Orcs Must Die!

Orcs Must Die!

Fecha de lanzamiento: 5 de octubre de 2011
 · Plataforma
Orcs Must Die! - Análisis

Orcs Must Die! - Análisis X360

Análisis “Orcs Must Die!”

8,5
Twittear

0

0

Compartir

0

Por  /  7 de octubre de 2011
4 comentarios
Recientes

Con un impresionante repertorio de mortíferas trampas, una potente ballesta y artefactos mágicos a tus espaldas, nunca resultó tan divertido luchar contra las hordas orcas como en este notable juego de defensa de torres desarrollado por el equipo formado por antiguos integrantes de Ensemble Studios.

¡Los orcos deben morir! Con un título tan claro como el objetivo que se nos encomienda nada más iniciar la partida en Orcs Must Die, el nuevo trabajo de Robot Entertainment, equipo tras el notable Age of Empires Online, ha sabido abrirse hueco en el cada vez más prolífico mercado de los juegos de defensa de torres apostando por una audaz mezcla entre los géneros de la acción en tercera persona y la estrategia, logrando que los aficionados al combate más directo y los que prefieren una experiencia más pausada encuentren su sitio en este juego. La variedad de trampas, la enorme dificultad de algunas de sus pruebas, y lo divertido que resulta ver morir a decenas de orcos bajo nuestra mano, son solo algunos de los atractivos de este fantástico juego con el que podremos pasar horas y horas sin darnos cuenta.



Trampas mortales

Uno de los principales defectos que han acusado muchos de los juegos de defensa de torres que han aparecido en el mercado últimamente lo encontramos en la falta de variedad existente en los sistemas defensivos con los que proteger nuestra base, creando así una experiencia de juego satisfactoria pero a la vez algo limitada. De golpe y porrazo, sin embargo, Robot Entertainment ha terminado con esta problemática creando un extenso y variado repertorio de trampas que nos permitirán acabar con decenas y decenas de enemigos de mil y una formas distintas.

En líneas generales, el juego no se aleja mucho de lo visto en otros exponentes del género. Nuestro objetivo principal, como es habitual, consistirá en proteger uno o varios portales mágicos (denominados Fisuras) de constantes oleadas de enemigos que pueden originarse desde un único punto o posteriormente a través de varias zonas de acceso, complicándonos mucho más las labores defensivas. Por fortuna, aparte de las habilidades ofensivas de nuestro aprendiz de mago, que irá siempre equipado con una potente ballesta y las armas y artefactos mágicos que desee, contaremos con una importante variedad de trampas mortales con las que eliminar, dañar o ralentizar a todos los orcos que se adentren en nuestros dominios.


Orcs Must Die!

Orcos, dragones, ogros, Gnolls, arqueros… cada enemigo presenta diversas actitudes ante el combate, pero todos van a caer bajo nuestros sistemas defensivos.

Estas trampas y los ayudantes como los arqueros a los que podremos recurrir tendrán un coste monetario, lo que nos obligará a economizar al máximo nuestras acciones. A esto debemos añadir también el inventario limitado que presenta nuestro héroe. Esto significa que no vamos a poder hacer uso de todas las trampas y armas a la vez, lo que resulta muy de agradecer ya que se potencia enormemente el componente estratégico del juego. No en vano, el combinar acertadamente distintos tipos de trampas con el propio diseño de los escenarios será uno de los elementos que más tendremos que tener en cuenta a la hora de afrontar cada uno de los 24 niveles de los que consta el juego, contando siempre con varias opciones que resultarán más o menos efectivas dependiendo de nuestra pericia.


Conforme vayamos eliminando las oleadas de orcos se nos premiará con más dinero que podremos invertir, en los breves intervalos entre oleada y oleada, en distribuir nuevos elementos defensivos a través del nivel, consiguiendo así que los sucesivos ataques, normalmente formados por ejércitos más numerosos y variados, puedan ser rechazados con mayor presteza. Y como decimos, las opciones serán amplísimas, con distintas combinaciones letales que pueden otorgarnos una gran ventaja sobre los enemigos. Así, los más avezados se aprovecharán de las barricadas para evitar que los orcos se dirijan al portal por caminos no deseados, o encaminarles por estrechos senderos en los que las trampas con cuchillas hagan trizas a los incautos. Igualmente, podemos usar pozos ponzoñosos para ralentizar a los rivales dejándolos a merced a los arqueros que habremos ubicado estratégicamente en las zonas elevadas, o incluso aprovecharnos de paredes móviles y trampas con muelle para lanzar a los orcos a pozos con ácido o magma.


Las combinaciones llegarán hasta tal punto que contaremos con trampas que podremos ubicar incluso en el techo, ya que podemos aprovecharnos de las trampillas de vapor para impulsar hacia arriba a los orcos, o usar otras que deberemos activar con disparos como los barriles explosivos, o enormes troncos que caerán aplastando a todo aquel que se cruce en su camino. En este sentido, como decíamos, nuestra participación en las batallas será realmente activa gracias al empleo de distintas armas que siempre contarán con un movimiento secundario con el que podremos ralentizar o dañar con mayor efectividad. Eso sí, nunca debemos olvidar que sin las trampas no seremos nadie, así que su empleo correcto determinará el éxito en la partida.


Orcs Must Die! (Xbox 360)

Nuestro protagonista podrá usar armas y artefactos mágicos para atacar directamente a los enemigos que escapen de las trampas.

Por último, hay que destacar la posibilidad de mejorar las trampas permanentemente con las calaveras que obtendremos como recompensa al final de cada nivel, obteniendo interesantes bonificaciones como reducciones de precio, mayor radio de acción o efectos secundarios para determinados elementos defensivos. Igualmente, una vez avanzada la partida, también podremos invertir dinero al inicio de cada nivel en la mejora de nuestras aptitudes ofensivas o en todo lo relacionado con el empleo de las trampas (que los enemigos al morir en ellas generen más dinero, por ejemplo) gracias a la ayuda de las Tejedoras, ofreciendo así un nuevo elemento estratégico a tener muy en cuenta, ya que únicamente podemos optar por una de estas vías representadas por sencillos árboles de habilidad en cada nivel.


Con todo esto, Orcs Must Die resulta un fenomenal juego de acción y estrategia que nos pondrá las cosas realmente difíciles, aunque a veces los picos de dificultad pueden resultar exagerados. Sobre todo porque en los niveles en los que existen varias rutas de acceso para los enemigos nunca sabremos por dónde van a empezar a entrar, lo que puede provocar que defendamos una zona con los escasos recursos con los que contamos al inicio del nivel, y que luego los enemigos inicien el asedio por el lado contrario. Eso sí, este hecho supone también un fantástico aliciente para los jugadores dispuestos a los retos más complicados, pues obtener las cinco calaveras en cada escenario no será tarea sencilla; menos todavía si se disfruta del nivel de dificultad pesadilla. Y es que la variedad de enemigos y la aparición de soldados especiales como ogros, dragones o guerreros gnoll nos obligará a actuar con rapidez adaptándonos constantemente al campo de batalla, teniendo que abandonar una zona de guerra para ir a proteger otra algo más descubierta.


Orcs Must Die!

Contaremos con tal cantidad de trampas que disfrutaremos como nunca experimentando nuevas formas de matar enemigos.

El llamativo apartado audiovisual del que hace gala esta obra de Robot Entertainment, y especialmente lo gore que puede resultar (aunque todo con una estética colorista), es otro de los grandes atractivos de este título en el que la cantidad de orcos que pueden aparecer de golpe ante nuestros ojos resulta apabullante. Detalles como el contemplar visualmente con finos haces de luz las trayectorias que pueden seguir los orcos en su avance permiten además ubicarse perfectamente en los laberínticos niveles por los que nos moveremos, resultando ser un título tremendamente sencillo de jugar pero muy difícil de dominar al cien por cien. Un buen doblaje al español y una banda sonora muy acorde con lo que se muestra en pantalla suponen el colofón a este gran apartado.


8,5
“Excelente”
Valoración 3DJuegos - Orcs Must Die!
Jugabilidad:
Gráficos:
Sonido:
Innovación:

La falta de un modo de juego cooperativo es una de las pocas pegas que se le pueden poner a este fantástico juego de defensa de torres que apuesta claramente por la acción más directa sin perder por ello ningún elemento estratégico, que se han visto potenciados por una enorme variedad de trampas con las que matar orcos. Adictivo y desafiante, es uno de esos juegos que no puedes perderte si te gusta este género.

El análisis de los lectores
Sé el primero en escribir un análisis

Anímate y comparte tu experiencia con el resto de jugadores realizando tu propio análisis de Orcs Must Die!. Tu artículo será publicado en la revista y leído por muchos usuarios, ¡Lúcete!

Valoración y estadísticas
8,5
Valoración 3DJuegos
“Excelente”
Popularidad:
Inexistente
¿Qué es?
Ranking:13694 de 19468 juegos
En la comunidad:
Usuarios (21) | Grupos y clanes (0) | Más
Expectativas / Valoración (56 votos)
8,8
Tu voto:
Foro del juego
Participa en el foro de este juego
Si eres un fuera de serie o todo un crack con “Orcs Must Die!” de Xbox 360, o simplemente quieres intercambiar tus trucos, guías o impresiones sobre este juego, no lo dudes, pásate por su foro.
Y recuerda, si estás atascado en este videojuego puedes crear un tema de ayuda en su foro.