puedo hablar en profundidad porque no he llegado a probarlo. Es similar a una partida convencional, pero cada jugador controla a una dinastía diferente. Debe sin duda multiplicar la diversión si se cuenta con los jugadores indicados. El anfitrión que crea la partida "comparte" los DLCs que posea con los demás miembros de ésta, así que es también una buena forma de probar estos contenidos de forma gratuita. En conclusión, Crusader Kings II es un juego difícil de hacer tuyo, pero gratificante cuando lo consigues. No creo que, para aquel que no tiene mucho tiempo y sólo puede jugar unas pocas horas a la semana, sea la opción adecuada. Pero si puedes echarle algunas horas y llegar al punto en el que hace click, descubrirás un videojuego único que te sumergirá en las intrigas palaciegas de la Edad Media como ningún otro podrá hacerlo. Por último, si intentas entrar en este juego pero se te hace muy áspero y no terminas de pillarlo, puedes probar alguno de los juegos más recientes de Paradox, que suelen ser más simplificados y por tanto, aunque ofrecen menos opciones, son puntos de entrada ideales para quien quiera conocer mejor a esta compañía. Stellaris es otro juego magnífico, muy diferente pero que en cierto modo es mejor tutorial para Crusader Kings II que el que viene en el propio juego. Imperator: Rome es otra opción reciente, aunque como no lo he jugado no opinaré sobre éste. El sistema presente de calificación por estrellas no me convence, así que atendiendo al viejo sistema de 3DJuegos pre-GTA V (0.6*jugabilidad+0.1*gráficos+0.1*tecnología+0.1*sonido+0.1*innovación) mi nota para este juego, redondeando, sería: - Jugabilidad: 10 - Gráficos: 6.5 - Tecnología: 7 - Sonido: 8 - Innovación: 9.5 - TOTAL: 9.0
Pedir moderación
AgustinJ879 / 7 de noviembre de 2018
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
9,5
Imprescindible

Crusader Kings II

Es unos de los juegos más divertidos que juego y ademas parece que estas en esa epoca (años) que deseas estar aunque esta entre la historia y ficcion ("Magia") es recomendable jugarlo si te gustan los juegos de estrategia y de la edad medieval... También para disfrutar el juego no es necesario tener solo el juego porque también hay mucho contenido descargable (mods) por la workshop de steam......
Pedir moderación
Indibil9115 / 27 de marzo de 2014
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
9
Magnífico

Estrategia 100%

Me ha sorprendido muchisimo la gran cantidad de posibilidades que tiene este juego en cuanto a estrategia. Las opciones para cada contexto son tan extensas que te metes en la piel de tu personaje totalmente. De esos juegos donde pasan las horas como si fueran minutos y cuando te quieres dar cuenta llevas toda la tarde. Al principio se hace un poco dificil cogerle el tranquillo debido a la cantidad de posibilidades y de decisiones que hay que tomar...Pero es cuestion de ir jugando, perdiendo, pasando cosas por alto, etc poco a poco vas descubriendo todo lo que puedes hacer. Lo dicho, juegazo para los amantes de la estrategia y la historia, porque eso si, de historia tambien lleva para rato aunque su rumbo podamos cambiarlo a nuestro placer, algo que lo hace sin duda divertido.
1 VOTO
Pedir moderación
Angelo88 / 5 de septiembre de 2013
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
9,2
Magnífico

Muyyy.......

GRANDE horas y más horas... y más horas...y más.. para los amantes de la estrategia el mejor juego existente para mi, junto con Civ4, ______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________
Pedir moderación
Johnykenst / 4 de febrero de 2013
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
8,1
Muy Bueno

Diplomacia, estrategia y gestión. Todo en esta joya.

Si os gusta la estategia, la época medieval y el realismo histórico, no podeis perderos este título por desgracia desconocido. Crusader Kings 2 nos transporta a los siglos que transcurren desde el 1066 hasta la caída del Imperio Bizantino (y el descubrimiento de América) en 1492. Casi 500 años en los que nuestro único objetivo será tomar el control de cualquier miembro de la nobleza europea, africana o asiática (desde conde hasta emperador) y expandir nuestros territorios lo máximo posible ya sea mediante la guerra o la diplomacia. Aunque no sea un gran conocido en el mundo de los videojuegos, se hace un imprescindible una vez lo has probado al conseguir lo que ningún juego de este género es capaz de lograr. Jugar durante toda la noche sin parar (si, soy culpable). El ritmo de las horas parecen pasar como si de segundos se trataran a medida que tejes tu intrincada red de expansión territorial teniendo únicamente a la paciencia y tu inteligencia como tus mejores bazas. Un saludo,
1 VOTO
Pedir moderación
Beticanoa / 18 de octubre de 2012
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
9,7
Imprescindible

Gran juego de estrstegis

Gran juego para los amantes de la estrategia. Es un poco difícil al principio pero cuando juegas unas cuantas partidas puedes empezar a aprovechar sus opciones. El juego te pone al frente de un personaje de la Edad Media, deberás buscar su gloria y la de su dinastía a través de tu personaje histórico y sus descendientes. Deberás casar a tus vasallos e hijos según tus intereses políticos, administrar políticamente tu reino, imperio, ducado o condado y conseguir al final del siglo XV el mayor prestigio posible y ser el líder de la dinastía más importante de toda Europa. Las mejores cosas del juego bajo mi punto de vista son la cantidad de opciones, mapas de información muy atractivos, personalidades, sucesos, en general el sistema de juego. Las peores cosas pueden ser su pésimo tutorial, el hecho de que al pasar 300 años la mayoría de los acontecimientos serán repetidos (pese a continuas actualizaciones vía steam) y por último algunos fallos seguramente solucionables mediante mods como la imposibilidad de que las mujeres hereden reinos siendo tú el rey de Castilla por ejemplo.
Pedir moderación
Selesao / 6 de septiembre de 2012
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
9,2
Magnífico

Otro grande de Paradox

Otro juego de Paradox que me hace perder muchas horas de mi vida xD, los gráficos son bastante buenos (comparados con otros de Paradox) una ambientación medieval de lujo, muchos reinos a tu disposición, multitud de ducados y condados con los que poder proclamarte como rey de un país, cruzadas contra paganos y musulmanes. Un juego en el que tú tienes que ser el guía de tu familia y llevarla a la gloria o perecer en ello... Si te gusta la estrategia compra obligada, no encontraras "batallas total war" encontraras situaciones y decisiones que marcaran el rumbo de tu facción.
Pedir moderación
SombraD / 11 de agosto de 2012
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
8,5
Excelente

Una de moros y cristianos

Todavía recuerdo la primera vez que compré mi primer juego de estrategia de Paradox. Se trataba del aclamado Hearts of Iron III, del cual había escuchado tantas alabanzas y buenas opiniones que me decidí a comprar en una de esas ofertas salidas del éter de Steam. Frío me quedé cuando vi la complejidad del juego, la cantidad de menús y opciones que tenía y lo poco intuitivo que me resultaba, por lo que tras muchos intentos de comprendedlo acabé por dejarlo de lado. Cuando escuché hablar por primera vez de Crusader Kings II pensé que me ocurriría lo mismo. Sin embargo, volvió a llamarme la atención el título de Paradox, y con mas miedo que vergüenza bajé la demo. Grata fué mi sorpresa cuando me encontré con un juego inicialmente complejo, pero cuyo manejo era un juego de niños tras diez minutos trasteando con los menús y familiarizándote con la interfaz. A partir de ahí, para no explayarme mucho, diré que le tengo echadas 32 horas en Steam de momento. Crusader Kings II nos sitúa en los albores de la Baja Edad Media, y nos permite dirigir a una de las miles de casas nobles de Europa, el norte de África e incluso Oriente Medio hasta el hecho que dará comienzo a la Edad Moderna, la caída del Imperio Bizantino en 1453. Con este planteamiento nada sencillo, nos embarcamos en una misión medieval de proporciones gigantescas, donde no hay amigos y las dagas caen sin cesar en las oscuras arenas movedizas que eran las cortes medievales. Empezamos eligiendo una época histórica predeterminada, entre las cuales se encuentran los meses previos a la batalla de Hastings o el inicio de la Tercera Cruzada. Una vez determinada la fecha de partida, podemos seleccionar a cualquier noble cristiano (o musulmán) con un título y hacernos cargo de su casa, con el objetivo de ganar prestigio, títulos, dinero y poder. Desde el conde de Soria al emperador del Sacro Imperio Romano, pasando por el Barón de Antequera o el Rey de Suecia, las posibilidades son infinitas. Una vez hecha nuestra elección, el juego nos da el control de la casa elegida desde el punto de vista del personaje principal en la dinastía. A partir de ahí, el mundo se abre ante ti. Solo tienes que cogerlo. Bueno, o aplastarlo con un puño de hierro. El sistema de títulos es la base del juego. El mapa se divide en provincias, cada provincia tiene una localización principal que pertenece a un Conde, y este conde tiene el control de las subpoblaciones de esa provincia. Estas subpoblaciones pueden ser templos, en cuyo caso estarán dirigidas por un Obispo, baronías con su Barón o ciudades con sus Alcaldes. Al mismo tiempo, muchos Condes estan sujetos a la autoridad de un Duque que tiene potestad sobre varios condados, y a al mismo tiempo, esta sujeto al Rey que controla a todos los Duques del reino y a los otros vasallos sueltos que responden ante él directamente. Mas arriba, solo encontramos al Emperador, que comprende varios reinos bajo su influencia. A mas vasallos y territorios, mas dinero, tropas e influencia tendremos. Y mas señores deseosos de nuestra corona, también. Hasta de nuestra cabeza en muchos casos. Para ganar títulos, podemos recurrir a todo tipo de perrerías. Desde matrimonios de conveniencia hasta reclamaciones falsas forzadas pro la guerra, pasando por excomuniones y guerras santas al señor hereje. De nuevo, un mundo de posibilidades para extender nuestro dominio por el globo. Pero volvamos a lo importante: los personajes del juego. Cada personaje tiene una serie de atributos que afectan a la toma de decisiones y diversos factores del juego. Estos son Diplomacia, Marcial, Administración, Intriga y Saber. Cada uno determina la habilidad del personaje en cuestión sobre los distintos aspectos de la vida medieval. Además, cada Reino tiene un nivel Estatal de estas habilidades, que es la suma de los puntos en cada uno de nuestro gobernante, su cónyuge, los miembros del consejo y las decisiones que tomemos en relación a los distintos eventos aleatorios que se nos presenten. Diplomacia domina sobre la influencia que ejercemos en otros señores. Marcial determina nuestra habilidad en combate. Administración determina el nivel de ingresos y gastos. Intriga potencia nuestras acciones subversivas. Saber representa el nivel de ilustración de nuestro reino, y afecta a la cultura y la religión de nuestras posesiones, además de al nivel de investigación. Además, cada personaje tiene una Edad, Cultura, Sexo, Religión y Rasgos que afectan al aspecto jugable. Por ejemplo, los señores no verán con buenos ojos a una mujer en el trono, o a un sucio hereje o extranjero. Los Rasgos son una combinación de defectos, virtudes y demás propios de cada personaje que afectan a sus atributos, relación con otros señores y diversos factores secundarios como su Fertilidad o Salud. También en relación al personaje podemos ver sus Títulos, su Heredero, su Cónyuge (o cónyuges, hablando de musulmanes) y sus Reclamaciones, que son títulos a los que puede aspirar pero que pertenecen a otro. El aspecto militar es vital si no queremos ser aplastados por nuestros codiciosos vecinos. Cada noble tiene un número de tropas bajo su mando, y dependiendo de las leyes vigentes, están obligados a poner un número determinado bajo el mando de su señor cuando este lo requiera. Podemos reclutar levas de nuestras propias posesiones, o de todos los vasallos. Dependiendo de nuestra relación con los nobles, aportarán mas o menos tropas al ejército real. También podemos reclutar barcos únicamente para el transporte por mar. Por último, si andamos cortos de efectivos y el enemigo está a las puertas, podemos reclutar Mercenarios por dinero o a una Orden Militar por fé, aunque esta última no combatirá a hermanos católicos. Otro factor importante en el juego es la religión. El papa controla con firmeza y mirada inquisitiva a toda la cristiandad católica de Europa. Ganarnos su favor es vital si no queremos que nos excomulgue, permitiendo a otros señores deponernos del trono, o que los Obispos dejen de pagarnos impuestos. Por otro lado, si nuestras acciones le caen en gracia, nos prestará su apoyo cuando luchemos contra herejes y musulmanes, y nos concederá favores en forma de divorcios o excomuniones a nuestros enemigos. Si las cosas se ponen feas, o el papa pierde mucha de su autoridad moral,el oscilante factor que representa su influencia sobre la cristiandad, podemos elegir a un obispo de nuestro agrado y nombrarlo antipapa, con lo que pasará a realizar las funciones de este de forma exclusiva a nuestro reino, y nos protegerá de las excomuniones del otro papa. Las leyes de la heredad y el consejo son también clave en el juego. En relación con la primera, podemos cambiar las leyes de sucesión, la cuantía de los impuestos, la autoridad que ejercemos sobre nuestros vasallos y el tipo de investidura de los obispos en el reino. El consejo es una serie de nobles de nuestra elección que desempeñarán tareas concretas de gran importancia dentro de nuestro reino. Cada consejero está relacionado con un Atributo que afecta a su efectividad a la hora de realizar las tareas que le encomendemos. Tenemos al Canciller (Diplomacia), Mariscal (Marcial), Mayordomo (Administración), Maestro de Espías (Intriga) y Capellán (Saber). Cada uno puede realizar tres acciones diferentes en relación con su puesto. Por ejemplo, el Canciller puede crear nuevas reclamaciones contra otros títulos para nuestro señor, el Mariscal puede aumentar el ritmo de entrenamiento de las tropas, el Capellán puede convertir provincias a nuestra religión etc... Además, como mencioné mas arriba, el nivel de Atributo con el que esté relacionado su puesto se suma al nivel Estatal, con lo que tener los mejores consejeros al mando es siempre primordial. La tecnología juega también un lugar importante dentro del juego. Tenemos muchas ramas que investigar, e incluso podemos valernos de nuestro maestro de espías para robar tecnologías a otros señores. En la pantalla de intriga podemos manejar e iniciar complots para asesinar a nuestros enemigos, o lograr un objetivo concreto como acceder al trono o tener un hijo varón. Por último, la pantalla de diplomacia es quizás con la que pasaremos mas tiempo trasteando. En ella nos relacionaremos con otros señores a través de diversas opciones, como regalos, matrimonios, declaraciones de guerra o paz, transferencia de títulos etc... Es vital mantener una buena relación con todos los señores que nos sea posible, ya que no dudarán en hacer causa común contra nosotros si nos interponemos en su camino. Volviendo al aspecto general del juego. Gráficamente va justo. Los retratos de cada personaje están bien modelados, y el terreno, ilustraciones y los menús son convincentes. Pero con muchas unidades en pantalla, el juego se ralentiza de forma inexplicable, lo cual es un pequeño fastidio si nuestro equipo no es muy potente. Pero los menús, lo importante, son claros y sencillos. Además, el mapa se puede personalizar al gusto para tenerlo todo bien a la vista. El sonido es otro aspecto destacable del juego. Las melodías medievales logran un nivel de inmersión soberbio, haciéndonos sentir como el mismísimo Ricardo I cargando contra las tropas de Saladino. Una delicia, casi al mismo nivel que la soberbia BSO de Medieval II. En conclusión, estos son los aspectos que yo destacaría: + Inmensa profundidad y cantidad de opciones. + Fácil de comprender, insanamente difícil de dominar. + Educativo. ¿Qué? Soy todo un friki de la historia. + La BSO es muy buena. + Largo. Infinito, mejor dicho. + Dificultad adaptable. Se agradece en las primeras fases de juego. + Multijugador. Yujuuuuu... - Demasiados y caros DLCs (hay varios en los que te cobran 2€ por DOS canciones). - Gráficamente, podría haber dado mas de sí. - Bugs. Muchos, irrelevantes y molestos. - Faltan aspectos menores, como el combate naval. - Los "Tutoriales" son de risa. En resumen, despídete de tu esposa, visita a tu amante, ejecuta a ese Duque tan molesto y prepárate para marchar a la batalla. El peligroso mundo del medievo aguarda. ¿Lograrás introducir el nombre de tu familia en los anales de la historia, o acabará siendo una mera nota a pié de página en los libros de historia? Todo es posible, entre los Reyes Cruzados.
17 VOTOS
Pedir moderación
Aguilucho / 6 de mayo de 2012
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
9,2
Magnífico

El devorador de horas

Jugabilidad: 10 No todo es perfecto en Crusader Kings II, pero el juego es tan inmensamente profundo y complejo que la nota debe ser 10. Ser conde, duque o rey nunca fue tan difícil y tan divertido. Las relaciones con los demás personajes, las guerras, las puñaladas (que das o que te dan) convierten cada partida en una experiencia totalmente única. Eso sí, preparaos para jugar unas cuantas partidas antes de empezar a dominar el juego porque no hay tutorial y el manual no explica ni el 10% del juego. Pero una vez dominéis todo, el juego absorberá semanas de vuestra vida sin que os deis cuenta. Tecnología 6.5 Nada destacable en este apartado, el juego funciona con total fluidez, no hay ralentizaciones de ningún tipo pese a la ingente cantidad de información que hay en el mundo y no he sufrido ningún tipo de bug o CTD. Gráficos 8.5 Menús repletos de información, muchos dada lo complejo que es el juego pero bien presentados, una vez sabes donde está cada cosa en ningún momento te pierdes. A nivel estético el juego resulta bastante coqueto. Sonido 8.5 Buenos temas musicales aunque después de tantas horas os los sabréis de memoria. Innovación 9.0 El juego en sí no innova muchísimo con respecto a otros juegos de Paradox. Es muy complejo, es muy rejugable y es muy divertido si te gusta la estrategia política. Pero se merece un 9 porque no hay realmente muchos juegos de este estilo, tan profundos, divertidos y bien ejecutados. Nota global: 9.2
2 VOTOS
Pedir moderación
Templer1 / 12 de abril de 2012
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:
9,4
Magnífico

Medievo en profundidad

Crusader Kings II nos ofrece fidelidad histórica y un manejo nuestra dinastía durate laépoca medieval como nunca antes habiamos visto. Como es habitual en los títulos de paradox, el juego viene cargado de una parte de gestión muy completa y elaborada, que puede entretenernos durante horas infinitas y ofrecernos partidas totalmente diferentes. El juego destaca por sus relaciones de vasallaje. Condes, duques, reyes.... todos pugnarán por parte del pastel. Se ha recreado la sociedad medieval de una forma sublime, y refleja muy acertadamente las guerras y pugnas típicas de la época. La iglesia tampoco se ha quedado fuera, y está presente, como siempre, para incluir otro factor más a tener en cuenta dentro de nuestras partidas. Si te gustan los juegos de gestión como los de paradox, y te gusta la historia o la edad media, o simplemente sueñas con ser un conde que alncanzó mediante luchas e intrigas el título de emperador, este juego es imprescindible para ti.
4 VOTOS
Pedir moderación
Escribe tu análisis
El análisis de los usuarios
Valoración y estadísticas
Recomendado
Valoración 3DJuegos
“Excelente”
Sobre el sistema de valoraciónEscribe tu análisis
9,1
Análisis lectores
(10 análisis)
Popularidad:
Inexistente
¿Qué es?
Ranking:34509 de 39843 juegos
En la comunidad:
Usuarios (390) | Grupos y clanes (1) | Más
Expectativas / Valoración (245 votos)
8,9
Tu voto:
12345678910
Foro del juego
Imperio Bizantino
Imperio Bizantino
JandroTrubia
Cruzadas
Cruzadas
SrLukaSsj12
Ayuda con cambio de religión y eso...
Ayuda con cambio de religión y eso...
RogerII
Pérdida total del Reino?
Pérdida total del Reino?
Diegopulgui
Tropas desaparecen...
Tropas desaparecen...
Etxxu

Participa en el foro de este juego
Si eres un fuera de serie o todo un crack con “Crusader Kings II” de PC, o simplemente quieres intercambiar tus trucos, guías o dudas sobre este juego, no lo dudes, pásate por su foro.

Y recuerda, si estás atascado en este videojuego puedes crear un tema de ayuda en su foro.
Suscríbete a nuestra newsletter:

Recibe un recopilatorio diario y/o semanal de las noticias publicadas:


Diaria (Recibe todas las noticias publicadas en las últimas 24h para no perderte nada)

Semanal (Recibe cada viernes las 10 mejores noticias publicadas desde el último viernes a modo resumen)


No es spam. No compartiremos su correo electrónico. Puede darse de baja en cualquier momento.